Un proyecto logra aumentar la actividad física en personas con EPOC

El proyecto “Entrenamiento Urbano”, diseñado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), ha conseguido aumentar la actividad física en personas con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y ha planteado una nueva vía para el manejo de esta enfermedad respiratoria.

“Hasta ahora, las intervenciones para tratar de aumentar la actividad física en personas con EPOC se habían centrado en factores biológicos y psicológicos a nivel individual”, ha explicado Ane Arbillaga, investigadora de ISGlobal y primera autora del estudio, que publica la revista ‘European Respiratory Journal‘.

“Nosotros, que ya habíamos observado que las personas con EPOC que pasean el perro o que están al cuidado de sus nietos muestran un nivel más elevado de actividad física, hemos cambiado de perspectiva para proponer una aproximación hecha a medida de los determinantes interpersonales y ambientales de la actividad física de cada paciente”, ha detallado Arbillaga.

El proyecto ‘Entrenamiento Urbano’ plantea una intervención a medida de cada paciente y basada en seis elementos de actuación: entrevistas para motivar a los participantes, con llamadas telefónicas posteriores de seguimiento; una selección de itinerarios validados con diferentes niveles de intensidad concebidos para que se pueda ir incrementando progresivamente el nivel de dificultad; y un podómetro y un calendario para que cada participante pueda llevar registro de su actividad física.

El cuarto elemento es información extra y mensajes de texto motivadores enviados periódicamente por teléfono móvil; el quinto paseos en grupo con presencia de un entrenador experimentado una vez al mes; y por último un teléfono de contacto donde el equipo de fisioterapia del proyecto está disponible para atender consultas.

Para demostrar la eficacia de este planteamiento innovador, los investigadores reclutaron a 407 pacientes con EPOC en 33 centros de salud de Viladecans, Gavà, Barcelona, Badalona y Mataró.

Las personas reclutadas fueron divididas en dos grupos: uno, que siguió el tratamiento y las recomendaciones habituales en caso de diagnóstico de EPOC y otro que, además, se sometió a la intervención ‘Entrenamiento Urbano’.

La comparación entre los dos grupos permitió observar que al cabo de 12 meses las personas que habían seguido las pautas de ‘Entrenamiento Urbano’ incrementaron su actividad física en más de 900 pasos por día, en comparación con el grupo de control, donde no se produjo aumento en la actividad física.

Según Arbillaga, nunca antes se había conseguido mantener el efecto de ninguna intervención de actividad física en EPOC más allá de 4 meses “y quizá por este motivo este trabajo fue seleccionado entre los 5 mejores de los últimos 12 meses para el área de rehabilitación de la Sociedad Europea de Respiratorio”.

“Los resultados de este estudio son alentadores para la investigación sobre EPOC y muestran que ‘Entrenamiento Urbano’ puede abrir una vía nueva para el manejo de la enfermedad”, ha añadido Judith Garcia-Aymerich, coordinadora del estudio y jefa del programa de Enfermedades no Transmisibles y Medio Ambiente de ISGlobal.

Fuente Original: laVanguardia