Un estudio confirma que prohibir la venta de tabaco a menores de 21 años reduce el tabaquismo

tabaquismo

El estudio recogió los datos de 2011 hasta 2016 del Behavioral Risk Factor Surveillance System’s Selected Metropolitan/Micropolitan Area Risk Trends dataset.

Existe un gran diferencia entre los jóvenes de 18 a 20 años que viven en las áreas estadísticas metropolitanas o micropolitanas.

Son muchos los estados y los municipios donde se están llevando a cabo medidas para que el consumo de tabaco esté prohibido a menores de 21. Con ello se pretende que haya una reducción de jóvenes fumadores y de adultos jóvenes adictos al tabaco.

Los datos revelan que el porcentaje de jóvenes que fumaban en 2011 era del 16,5% mientras que en 2016,  el porcentaje de menores de 21 fumadores pasó a ser un 8,9%. El retroceso de los porcentajes en esta población localizada es aproximadamente de 3,1 puntos, una cantidad notable.

Estos datos suponen que los menores de entre 18 a 21 años que han convivido con estas políticas de restricciones de tabaco tendrán menos posibilidades de ser fumadores jóvenes, en un 1,2%. En contra posición de aquellos que no han vivido con las mismas políticas de prohibición del tabaquismo.

El estudio llevado a cabo muestra que las leyes que persiguen el consumo de esta sustancia a menores de 21 producen una reducción significativa entre los jóvenes de entre 18 y 21 que viven en en áreas estadísticas metropolitanas y micropolitanas. Dando así las claves para que las medidas puedan tomarse a nivel nacional y velar por la salud pública de los más jóvenes.

Fuente Original: DiariodeSevilla