Entradas

Las tos del fumador y sus peligros

El humo del tabaco contiene muchas sustancias químicas y partículas que irritan las vías respiratorias y los pulmones. Cuando un fumador inhala estas sustancias, el cuerpo trata de eliminarlas al producir mucosidad y al toser, señala la American Cancer Society, aunque precisa que esa ‘tos mañanera’ puede producirse por varias razones, algunas de ellas alarmantes.

“Normalmente, las estructuras parecidas a diminutos vellos (llamados cilios) en las vías respiratorias ayudan a expulsar los materiales nocivos de los pulmones. Pero el humo del tabaco debilita la acción purificadora, por lo que algunas partículas del humo permanecen en los pulmones y la mucosidad se queda en las vías respiratorias”, subraya.

Así, mientras un fumador duerme (y no fuma), algunos cilios se recuperan y comienzan a funcionar nuevamente. Al despertar, el fumador tose porque los pulmones están tratando de eliminar los irritantes y la mucosidad acumulados del día anterior. Además, advierte de que esta tos de fumador’ puede ser una señal temprana de enfermedad pulmonar obstructiva crónica o COPD.

El doctor Carlos Jiménez-Ruiz, director del programa de investigación en tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía torácica (SEPAR) especifica en este sentido que la tos del fumador se produce porque el humo del tabaco llega a la mucosa bronquial y la inflama. Al inflamarla, la irrita, y cuando la mucosa bronquial se irrita se produce un mecanismo de defensa, que es toser.

“También al haber una inflamación de la mucosa bronquial hay unas glándulas que producen el moco. Este moco está alterado, es muy espeso, por lo que llega a ser difícil de expectorar y se queda en el interior del bronquio. Por eso el fumador, como tiene tapones de moco, es por lo que tiene tanta tos, un mecanismo de defensa para expulsar el moco en el árbol bronquial”, sostiene.

Mientras, el especialista del departamento de Neumología de la Clínica Universidad de Navarra, el doctor Juan Bertó, insiste en que esta tos es un “mecanismo protector” para limpiar el árbol traqueobronquial de las secreciones y del material extraño. Eso sí, advierte de que si la tos se convierte en excesiva o molesta, se convierte entonces en uno de los síntomas más frecuentes por los que se solicita consulta médica.

CUANDO APARECE EL CÁNCER

“Es en esta situación en la que deberíamos encuadrar la tos del fumador. La tos del fumador se desencadena, en un primer estadio, derivado de la irritación que produce la inhalación del humo del tabaco. El peligro deriva en que la tos puede ser la manifestación de una neoplasia que infiltra la pared respiratoria, como es el caso del carcinoma broncogénico o el tumor carcinoide, y debida a masas extrínsecas de tumores mediastínicos, tumores que su única manifestación clínica pudiera ser en forma de tos”, afirma.

Es más, recuerda que cuando se hace un diagnóstico de cáncer de pulmón, las estadísticas nacionales y mundiales constatan que, aproximadamente uno de cada cuatro se podrá operar y de ellos, el 25% vive más de cinco años;  “aunque con el programa de diagnóstico precoz de cáncer de pulmón, el paradigma de esta enfermedad ha cambiado de manera radical“, apostilla.

Asimismo, destaca que la tos persistente en el fumador pudiera ser un mecanismo de alarma ante una patología tumoral, al mismo tiempo que puede convertirse en una manifestación también de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), que a la larga puede desencadenar una situación invalidante con necesidad de aporte de oxígeno externo.

“Se estima que la EPOC es la tercera causa más frecuente de muerte en el mundo en el año 2020. Es por ello que uno de los pilares fundamentales en el tratamiento de esta enfermedad sea la deshabituación tabáquica. Todo paciente fumador con tos diaria debería acudir a su Neumólogo de referencia para ser valorado”, alerta el especialista de la CUN.

Vía: tribunasalamanca

,

Jornada sobre EPOC en Castilla-La Mancha

La Jornada ha sido diseñada conforme a un Protocolo elaborado por 10 especialistas en EPOC, miembros de la SEPAR y otras instituciones relacionadas con la enfermedad.

Los diputados de las Cortes de Castilla La Mancha se han sometido hoy a una sencilla prueba médica para determinar si sufren EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica). La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) y la Universidad de los Pacientes de la Fundació Josep Laporte, con el apoyo de la Sociedad Castellano Manchega de Patología Respiratoria (SOCAMPAR) y la colaboración de Novartis, celebran hoy en las Cortes de castilla la Mancha la ‘Jornada EPOC: un reto, un compromiso’, una iniciativa que surge con el objetivo de sensibilizar y concienciar a la clase política y a la opinión pública sobre una enfermedad que se puede prevenir, pero que todavía tiene una elevada prevalencia y está poco diagnosticada.

La EPOC es una patología del sistema respiratorio que provoca la obstrucción de las vías respiratorias inferiores desencadenando una disminución irreversible en la función respiratoria. Afecta a un 10,2% de la población de entre 40 y 79 años, pero en más de un 70% de los casos aún no está diagnosticada1. La EPOC, que causa casi 15.000 muertes al año en España2 tiene una evolución lenta y progresiva. En la mayoría de los pacientes, cuando acuden al médico, la patología se encuentra en un estadio avanzado y frenar su progreso resulta muy complicado, lo que repercute negativamente sobre su calidad de vida.

La espirometría es una prueba muy sencilla, que se realiza en tan sólo unos minutos, simplemente soplando con fuerza y rapidez a través del espirómetro. Con ella, se mide la cantidad de aire que cabe en los pulmones y la velocidad a la que esa persona puede expulsarlo. De esta forma, se conoce la función respiratoria del paciente que realiza esta prueba, su capacidad pulmonar o si los bronquios están obstruidos.

El coordinador de la Estrategia en EPOC del Sistema Nacional de Salud y Jefe del Servicio de Neumología del Hospital La Princesa de Madrid, el doctor Julio Ancochea, ha declarado que: “la EPOC no es una enfermedad reversible. Sin embargo, gracias a un diagnóstico precoz y a los tratamientos disponibles, se puede frenar su curso y disminuir significativamente las limitaciones en la vida diaria del paciente. Dejar de fumar es la actuación más eficaz para reducir el riesgo de padecer EPOC y detener su avance, ya que el tabaquismo es su principal causa”.

Leer más

,

El cigarrillo, la principal causa

La EPOC es una afección pulmonar que se caracteriza por una obstrucción de las vías aéreas progresiva y en general no reversible. La afección causó la muerte del reconocido actor argentino Rolo Puente, y el año pasado desencadenó el fallecimiento de Sandro.

Si bien en el país existe una tendencia decreciente en el consumo de tabaco y la misma se registra también en relación a la exposición a su humo, el Ministerio de Salud de la Nación recordó que el hábito de fumar es una de las principales causales de la enfermedad obstructiva crónica, conocida como EPOC, por lo que exhortó a la población a reducir el consumo de tabaco, y evitar exponerse a su humo en ambientes cerrados. La afección causó la muerte del reconocido actor argentino Rolo Puente, y el año pasado desencadenó el fallecimiento de Sandro.

Asimismo, la cartera sanitaria -a cargo de Juan Manssur– recomendó a todos los fumadores, tengan síntomas o no, consultar con un neumonólogo para poder determinar si tienen alguna alteración de su capacidad pulmonar, ya que esto, en muchos casos, puede ser útil para motivar a los fumadores a dejar el hábito.

La EPOC es una afección pulmonar que se caracteriza por una obstrucción de las vías aéreas progresiva y en general no reversible. Los principales factores que inciden en el desarrollo de esta patología son el tabaquismo, la contaminación del aire, tanto en espacios cerrados como abiertos, y la inhalación de partículas de polvo y sustancias químicas en el lugar de trabajo.

Leer más