Entradas

,

Profesionales sanitarios abordan los avances en cuidados de la rehabilitación respiratoria en pacientes con EPOC

El Hospital Virgen de la Victoria ha acogido el XXIX Congreso Nacional de Neumosur-Enfermería. En esta cita se ha abordado también la importancia de la intervención enfermera en los hospitales públicos respecto a acciones relacionadas con la deshabituación al tabaco, así como la importancia de los cuidados de enfermería en práctica avanzada que se llevan a cabo en las unidades relacionadas con los trastornos del sueño (UTRS).

El encuentro, que ha centrado su índice temático específicamente en los cuidados que presentan los enfermos respiratorios, y en especial los que sufren de EPOC dentro y fuera del ámbito hospitalario, ha contado con la presencia en su acto inaugural de la directora de Enfermería del Hospital Virgen de la Victoria, Erika Montoro, a quien han acompañado la coordinadora de cuidados de la Unidad de Neumología de este centro sanitario, Mari Carmen Hijano; la presidenta del comité organizador de este congreso, Mari Carmen Escribano, y la secretaria del mismo, Carmen Delgado. También estuvieron presentes en la presentación de este evento, la vicepresidenta del Colegio de Enfermería de Málaga, María Rosa Iglesias, y la presidenta de Neumosur-Enfermería, Adela Méndez.

En este sentido, la responsable de la dirección de Enfermería de este centro, Erika Montoro, ha incidido en la importancia de la gestión de los cuidados para este tipo de enfermos frágiles, así como las intervenciones antitabaco que cada vez con más frecuencia llevan a cabo los profesionales de enfermería del Área de Neumología en los pacientes ingresados, o a través del área de consultas externas.

También ha hecho hincapié en el incremento de la actividad en cuanto a la gestión de cuidados de práctica avanzada, que se están llevando a cabo en las unidades relacionadas con los trastornos del sueño, vinculados a esta enfermedad crónica.

Aspectos como la gestión de casos en el paciente con EPOC, los cuidados en atención primaria, la reagudización de la enfermedad, los cuidados integrales que precisan este tipo de pacientes, así como la importancia de la actividad de la consulta de enfermería en las unidades de neumología han centrado el índice temático de este encuentro. Además se han analizado otros temas como los cuidados en oxigenoterapia, la rehabilitación pulmonar, los avances en investigación y los cuidados específicos ante pruebas diagnosticas como la broncoscopia.

Los profesionales de enfermería de la Unidad de Neumología del Hospital Virgen de la Victoria cuentan con una gran experiencia y trayectoria sobre cuidados integrales que precisan los pacientes afectados por esta enfermedad crónica altamente invalidante, que condiciona la calidad de vida del afectado, así como de su entorno familiar.

En los últimos años los profesionales de enfermería de esta unidad llevan a cabo actividades de intervención básica tanto en consulta como en el área de pruebas funcionales y de hospitalización en pacientes fumadores, a los que prestan toda la ayuda y orientación para que puedan acceder a la consulta de deshabituación al tabaco, con la que cuenta el hospotal, y que atiende a medio millar de pacientes anualmente.

Vía: lavanguardia

,

“Las unidades de gestión clínica nos confieren un papel fundamental” Entrevista a José Moguer, Vicesecretario de ANDE

Las unidades de gestión clínica deberían reservar un papel fundamental a la regulación de los cuidados enfermeros por parte de estos profesionales, así como otorgarles la posibilidad de elaborar un catálogo de productos enfermeros, dado que son ellos los que conocen esta área del conocimiento clínico, a tenor de las opiniones expresadas a Redacción Médica por el vicesecretario de la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE), José Moguer. Este profesional ha sido designado presidente de las 25º Jornadas Nacionales de Enfermeras Gestoras-Supervisión de Enfermería, que organiza cada año la agrupación (en esta ocasión en Sevilla del 21 al 23 de mayo de 2014) y para las cuales ya se han dado los primeros pasos organizativos.

Usted preside las 25º Jornadas Nacionales de Enfermeras Gestoras-Supervisión de Enfermería, que están fijadas para el año que viene. ¿Qué se ha organizado ya para esta foro?

Ya están conformados tanto el Organizador como el Científico; el primero lo preside Catalina Lorite Garzón, vocal de ANDE en Andalucía, y, en cuanto al segundo, lo hace Alfonso Cruz, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de Jaén. Como sabe, estos comités los configura la Junta Directiva; lo integra, en parte, el Comité local puro y duro –gente de Sevilla y del resto de Andalucía en este caso–.

Por otra parte, están conformadas las mesas redondas. La primera versará sobre “Enfermeras y Sociedad: necesidades y respuestas para una alianza social profesional”; la segunda mesa-coloquio tratará sobre el valor estratégico y político de las enfermeras en los sistemas sanitarios, e incluirá un interrogante en su apartado final acerca del lugar que ocupan las enfermeras en la estructura política de las distintas administraciones; y, la tercera, analizará los resultados en salud del impacto de los cuidados y también incluiría una conferencia de clausura y otra inaugural. De todos modos, está por determinar si las mesas las vamos a hacer en un formato, digamos, tradicional como mesa redonda o más bien invitando al coloquio o debate.

¿Cuándo se abre el plazo de recepción de trabajos?

La primera reunión grande de comités –exceptuamos una reunión aparte del Comité Local para aclarar lo que he expuesto y que ya hemos tenido– para aclarar ésa y otras decisiones como la invitación de ponentes, etc., es el próximo 18 de octubre. Ahí daremos el “pistoletazo de salida” para las diversas inscripciones.

¿Cómo ve el panorama actual de los directivos de Enfermería y cómo se va a reflejar eso en las jornadas?

Como le decía, habrá una mesa en la que se estudiará ese aspecto precisamente, es decir, ¿se tiene en cuenta a las enfermeras en los niveles estratégicos y políticos? A partir de ahí habrá una “cascada” de preguntas y respuestas ya que, en definitiva, si no hay representatividad enfermera en los órganos de decisión difícilmente se puede influir en las cuestiones que atañen a los cuidados enfermeros en los hospitales, centros de salud, etc.

Tal como usted lo ve, ¿ha influido la crisis económica en que las enfermeras vean más mermadas aún sus posibilidades de acceder a puestos directivos?

Si hay reducción de equipos directivos, la repercusión también va ligada al colectivo enfermero. Desconozco si, ahora mismo, en otras comunidades se está prescindiendo o no de un tipo específico de direcciones como, por ejemplo, las direcciones clínicas (pero éstas, en cualquier caso, las puede ostentar cualquier profesional sanitario).

Andalucía, sede de las jornadas, es unas de las comunidades autónomas que antes apostó por las unidades de gestión clínica que, se supone, otorgan más autonomía al profesional. ¿Qué papel desempeña en ellas la enfermera?

Creo que cualquier unidad de gestión clínica que integre a las enfermeras les confiere un papel fundamental. Nuestro rol es el que se ocupa del desempeño de los cuidados: somos quienes tenemos que arbitrar cuál es nuestro desarrollo en ese campo dentro de esas unidades. Es decir, si las enfermeras queremos desempeñar nuestro papel en ellas no deberíamos tenerlas ningún tipo de miedo; por el contrario, sería positivo desarrollar, de forma paralela, un catálogo de los productos enfermeros en esas estructuras.

¿Cómo ve el papel de organizaciones como ANDE o el propio Consejo Nacional de Enfermería en España?

El Consejo tiene el potencial de acaparar más, pero no se trata, claro, de competir con él sino de otorgar a nuestros asociados –y en general a los directivos de nuestro país– toda la información pertinente acerca de cómo ejercer sus funciones como dirigentes. Nosotros estamos para prestarles cualquier tipo de apoyo que puedan precisar.

Tanto ANDE como la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) promueven la profesionalización de los directivos de la salud. Castilla-La Mancha, de forma pionera, ha empezado a seleccionar a sus gerentes de hospital por medio de un concurso público, lo que al menos es un primer paso en este sentido. ¿Cuál es su opinión?

Desde un punto de vista personal, en efecto, todo lo que sea profesionalizar un puesto de trabajo repercute de forma positiva en los resultados de la gestión. A menudo se empieza a gestionar sin conocimientos previos de aquello a lo que nos debemos enfrentar y, hoy día, en este campo se hace cada vez más necesario estar formado y preparado para conocer los retos que deben superarse. Por lo tanto, los pasos que demos para la profesionalización de los directivos de la salud serán siempre buenos; en principio, el profesional mejor formado tiene más posibilidades de hacerlo bien, aunque esto no es un axioma.

Autor: Javier Barbado.

Vía: http://www.redaccionmedica.com

,

Clases de Enfermería para respirar mejor.

La consulta de Enfermería para la educación respiratoria lleva tres años tratando a quienes padecen Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Epoc) y el resultado refleja una gran mejoría en su calidad de vida.

Un buen uso de los dispositivos de inhalación y un mejor conocimiento de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Epoc) que suele aparecer a partir de los 40 años en forma de fatiga, tos y expectoración puede mejorar la calidad de vida de los enfermos que la padecen, evitando así recaídas e ingresos hospitalarios. En este contexto, tras ponerse en marcha en el año 2009 en el Hospital General de Elda-Virgen de la Salud la unidad de rehabilitación respiratoria para pacientes con Epoc, se habilitó una consulta de Enfermería orientada a la educación en el programa de rehabilitación respiratoria. En concreto enfermos crónicos, casi todos fumadores, que sufren una obstrucción persistente de las vías respiratorias con limitación del flujo aéreo por una respuesta inflamatoria anormal de los pulmones y la vía aérea.

El objetivo principal era mejorar la destreza en el uso de dispositivos de inhalación así como aumentar el conocimiento de su enfermedad y la adherencia al tratamiento. Y, a juzgar por los resultados obtenidos, las expectativas se han cubierto con creces. De hecho, antes de la primera consulta menos de un 30% de los usuarios utilizaba bien los inhaladores, mientras que en la última visita la cifra llega a ascender hasta el 90%.

Pilar Miralles, enfermera responsable de esta consulta en el Hospital de Elda, explica que “el hecho de que el paciente sepa distinguir los síntomas y seleccionar el tratamiento a aplicar, va a suponer una mayor adherencia al mismo y un mejor pronóstico de la enfermedad”. Por ello, a través de esta consulta se persigue el aprendizaje efectivo del uso de los dispositivos, cambiando de sistema según la habilidad del usuario, el abandono del tabaco, el cumplimiento en dosis y horario fijo, reducir los síntomas y mejorar la tolerancia al esfuerzo, conseguir el bienestar del paciente, disminuir el número de ingresos hospitalarios, rebajar el gasto público y obtener una mejor eficacia de la medicación. Y para conseguirlo se combinan las consultas individuales con las sesiones grupales.

Con el fin de valorar objetivamente los beneficios de esta consulta Pilar Miralles elaboró un estudio, que presentó en el último Congreso de la Sociedad Valenciana de Neumología celebrado en Benidorm, y también realizó un taller práctico. La experiencia suscitó gran interés y muchos asistentes ya se han planteado abrir este tipo de consultas en otros hospitales de la Comunidad Valenciana.

Beca para Neumología

En relación a la Epoc cabe informar, asimismo, que el equipo de Enfermería de la unidad de ingreso de Neumología del Hospital de Elda ha obtenido una beca de investigación, otorgada por la Sociedad Valenciana de Neumología, para estudiar la eficacia de ofrecer al paciente ingresado por Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica una educación sanitaria que le permita controlar su enfermedad, y comprobar si esta educación reduce los ingresos.

María Virtudes Tomás, enfermera e investigadora principal del proyecto, ha explicado que durante un año los profesionales de Enfermería ofrecerán al paciente ingresado por Epoc en Neumología educación sanitaria sobre su enfermedad, incidiendo en los ejercicios respiratorios, el ejercicio físico que puede realizar para mantener el tono muscular sin fatigarse y un buen uso de los inhaladores. Asimismo, se valorará la eficacia de la intervención comprobando la reducción del número de ingresos y recaídas porque, en estos casos, la labor educativa que ejerce Enfermería es fundamental.

Vía: diarioinformacion