Entradas

El grupo español de investigación en displasia broncopulmonar presenta el registro nacional de la enfermedad

El Grupo Español de Investigación en Displasia Broncopulmonar (Geidis) dará a conocer el próximo martes el registro nacional sobre la enfermedad que ha elaborado con más de 1.000 pacientes.

Según informó el Geidis, la displasia broncopulmonar (DBP) es una enfermedad pulmonar crónica del recién nacido prematuro que provoca una interrupción del crecimiento pulmonar, tanto de la vía aérea y parénquima pulmonar como de los vasos pulmonares, dando lugar a una limitación en la función respiratoria de grado variable.

Según los datos obtenidos en 2016, la DBP afecta al 40% de los bebés nacidos antes de las 28 semanas de gestación y a más del 60% de los nacidos antes de las 26 semanas, siendo la principal secuela asociada a la prematuridad. Los expertos destacaron que la falta de criterios claros que engloben todo el espectro poblacional con alteración respiratoria provoca una disparidad en el diagnóstico y tratamiento entre diferentes unidades neonatales, razones por las que se desarrolló dicho registro.

La herramienta, a la que se han adherido 72 hospitales (lo que supone el 90% de los centros del Sistema Nacional de Salud que tratan a pacientes susceptibles de padecer esta patología) aporta datos sobre las causas de la DBP y el grado de adecuación a los diferentes tratamientos de más de 1.000 pacientes actualmente, ofreciendo una fotografía muy precisa de las características epidemiológicas de esta enfermedad.

Geidis presentará el registro durante un curso en el que se abordarán la prevención del daño inducido por el respirador, por parte del Filip Cools de Gantes, con una gran experiencia en el cuidado respiratorio de los recién nacidos más inmaduros; el impacto de la nutrición en el desarrollo de DBP, por parte del doctor Eduardo Villamor, que revisará la evidencia médica al respecto; y los retos y oportunidades de las infecciones respiratorias que afectan a los niños con DBP.

El doctor Manuel Sánchez Luna, jefe del Servicio de Neonatología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, destacó que “las infecciones respiratorias, muy especialmente las víricas y las que tienen lugar en los primeros meses de edad, tienen un efecto complejo ya que pueden modificar el normal desarrollo de la vía aérea. Concretamente, los bebés infectados por virus como el VRS (Virus Respiratorio Sincitial), desarrollan con más frecuencia formas de sibilancias de repetición”.

Fuente Original: eleconomista

,

GEIDIS crea el Registro Nacional de Displasia Broncopulmonar

El Grupo Español de Investigación en Displasia Broncopulmonar (GEIDIS), dirigido por Manuel Sánchez Luna, ha abierto un registro nacional que permite unificar el diagnóstico de los pacientes con displasia broncopulmonar (DBP), dar a conocer su incidencia real y realizar un seguimiento de estos pacientes a lo largo de toda su vida.

La herramienta, que ha sido adherida en 72 hospitales, ha sido presentada durante la XXVI edición del Congreso de Neonatología y Medicina Perinatal (SENeo), el principal foro científico de esta especialidad en España celebrado esta semana en Zaragoza.

Se trata de una enfermedad pulmonar crónica que provoca la disminución del crecimiento de los pulmones y que está considerada como una de las principales secuelas de la prematuridad. De hecho, según los primeros resultados de este Registro Nacional de Displasia Broncopulmonar, esta patología produce la limitación de la función respiratoria.

En concreto, se desarrollará hasta en el 40 por ciento de los que nacieron antes de las 28 semanas de gestación y el 60 por ciento por debajo de las 26 semanas, tal y como se especifica en el registro. “Esta enfermedad es aún una gran desconocida en cuando a cómo evoluciona y de qué manera pueden influir otros tratamientos que se aplican a otros niños con problemas respiratorios más comunes. Por lo tanto, uno de nuestros objetivos es fomentar su conocimiento y despejar todas las dudas que sobre el cuidado de estos pacientes existen hoy en día”, ha explicado el doctor Sánchez Luna.

En este sentido, el objetivo de GEIDIS es gestionar a lo largo del tiempo parámetros con los datos proporcionados por estos bebés que se conviertan en una fuente de datos de información extraordinaria para el país, así como en un futuro, sean una fuente de datos de investigación para todos los médicos interesados en los problemas respiratorios.

El registro es una herramienta que permitirá realizar a los pacientes un seguimiento hasta que se hagan adultos utilizando una gran base de datos en la que cada bebé afectado será categorizado en función de su gravedad y la agresividad de la DBP que sufren con el fin de proveerles beneficios presentes y futuros”, ha especificado el experto.

Asimismo, ha destacado la relación existente entre la displasia broncopulmonar (DBP) y las infecciones respiratorias como el virus respiratorio sincitial (VRS), subrayando la importancia de prevenirlas para mejorar el tratamiento de la DBP en los bebés afectados.

“Las infecciones intercurrentes en la infancia, sobre todo durante el primer año de edad, son claves en la presencia de daño pulmonar asociado, para los pacientes prematuros afectados por DBP, las consecuencias son aún mayores ya que, sobre una limitación de la función pulmonar, se añade un daño que incrementa la reactividad de la vía aérea y aumenta la resistencia a la respiración. En definitiva, creemos que infecciones como el VRS pueden ensombrecer aún más el pronóstico de estos pequeños, por eso es fundamental su prevención, ya que no tenemos un tratamiento eficaz de las mismas”, ha zanjado Sánchez Luna.

Vía: cuatro