Entradas

,

La broncodilatación dual en EPOC.

“Todos los estudios clínicos han demostrado que la combinación de dos broncodilatadores (LAMA y LABA), de acción rápida y prolongada, aplicados en una sola dosis inhalada a primera hora de la mañana, mejora sustancialmente la función pulmonar de los pacientes y consigue evitar hasta un 20%, 25% o 30% más de exacerbaciones durante el desarrollo de la enfermedad”

Y esta declaración, clara y contundente, pertenece al doctor Antonio Anzueto, una autoridad mundial en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y profesor de Medicina en la estadounidense Universidad de San Antonio, en Texas. Es más, pide una actualización inaplazable de las guías médicas para ofrecer una mayor calidad de vida a los pacientes de epoc.

Inspirar y espirar es una necesidad vital y en esto son expertos los más de 380 millones de personas que se calcula padecen tos, disnea, fatiga, flemas, serias dificultades para abrocharse los cordones de unos zapatos o para subir una pequeña escalera, cuando no crisis respiratorias que les conducen, sirenas incluidas, al hospital… el 95% de ellos y ellas por fumar.

Broncodilatación dual sin efectos secundarios

Los broncodilatadores monodosis consiguen puntuaciones de menos cuatro (-4) de mejoría en el test de St. George, encuesta que sirve para determinar la calidad de vida de los pacientes. Los broncodilatadores duales obtienen resultados de menos seis y de menos ocho (-6/-8) contra sus síntomas, por tanto, se reduce la obstrucción aérea..

Desde el punto de vista de los efectos secundarios, la dosis broncodilatadora inhalada dual no tiene ni más ni menos, tiene mínimas alteraciones en la salud del paciente.

“Como hemos tenido once o doce años de experiencia clínica, estos medicamentos los hemos revisado por arriba, por abajo, por dentro, por fuera y hasta por el costado. Los broncodilatadores duales LAMA/LABA apenas tienen efectos secundarios, salvo posibles congestiones nasales u otras alteraciones inespecíficas”, atestigua. Para este médico avezado, son “altamente seguros”, incluso se pueden recetar concomitantemente con fármacos cardiovasculares o contra la diabetes.

En los próximos diez años, además, la tasa de mortalidad de la epoc prevista ascenderá un 30% y poco más tarde, en 2030, se habrá ganado el tercer puesto en esta competición mortal, solo por detrás de los famosos ictus cerebrales, segundo puesto del cajón, y las llamativas cardiopatías isquémicas, en lo más alto (donde el tabaquismo comparte honores con las grasas saturadas y el alcoholismo). Para colmo de males, las mujeres y los jóvenes se han subido a este carrusel diabólico del humo. las fumadoras que comenzaron con el hábito a partir de los años 70, aunque muchas dejaran de fumar en su juventud. Todas caen en picado al entrar en la menopausia y cuando se les diagnostica epoc ya están en fase dos”, señala. “Médicos, enfermeras y personal sanitario dimos por hecho que la tos de las mujeres tenía un origen alérgico o era debida a una sinusitis. No les hacíamos espirometrías y eso que ellas se quejan más que ellos de su tos y su disnea”, añade.

Autor: Gregorio del Rosario

Vía: efesalud

 

 

,

Los neumólogos destacan la contribución de la broncodilatación en el tratamiento de la EPOC.

“Las enfermedades respiratorias representan la tercera causa de muerte en España, la segunda si incluimos el cáncer de pulmón, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística. Es por ello que “la formación de los futuros especialistas en Neumología es clave para mejorar la calidad asistencial del paciente”, ha comentado la presidenta de SEPAR, Pilar de Lucas.

Asimismo, en el marco de la celebración del congreso han tenido lugar, con la colaboración de Novartis, el ‘VI Foro Nacional de Neumólogos Jóvenes’ y el ‘V Foro Nacional de Cirujanos Torácicos Jóvenes’, ambos con el objetivo de actualizar los conocimientos en las enfermedades respiratorias entre los profesionales sanitarios de las especialidades de Neumología y Cirugía Torácica respectivamente.

En relación al ‘VI Foro Nacional de Neumólogos Jóvenes’, su coordinador y director del Comité de Congresos de la SEPAR, Francisco Álvarez, ha informado de que durante se han tratado temas como los nuevos tratamientos en EPOC, el abordaje del asma de difícil control, así como el impacto de la calidad asistencial por parte de los médicos en formación, entre otros asuntos.

Precisamente los avances en el tratamiento de la EPOC también han centrado el debate del simposio de Novartis ‘Broncodilatación: máximo beneficio clínico’, que ha contado con la participación del investigador sénior del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Vall d’Hebron, Marc Miravitlles, y del de medicina de la Universidad de Texas en San Antonio, Antonio Anzueto.

Allí, se ha destacado el papel de la broncodilatación en el tratamiento de la EPOC, ya que según la Guía Española de la EPOC (GesEPOC), es el primer paso en el tratamiento farmacológico de la patología. En este sentido, recientemente ha sido presentado en España el primer broncodilatador dual de una sola dosis diaria para el tratamiento de la EPOC (‘Ultibro’ ‘Breezhaler’), desarrollado por Novartis, cuya eficacia ha sido avalada por uno de los programas más extensos de estudios de Fase III para la EPOC, el programa ‘IGNITE’.

En concreto, los datos demostraron que mejoraba significativamente la función pulmonar comparado con los tratamientos actuales de referencia, logrando una eficacia broncodilatadora durante 24 horas con dosificación una vez al día, con inicio de acción rápido (en un plazo de 5 minutos) tras la primera dosis, y sin pérdida de eficacia con dosificación repetida hasta 64 semanas.

 Vía: eleconomista

 

 

,

La terapia combinada, tratamiento de elección en EPOC muy sintomática

Los especialistas recomiendan la vacunación antineumocócica conjugada para pacientes con enfermedades respiratorias crónicas

“En los últimos meses se ha producido un cambio notable en el enfoque de los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC); se ha pasado de una visión ‘EPOCcéntrica’ a una más realista, en la que la EPOC acompaña a otra serie de trastornos a los largo de la vida del paciente”. Así lo ha afirmado Francisco García Río, del Servicio de Neumología del Hospital Universitario La Paz, ponente en una sesión sobre EPOC organizada con la colaboración de Novartis durante el XIX Congreso de la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (Neumomadrid).

García Río ha celebrado que “en los últimos años también se ha incrementado el arsenal terapéutico”. Los broncodilatadores son el “elemento esencial” en el tratamiento de la EPOC ya que, además de los efectos fisiológicos –como la relajación del músculo liso de las vías aéreas–, sus efectos clínicos están ampliamente demostrados: disminuyen la disnea, aumentan la tolerancia al ejercicio, mejoran la calidad del sueño y la calidad de vida relacionada con la salud, y disminuyen la frecuencia de exacerbaciones agudas. No obstante, ha matizado que quedan cuestiones pendientes, como profundizar en la conveniencia del tratamiento combinado con fármacos que actúan en dianas terapéuticas diferentes, en los casos en los que un solo medicamento no controla  adecuadamente la enfermedad.

Con respecto a esto último, Adolfo Baloira, neumólogo del Complejo Hospitalario de Pontevedra, ha asegurado que “hay evidencias más que suficientes para que la combinación de broncodilatadores sea el tratamiento de elección en pacientes muy sintomáticos”. De hecho, ha añadido que “es posible que, a medio plazo, la combinación de fármacos pueda ser una opción de inicio en EPOC muy sintomática”, y que “unir todo el tratamiento en un mismo dispositivo sería mucho mejor y favorecería la adherencia”.

 Vacunación contra la enfermedad neumocócica

En el marco del congreso se ha celebrado, con la colaboración de Pfizer, una mesa sobre infecciones respiratorias centrada en nuevas recomendaciones en la prevención de la enfermedad neumocócica. Carlos Álvarez, del Servicio de Neumología del Hospital Universitario 12 de Octubre, ha recordado que la neumonía ocasiona un gasto sanitario medio de 5.000 euros por paciente. Asimismo, ha detallado que un paciente con EPOC tiene 16 veces más riesgo de neumonía que un paciente sano y que el neumococo se asocia a exacerbaciones de la EPOC.

En este sentido, Juan José Picazo, jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Clínico San Carlos, ha hablado del consenso sobre la vacunación antineumocócica en el adulto con patología de base, respaldado por 16 sociedades científicas, entre ellas la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), y que él mismo coordina. Según este consenso, la vacunación debería incluir a las personas con enfermedades respiratorias crónicas, ya que estas patologías aumentan hasta 5,6 veces el riesgo de padecer una enfermedad neumocócica invasora. Picazo ha lamentado que, en la Comunidad de Madrid, la vacuna antineumocócica conjugada trecevalente “añada las indicaciones de antecedentes por enfermedad neumocócica invasora por estreptococo, pero todavía no incluya las enfermedades respiratorias graves como la EPOC”.

Ecobroncoscopia, una técnica segura de alta rentabilidad diagnóstica

También en el XIX Congreso de Neumomadrid se ha desarrollado una sesión práctica sobre ecografía en Neumología, en la que Cristina López García-Gallo, neumóloga del Hospital Universitario Puerta de Hierro, ha detallado el uso de la ecobroncoscopia o ecografía endobronquial, “una técnica que combina la visualización endoscópica convencional con imágenes de ecografía y cuyo uso se ha generalizado rápidamente desde el año 2003, cuando aparecieron las primeras publicaciones demostrando su utilidad”.

Según la especialista, la ecobroncoscopia “permite localizar adenopatías y lesiones pulmonares, y guía la punción en tiempo real de dichas lesiones para obtener muestras para estudio”. López García-Gallo ha afirmado que se trata de “una técnica segura, poco invasiva, con una alta rentabilidad diagnóstica y de gran utilidad en el diagnóstico y estadificación del carcinoma broncogénico”. No obstante, ha indicado que para su realización es necesario el entrenamiento adecuado del broncoscopista en el manejo del equipo, así como el conocimiento de la anatomía de los territorios ganglionares y cómo acceder a ellos a través de los diferentes puntos de la tráquea y de los sistemas bronquiales, y la familiarización con la imagen ecográfica.

Autora: Sandra Melgarejo

Vía: redaccionmedica

,

EPOC: enfatizan el uso personalizado de broncodilatadores

El tratamiento de la Enfermedad Pulmonar Obstructivo Crónica (EPOC) debería tomar como eje a la medicación broncodilatadora de acción prolongada (broncodilatadores B2 y antimuscarinicos de acción prolongada), según un documento especial (“white paper”) publicado recientemente por la revista Nature.

El artículo, denominado “Un tratamiento adecuado para cada paciente: la visión de Novartis en EPOC”, forma parte de un número especial dedicado a esta afección y sugiere que “la EPOC es una enfermedad que se puede prevenir y tratar”. Esta enfermedad -que perjudica a 210 millones de personas en el mundo- es una afección pulmonar progresiva, que potencialmente puede ser mortal, y que causa discapacidad y muerte.

Se caracteriza por la limitación del flujo aéreo en forma persistente y por lo general progresiva, asociada a una mayor respuesta inflamatoria crónica pulmonar frente a partículas o gases tóxicos. Sus principales síntomas (disnea, tos y expectoración) afectan la vida diaria y llevan al paciente a la consulta médica.

Miguel Ángel Bergna, director del departamento EPOC de la Asociación Latino Americana de Tórax (ALAT), destacó que esta enfermedad “está definida por una limitación al flujo aéreo que se da de forma crónica”. “Los broncodilatadores son el tratamiento fundamental e imprescindible para las personas que la padecen”, remarcó Bergna. En ese sentido, el especialista remarcó que los broncodilatadores “son medicamentos que llegan al pulmón y producen un aumento del calibre, o sea de la dilatación de la vía aérea, permitiendo el mejor pasaje del aire”.

Leer más

,

Siete de cada diez argentinos que padecen EPOC no lo saben.

Lo afirmaron expertos durante un congreso internacional realizado en Buenos Aires sobre avances en la enfermedad pulmonar que afecta al 10 por ciento de los mayores de 40, en su mayoría fumadores.

La “tos del fumador” es un clásico del manual del diagnosticador compulsivo, sin embargo, los médicos afirman que ese cuadro no existe y advierten que la mayoría de la veces se trata de uno más severo y con consecuencias graves: la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), que afecta al 10 por ciento de la población, aunque siete de cada 10 no lo saben, advirtieron expertos de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR) durante la 5ª Conferencia internacional sobre avances en EPOC.

La EPOC es una alteración inflamatoria crónica del aparato respiratorio que padecen principalmente –aunque no exclusivamente- los fumadores (un 85 por ciento de los casos se da en adictos al cigarrillo). Es la cuarta causa de muerte a nivel mundial y preocupa su ascenso: en 2020 se estima que subirá un escalón y se ubicará en el tercero detrás de las cardiopatías isquémicas y los accidentes cerebrovasculares (ACV), desplazando a las infecciones respiratorias de vías bajas.

Se estima que uno de cada 10 mayores de 40 años sufre la enfermedad en el país, que va ampliando el blanco de potenciales víctimas. Si bien “antes se consideraba una enfermedad de hombres mayores, ahora se sabe que el 65% de los que la padecen tiene menos de 65 años. Además, aunque tradicionalmente afectaba a los varones, hoy se encuentra por igual en ambos sexos”, precisó Guillermo Menga, jefe del Departamento Clínico-Quirúrgico del Hospital de Rehabilitación Respiratoria María Ferrer, durante el encuentro realizado en Buenos Aires.

Leer más