Premian un estudio del Hospital de Loja que permite prevenir el empeoramiento de la EPOC

La Sociedad Española de Neumología reconoce como el ‘Mejor Artículo de Ciencia Básica’ el trabajo del equipo del neumólogo Bernardino Alcázar.

Profesionales del Hospital de Alta Resolución de Loja han sido reconocidos en el 52º Congreso de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), con el premio al ‘Mejor Artículo en Ciencia Básica’ en los Premios de la Revista ‘Archivos de Bronconeumología’. El artículo, cuyo autor principal es el especialista en Neumología Bernardino Alcázar, ha sido distinguido por su calidad científica e interés público y se llama ‘Óxido nítrico alveolar y bronquial en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el solapamiento de asma y EPOC (ACO)’. Junto al neumólogo Bernardino Alcázar son autores del mismo Francisca Castellano, Pablo Santiago, Oliverio Ruiz y Pedro Romero.

Este último estudio, reconocido por la comunidad médica internacional, demuestra que la medición del óxido nítrico en aire exhalado es útil para predecir y, por tanto prevenir, exacerbaciones de la EPOC, crisis que conllevan ingreso hospitalario en muchos casos y hasta el fallecimiento del afectado en otros. El proyecto de investigación, realizado con 244 pacientes lojeños, ha contado con el apoyo de la Facultad de Medicina de la UGR.

Enfermedad poco conocida

LA EPOC, también conocida como enfisema pulmonar o bronquitis crónica, es una destrucción del pulmón, acelerada principalmente por el consumo de tabaco. Es muy frecuente en España, afecta al 10% de la población adulta y lo peor es que produce muchos problemas en el día a día del paciente. A partir de los 55 años también es la tercera causa de discapacidad y de reducción de calidad y de años de vida. Sin embargo, una encuesta reciente indica que apenas un 12% de la población la conoce.

Como explicaba el Dr.  Alcázar en una entrevista el pasado año, «hasta ahora no teníamos muchas herramientas para poder decirle a un paciente cuándo iba a tener aproximadamente una exacerbación. Ahora hemos comprobado que la cantidad de óxido nítrico exhalado -que produce el bronquio cuando está inflamado- nos ayuda a saber qué pacientes tienen más riesgo de padecer una crisis», destaca Alcázar, consciente de que estos episodios severos derivan en un deterioro que a veces no permite al paciente volver a su estado anterior e incluso requieren de un trasplante. El siguiente paso es que el neumólogo pueda modificar el tratamiento y hacer que se prevenga este empeoramiento. «El gran avance es adelantarnos a ese proceso y mejorar la calidad de vida del enfermo. La prueba es muy sencilla», comenta Alcázar, que asegura que existen datos para pensar que las conclusiones de esta investigación son extrapolables a cualquier paciente.

La medición de la presencia de óxido nítrico en los alveolos y los bronquios de los pacientes afectados por esta patología es un indicador de un posible empeoramiento de su estado o de la aparición de crisis y al mismo tiempo, su detección en unas u otras partes del pulmón permite establecer el tratamiento más eficaz para cada paciente.

Alcázar señala que «los diferentes tratamientos farmacológicos a través de inhaladores para pacientes con EPOC están concebidos para ser más eficaces en diferentes puntos del aparato respiratorio, según su alcance y su principio activo, por lo que midiendo la presencia y la ubicación del óxido nítrico podemos indicar a cada paciente cual es el más eficaz para él».

Bernardino Alcázar apunta que «la EPOC es una enfermedad que afecta aproximadamente al 12% de la población, cuya prevalencia está actualmente en aumento y que tiene una gran incidencia sobre la calidad de vida del paciente, ya que limita sus posibilidades de realizar cualquier actividad física y por lo tanto genera discapacidad». De ahí el interés por mejorar el diagnóstico y el tratamiento de estos pacientes.

La EPOC afecta especialmente a personas que han sido fumadoras durante gran parte de su vida y su incidencia aumenta con la edad. El perfil del paciente con EPOC es el de un hombre de entre 60 y 70 años, que sido fumador durante más de 20 años y que junto a esta enfermedad, presenta otras patologías crónicas.

Autoría: N.J.G.

Fuente Original: IdealLoja