,

Más del 30 % de los pacientes con diagnóstico de EPOC sigue fumando

Fumador EPOC

Más del 30 por ciento de los pacientes con diagnóstico de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) sigue fumando, según han revelado hoy neumólogos en la presentación de un nuevo medicamento para combatir esta patología. En la víspera del Día Mundial Sin Tabaco, han presentado este nuevo fármaco la doctora Pilar de Lucas, presidenta de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR); el doctor Marc Miravitlles, investigador senior del Servicio de Neumología del Hospital Vall dHebron; el profesor de medicina de la Universidad de Texas en San Antonio, doctor Antonio Anzueto; y la doctora en Psicología de la Salud, María Fortún, entre otros.

La EPOC afecta a unos dos millones de españoles y causa 18.000 muertes al año, y sus principales síntomas son la disnea, la fatiga y la limitación del ejercicio físico. También genera ansiedad, depresión y aislamiento social, ha señalado la doctora Fortún. El tabaco es el principal factor de riesgo de la EPOC y el 95 por ciento de los pacientes de esta enfermedad crónica son fumadores.

El doctor Miravitlles ha resaltado la eficacia del nuevo fármaco, un inhalador dual que al contener dos medicamentos unidos aumenta la capacidad broncodilatadora. Este especialista ha revelado que más del 30 por ciento de los pacientes diagnosticados con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica no deja de fumar. Miravitlles ha admitido que, a pesar de su importancia, la EPOC es una gran desconocida en la sociedad, ya que no llega al 20 por ciento la gente que sabe qué es cuando se realizan encuestas. Se estima que el 70 % de los enfermos no han sido diagnosticados.

Pilar de Lucas ha puesto el acento en la importancia de incluir la espirometría, herramienta fundamental para detectar la EPOC, en la agenda de las pruebas habituales que prescriben los médicos, como medir la tensión o el colesterol, o analizar la sangre.El doctor Anzueto ha subrayado que la EPOC “no es una enfermedad de viejitos”, de un hombre de 75 años que fuma y tose, ya que el 60 por ciento tienen menos de 65 años y la mitad son mujeres, muchas de ellas de alrededor de 50 años.

Vía: lavanguardia