Los neumólogos alertan que el tabaco está aumentando el asma infantil

Desarrollo Pulmonar EPOC

Los especialistas dicen que el repunte de la enfermedad también se percibe entre la población adulta.

El asma es una de esas enfermedades que se están haciendo cada vez más comunes en las conversaciones cotidianas. Y la razón no es tan solo que, como ocurre con otras patologías, los avances científicos y tecnológicos facilite su detección y diagnóstico, sino que realmente la enfermedad avanza entre la población. «Su prevalencia es del 5% en adultos y del 10% en niños», explica José Abal, jefe de Neumología del CHUO que aclara que «afecta más a los niños porque en muchos casos está asociada a procesos alérgicos; puede desaparecer en la adolescencia aunque en algunas ocasiones se reproduce en la etapa adulta».

El neumólogo explica que el avance de la patología -que se está detectando a nivel global- está impulsado por factores ambientales. Algunos, como la contaminación o el desarrollo industrial, son difíciles de controlar «pero otros, como la obesidad y el tabaquismo, son factores evitables», señala Abal Arca. El especialista aclara que el tabaco «también está detrás de la aparición de asmas infantiles, porque los niños se están convirtiendo en fumadores pasivos debido esa exposición al humo».

El asma es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías aéreas que causa una broncoconstricción cuyos síntomas son la tos, dificultad para respirar y, en algunas ocasiones, ruidos respiratorios audibles. El tratamiento se realiza con medicamentos corticoides y broncodilatadores inhalados que el paciente deberá tomar de por vida. De hecho, y según recuerda el feje de Neumología del CHUO esta enfermedad produce una alta tasa de absentismo escolar y laboral, además de consumir un 2 % de los recursos de la sanidad.

El asma será precisamente uno de los temas que se abordará hoy en las jornadas de Patología Respiratoria en Atención Primaria que organiza el servicio de Neumología del área sanitaria ourensana y en la que están participando 260 profesionales para actualizar conocimientos y mejorar en el control de estas enfermedades. El médico de urgencias del CHUO, Pablo Iago Pérez Antolín, explicará cómo se aborda y los tratamientos que se utilizan en la agudización de los procesos asmáticos, así como los criterios de ingreso de pacientes que se siguen; la neumóloga Coral González profundizará en el asma grave no controlada y Carlos Crespo abordará las funciones de los servicios de farmacia en el proceso asistencial de esa patología. La jornada se cerrará con la conferencia de Marina Blanco Aparicio, del Complexo Hospitalario de A Coruña, sobre el futuro de los tratamientos.

Del polvo de la pizarra a la exposición al humo de leña

El tabaco no es solo un elemento de riesgo para desarrollar asma. También está en el origen de muchos casos de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), una de las patologías respiratorias más prevalentes entre la población ourensana y que será analizada hoy en las jornadas de formación organizadas por el servicio de Neumología del área sanitaria ourensana en una mesa en la que participarán especialistas de Ourense, Vigo y Sevilla.

Pero además del tabaco, existen otros muchos agentes en los que habitualmente el ciudadano de a pie no repara, y que pueden estar generando una patología pulmonar. En Valdeorras, por ejemplo, el porcentaje de enfermos de silicosis es mucho mayor que en el resto de la provincia por la exposición al polvo de sílice entre los trabajadores de la industria pizarrera.

Estar expuesto con asiduidad al humo de leña o de carbón es un factor de riesgo, al igual que el contacto con vapores o gases derivados de productos químicos entre aquellos que, por ejemplo, se dedican a tareas de limpieza. Incluso hay determinados fármacos que pueden estar detrás de patologías que necesitarán tratamiento.

En las jornadas que se están desarrollando en Ourense se habló de muchas de esas otras patologías, algunas agrupadas bajo el epígrafe EPID (enfermedades pulmonares intersticiales difusas. Son más de doscientas y entre ellas también hay algunas cuya causa es desconocida, como la fibrosis pulmonar idiopática.

Autora: Fina Ulloa

Fuente Original: laVozdeGalicia