Los biomarcadores van a dictar el mejor fármaco para cada fibrosis pulmonar

Los neumólogos consideran que el tratamiento de esta enfermedad irá parejo al de algunos tipos de cáncer

La reunión de invierno de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) ha reservado un espacio al área de Enfermedades Pulmonares Intersticiales Difusas (EPID) en el que se han abordado los últimos tratamientos disponibles. En dicha reunión se ha puesto de manifiesto el importante rol que van a tener los biomarcadores en el abordaje de la fibrosis pulmonar idiopática (FPI).

“En EPID tenemos bastantes novedades. Hoy por hoy las EPID son un grupo muy heterogéneo de enfermedades y tenemos un tratamiento aprobado para una de ellas que es la fibrosis pulmonar idiopática (FPI). En esta enfermedad se ha producido un cambio sustancial. Es verdad, que no son fármacos que curen la enfermedad pero aumentan considerablemente la supervivencia”, comienza señalando José Antonio Rodríguez Portal, coordinador del Área EPID de Separ.

“Hay otro tipo de patologías que también llamamos fibrosantes y que también progresan, que tienen bastante mal pronóstico. Para este tipo de enfermedades no tenemos a día de hoy un tratamiento aprobado que realmente sea eficaz”, apunta.

Sin embargo, en “este último año se han producido avances en este terreno. Se han publicado tres ensayos clínicos, dos con nintedanib y uno con pirfenidona, donde se demuestra que los fármacos que frenan la progresión de la fibrosis no la frenan exclusivamente en la FPI, si no que en otro tipo de enfermedades fibrosantes también funciona y puede ser de utilidad para este tipo de pacientes”. De manera rotunda, Rodríguez asegura que “es un avance importantísimo saber que los fármacos antifibróticos también son eficaces en otras enfermedades aparte de la FPI”

El futuro en el abordaje de las EPID

Según Rodríguez, “es cierto que las EPID son enfermedades más heterogéneas, algunas de ellas asociadas a enfermedades autoinmunes, otras con un perfil más inflamatorio donde otro tipo de tratamientos también pueden ser útiles. El futuro es analizar exactamente en qué tipo de pacientes vamos a tener que poner un tratamiento u otro o asociarlo”.

En esta línea, “la tendencia del futuro va a ser abrir indicaciones, vamos a tener nuevas enfermedades donde utilizar este tipo de fármacos y también se va a tender a la combinación de fármacos en función de biomarcadores de progresión de enfermedad”.

Este especialista está “convencido de que los biomarcadores no solo nos van a indicar progresión de la enfermedad si no a qué paciente le va mejor un determinado tipo de tratamiento. Va a ser algo parecido a lo que ocurre hoy con el tratamiento de algunos tipos de cáncer”.

Autor: Borja Negrete

Fuente Original: RedacciónMedica