Las nuevas formas del consumo de tabaco preocupan a la Sociedad Española de Neumología

cigarrillo electrónico

“Son nuevas formas de tabaco que no reducen el daño y que no ayudan a dejar de fumar.”, asegura el presidente de Separ, Carlos A. Jiménez-Ruiz.

Chicles de nicotina, parches o hasta acupuntura, las técnicas para dejar de fumar son muy diversas. En el ‘top 10’ de las métodos para dejar de fumar se encuentran también los famosos cigarrillos electrónicos o vapeadores, que aunque se muestran como una opción factible para acabar con el hábito del tabaco, sus efectos para la salud siguen siendo nocivos tal y como denuncia la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

Las nuevas formas de consumo de tabaco son todo un reto para Separ que ya trabaja también en la lucha contra estos productos. “Los cigarrillos electrónicos como Juul son nuevas formas para consumir tabaco que se están vendiendo a la población general como seguras. Las multinacionales tabaqueras están haciendo campañas poblaciones intensísimas que no están siendo controladas en base a la legislación antitabaco que hay en España”, lamenta Carlos A. Jiménez-Ruiz, en declaraciones a ConSalud.es.

Este neumólogo hace un llamamiento a la comunidad médico-científica para dejar de banalizar a los vapeadores: “Todos los profesionales sanitarios debemos manifestar claramente a la población que esas formas de consumo de tabaco son perjudiciales para la salud”. Además, Jiménez-Ruiz desmiente que sean más sanos y un mejor método para dejar de fumar. “Son nuevas formas de tabaco que no reducen el daño y que no ayudan a dejar de fumar. Debemos decirlo alto y claro”, asegura el presidente de Separ.

En este sentido, la sociedad médica apunta a que el abordaje de este tipo de alternativas para el consumo de tabaco son un “gran reto que tenemos todos los profesionales sanitarios y las autoridades político-sanitarias para mantener la salud pública de los españoles”.

Autor: NACHO CORTÉS

Fuente Original: ConSalud