La UMH crea una Cátedra sobre la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica

La Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche ha creado una Cátedra conjunta de formación e investigación de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) a nivel nacional y regional, para divulgar su conocimiento y combatir su infradiagnóstico entre los médicos de atención primaria y medicina especializada.

La Cátedra estará dirigida por el profesor del Departamento de Medicina Clínica de la UMH Juan Manuel Arriero Marín, y ayudará a fomentar el conocimiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica mediante la organización de actividades formativas, de investigación y de seminarios, simposios o conferencias.

Según el director de la Cátedra, se pretende llevar a cabo un trabajo de investigación relacionado con la calidad de vida de los pacientes con EPOC y con la morbimortalidad, a través de registros estadísticos nacionales, “así como acciones dirigidas al ámbito de la atención primaria, donde todos los pacientes que están infradiagnosticados se puedan detectar mejor”.

En este sentido, ha explicado que hay “un infradiagnóstico en la EPOC en torno al 50, 60 o 70%, sin embargo, es una enfermedad muy fácil de diagnosticar con una espirometría”, una prueba que se puede realizar a todos los niveles sanitarios, desde la atención primaria hasta la medicina especializada.

Arriero ha resaltado que la EPOC es una “enfermedad muy frecuente con prevalencia alta y una importante morbimortalidad que se prevé que va a incrementar en los próximos años”, por diversos motivos.

Por un lado, “en los países desarrollados porque la esperanza de vida se va a prolongar y va a haber más pacientes con EPOC que presenten mortalidad debida a la enfermedad y, por otro, en los países en desarrollo porque el tabaquismo está aumentando”.

Actualmente, la investigación de la EPOC “está en un buen momento, a pesar de que en otras épocas, y probablemente por el carácter de irreversibilidad que tiene asociado, no se había investigado lo suficiente”.

En algunos pacientes, ha señalado Arriero, la enfermedad “no sólo no progresa sino que, además, se puede llegar a detener y estabilizar e incluso existe la esperanza de que, en algunos casos, mediante determinados fármacos, la función pulmonar deteriorada pueda recuperarse e incluso mejorar”.

La colaboración entre la UMH y Boehringer Ingelheim, uno de los pioneros en la investigación en el campo de la EPOC, tendrá una duración de tres años y contará con una aportación anual de 10.000 euros.

Vía: lavanguardia