La Comunitat Valenciana se sitúa por encima de la media nacional en consumo de tabaco

Mujer fumadora

La prevalencia de fumadores diarios en la Comunitat Valenciana ha aumentado en los últimos años hasta situarse en el 38,9 % de la población, casi 5 puntos por encima de la media española (34 %), según datos de la ‘Encuesta Sobre Alcohol y Drogas en España’ elaborada por el Ministerio de Sanidad y Consumo.

En una jornada sobre “Reducción del daño en tabaquismo” organizada por la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados (FVEA) en la que se han presentado las conclusiones de la encuesta, el doctor Josep María Ramón Torrell, jefe de la Unidad de Tabaquismo del Hospital Universitari de Bellvitge, ha afirmado que “el humo del tabaco y las sustancias tóxicas presentes en él son las que provocan la enfermedad en sí misma, no la nicotina”.

Ha planteado la necesidad de contar con nuevas herramientas para luchar contra el tabaquismo, “como profesionales, tenemos que poder hacer algo por todos aquellos fumadores que no quieren dejar de fumar”.

José Miguel Rodríguez González-Moro, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, ha incidido en que “los tratamientos disponibles actualmente no siempre funcionan, por ello, resulta fundamental contemplar otras alternativas -como el tabaco sin combustión o el cigarrillo electrónico- que, si bien no están exentas de riego, pueden contribuir a reducir el daño ocasionado por el cigarrillo tradicional”.

Por otro lado, los expertos han analizado las políticas para la lucha contra el tabaquismo que se están llevando a cabo en países europeos, como Reino Unido, donde las alternativas al cigarrillo, como el vaporizador o cigarrillo electrónico, ya forman de sus políticas anti-tabáquicas.

Según Antonio Sierra, catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad de La Laguna de Tenerife,”durante 2017, alrededor de 2,8 millones de británicos utilizaron el cigarrillo electrónico, siendo el principal motivo (48,8 %) dejar de fumar, seguido de la percepción de ser menos dañinos que los cigarrillos convencionales (29,2 %)”.

Durante su ponencia, el Dr. Sierra ha destacado el caso de Suecia con un consumo predominante de snus —tabaco oral sin combustión— entre hombres en vez de cigarrillos, lo que le lleva a tener la prevalencia de cáncer de pulmón más baja de toda Europa (16,6 en 2014).

Por su parte, el Dr. Miguel de la Guardia, catedrático de Química Analítica de la Universidad de Valencia, ha puesto de manifiesto los efectos de la nicotina y los componentes del humo del tabaco: “la combustión del tabaco genera monóxido de carbono, amoníaco y compuestos orgánicos volátiles, algunos de ellos extremadamente cancerígenos”, ha indicado.

Fuente Original: EFE