,

Identifican dos nuevos biomarcadores para detectar y prevenir el cáncer de pulmón.

Médicos del Hospital del Mar de Barcelona han logrado identificar dos nuevos biomarcadores que ayudan a detectar y prevenir el cáncer de pulmón en las personas que padecen Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), que se caracteriza por una progresiva limitación crónica, no reversible, del flujo aéreo. La causa de la EPOC, en un 90% de los casos, es el consumo de tabaco, que también es la causa principal del cáncer de pulmón, el tipo de cáncer más frecuente en el mundo con 1.400.000 casos nuevos cada año.

El cáncer de pulmón se da de dos a cinco veces más en pacientes con EPOC, que en los fumadores sin EPOC.

Según ha informado el Hospital del Mar, los especialistas han constatado por primera vez que si los niveles de oxidación e inflamación celular se encuentran elevados en las vías aéreas de apariencia normal y alejadas de la lesión tumoral, se podría estar en presencia de un cáncer de pulmón.

La investigación la ha llevado a cabo un equipo de médicos del Hospital del Mar y de investigadores del IMIM (Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas), así como del CIBER de Enfermedades Respiratorias (CIBERES), dirigidos por Esther Barreiro.

El cáncer de pulmón es hasta cinco veces más frecuente en fumadores con EPOCEl estudio, publicado en la revista Free Radical Biology and Medicine, es el primero que describe los niveles de estrés oxidativo —el desequilibrio entre la producción de oxidantes y de antioxidantes en las células y responsable, en parte, del deterioro celular—y de inflamación en la sangre y en las vías aéreas —parte superior del aparato respiratorio— lejanas a la zona del tumor en los pacientes con cáncer de pulmón. Son dos parámetros relacionados con la progresión del cáncer de pulmón.

Hasta ahora, las investigaciones se habían centrado en el estudio de estos parámetros en la sangre y en el tejido tumoral, pero esta investigación los analiza por primera vez en las zonas del aparato respiratorio no afectadas por la lesión tumoral. Los investigadores compararon las variables fisiológicas, clínicas y biológicas de 52 pacientes con cáncer de pulmón, con y sin Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). Estos datos se compararon con un grupo control de 21 personas sin cáncer, la mitad con EPOC y la otra mitad sin. “Independientemente de la presencia de la EPOC, hemos encontrado que los niveles de estrés oxidativo y de inflamación aparecen más elevados en la sangre y en las vías aéreas de los pacientes con cáncer, en comparación con el grupo control”, ha explicado Esther Barreiro, neumóloga del Hospital del Mar.

Según esta especialista, “pese a que los tejidos bronquiales analizados se encuentran más allá de la lesión tumoral, los resultados muestran unas reacciones moleculares diferentes a las muestras de las personas sin cáncer”. El estudio también ha identificado diferentes biomarcadores que en un futuro pueden servir para predecir el desarrollo de cáncer de pulmón en pacientes con EPOC. El ADN dañado por oxidación y el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-a), un tipo de proteína relacionada con la inflamación, mostraban unos valores más elevados en los pacientes con cáncer de pulmón y que a la vez tenían EPOC. “El hecho de que estos dos parámetros se puedan detectar en sangre facilitaría su traslado a la práctica clínica. Aun así, todavía serán necesarios más estudios, longitudinales y con más pacientes, para confirmar su valor predictivo”, según Barreiro.

Vía: 20minutos