,

El gas radón causa una de cada cuatro muertes por tumor de pulmón en Galicia.

Estudios

Cerca de 200 pacientes participan en un estudio para conocer los factores de riesgo en no fumadores . Los afectados presentan una exposición al gas tres veces mayor de lo normal

Galicia registra una muerte diaria por cáncer de pulmón, de las cuales un 25% están causadas por las concentraciones de gas radón en la comunidad. La exposición de este gas en los hogares es un factor de riesgo reconocido para el desarrollo del cáncer de pulmón, especialmente en personas no fumadoras. Así lo demuestran los resultados preliminares del estudio Lung Cancer Risk in Never Smokers (Lcrins), realizado por miembros de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) que trabajan en los principales hospitales gallegos y asturianos, expertos de la Universidade de Santiago (USC) y miembros del Ciber de Epidemiología y Salud Pública (Ciberesp).

“Comenzamos el estudio hace casi dos años y vamos a analizar casi 200 casos. Por el momento hemos encontrado que las concentraciones de radón residencial en los pacientes son muy elevadas, del orden de 237 Bq/m3, cifra tres veces superior a la concentración mediana de radón residencial a la que está expuesta la población general gallega, 79 Bq/m3”, explica el doctor José Abal Arca, neumólogo del Complexo Universitario Hospitalario de Ourense.

En el estudio, además de la concentración de radón, se han analizado factores como la exposición al humo ambiental en el domicilio y el trabajo, determinadas actividades al aire libre, la dieta y el consumo de alcohol en los últimos veinte años. “El tabaco es la primera causa de cáncer de pulmón y el radón es el segundo factor de riesgo y el primero en no fumadores”, destaca el experto.

Galicia es considerada área de riesgo por el sustrato geológico sobre el que se asienta. “Decidimos hacer el estudio aquí y en Asturias porque es una oportunidad única para analizar el efecto de la exposición a radón residencial en no fumadores”, apunta el neumólogo.

Los resultados no muestran ninguna relación entre la concentración de dicho gas y el sexo o la edad en el diagnóstico de los casos, pero el estudio destaca la existencia de una clara tendencia a tener mayor concentración en los diagnosticados de carcinoma pulmonar de células pequeñas y de células grandes. “La mayoría de los pacientes desconocían el hecho de estar expuestos a estas altas concentraciones del gas”, destaca Abal, al tiempo que reclama mayores medidas preventivas en las normativas de construcción.

“Las características constructivas de muchas casas de granito y las medidas de ahorro energético que disminuyen la ventilación contribuyen a aumentar la concentración del radón interior”, advierte el neumólogo. Los expertos que trabajan en el desarrollo de este estudio recuerdan que existen una serie de medidas preventivas que tienen eficacia demostrada para reducir la exposición al gas radón en los domicilios. Además, aconsejan a todos los ciudadanos seguir una dieta equilibrada, evitar el consumo de alcohol y no exponerse al humo en lugares cerrados.

Vía: laopinioncoruña