,

El control de los síntomas matutinos de la EPOC ayuda a reducir su impacto en la calidad de vida de los pacientes.

Consejos

El control de los síntomas matutinos de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) ayuda a reducir el impacto de la patología en la calidad de vida de los pacientes, tal y como se ha explicado durante el Congreso Anual de la Sociedad Europea de Respiratorio.

A esta cita han acudido neumólogos españoles que han debatido en torno a la variación de la percepción de los síntomas de esta enfermedad durante el día y los nuevos avances y alternativas broncodilatadoras para el abordaje de la patología. Además, han expuesto que la telemedicina “es importante en la atención a la cronicidad y la necesidad de sensibilizar a la población para promover la detección precoz”.

En referencia a ello, han destacado la relevancia del programa ‘OnHealth’ que “está centrado en la gestión de la EPOC para mejorar la calidad de vida de los pacientes“. Según el jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid, el doctor Julio Ancochea, éste “es un recurso tecnológico que posibilita la optimización de los servicios de atención en salud”.

En concreto, ‘OnHealth’ “ofrece una plataforma de conexión entre los pacientes y los profesionales médicos mediante tecnología ‘hub'”, indican. De esta manera, el paciente “adquiere un papel activo frente a su enfermedad a través del seguimiento telefónico periódico con un especialista”, sostienen sus creadores.

Según los expertos, es “crucial” que el paciente perciba los síntomas a la hora de evaluar su bienestar y determinar el tratamiento más adecuado. Y es que, durante la mañana “se realizan la mayoría de actividades cotidianas”, por lo que los pacientes que tienen una mayor percepción de su sintomatología durante esas horas del día “expresan un deterioro mayor en su calidad de vida”, explica el neumólogo del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, el doctor José Luis López-Campos.

ALGUNAS DE SUS CONSECUENCIAS SON LA DISNEA O LA FATIGA CRÓNICA

En la actualidad, la EPOC supone un importante problema de salud pública “debido a su elevada prevalencia, morbilidad y mortalidad”, destaca el galeno al tiempo que confirma que es una enfermedad crónica y progresiva “vinculada principalmente al tabaco, la contaminación atmosférica y la exposición laboral”.

En cuanto a sus consecuencias, éstas son la disnea, la fatiga y la limitación al ejercicio, las cuáles “persisten en el tiempo y afectan al desarrollo normal de la actividad diaria de la población que sufre la patología”. Por ello, y porque son más acusados durante las primeras horas del día, los especialistas inciden en controlarlos en esta franja horaria.

Por último, los expertos han destacado la importancia de la investigación en el campo de la EPOC, ya que el impacto de esta enfermedad en el sistema sanitario “es cada vez más relevante”. Según su criterio, los costes económicos asociados a esta patología “pueden llegar a alcanzar los 2.500 euros de media anual por paciente”.

Vía: europapress