,

El 40% de los pacientes con EPOC padece problemas cardiovasculares

Estudios

En torno al 40% de los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) presenta problemas cardiovasculares, caso de la hipertensión arterial, de la cardiopatía isquémica o de la insuficiencia cardíaca.

La razón principal, según han informado los especialistas participantes en la 17ª Reunión Nacional de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA) celebrada en Madrid, es el consumo de tabaco, que además de constituir el principal factor de riesgo de la EPOC incrementa el riesgo cardiovascular y las cifras de presión arterial.

Como explica el Dr. Pedro Betancor, catedrático de Medicina de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, “los mecanismos que subyacen detrás de la EPOC son varios. En un alto porcentaje de pacientes el nexo de unión entre la EPOC y las dolencias cardiovasculares es el tabaco. Sin embargo, también hay circunstancias en las que no existen factores de riesgo comunes, y la relación se explica por un proceso inflamatorio crónico similar al que existe en el síndrome metabólico, la diabetes o la hipertensión arterial”.

Tercera causa de mortalidad

En la actualidad, la EPOC es la tercera causa de mortalidad en hombres y la quinta en mujeres. Todo ello a pesar de que, como apunta el Dr. Betancor, desde la entrada en vigor de la Ley Antitabaco en enero de 2011 “se ha observado una tendencia a la disminución de la mortalidad por enfermedad respiratoria”.

Sea como fuere, y en caso de que no se produzca una reducción del consumo del tabaco y de la contaminación atmosférica, la Organización Mundial de la Salud (OMS) predice un incremento de los fallecimientos por EPOC en los próximos 20 años, hasta el punto de que se convertirá en la tercera causa mundial de mortalidad.

Sintomatología

Los síntomas más frecuentes en los pacientes con EPOC son la tos crónica y la respiración sibilante por falta de aire (disnea), así como el aumento de mucosidad y expectoración, normalmente tras el sueño nocturno.

A medida que la enfermedad progresa, la sensación de fatiga aumenta y dificulta la realización de actividades cotidianas, caso del subir escaleras o caminar. Además, los pacientes con EPOC son más propensos a sufrir resfriados, por lo que los catarros son más frecuentes con el devenir de los años.

Via: somospacientes