¿Cómo tratar la ansiedad y la depresión en pacientes con EPOC?

Espirometría

El apoyo de la familia es fundamental además de los fármacos y terapias de rehabilitación en pacientes diagnosticados con EPOC

La depresión asociada a enfermedades o patologías requiere de una mayor atención y cuidado debido a que descompensa y desequilibra los resultados que se puedan tener del uso de adecuados procedimiento médicos para mejorar las condiciones del paciente.

La ansiedad es muy frecuente en pacientes que son diagnosticados con EPOC ya que en algunas oportunidades presentan no adhesión a los tratamientos indicados, generando así abandono temprano de las terapias de rehabilitación pulmonar, aumento de la estancia hospitalaria y desmejora en la calidad de vida.

Cuando un paciente es diagnosticado con EPOC es necesario trabajar de forma paralela los tratamientos para atender la patología como tal y acudir con especialistas del área psicológica y social que puedan ayudar a sobrellevar esta enfermedad y evitar depresiones constantes.

Tras varias investigaciones realizadas además por la Asociación de Neumología y Cirugía Torácica del Sur, se determinó que es muy frecuente encontrar patologías psiquiátricas entre quienes han sido diagnosticados y que se vienen creando con años de anterioridad de manera inconsciente.

Este estudio determinó de toda su muestra que aproximadamente 36% de los pacientes padecían de ansiedad o depresión e incluso ambas al mismo tiempo y sólo 8% habían sido diagnosticado y tratado por esto.

Riesgos clínicos

La depresión más allá de la ansiedad es inclusive una enfermedad más abrasiva. Existe evidencia de un mayor número de agudizaciones de depresión y ansiedad un año previo al diagnóstico de EPOC y ante la falta de tratamiento para tales enfermedades.

Los estudios actuales y trabajos realizados en torno a esta enfermedad, arrojan sobre la necesaria evaluación psicológica que debe hacerse en pacientes que han sido diagnosticados con EPOC. Es fundamental una detección temprana de la misma para saber cómo se tratará al paciente.

Cuando las personas pierden la facilidad de respirar sin hacer esfuerzo físico alguno, es común que sientan que caen a un vacío, no pueden trabajar, valerse del todo por sí mismos ni llevar una vida normal.

Fuente Original: laOpinion