,

800 muertes cada año en el País Vasco

Fumador habitual con dificultades para respirar, tos persistente y expectoraciones. Estos son tres indicios para sospechar que una persona puede sufrir EPOC.

Se debe acudir al médico y hacer una sencilla prueba -espirometría- para medir el flujo del aire en los pulmones. Alrededor del 10% de la población fumadora entre 40 y 80 años ha desarrollado esta enfermedad, aunque sean muchos los que no la tienen diagnosticada. «Es más habitual entre los hombres, pero está aumentando el porcentaje de mujeres debido al consumo de tabaco», explica el neumólogo Cristóbal Esteban.

Los expertos señalan a los cigarrillos como la causa de la inmensa mayoría de los casos de EPOC. Pese a ello, el 21% de los afectados sigue fumando. La obstrucción crónica del sistema respiratorio no solo merma la calidad de vida de quien la sufre -la mitad depende de una bombona de oxígeno-, sino que puede acarrear la muerte -800 anuales en el País Vasco- cuando no se toman medidas a tiempo. La primera: dejar el tabaco.

Desde hace un año, el hospital de Galdakao desarrolla un programa pionero de control diario de enfermos de EPOC, en el que participan activamente la enfermería y el médico de cabecera. «Son pacientes severos que han tenido muchos ingresos. Se trata de hacerles un seguimiento muy de cerca, para evitar recaídas. Se trata de promover el autocuidado», explica Esteban.

Via: elcorreo

,

Nuevos tratamientos de enfisema pulmonar evitan la cirugía

Los broncoscópicos han demostrado una mejora de la función respiratoria.

Tradicionalmente la única alternativa para los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) con atrapamiento severo, lo que conocemos como enfisema pulmonar, era pasar por una cirugía de reducción pulmonar, que minimizaba la acumulación de aire retenida en este órgano. El problema, además del alto coste para el sistema, es que se trataba de un tratamiento muy agresivo, con una importante morbilidad y que, además, demostró que al cabo del tiempo el paciente volvía a padecer los mismos síntomas. Hace unos cinco años el panorama mejoró con la aparición de los llamados tratamientos broncoscópicos.

La Fundación Jiménez Díaz es el único centro español en el que se realizan todos los tratamientos integrales para los enfermos de EPOC. Javier Flandes, jefe de la unidad de broncoscopias de este centro, explica que “ahora mismo las principales alternativas son las válvulas y los pegamentos biológicos, o también llamado espuma selladora”. Ambos tienen como objetivo reducir el volumen muerto residual del pulmón, con lo que se consigue mejorar la función respiratoria. “Las válvulas se colocan en los segmentos pulmonares que tengan peor función- aclara Flandes- mientras que los pegamentos biológicos consisten en inyectar una espuma que reduce el volumen y produce una fibrosis y una retracción del parénquima pulmonar.” Al revisar los resultados se ha observado que tras poner válvulas endobronquiales en un grupo importante de pacientes no se producen mejorías. Esto se debe a que “entre un tercio y un 50% de los pacientes tienen comunicaciones entre los lóbulos, de manera que, pese a disponer de la válvula, entra aire por una comunicación del lóbulo y la hace ineficaz”. Para estos casos es más recomendable el uso de la espuma selladora, en la que no importa si se produce comunicación colateral, aunque no puede ser retirada en caso de que el paciente empeore, cosa que sí es posible con las válvulas.

“Las válvulas y los pegamentos biológicos tienen como objetivo reducir el volumen muerto residual del pulmón”

Por todo ello, las recomendaciones actuales son que, antes de decidir el tratamiento adecuado, se debe realizar estudios de circulación lateral entre lóbulos. “Estamos comenzando, aún estamos aprendiendo- matiza este experto-, pero el avance se encamina a una mejor selección del paciente y un tratamiento individualizado”. Estos tratamientos, pese a ser más baratos que la cirugía, siguen siendo costosos, unos 15.000 euros por paciente, de manera que su utilización está destinada a casos muy concretos. Además, “es muy importante que el tratamiento se realice siempre en unidades especializadas porque es un proceso multimodal”. En la unidad de broncoscopias de la Fundación Jiménez Díaz ya se han tratado a más de 20 pacientes con una mejoría clínica superior al 50%.

La ciencia, como siempre, sigue avanzando. Ahora mismo se están desarrollando nuevos tratamientos, aún pendientes de aprobación, como el de vapor a altas temperaturas que provoca una fibrosis en un segmento pulmonar, o la implantación de coils (espirales) metálicos en el pulmón que producen una retracción del mismo.

Autora:  Silvia C. Carpallo

Via: SaludyMedicina

 

 

,

El uso de la telemedicina en la EPOC

La telemedicina en pacientes con Epoc avanzada puede reducir a la mitad el número de días de  ingresos hospitalarios por exacerbación de Epoc.

El Hospital Universitario La Princesa, de Madrid, en colaboración con Carburos Médica, ha puesto en marcha el estudio ‘Proyecto Madrileño de EPOC Telemonitorizado’ (PROMETE) con el fin de analizar el impacto de la telemonitorización domiciliaria en la reducción tanto de visitas a urgencias como de ingresos hospitalarios. El estudio está coordinado con cuatro Centros de Salud del área de referencia del Hospital.

En el estudio, cuyos datos definitivos se podrán tener a partir del mes de mayo, participan 60 pacientes con EPOC grave y oxigenoterapia domiciliaria, en dos grupos aleatorios a los que se les realizan mediciones diarias: 30 de ellos telemonitorizados y otros 30 como grupo de control, con el seguimiento habitual en el centro sanitario.

En este primer grupo de telemedicina domiciliaria, se ha podido comprobar, no sólo una importante reducción en el número de ingresos hospitalarios, sino también una disminución en las visitas a urgencias y en los días que han necesitado estar ingresados.

La EPOC es una enfermedad que causa una elevada morbilidad, mortalidad y discapacidad en nuestro país. Tiene una prevalencia superior al 10% en personas entre 40 y 80 años, y existe una alta tasa de infradiagnóstico.

Otros puntos de notable importancia en el Estudio son la relevancia del papel tanto de los cuidadores como de las enfermeras. En el primer caso, la mayoría de las veces se trata del cónyuge del paciente y la lectura de los resultados señala una sobrecarga moderada percibida por su parte, sin altas puntuaciones de ansiedad o depresión. En el segundo caso, el trabajo de enfermería ha sido clave en los programas de telemonitorización; además, este seguimiento diario ha permitido detectar agudizaciones de EPOC de forma precoz y actuar con mayor rapidez, en consecuencia.

Via: Ciberes.org

,

EPOC y terapia inhalada.

En los pacientes con EPOC, la terapia inhalada es un sistema para administrar de forma inhalada un tratamiento que, a su vez, es la base de las enfermedades respiratorias como la EPOC.

La técnica inhalada es en realidad solo una forma de administración ya que lo que hay dentro del inhalador es el fármaco que hace la función del tratamiento para este tipo de pacientes. Así lo explica Carmen Hernández, diplomada en Enfermería, Máster en Medicina Respiratoria, coordinadora de Atención Integrada de la Dirección Médica y de Enfermería del Hospital Clínic de Barcelona, quien añade que la terapia inhalada la recomiendan los especialistas porque es la que va directamente al órgano diana, el pulmón en este caso. Por eso su efecto es mucho superior al de las pastillas.

Pauta de administración

Los pacientes con una enfermedad respiratoria crónica deberán mantener su medicación para siempre. La forma de tomarlo va en función de la prescripción médica ya que no todos los fármacos de terapia inhalada sirven para lo mismo. Por una parte encontramos los broncodilatadores (que son los primeros que hay que tomar) que se dividen en los de corta duración, que deben tomarse cada 6-8 horas, y los de larga duración, que se suministran cada 12 o 24 horas. Por otra parte contamos también con los anticolinérgicos, que tienen también la función de abrir el bronquio para que entre el aire al pulmón. También encontramos los antiinflamatorios, lo que la gente conoce como la cortisona inhalada que pese a su mala fama, como apunta Carmen Hernández, aporta grandes beneficios a los pacientes con EPOC. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado y hacer una buena higiene bucal tras la inhalación. Los medicamentos que se toman cada 12 horas es mejor tomarlos por la mañana y por la noche, y si las tomas se hacen cada 8 horas, lo mejor es relacionarlas con las comidas para que no se nos olviden.

¿Existe el sistema ideal de terapia inhalada?

La respuesta es que no. Existen muchos sistemas en el mercado pero ninguno de ellos es el ideal. Lo más importante siempre es evaluar al paciente y hacer un tratamiento muy individualizado, no solo con el fármaco sino con el sistema de terapia inhalada. Siempre hay que escoger el más idóneo para cada paciente a la vez que se le debe dejar elegir. Además, también habrá que insistir en la técnica y re-evaluar al paciente en cada visita.

Terapia nebulizada

La terapia nebulizada es un sistema de terapia inhalatoria que se usa generalmente durante la fase de descompensación grave de la EPOC. Algunos pacientes a veces reclaman la terapia nebulizada para tenerla en su domicilio porque creen que tiene un mayor efecto. Consiste en tener una máquina conectada a la corriente eléctrica que contiene un medicamento líquido para que el paciente inhale durante 20 minutos. De todas maneras, la literatura médica no dice que sea la terapia de mayor efectividad y solo la recomienda durante las fases de exacerbación. Es una terapia que no se debe emplear de forma habitual.

Cuidados que hay que llevar a cabo

Ante los pacientes con enfermedades como la EPOC no basta con prescribir un fármaco sino que hay que dar unas instrucciones adecuadas para seguir la técnica, ésta se debe revisar, se debe explicar su función y cómo se toma el fármaco recetado, a la vez que se deben indicar los cuidados adecuados para evitar efectos secundarios. También hay que destacar que es importante que el paciente no olvide las tomas de su medicamento ni que disminuya las dosis. Si esto ocurre, el tratamiento no es el óptimo ni el indicado y el medicamento no llegará a los niveles necesarios para manejar la enfermedad.

Cumplimiento terapéutico

Los pacientes, en general, no realizan la toma de la medicación de forma correcta con la terapia inhalada porque, en muchos casos, son los propios profesionales médicos quienes no saben cómo se lleva a cabo. Gracias a los avances esto ocurre cada vez menos y, sobre todo por parte de la atención primaria, se ha puesto interés en concienciar a los pacientes en la necesidad de cumplir con el tratamiento a rajatabla.

Terapia inhalada en personas mayores

Cada vez salen al mercado más tipos de terapia inhalada y, en las fases más avanzadas de la EPOC, se requiere tomar dos o tres fármacos de forma combinada. En las fases avanzadas de la EPOC también es habitual que la persona tenga más enfermedades y necesite tomar más medicación, así que el cumplimiento terapéutico se dificulta. Los médicos y las asociaciones de pacientes luchan para conseguir la máxima adherencia al tratamiento por el peso que tiene sobre la calidad de vida del enfermo. En los últimos tiempos esto se ha mejorado gracias también al aumento de dedicación por parte de los médicos, que inciden en este aspecto. Otro frente sobre el que luchar es concienciar a los pacientes que fuman de que pueden tener una enfermedad pulmonar obstructiva crónica por lo que deben ir al centro de salud y someterse a unas pruebas para poder realizar una detección precoz.

Via: GesEpoc

,

La EPOC se constituye como la cuarta causa de mortalidad en España.

Cerca de 1.228.000 personas entre 40 y 69 años padecen esta patología. El 75 por ciento no están diagnosticados

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Córdoba organizó el pasado 15 de Diciembre la 1º Charla Formativa del Ciclo: “Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC): Fisiopatología y abordaje terapéutico”. Dicha ponencia corrió a cargo del Dr. D. Javier Ampuero Ampuero, Secretario de la Sociedad Andaluza de Medicina Interna y Vocal de la Comisión de Infecciosas del Hospital Universitario Reina Sofía en 2001/2002.

En dicha ponencia el Dr. Ampuero definió la EPOC como una patología prevenible y tratable con algunos efectos extrapulmonares que podrían contribuir al aumento de la gravedad en determinados pacientes. Entre sus factores de riesgo destacan el tabaco y los contaminantes industriales.

Para elaborar un diagnóstico los síntomas más frecuentes se corresponden con tos abundante, expectoración y capítulos de disnea. A partir de ahí, se efectúa habitualmente una espirometría que puede clasificar el grado de afección como leve, moderada, grave o muy grave.

Según el Dr. Ampuero, es fundamental lograr una serie de objetivos en el tratamiento de la EPOC. Entre ellos destacan evitar la progresión de la enfermedad, aliviar los síntomas, mejorar la tolerancia al esfuerzo así como el estado de salud, prevenir y tratar las exacerbaciones, las complicaciones y también reducir la mortalidad y minimizar los efectos secundarios del tratamiento. Antes de concluir, el galeno también incluyó en el apartado de tratamientos la oxigenoterapia y la rehabilitación respiratoria sin dejar a un lado la posibilidad de la cirugía que la medicina ofrece.

Este curso forma parte del Ciclo de Conferencias Formativas, de Atención Farmacéutica, en patologías del Aparato Respiratorio que se celebrarán a lo largo del curso 2011/12.

Via: Cofco

,

¿Deben las empresas poner fin a las pausas para fumar?

Cada trabajador que fuma en España cuesta a su empresa más de 1.500 € al año

Los empresarios alemanes han propuesto una idea, no tan nueva en España, para mejorar la productividad de sus trabajadores: acabar con las pausas para fumar durante su jornada laboral. Nueva polémica al tanto en el país germano, que permite al mismo tiempo recordar un debate sobre este asunto en nuestro país que empezó a gestarse tras la introducción de la ley antitabaco en 2006, la cual, como se sabe, prohíbe fumar en los sitios de trabajo.

“Las pausas para fumar cuestan a las empresas dinero contante y sonante, y alteran el desarrollo del trabajo”, denunció el presidente de la Confederación Alemana de Pymes, Mario Ohoven, en unas declaraciones que publica el diario Bild. Ohoven pone como ejemplo el caso de Suecia, donde las empresas han impuesto el concepto de la jornada laboral sin tabaco y solo permiten a sus empleados fumar en la pausa del almuerzo.

Las pausas para fumar cuestan a las empresas dinero constante En parecidos términos se expresa en el mismo diario la presidenta de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas (UMW), Ursula Frerichs, quien reclama “la abolición de las pausas para los fumadores”, ya que ello supone también una discriminación frente a los que no lo son.

El rotativo alemán cita un estudio elaborado por la Universidad de Hamburgo que habla de un coste de 28 millones de euros anuales para las empresas alemanas por culpa solo de estas pausas de sus trabajadores fumadores.

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ya propuso en 2006 la misma idea que ahora sugieren los empresarios alemanes. La CEOE recomendaba en una circular a las empresas que no permitieran las pausas por, entre otras razones, no generar agravios con los empleados no fumadores y por no perder productividad de los sí fumadores.

La legislación española no revela nada concreto sobre las pausas para fumar en las empresas, dejando este ‘trámite’ a los convenios laborales. Hay compañías que llegan a sancionar, pero en la mayoría de los casos se apuesta por la permisividad sin fijar límites de pausas.

Leer más

,

Las nuevas tecnologías contribuyen a mejorar y agilizar la asistencia sanitari en la EPOC.

Según un estudio, el porcentaje de espirometrías de calidad conseguido con apoyo on line es del 72%, similar al porcentaje de las consultas especializadas

España, enero de 2012.- La revista The European Respiratory Journal ha publicado un estudio realizado bajo el paraguas del Programa de Investigación Integrada de EPOC de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) que muestra las ventajas de utilizar un programa on line de teleasistencia para controlar y mejorar la calidad de las pruebas de espirometría forzada. La generalización del uso de la espirometría forzada de calidad en atención primaria es una prioridad mundial porque facilita el diagnóstico y seguimiento de las patologías respiratorias, algunas tan prevalentes como el asma y la EPOC, y es esencial para facilitar el principio de continuidad asistencial con interacciones entre los diferentes niveles de atención sanitaria.

La realización de espirometrías de calidad por personal no especializado de atención primaria “puede conseguirse con eficacia y ahorro de costes mediante la asistencia remota a través de una web que además puede facilitar la formación continuada del personal implicado”, explica Felip Burgos, miembro de SEPAR y coordinador del estudio.

En el estudio publicado han participado 7 centros de referencia, 18 centros de salud de toda España, 34 enfermeras y 4.581 pacientes durante 12 meses. Como paso previo se desarrolló una plataforma on line de apoyo para el personal de enfermería a través de la cual los centros de referencia ofrecían tele-asistencia, y se impartió a los participantes formación básica sobre espirometrías. A continuación, se crearon dos grupos uno con acceso a la plataforma telemática y otro sin.

Al comparar la calidad de las espirometrías realizadas en los centros de atención primaria por personal no especializado con o sin el apoyo de tele-asistencia, los resultados muestran que los centros que disponían de soporte web de forma sostenida presentan un mayor porcentaje de espirometrías de alta calidad, mientras que en los centros sin apoyo on line la calidad va decayendo a lo largo del año. El porcentaje sostenido conseguido de espirometrías de alta calidad es del 72 %, una cifra similar a la que se obtiene en las consultas especializadas.

Estos resultados son muy significativos, “muestran un camino a seguir, la introducción de las nuevas tecnologías puede impulsar nuevas estrategias para el diagnóstico precoz de la EPOC y optimizar el manejo de las enfermedades crónicas” explica Felip Burgos. Así mismo puede impulsar nuevas estrategias para mejorar el diagnóstico precoz de la EPOC incorporando otros agentes salud pública como las Oficinas de Farmacia en la que actualmente ya están usando esta aplicación, demostrado que el farmacéutico, coordinadamente con el ámbito médico, puede contribuir a la optimización del manejo de enfermedades crónicas en la comunidad.

La espirometría es una prueba relativamente sencilla y habitual que mide la capacidad ventilatoria del paciente a través de la espiración máxima y sostenida. El personal que las realiza, además de conseguir una buena colaboración del paciente, debe evaluar la calidad de los diferentes intentos realizados y escoger los valores espirométricos que considere más representativos. La espirometría debería poder realizarse sin dificultad en atención primaria para el control de los pacientes respiratorios crónicos. El asesoramiento y la formación por parte de personal especializado puede ser en este punto esencial.

Via: NoticiasMedicas

,

El hospital de Móstoles logra que el 64% de sus pacientes deje de fumar.

2.000 personas se han sometido a su programa de deshabituación del tabaquismo puesto en marcha en 2004

Madrid, (EFE).- El servicio de Neumología del Hospital Universitario de Móstoles ha logrado la abstinencia del 64% de los 2.000 pacientes que se han sometido al programa de deshabituación del tabaquismo, puesto en marcha en este centro en 2004.

Fuentes hospitalarias aseguran que con estos datos, el programa ha superado las expectativas que se marcaron en su inicio, hace ocho años. El tratamiento se basa en una asistencia personalizada dividida en varios periodos que comienza con la valoración inicial del paciente fumador por parte de los facultativos.

Posteriormente, el plan continúa con visitas de seguimiento que pueden durar entre cinco y seis meses, tras lo cual se da el alta provisional al paciente, al que se le entrega un diploma de ex-fumador y por último, se le cita al año para el alta definitiva.

De manera pionera el Hospital de Móstoles comenzó a aplicar este programa con sus propios trabajadores y con la aparición del Plan Regional de Control y Prevención del Tabaquismo, en 2005-2007, lo extendió al personal docente, a pacientes con patologías crónicas, con cardiopatías y a enfermos psiquiátricos. Desde entonces, cada año 300 nuevos pacientes se suman a él y ya son 2.000 personas las que han participado.

En la actualidad, los fumadores que quieran acogerse a este programa deben cumplir una serie de requisitos como tener un grado de dependencia elevado y haber intentado sin éxito dejar de fumar al menos una vez, a pesar de contar con el seguimiento adecuado en su centro de salud. Aparte de este programa, el hospital ha editado el “Manual de prevención, diagnóstico y tratamiento del tabaquismo” y próximamente realizará una encuesta de prevalencia de consumo de tabaco entre los estudiantes de Medicina y Enfermería.

Asimismo el centro hospitalario organiza cada año, en colaboración con el Ayuntamiento de Móstoles, un concurso de dibujo a través del cual intenta concienciar a los alumnos de 1º y 2º de la ESO de los peligros del tabaquismo, que sólo en España ocasiona 55.000 muertes cada año.

Via: LaVanguardia

,

Un estudio pone en duda la eficacia de los parches y chicles para dejar de fumar

El efecto de los chicles y parches de nicotina para dejar de fumar a largo plazo está en duda. Un estudio de la facultad de Medicina de la Universidad de Harvard descarta que sean de ayuda, incluso aunque se complementaran con asesoría personal. El estudio lo publica la revista Tobacco control.

En el trabajo, los investigadores, dirigidos por Hillel Alpert, revisaron el caso de 787 adultos de Massachusetts que habían dejado de fumar durante varios periodos: 2001-2002, 2003-2004 y 2005-2006. Se les preguntó si habían utilizado alguna terapia sustitutiva de la nicotina en forma de parche, chicle, o inhalador. También si se habían unido a algún grupo para hacer terapia para dejar de fumar o habían participado en algún programa o recibido consejo de un profesional sanitario.

Los resultados mostraron que, para cada periodo, casi un tercio de quienes intentaron dejar de fumar habían vuelto. Y que esto era independiente de qué método habían utilizado para ayudarse (si es que habían usado alguno). Tampoco importaba si se trataba de fumadores ocasionales o intensivos.

“El estudio demuestra que usar terapias sustitutivas de la nicotina no es más efectivo para ayudar a la gente que si intentan hacerlo por su cuenta”, ha dicho Alpert. También pone de manifiesto “la necesidad de que la Agencia del Medicamento de EE UU (FDA), que regula la aprobación de los medicamentos, lo haga solo con aquellos fármacos que demuestren su eficacia a largo plazo”, ha dicho otro de los autores del trabajo, Gregory Connolly.

Los autores ponen en duda que estos fármacos deban financiarse por la sanidad pública

Yendo más allá, otro de los autores, Lois Biener, ha dicho que usar fondos públicos para financiar estos tratamientos es “muy cuestionable”, sobre todo cuando con ello se detrae dinero de otras prácticas que sí se han demostrado eficaces, como las campañas publicitarias, promover espacios sin humo y los aumentos de precio.

En España este tipo de tratamientos no están incluidos en la cartera de fármacos que financian los sistemas públicos de salud. La ley antitabaco estipula que antes de ello debe haber una evaluación que lo justifique. El PP, que estaba entonces en la oposición, insistió en que se incluyeran, pero al final se llegó a esa solución de compromiso. Esto no afecta a otros fármacos que sí se financian por algunas comunidades.

Via: elpais

,

El Hospital Universitario de Cruces aumenta la capacidad diagnóstica con su consulta rápida para cáncer de pulmón.

El periódo de diagnóstico es inferior a siete días. Atiende anualmente a entre 400.000 y 450.000 pacientes neumológicos.

El Servicio de Neumología del Hospital Universitario de Cruces en Barakaldo (Bilbao) es puntero en muchos de los propósitos que se plantea. Considerado un centro de referencia a nivel regional, su vasta unidad de Neumología es objeto de reclamo para pacientes de otras comunidades autónomas como La Rioja, Cantabria o Castilla y León. Entre las muchas novedades que ofrece destaca la consulta rápida para cáncer de pulmón. Una propuesta que surge para aumentar la capacidad diagnóstica y que como explica el jefe de Servicio, José María Antoñana, ha logrado “disminuir el periodo diagnóstico hasta situarse por debajo de los siete días”.

Algo parecido ocurre con la “consulta abierta” para pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Un apellido particular tras el que se encuentra toda una filosofía asistencial: que los pacientes EPOC con abundantes reingresos puedan acudir siempre que lo necesiten. “Se les ve el mismo día”, afirma Antoñana, a la vez que destaca la puesta en marcha del programa de control por telemedicina para afectados por EPOC.

La EPOC, que es una de las enfermedades respiratorias más prevalentes, ve completado su abordaje con los programas de entrenamiento al ejercicio. Esta iniciativa, realizada de forma conjunta con el Servicio de Rehabilitación y en colaboración con los polideportivos de la región, fomenta el ejercicio físico y mejora la calidad de vida de estos pacientes.

Otro de los ‘platos fuertes’ del Servicio de Neumología del Hospital de Cruces es la Unidad de Sueño. Acreditada como unidad de primer nivel por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), ofrece 6 consultas monográficas dedicadas al sueño y el tiempo de demora de los estudios es entorno a tres meses, “muy inferior al de otros servicios”.

Centro de referencia en fibrosis quística

A esta unidad monográfica se suman las de fibrosis quística (FQ), ventilación mecánica no invasiva y fibrobroncoscopia. La sección dedicada a FQ es un centro de referencia para otras comunidades limítrofes, al que acuden pacientes de otras comunidades autónomas. Ofrece tres consultas semanales y también da cobertura a pacientes con bronquiectasia grave.

Por su parte, en el área de fibrobroncoscopia el jefe del Servicio de Neumología destaca la incorporación de la técnica de ecobroncoscopia con ultrasonido (EBUS), que permite acceder a zonas de más difícil acceso y es uno de los procedimientos diagnósticos que “más completan el estudio del cáncer de pulmón”.

A ellas su añade, el laboratorio de exploración pulmonar respiratoria, que está equipado con “todas las técnicas que existen en la actualidad”. Cuenta, entre otros, con estudios del músculo respiratorio, de estimulación magnética, de análisis del espectro inducido o una prueba de ejercicio incremental

Via: publicacionmedica