,

La sequía aumenta el riesgo de patologías respiratorias en la población sana

La contaminación favorece la aparición de alergias. Un ambiente seco impide que se limpie la atmósfera de partículas tóxicas que dañan las vías respiratorias.

La sequía no solo reduce el nivel de los embalses, la productividad de regadíos y la biodiversidad. También afecta a la población sana, ya que aumenta la predisposición a sufrir enfermedades respiratorias, sobre todo alergias. ¿Por qué? El ambiente seco no limpia el aire de las partículas tóxicas, que lo tienen más fácil para entrar en las vías respiratorias y causar cuadros catarrales e infecciones.

“La falta de humedad favorece la concentración de irrirantes de las vías respiratorias. Por eso, un ambiente seco hace que aumente la predisposición a tener un cuadro respiratorio. Además, está demostrado que cuanto más pico de contaminación ambiental, más riesgo hay de desarrollar una enfermedad respiratoria”, explica Javier García, neumólogo y estudioso de los efectos ambientales de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, SEPAR.

Que la contaminación incrementa las alegias tiene base científica. Gregorio Soto, vicepresidente de la sociedad andaluza de neumología, Neumosur, explica que la alta concentración de partículas de biodiésel aumenta la sensibilidad a determinados tipo de polen, como la gramínea, o el del olivo. “Los inviernos poco lluviosos agravan los casos de asma y de alergias, causando rinitis y poliposis”.

Pero no todo es dañino en un invierno seco. El doctor Soto recuerda que existen derminados virus que necesitan humedad para sobrevivir y causar infecciones que desembocan en neumonías o agudizan cuadros de EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica).

El frío seco puede aumentar las infecciones leves de las vías respiratorias, porque el aire no se renueva y favorece la transmisión. También hay relación entre la mayor prevalencia de la gripe este año con el déficit de lluvias y la llegada brusca del frío intenso, según explica Juan Antonio Trigueros, responsable del grupo respiratorio de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia, que ha detectado una mayor persistencia de enfermedades obstructivas crónicas este año. “En inviernos secos puede agravarse el EPOC y el asma”.

En el tema de la gripe discrepa el doctor Sergio Alcolea, de la Sociedad Madrileña de Neumología, para quien “no se han registrado picos de esta enfermedad epidémica” porque el frío intenso no ha persistido el tiempo que se esperaba y, por tanto, el invierno ha resultado “más benévolo”. Lo que sí ha observado es un repunte de casos agudos de enfermedades crónicas del aparato respiratorio. “Esta agudización se relaciona con el hecho de que se mantiene más tiempo el nivel de polución en grandes ciudades”.

En cambio, el doctor Enrique Carazo, presidente de la Fundación contra la Hipertensión Pulmonar, sostiene que lo que favorece la aparación de patologías respiratorias es el cambio brusco de temperatura: “En mi opinión, el clima seco no favorece las gripes, ni las neumonías. Los problemas surgen en los cambios de temporadas, al pasar del frío al calor”.

,

Tres de cada diez pacientes tratados por EPOC no sufren esta enfermedad.

El doctor José Luis Izquierdo incide en la importancia de hacer un diagnóstico diferencial, porque no se debe tratar igual a un bronquítico crónico que a un enfisematoso pulmonar.

Cada paciente es un mundo y en el caso de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) mucho más. De hecho, el 30 por ciento de las personas tratadas por esta patología en realidad no la tienen, según explicó ayer José Luis Izquierdo, jefe del Servicio de Neumología del Hospital General de Guadalajara, en el marco del IV Congreso de la Sociedad Castellano Manchega de Patología Respiratoria (Socampar), que reúne a más de 80 profesionales. Y, para más inri, cuatro de cada diez salen de las consultas de Neumología sin haber sido sometidos a una espirometría.

En este sentido, el experto incidió en el mal manejo de una enfermedad incapacitante, «tanto por exceso como por defecto» y expuso los criterios a seguir para llegar al diagnóstico más acertado en base a tres fenotipos: mixto (asma bronquial y EPOC), bronquitis crónica y enfisema pulmonar. Así, por ejemplo, mientras los pacientes que responden al último sufren más de osteoporosis (disminución de la masa ósea), «en los bronquíticos hay que estar atentos a las enfermedades cardiovasculares como la diabetes». Por su parte, los enfisematosos presentan una mayor disnea (sensación de falta de aire).

Via: latribunadeciudadreal

,

La Universidad CEU San Pablo se compromete con las enfermedades pulmonares.

Se inicia una red europea en la que colabora la Universidad CEU San Pablo para investigar más acerca de enfermedades pulmonares, en concreto dos: enfermedad pulmonar obstructiva (EPOC) y apnea del sueño.

Esta red de colaboración une a varios grupos de investigación europeos que trabajan en diagnóstico por imagen y el Centro de Metabolómica y Bioanálisis (CEMBIO), de la Universidad CEU San Pablo dirigido por la vicerrectora de investigación de la CEU USP y catedrática de Química, Coral Barbas. Y además, cuenta con la colaboración de dos investigadores Marie Curie en el proyecto.

Las becas Marie Curie permiten trabajar en la Unión Europea (U.E.) a investigadores generalmente jóvenes (generalmente hasta los 35 años), aunque también tienen cabida los más experimentados. Los criterios de selección pretenden dar con el mejor investigador o con el investigador que tiene el mejor proyecto, por tanto, se trata de una beca muy exigente y competitiva.

Esta red trabaja fundamentalmente con dos enfermedades pulmonares: enfermedad pulmonar obstructiva (EPOC) y la apnea del sueño. La EPOC agrupa clínicamente los enfisemas y las bronquitis crónicas dado que muchos pacientes presentan daños conductuales (enfisemas) y bronquiales (bronquitis), el desencadenante suele ser un agente externo (en general se relaciona con el tabaquismo intenso y prolongado, ya que tan sólo un 10% de los que desarrollan esta patología son no fumadores). Por otro lado, la apnea del sueño genera dificultades respiratorias mientras se está durmiendo, aunque pueda parecerse a unos “ronquidos” muy fuertes, tiene etapas en las que se deja de respirar, por ello, produce muchos problemas metabólicos.

El proyecto pretende encontrar marcadores de la patología, de su evolución y respuesta al tratamiento y validarlos con los avances del diagnóstico por imagen, que conlleva dos problemas: en primer lugar, se trata de una prueba muy costosa a nivel económico; y, en segundo lugar, que al respirar los pulmones se mueven, y el diagnóstico por imagen en movimiento no es nítido y no permite una correcta identificación.

A pesar de que se trata de un proyecto que está aún en sus inicios, muestra el gran compromiso que la Universidad CEU San Pablo tiene con la salud pulmonar. Tanto es así, que colabora en redes europeas para profundizar en la investigación de este tipo de patologías así como en un proyecto financiado por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), entre otros. En un futuro, tras conocer el funcionamiento de este tipo de patologías, se podrán llegar a prevenir o, incluso, diagnosticar con el tiempo necesario para aplicar una posible cura.

Via: eleconomista

,

La mitad de los transplantes de pulmón se deben a enfermedades respiratorias minoritarias.

La mitad de los más de 200 transplantes de pulmón que se realizan cada año en España tienen su origen en enfermedades respiratorias minoritarias como la fibrosis quística y la hipertensión pulmonar idiopática, según ha recordado este lunes la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ)

Por este motivo, la Separ dedicará el año 2012 a incidir en este tipo de patologías, que pese a no afectar a un gran número de personas –solo el 3% de las enfermedades minoritarias son respiratorias–, sí ocasionan grandes trastornos a los pacientes y familias que las padecen por lo difícil de su diagnóstico y tratamiento.

En una rueda de prensa celebrada en Barcelona, el presidente de la sociedad, Juan Ruiz Manzano, ha señalado que el objetivo principal pasa por “reclamar la atención” de la sociedad y de los profesionales sanitarios, implicando a las asociaciones de pacientes, ya que se tratan de dolencias que transforman radicalmente la vida y en ocasiones provocan que el enfermo se sienta desamparado.

Las actividades, patrocinadas por diversas farmacéuticas, incluirán la celebración de congresos temáticos, becas de investigación, manuales formativos, talleres y otro tipo de actividades para ampliar el conocimiento sobre estas patologías, en línea con la década de años temáticos que viene realizando la Separ.

En concreto, los expertos han recordado que 3,3 personas por cada 100.000 pacientes sufren déficit de alfa-1-antitripsina; 1,67 fibrosis pulmonar idiopática; 1,26 fibrosis quística –afecta a 2.000 personas en España–; 1,5 sarcoidosis, y tan solo el 0,056 linfangioleiomiomatosis.

Según ha resaltado una de las coordinadoras de la campaña y neumóloga, Beatriz Lara, se trata de patologías que desembocan en insuficincias respiratorias graves con una elevada mortalidad, por lo que el “gran reto” inmediato pasa por convertirlas en enfermedades crónicas.

Leer más

,

Las mujeres con apnea del sueño grave no tratada tienen más riesgo de muerte cardiovascular"

Las mujeres con apnea del sueño grave no tratada tienen 3,5 veces más riesgo de muerte cardiovascular, según un estudio del Grupo Español del Sueño de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). Esta enfermedad “afecta a entre un 2 y 3 por ciento de la población femenina de mediana edad”, explican miembros de este organismo.

El estudio, que relaciona la apnea del sueño con la mortalidad cardiovascular en mujeres, y que ha sido publicado en ‘Annals of Internal Medicine’, ha evidenciado que la apnea del sueño puede ser un factor de riesgo cardiovascular entre las mujeres. Esta afirmación ya había sido estudiada en los hombres con resultados similares.

Para el miembro de la SEPAR y primer firmante del artículo, el doctor Francisco Campos Rodríguez, la relevancia de este estudio es que “se trata del primero realizado en una serie muy amplia de mujeres y con un seguimiento prolongado”. Esta patología tiene una alta prevalencia en ambos sexos, y consiste en episodios repetidos de obstrucción de la vía aérea superior durante las horas de sueño. La incidencia en hombres “alcanza el 5 por ciento, y aumenta progresivamente con la edad”, sostienen.

El tratamiento utilizado para su cuidado es la presión positiva continua en la vía aérea superior (CPAP), lo que consiste en un dispositivo que libera aire presurizado en la vía aérea para evitar su colapso. Sin embargo, “sólo son tratados entre el 5 y el 9 por ciento” de los enfermos, ya que los restantes no han sido diagnosticados, apostillan.

Los cálculos estiman que en España hay entre 1,2 y 2,1 millones de personas afectadas. Los síntomas que llevan a un buen diagnóstico en los hombres son “los ronquidos, las pausas respiratorias observadas y una excesiva somnolencia diurna”, manifiestan desde SEPAR. Por su parte, las mujeres pueden presentar “insomnio, ansiedad o depresión”, aseguran.

Para el estudio, 1.000 mujeres del Hospital Universitario de Valme de Sevilla y el Hospital General de Requena de Valencia han prestado su colaboración durante 72 horas de seguimiento. En él se ha demostrado que el tratamiento con CPAP “reduce el riesgo de mortalidad cardiovascular hasta los mismo niveles que tienen las mujeres que no padecen apnea del sueño”, concluye el doctor Campos Rodríguez.

Via: lainformación

,

Menos expuestos al tabaco pero más fumadores activos

Una encuesta realizada por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) a unas 3.800 personas muestra que el porcentaje de fumadores activos ha aumentado un 0,5% mientras que el tabaquismo pasivo se ha reducido un 17% (ha pasado de un 38% a un 21%) desde que entrara en vigor la Ley Antitabaco.

A pesar de que ahora son menos los españoles que están expuestos al humo del tabaco, “es preocupante observar que la cifra de fumadores ha aumentado en un 0,5% con respecto al anterior estudio de 2007”, ha señalado Juan Antonio Riesco, vicepresidente neumólogo de SEPAR y coordinador científico de los tres estudios de tabaquismo que esta sociedad ha elaborado en 2005, 2007 y 2011, junto con el doctor Carlos Jiménez.

Los datos, que han sido presentados esta mañana en rueda de prensa, muestran que los españoles fuman una media de 12 cigarrillos al día y lo hacen más los hombres que las mujeres. Uno de cada tres encuestados (un 27% de los fumadores) ha intentado dejar de fumar desde la implantación de la última Ley Antitabaco. Sin embargo, un 14% volvió a fumar en menos de 24 horas y un 72% recayó en el primer mes.

Estos datos ofrecen una clara conclusión para Carlos Jiménez,  y se trata de que la actual legislación “carece de medidas que potencien actividades o recursos dirigidos a ofrecer una ayuda para que la persona deje de fumar. Sería necesario crear más unidades de tabaquismo y una mayor accesibilidad a los tratamientos para dejar de fumar”.

Leer más

,

La guía GOLD pone de relieve la importancia del riesgo de exacerbaciones y de los síntomas de la EPOC

La nueva guía refrenda los anticolinérgicos de acción prolongada como único grupo terapéutico recomendado para todo tipo de pacientes que necesitan tratamiento de mantenimiento.

La Iniciativa Global para la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (GOLD por sus siglas en inglés) ha publicado una revisión de la Estrategia global para el diagnóstico, el manejo y la prevención de la EPOC que insiste especialmente en la evaluación del riesgo de exacerbaciones y de los síntomas de la enfermedad.

La nueva versión refuerza el uso de anticolinérgicos de acción prolongada (LAMA por sus siglas en inglés) que figuran como el único grupo terapéutico recomendado para todos los pacientes con EPOC que precisan un tratamiento de mantenimiento ya que han demostrado disminuir el riesgo de exacerbaciones y mejorar los síntomas de la EPOC.

El Profesor Donald Tashkin, Profesor Emérito de Medicina, Departamento de Medicina, Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de California afirma en este sentido que “la guía GOLD revisada describe los regímenes de tratamiento farmacológico adaptados a las necesidades de los pacientes. Los patrones están cambiando y las opciones terapéuticas han de tener en cuenta la disminución del riesgo de exacerbaciones” y añade: “según la Organización Mundial de la Salud, la EPOC se convertirá en 2020 en la tercera causa de muerte en el mundo y sigue siendo una enfermedad frecuentemente infradiagnosticada. Esta evaluación actualizada agrupa la complejidad de la enfermedad y la investigación actual, lo que debe permitirnos adaptar y optimizar el manejo de la EPOC.”

La guía revisada recomienda evaluar la EPOC por medio de una combinación de resultados de espirometrías del paciente, gravedad de los síntomas y antecedentes de exacerbaciones mientras que la versión anterior usaba un sistema de estadificación basado únicamente en la obstrucción de las vías aéreas medida mediante el FEV1. En base a esta evaluación, se incluye al paciente en uno de los grupos siguientes:

Grupo A: Pocos síntomas, riesgo bajo de exacerbaciones y otros acontecimientos negativos

Grupo B: Más síntomas, riesgo bajo 

Grupo C: Pocos síntomas, riesgo alto 

Grupo D: Más síntomas, riesgo alto

Los anticolinérgicos de acción prolongada (LAMA) son el único grupo terapéutico recomendado para todos los pacientes que necesitan un tratamiento de mantenimiento (primera línea para los grupos de pacientes B-D y como segunda opción para el grupo de pacientes A.  A diferencia de los LAMA la monoterapia con agonistas beta de acción prolongada para tratamiento de mantenimiento sólo se recomienda para el grupo de pacientes B y los agonistas beta de acción prolongada más corticoides inhalados sólo para los grupos de pacientes C y D.

En la EPOC, se utiliza el tratamiento farmacológico para disminuir los síntomas, reducir la frecuencia y la gravedad de las exacerbaciones y mejorar el estado general y la tolerancia al esfuerzo. Las exacerbaciones frecuentes indican un deterioro y progresión de la enfermedad. Pueden aparecer incluso en los estadios precoces de la EPOC y reaparecer repetidamente durante toda su evolución.

,

El tratamiento individualizado y la autogestión mejoran la calidad de vida de los pacientes con EPOC

Un estudio muestra que un plan de acción individualizado, acompañado de soporte especializado telefónico por parte del equipo de salud, provoca en el paciente una aceleración en la recuperación de las exacerbaciones y mejora, en definitiva, su calidad de vida.

Las exacerbaciones de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) son episodios de empeoramiento de los síntomas respiratorios que afectan de forma significativa la calidad de vida y generan una importante carga socio-sanitaria.Se considera que el tratamiento precoz de las exacerbaciones puede ser beneficioso para reducir su impacto sobre los pacientes afectados.

Un reciente estudio realizado en los Países Bajos ha demostrado la utilidad de un “plan de acción” individualizado, en caso de que se produzca un cambio de los síntomas pulmonares, con indicaciones por escrito del tratamiento -pautas de inicio de tandas de corticoides y/o antibióticos-.

Mediante esta iniciativa de autogestión de la enfermedad, junto con el soporte telefónico de un “gestor de caso”, se observó una aceleración en la recuperación de las exacerbaciones y mejoras significativas de calidad de vida de los pacientes.

Se trata de un estudio en el que participaron 233 pacientes con EPOC a los que se dividió en dos grupos de forma aleatoria. Un grupo recibió el plan de acción personalizado, además de su tratamiento habitual, mientras que el otro grupo continuó solo con el tratamiento y controles habituales. El plan de acción consistía en instrucciones de cómo iniciar el tratamiento -autogestión- en el caso de presentar aumento de sensación de ahogo o cambios en el color o la cantidad de esputo (síntomas principales) o presencia de tos, molestias de garganta, silbidos en el pecho o sensación gripal. Además, los pacientes tenían acceso telefónico a su gestor personal y recibían llamadas mensuales de refuerzo. Los pacientes debían rellenar cada 3 días un cuestionario con sus síntomas. Los resultados se evaluaron a los 6 meses de la intervención. Durante el período del estudio, aproximadamente la mitad de los pacientes presentaron algún tipo de exacerbación y no hubieron diferencias entre los dos grupos. Sin embargo los pacientes que seguían el plan de acción se recuperaban más rápidamente y alcanzaban un mejor estado de salud tras la exacerbación con un tiempo de recuperación casi 4 días más breve.

Los autores destacan, que si bien no se observaron diferencias en el número de exacerbaciones ni en las consultas a los centros hospitalarios, los pacientes que seguían el plan de acción tendían a tener episodios menos graves, con una menor duración y una mejor calidad de vida que los pacientes que seguían el tratamiento convencional.

Por este motivo, los autores subrayan que, en base a estos resultados y otros derivados de estudios similares, debería considerarse la implantación de planes personalizados de acción como una parte esencial para el manejo habitual de pacientes con EPOC.

Bibliografía.

Trappenburg JC, Monninkhof EM, Bourbeau J, Troosters T, Schrijvers AJ, Verheij TJ, Lammers JW. Effect of an action plan with ongoing support by a case manager on exacerbation-related outcome in patients with COPD: a multicentre randomised controlled trial. Thorax. 2011; 66:977-84

 AUTOR: Federico Gómez

Via: Forum clinic

,

El Hospital Insular Materno Infantil ha atendido a más de 800 fumadores en diez años.

La consulta de tabaquismo del servicio de Neumología del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil ha atendido en sus diez años de existencia a más de 800 fumadores en primera visita, según ha informado hoy la Consejería de Sanidad del Gobierno canario. A través de la consulta, el Ejecutivo oferta un tratamiento para que los pacientes que quieran abandonar el hábito de fumar puedan comenzar el proceso de deshabituación tras la valoración médica.

El proceso del cese del hábito de fumar se inicia con una visita al Complejo para que se estudie la patología que se relaciona con el tabaco, el consumo habitual, los intentos de abandono, los tratamientos utilizados y su consumo en el entorno del paciente. Además, se realiza una exploración física y pruebas de analítica y espirometría. El médico responsable y especialista en Neumología también sigue la conducta de la persona que quiere abandonar el tabaco y siempre prescribe un tratamiento individualizado.

Posteriormente, los pacientes son derivados de los centros de Atención Primaria y a las unidades y servicios de Atención Especializada.

El Complejo Insular Materno Infantil, además de esta actividad asistencial, ha realizado protocolos de tratamiento del tabaquismo y labores de docencia para el personal sanitario; y, asimismo, ha participado en publicaciones, jornadas, congresos médicos y actividades para el fomento de la prevención y la salud respiratoria en la población.

La consulta pública ha recordado que fumar es la primera causa evitable de muerte, ya que el cáncer de pulmón, la enfermedad cardíaca isquémica, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y la cardiovascular están relacionadas y son atribuibles al tabaco.En su opinión, los beneficios que tiene dejar de fumar son innumerables, pues disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular, se reduce el riesgo de cáncer de pulmón y de infarto cerebral, y la tos y la congestión del aparato respiratorio decrecen notablemente.

Via: EFE

,

El seguimiento domiciliario de pacientes con EPOC reduce en un 83% los ingresos hospitalarios.

Esta patología respiratoria es el primer motivo de consulta en Atención Primaria y la causa de 93.000 ingresos hospitalarios al año en España

El Servicio de Neumología del Hospital Universitario Doctor Peset y VitalAire  han realizado un novedoso estudio de atención domiciliaria preventiva a pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que demuestra su eficacia al reducir en un 83% los ingresos hospitalarios de estos enfermos. El estudio, conocido como Programa REPOCA® (Revisión de pacientes con EPOC Agudizada), ha controlado durante 6 meses a 25 pacientes con EPOC moderada (8 pacientes), grave (8) o muy grave (9) que durante el año anterior habían tenido dos o más exacerbaciones graves de la enfermedad que habían requerido atención en el Hospital Universitario Doctor Peset (al menos una de ellas con ingreso incluido).

El objetivo principal de este programa ha sido evaluar la eficacia de la intervención sanitaria en el domicilio del paciente con exacerbaciones agudas graves de EPOC, apoyada por un neumólogo en régimen ambulatorio, con el fin de evitar su asistencia en el hospital y, en especial, su ingreso. “Las exacerbaciones son un cambio agudo en la situación clínica basal del paciente provocadas por un agente infeccioso bacteriano o vírico que producen un aumento de la disnea (dificultad respiratoria) o de la expectoración y que requieren modificar su tratamiento y, en numerosas ocasiones, ingreso hospitalario. Aproximadamente, estos episodios generan el 2% de todas las visitas a urgencias hospitalarias y cerca de un 10% de todos los ingresos de causa médica”, señalan desde el Servicio de Neumología del Hospital Universitario Doctor Peset.

Resultados positivos

El estudio llevado a cabo por el Hospital Universitario Doctor Peset y VitalAire ha supuesto desarrollar un programa de atención continua a domicilio que incluye visitas domiciliarias programadas, seguimiento telefónico y atención médica y de enfermería a demanda del paciente, además de sesiones educacionales en las que se trabaja con el paciente y con el cuidador en temas como vacunas, polución, nutrición, sexualidad, deshabituación tabáquica, etc.

Leer más