¿Cómo tratar la ansiedad y la depresión en pacientes con EPOC?

El apoyo de la familia es fundamental además de los fármacos y terapias de rehabilitación en pacientes diagnosticados con EPOC

La depresión asociada a enfermedades o patologías requiere de una mayor atención y cuidado debido a que descompensa y desequilibra los resultados que se puedan tener del uso de adecuados procedimiento médicos para mejorar las condiciones del paciente.

La ansiedad es muy frecuente en pacientes que son diagnosticados con EPOC ya que en algunas oportunidades presentan no adhesión a los tratamientos indicados, generando así abandono temprano de las terapias de rehabilitación pulmonar, aumento de la estancia hospitalaria y desmejora en la calidad de vida.

Cuando un paciente es diagnosticado con EPOC es necesario trabajar de forma paralela los tratamientos para atender la patología como tal y acudir con especialistas del área psicológica y social que puedan ayudar a sobrellevar esta enfermedad y evitar depresiones constantes.

Tras varias investigaciones realizadas además por la Asociación de Neumología y Cirugía Torácica del Sur, se determinó que es muy frecuente encontrar patologías psiquiátricas entre quienes han sido diagnosticados y que se vienen creando con años de anterioridad de manera inconsciente.

Este estudio determinó de toda su muestra que aproximadamente 36% de los pacientes padecían de ansiedad o depresión e incluso ambas al mismo tiempo y sólo 8% habían sido diagnosticado y tratado por esto.

Riesgos clínicos

La depresión más allá de la ansiedad es inclusive una enfermedad más abrasiva. Existe evidencia de un mayor número de agudizaciones de depresión y ansiedad un año previo al diagnóstico de EPOC y ante la falta de tratamiento para tales enfermedades.

Los estudios actuales y trabajos realizados en torno a esta enfermedad, arrojan sobre la necesaria evaluación psicológica que debe hacerse en pacientes que han sido diagnosticados con EPOC. Es fundamental una detección temprana de la misma para saber cómo se tratará al paciente.

Cuando las personas pierden la facilidad de respirar sin hacer esfuerzo físico alguno, es común que sientan que caen a un vacío, no pueden trabajar, valerse del todo por sí mismos ni llevar una vida normal.

Fuente Original: laOpinion

Un proyecto logra aumentar la actividad física en personas con EPOC

El proyecto “Entrenamiento Urbano”, diseñado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), ha conseguido aumentar la actividad física en personas con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y ha planteado una nueva vía para el manejo de esta enfermedad respiratoria.

“Hasta ahora, las intervenciones para tratar de aumentar la actividad física en personas con EPOC se habían centrado en factores biológicos y psicológicos a nivel individual”, ha explicado Ane Arbillaga, investigadora de ISGlobal y primera autora del estudio, que publica la revista ‘European Respiratory Journal‘.

“Nosotros, que ya habíamos observado que las personas con EPOC que pasean el perro o que están al cuidado de sus nietos muestran un nivel más elevado de actividad física, hemos cambiado de perspectiva para proponer una aproximación hecha a medida de los determinantes interpersonales y ambientales de la actividad física de cada paciente”, ha detallado Arbillaga.

El proyecto ‘Entrenamiento Urbano’ plantea una intervención a medida de cada paciente y basada en seis elementos de actuación: entrevistas para motivar a los participantes, con llamadas telefónicas posteriores de seguimiento; una selección de itinerarios validados con diferentes niveles de intensidad concebidos para que se pueda ir incrementando progresivamente el nivel de dificultad; y un podómetro y un calendario para que cada participante pueda llevar registro de su actividad física.

El cuarto elemento es información extra y mensajes de texto motivadores enviados periódicamente por teléfono móvil; el quinto paseos en grupo con presencia de un entrenador experimentado una vez al mes; y por último un teléfono de contacto donde el equipo de fisioterapia del proyecto está disponible para atender consultas.

Para demostrar la eficacia de este planteamiento innovador, los investigadores reclutaron a 407 pacientes con EPOC en 33 centros de salud de Viladecans, Gavà, Barcelona, Badalona y Mataró.

Las personas reclutadas fueron divididas en dos grupos: uno, que siguió el tratamiento y las recomendaciones habituales en caso de diagnóstico de EPOC y otro que, además, se sometió a la intervención ‘Entrenamiento Urbano’.

La comparación entre los dos grupos permitió observar que al cabo de 12 meses las personas que habían seguido las pautas de ‘Entrenamiento Urbano’ incrementaron su actividad física en más de 900 pasos por día, en comparación con el grupo de control, donde no se produjo aumento en la actividad física.

Según Arbillaga, nunca antes se había conseguido mantener el efecto de ninguna intervención de actividad física en EPOC más allá de 4 meses “y quizá por este motivo este trabajo fue seleccionado entre los 5 mejores de los últimos 12 meses para el área de rehabilitación de la Sociedad Europea de Respiratorio”.

“Los resultados de este estudio son alentadores para la investigación sobre EPOC y muestran que ‘Entrenamiento Urbano’ puede abrir una vía nueva para el manejo de la enfermedad”, ha añadido Judith Garcia-Aymerich, coordinadora del estudio y jefa del programa de Enfermedades no Transmisibles y Medio Ambiente de ISGlobal.

Fuente Original: laVanguardia

 

EPOC y anticoagulación oral: CatSalut edita nuevas pautas de armonización

El Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) ha publicado unas nuevas guías con pautas de armonización para el tratamiento de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y por el uso de anticoagulantes orales para la prevención del ictus y la embolia sistémica en pacientes con fibrilación auricular.

El objetivo de esta publicación es dar a conocer esta armonización farmacoterapéutica del CatSalut, dirigida a todos los profesionales asistenciales, es “establecer unas buenas prácticas en el manejo farmacológico de diferentes patologías priorizada”. A este respecto, según indican, se tienen en cuenta aspectos poblacionales, criterios de eficiencia y de sostenibilidad de la prestación sanitaria para garantizar la accesibilidad universal y equidad.

En lo que se refiere a las pautas de EPOC, esta actualización recoge “las últimas novedades terapéuticas e incluye las recomendaciones de tratamiento de la EPOC estable y el manejo de las exacerbaciones”. Además, se incorpora información sobre otras terapias porque son fundamentales en la prevención y en el tratamiento de mantenimiento de la patología.

Las pautas ofrecidas pretenden, según el CatSalut, “fomentar el buen uso de los dispositivos inhaladores, insistiendo en la necesidad de asegurar una técnica de inhalación adecuada y en el seguimiento estrecho y la reevaluación periódica de los tratamientos”.

Por su parte, con respecto a los anticoagulantes orales, se establecen los criterios y las recomendaciones de uso de los antagonistas de la vitamina K (AVK) y de los anticoagulantes orales de acción directa (ACOD). Además, se trata de “una herramienta para fomentar el buen uso de los anticoagulantes orales e incide en aspectos fundamentales de seguimiento como el control del índice internacional normalizado (INR), el uso de las dosis adecuadas, la importancia de la adherencia o del seguimiento de la función renal”. Por último, también incorpora aspectos como el manejo de la anticoagulación en situaciones especiales como la cardioversión, el perioperatorio o los pacientes con enfermedad arterial coronaria, entre otros.

Con estas dos nuevas pautas de armonización, el CatSalut cuenta ya con un total de siete pautas en patologías como diabetes mellitus tipo 2, enfermedad renal crónica, enfermedad de Alzheimer, depresión mayor en adultos o insuficiencia cardíaca crónica, además de las dos nuevas anteriormente mencionadas.

Fuente Original: DiarioFarma

El tabaquismo entre los más jóvenes, una epidemia lejos de ser erradicada

Un nuevo estudio europeo evidencia el aumento entre 1990 y 2009 de fumadores que empezaron antes de los 16 años con respecto a las dos décadas anteriores

El eco de las alarmas sobre los efectos dañinos del tabaco suena repetidamente. Un reciente estudio que concluía que el humo roba cada año un millón de años de vida a los españoles es solo uno de los últimos ejemplos. Pero Europa todavía está lejos de erradicar esta epidemia, al menos según una nueva investigación internacional sobre las edades de inicio al tabaquismo en 17 países de la región entre 1970 y 2009.

Pese a constatar una reducción global de los fumadores en la franja más de riesgo para empezar (16-20 años), los autores destacan conclusiones preocupantes.

En las últimas dos décadas analizadas, los menores que empezaron a fumar antes de los 16 años, en particular las chicas, aumentaron en la mayoría de las regiones europeas, según afirman. El estudio subraya que también las tasas de adolescentes fumadores más mayores “son todavía inaceptables” y que solo los países del norte reflejan una tendencia claramente opuesta a la mayoritaria.

La investigación, publicada en PLOS ONE, tenía el objetivo de analizar “la historia de 40 años de tabaquismo” a partir de distintos estudios epidemiológicos, según explica por teléfono el autor principal, Alessandro Marcon de la Universidad de Verona (Italia). Su equipo recogió así datos sobre más de 119.000 personas, recopilados en cuatro décadas. Los países de los que procedía la información fueron divididos en cuatro macroáreas: sur (Italia, España y Portugal); este (Estonia, Polonia y Macedonia); oeste (Bélgica, Francia, Alemania, Holanda y Suiza) y norte (Reino Unido, Dinamarca, Finlandia, Suecia, Noruega e Islandia). Los investigadores se centraron en estudiar la evolución de las edades de iniciación al tabaquismo, un aspecto “importante para desarrollar estrategias de prevención”, según asegura el artículo.

Los autores partían del hecho de que la mayoría de los fumadores empiezan en la adolescencia. El último Eurobarómetro sobre tabaco, publicado en 2017, afirma de hecho que el 37% de los europeos fumadores (uno de cada cuatro) empezó entre los 15 y los 17 años, mientas que el 41% entre los 18 y los 25. Según esta encuesta, los que han empezado antes de los 15 años son el 15% (en 2015 fueron un 19% , en 2012 un 17%).

Marcon asegura que los datos sobre los hábitos con respecto al tabaquismo en la población menor de 16 años es mucho menos detallada que para las otras franjas de edad. Para limitar esta carencia, el proyecto que lideró, financiado por la UE y coordinada por el Imperial College de Londres, se basó en las respuestas retrospectivas a entrevistas presenciales o por correo realizadas con personas de más de 20 años de edad. Se consideraron válidas las respuestas de quien aseguró haber fumado durante al menos un año.

Diferencias abismales entre norte y sur de Europa

“Los datos sobre los menores de 16 años nos ha sorprendido”, asegura Marcon. El estudio refleja que a lo largo de las décadas analizadas se redujo el número de las personas que inician con el hábito, pero aumentó el de los que empiezan muy temprano. Así, si en los setenta empezaban a fumar entre los 16 y los 20 años más de 100 de cada 1.000 varones y casi 90 de cada 1.000 mujeres al año, en la primera década del nuevo milenio los que iniciaron fueron poco más de 50 de cada 1.000 varones y poco más 55 de cada 1.000 mujeres. Pero la edad media de inicio bajó de los 18 a los 16 años en chicos y de los 19 a los 15 en chicas.

El número de los menores que empezaron entre los 11 y los 15 años aumentó para ambos sexos, menos en el norte de Europa.

Las diferencias entre las tendencias de los países nórdicos y los de Europa del sur y oeste es abismal, según el estudio. A partir de 1990, en Italia, Portugal y España no solo aumentó la tendencia a coger el vicio antes de los 16 años, sino que también se estancó la disminución de los que empezaban a partir de esa edad (alrededor de 80 varones y 60 mujeres de cada 1.000 personas en 2005). En los países del norte, este índice se había reducido con respecto a los años setenta de 90 cada 1.000 adolescentes a 20 cada 1.000.

Esteve Fernández, del Instituto Catalán de Oncología, duda de que la división en cuatro macroáreas sea la solución mejor para analizar las tendencias de inicio al tabaquismo en Europa. “Por ejemplo, el grupo sur combina Portugal, Italia y España, y sabemos que la dinámica del tabaquismo en estos tres países es bastante diferente”, afirma. También Joan Soriano de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) se centra en las diferencias geográficas. “Si se comparan norte, sur, este y oeste hay una gran variabilidad de cómo fuman los jóvenes”, asegura. Fernández agrega que el tipo de datos disponible “hace menos precisas algunas estimaciones” con respecto a la última década tomada en consideración, porque el número de jóvenes que contestaron a las encuestas es reducido.

El enfoque hacia los más vulnerables al tabaquismo

Pese a estas observaciones, ambos expertos muestran preocupación por la tendencia del tabaquismo entre los más jóvenes contraria a lo deseable. “Evidentemente, a pesar de conocerse sobradamente los efectos del tabaco, las campañas de educación y prevención a estas edades son muy importantes, y en la mayoría de países son deficientes”, afirma Fernández. El especialista subraya también que el precio del tabaco es “el principal determinante del consumo”, sobre todo entre los menores, y que en el sur de Europa es mucho más bajo que en el norte.

Otra posible causa de esta situación podría ser el aumento de consumo de cannabis y, en consecuencia, de jóvenes que se enganchan al tabaco por mezclarlo con esa sustancia, según mantiene Fernández. Los hábitos de familiares y amigos influencian la conducta de los niños y adolescentes, y “mensajes de riesgo como fumar mata no les dicen nada. A veces incluso son un aliciente porque experimentan el riesgo”, comenta por su lado Soriano.

Para Fernández el tabaquismo empieza entre hombres con más poder económico y luego se difunde entre las clases más desfavorecidas y las mujeres. Esta tendencia es común en muchas zonas de Europa en el siglo XXI, añade. Soriano asegura que cuando mejora la situación económica de un país, la edad de la pubertad se adelanta, sobre todo para las chicas. Estos factores sirven para explicar por qué el aumento de personas que empiezan antes de los 16 años es mayor para ellas, explican. El catedrático de la UAM recuerda también que en las últimas décadas han aumentado las campañas publicitarias de las tabaqueras enfocadas a mujeres que asocian el hábito del tabaco a la emancipación. “Subliminalmente aún se incluye el mensaje de que la mujer liberada, trabajadora e independiente fuma”, afirma.

Alessandro Marcon advierte de que los menores de 16 años que empiezan a fumar estarán expuestos durante más tiempo a los riesgos del tabaco. “Serán más sujetos a la adicción a la nicotina y para ellos será más difícil dejar de fumar”, observa. “El cuerpo, y sobre todo el aparato respiratorio y el sistema inmune, se desarrollan al menos hasta los 25 años. La contaminación y el humo a edades tan precoces hacen que el desarrollo físico y mental de los niños sea perjudicado”, añade Soriano.

Los tres especialistas consultados señalan algunas medidas útiles para frenar el consumo de tabaco. Entre ellas, la de aumentar el precio del tabaco, usar cajetillas neutras sin publicidad, proteger y ampliar áreas libres de humo, sobre todo si frecuentadas por menores, limitar la difusión de máquinas expendedoras y vigilar sobre la difusión y los efectos de productos como los cigarrillos electrónicos.

Autor: Francesco Rodella

Fuente Original: elPais

Los expertos avisan: el cáncer de pulmón matará a más mujeres que el de mama

La mortalidad ha bajado entre los hombres en los últimos años, pero sube entre el colectivo femenino

En Estados Unidos el cáncer de pulmón ya mata a más mujeres que el de mama. En España todavía no. Pero los expertos no ven lejana esta realidad.

El Grupo Español de Cáncer de Pulmón ha alertado sobre los preocupantes datos de consumo de tabaco entre ellas, hasta el punto de que esperan que en los próximo años, «probablemente el número de muertes por cáncer de pulmón en mujeres sobrepase al número de muertes en mama», explica Alberto Ruano. Profesor de Medicina preventiva en la USC y coordinador de epidemiología del grupo español de cáncer de pulmón, este experto urge ya medidas para que desciendan los índices de consumo de tabaco y se hagan políticas con enfoque de género.

Porque los datos no engañan. El informe anual del Sistema Nacional de Salud refleja cómo ha ido descendiendo la mortalidad por cáncer en hombres mientras aumenta en mujeres.

Entre el 2001 y el 2014 el número de fallecidos varones cayó en la comunidad gallega un 11 %, un 20  % en la media estatal, mientras que entre las gallegas se elevó en más de un 87 %. En tumor de mama ocurre lo contrario. Los avances en prevención, diagnóstico y tratamiento han llevado a que la mortalidad haya bajado un 23 % en trece años.

Entre el 2003 y el 2016, añade Ruano, se ha duplicado el número de mujeres que fallecen por cáncer de pulmón en España, y si en 1996 los fallecimientos por este tumor suponían el 27 % del total de muertes por mama, en el 2016 superan el 71 %. Esta tasa de mortalidad actual es la consecuencia de la incorporación al tabaquismo por parte de las mujeres a finales de la década de los 70, los 80 y principios de los 90.

Elevar los impuestos del tabaco es una de las medidas más efectivas

¿Hay medidas que han demostrado su resultado en la lucha contra el tabaco y por lo tanto contra el cáncer de pulmón? Sí, y son muchos los que las reclaman. Hace unos meses la Organización Médica Colegial y la Comisión Nacional para la Prevención del Tabaquismo exigieron elevar el precio de todos los productos relacionados con el tabaco y endurecer la legislación. Alberto Ruano confirma que es una apuesta efectiva, «ya que está demostrado que cuanto más caro es el tabaco más desciende la prevalencia. En Estados Unidos, aquellos estados que tienen el tabaco más caro tienen un consumo menor». Y, añade, esta medida tiene sobre todo efecto en un colectivo esencial, el de los menores que quieren incorporarse a este hábito, «ya que estamos dificultando el acceso a los grupos de población con menos poder adquisición», explica.

Enfoque según sexos

El grupo reclama, teniendo en cuenta el crecimiento de los casos de cáncer de pulmón en mujeres, que las políticas tengan un enfoque según sexos. Además, recuerdan que los cambios de consumo han variado, lo que provoca que el tipo de cáncer cambie. «Hay falsos mitos que hay que derrumbar -concluye Ruano-, como que si se fuman cigarrillos light hay menos probabilidad de tener cáncer. Pero la nicotina produce adicción y el organismo necesita cubrir ese nivel de nicotina», concluye Ruano.

Autora: Elisa Álvarez

Fuente Original: LaVozdeGalicia

El Hospital Universitario de Móstoles inicia un programa de rehabilitación respiratoria centrado en EPOC

Este plan está dirigido a pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica

El Hospital Universitario de Móstoles ha puesto en marcha un programa de rehabilitación respiratoria para los pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). Esta herramienta terapéutica completa el tratamiento farmacológico de la EPOC y tiene como principal objetivo mejorar los problemas para respirar y la fatiga muscular que limitan mucho el día a día de los enfermos.

La EPOC es una de las enfermedades que produce mayor morbi-mortalidad en nuestro país, y una de las patologías más prevalentes en las consultas de Neumología. Muchos de los pacientes presentan dificultad en la realización de sus tareas cotidianas y limitación para la actividad física por la disnea y la sensación de ahogo, que es el síntoma que mayor incapacidad produce.

Cómo funciona

El programa de entrenamiento de rehabilitación respiratoria, se lleva a cabo durante ocho semanas en el gimnasio del hospital. Un vez que el Servicio de Neumología selecciona a los pacientes que cumplen los criterios determinados por guías clínicas y pueden formar parte del programa desde el Servicio de Rehabilitación, se realiza una valoración osteomuscular del paciente, se analiza las pruebas y se valora la capacidad de ejercicio pertinente.

En función de los resultados se establece el programa de entrenamiento a medida. El objetivo del paciente debe ser aprender cómo hacer ejercicio, con qué frecuencia, durante cuánto tiempo y a qué intensidad para, una vez finalizado el programa en el hospital, mantenerlo en su casa todos los días.

El entrenamiento se realizará dos días a la semana y durante una hora. Los pacientes, monitorizados en todo momento, realizarán los ejercicios en entrenamientos guiados por el personal de fisioterapia, y controlados por el médico rehabilitador.

El programa de entrenamiento incluye ejercicios diferentes de fisioterapia que comienzan con un calentamiento suave de todos los grupos musculares que se van a utilizar durante el entrenamiento aeróbico y anaeróbico, según explica David Gutiérrez España, supervisor de Fisioterapia del Hospital. “Además del ejercicio aeróbico, que va a mejorar la capacidad pulmonar y los síntomas de la disnea, se realizan ejercicios con pesas y bandas elásticas para potenciar la fuerza de los miembros superiores e inferiores. Se trata de un entrenamiento de fuerza, que va a afectar también muy positivamente a la musculatura respiratoria”.

La sesión del programa de rehabilitación respiratoria, que implica tanto a extremidades superiores como inferiores, finaliza con “la vuelta a la calma”, una fase que incluye ejercicios de menor intensidad y estiramientos de los músculos trabajados para reducir paulatinamente la frecuencia cardíaca y respiratoria.

Fuente Original: RedacciónMédica

Un estudio revela los riesgos de fumar delante de menores

Un estudio publicado en la revista American Journal of Preventive Medicine ha revelado que aquellos niños que fueron fumadores pasivos por culpa de sus padres y en la edad adulta no fuman, tienen un mayor riego de sufrir enfermedades crónicas de pulmón. El considerado por los investigadores como tabaquismo infantil pasivo es “probable que genere siete muertes cada 100.000 adultos no fumadores”, afirma el estudio.

La muestra del estudio se basa en 70.900 hombres y mujeres no fumadores. La investigación se realizó a cargo de la Sociedad Americana del Cáncer. Dichos pacientes fueron interrogados sobre su exposición al tabaquismo a lo largo de sus vidas, y luego se hizo un seguimiento de su salud en los siguientes 22 años

La exposición al humo de 10 o más horas por semana aumentó el riesgo de muerte por cardiopatía en un 27%, accidente cerebrovascular en un 23% y enfermedad pulmonar obstructiva crónica en un 42% en comparación con quienes vivían con no fumadores.

Riesgos de por vida

Antes del estudio ya se sabía que los niños cuyos padres fuman corren riesgo de padecer asma y que sus pulmones se desarrollen de forma deficiente. Ahora, el estudio ha mostrado los que los efectos de la exposición al humo en la infancia puede acabar provocando una enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Los investigadores del estudio han enfatizado que el tabaquismo infantil de forma pasiva también puede aumentar la enfermedad crónica y la dependencia de la salud en la vida adulta.

El Dr. Ryan Diver, uno de los autores del informe, ha declarado a la BBC que “este es el primer estudio para identificar una asociación entre la exposición infantil al humo de forma pasiva y la muerte por enfermedad pulmonar obstructiva crónica en la mediana edad y más adelante”. “Nuestros hallazgos proporcionan más evidencia para reducir la exposición al humo de forma pasiva durante toda la vida”, agregó.

Fuente Original: cadenaser

Vapear puede dañar células vitales del sistema inmunológico

Un estudio universitario asegura que vapear nicotina puede provocar la obstrucción de los pulmones, como sucede con los fumadores

La idea de que vapear no es tan malo como fumar puede venirse abajo después de la investigación de la Universidad de Birmingham. Un pequeño estudio experimental asegura que el vapor de los cigarrillos electrónicos inutiliza importantes células inmunológicas en el pulmón y provoca inflamaciones.

El experimento, en el que han participado ocho personas no fumadoras y que ha sido publicado por el diario médico Thorax, consistió en crear un sistema mecánico que imitaba el vapeo en un laboratorio.

Los investigadores contaban con tejido del pulmón facilitado por los ocho protagonistas y encontraron que el vapor provoca inflamación y altera la actividad de los macrófagos alveolares, unas células que eliminan partículas dañinas del organismo.

Esos efectos serían tan perjudiciales como el tabaco, según el director del estudio, David Thickett, y son similares a los encontrados en fumadores con enfermedades crónicas de pulmón. Sin embargo, Thickett también reconoce que deberían hacerse más pruebas para conocer el efecto de vapear, ya que estos resultados pertenecen a un experimento realizado dentro del laboratorio.

Inglaterra avala el vapeo

El pasado mes de febrero, el sistema nacional de salud británico publicó un informe independiente que asegura que hay “pruebas apabullantes” de que los cigarrillos electrónicos son más seguros que el tabaco. No sólo eso: también afirmaba que se deberían prescribir por el éxito que están teniendo al ayudar a los fumadores a dejar su vicio.

Thickett está de acuerdo con que el cigarrillo electrónico tiene menos sustancias cancerígenas que el tabaco y que es menos dañino, pero también cree que provocará problemas futuros: “si vapeas durante 20 ó 30 años y esto va a causar obstrucción pulmonar crónica, es algo que deberíamos saber”.

El director del estudio manda un mensaje a fumadores y vapeadores: “debemos ser escépticos con lo seguros que nos han hecho creer que son los cigarrillos electrónicos”.

Fuente Original: elConfidencial

El Hospital Doctor Negrín atendió a un 9% más de pacientes a domicilio con cuidados hospitalarios

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, atendió el pasado año, a través de la Unidad de Hospitalización a Domicilio (HADO), a 398 pacientes nuevos que requerían una atención especializada, lo que supuso un incremento del 9,34 por ciento respecto a 2016.

Desde esta unidad se realizaron en 2017 un total de 7.484 visitas médicas, de Enfermería y fisioterapeutas. Se trata de un modelo asistencial que ofrece un conjunto de atenciones, cuidados médicos y de Enfermería de rango hospitalario fuera del propio centro. En los últimos cinco años, esta unidad ha atendido más de 1.500 pacientes en su domicilio evitando que estén ingresados en el hospital.

“Este tipo de unidades son muy útiles para el manejo de pacientes ancianos, crónicos y frágiles que necesitarían ingreso hospitalario, puesto que el hogar les permite afrontar mejor su padecimiento y se potencia, entre otros aspectos, su autonomía funcional”, explica la Consejería de Sanidad del Ejecutivo insular, que añade que, generalmente, las principales patologías que pueden ser tratadas son la insuficiencia cardiaca, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) agudizada, infecciones respiratorias como la neumonía y del tracto urinario complicada.

El requisito principal para que un paciente sea atendido en su domicilio por la Unidad de Hospitalización a Domicilio es que esté clínicamente estable, con evolución favorable, un diagnóstico establecido y un tratamiento pautado que, luego, podrá ser modificado por el equipo médico especialista según su evolución.

Aumento de recursos

Durante el año 2017, la Unidad de Hospitalización a Domicilio puso en marcha un programa para evitar ingresos desde el Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín orientado a pacientes crónicos, geriátricos agudizados para poder ofrecerles cuidados de rango hospitalario, pero en su entorno y con sus familias en el domicilio, siempre y cuando cumplan unos requisitos clínicos y familiares necesarios.

En este año 2018 se aumentó la plantilla con un segundo fisioterapeuta para realizar sesiones de Fisioterapia domiciliaria a pacientes ingresados en el hospital con deterioro funcional, para evitar que permanezcan en planta y puedan recuperarse en su casa. Además, también se puso en marcha un circuito para evitar ingresos de pacientes crónicos de alta complejidad del Servicio de Medicina Interna, remitidos para control hospitalario desde Atención Primaria con el objetivo de ser contrdos en sus domicilios.

Desde esta unidad se realizaron en 2017 un total de 7.484 visitas médicas, de Enfermería y fisioterapeutas. Se trata de un modelo asistencial que ofrece un conjunto de atenciones, cuidados médicos y de Enfermería de rango hospitalario fuera del propio centro. En los últimos cinco años, esta unidad ha atendido más de 1.500 pacientes en su domicilio evitando que estén ingresados en el hospital.

“Este tipo de unidades son muy útiles para el manejo de pacientes ancianos, crónicos y frágiles que necesitarían ingreso hospitalario, puesto que el hogar les permite afrontar mejor su padecimiento y se potencia, entre otros aspectos, su autonomía funcional”, explica la Consejería de Sanidad del Ejecutivo insular, que añade que, generalmente, las principales patologías que pueden ser tratadas son la insuficiencia cardiaca, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) agudizada, infecciones respiratorias como la neumonía y del tracto urinario complicada.

El requisito principal para que un paciente sea atendido en su domicilio por la Unidad de Hospitalización a Domicilio es que esté clínicamente estable, con evolución favorable, un diagnóstico establecido y un tratamiento pautado que, luego, podrá ser modificado por el equipo médico especialista según su evolución.

Aumento de recursos

Durante el año 2017, la Unidad de Hospitalización a Domicilio puso en marcha un programa para evitar ingresos desde el Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín orientado a pacientes crónicos, geriátricos agudizados para poder ofrecerles cuidados de rango hospitalario, pero en su entorno y con sus familias en el domicilio, siempre y cuando cumplan unos requisitos clínicos y familiares necesarios.

En este año 2018 se aumentó la plantilla con un segundo fisioterapeuta para realizar sesiones de Fisioterapia domiciliaria a pacientes ingresados en el hospital con deterioro funcional, para evitar que permanezcan en planta y puedan recuperarse en su casa. Además, también se puso en marcha un circuito para evitar ingresos de pacientes crónicos de alta complejidad del Servicio de Medicina Interna, remitidos para control hospitalario desde Atención Primaria con el objetivo de ser controlados en sus domicilios.

Fuente Original: ActaSanitaria

Investigadores de la complutense identifican los cambios de la disbiosis que desarrollan la hipertensión arterial pulmonar

Científicos del Centro de Investigación Biomédica en Red del área temática de Enfermedades Respiratorias (Ciberes) de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), liderados por Francisco Pérez Vizcaíno, han identificado en roedores los cambios de la microbiota intestinal (disbiosis) que desarrollan hipertensión arterial pulmonar.

El trabajo, publicado en la revista ‘Scientific Reports’, abre un campo de investigación para el estudio de nuevas posibilidades terapéuticas para el abordaje de la hipertensión arterial pulmonar.

Esta enfermedad se caracteriza por un aumento de la presión en la circulación pulmonar como consecuencia de un estrechamiento de las arterias pulmonares. Se trata de una enfermedad progresiva que va sobrecargando paulatinamente el corazón.

La corrección de la disbiosis bacteriana podría tener efectos beneficiosos en la evolución de la enfermedad, según el estudio. “Varias estrategias terapéuticas se pueden emplear para restaurar el perfil bacteriano incluyendo cepas bacterianas específicas (probióticos), fibra o polifenoles que modulan el crecimiento bacteriano (prebióticos), antibióticos, o incluso el trasplante de heces”, sostuvo el investigador del Ciberes Francisco Pérez Vizcaíno.

La microbiota intestinal es el conjunto de microorganismos del intestino. En personas sanas, la microbiota está compuesta por 100 billones de bacterias, hongos y virus; tres veces más que en las células. Con el desarrollo de las técnicas de secuenciación genética masiva y el análisis bioinformática, el estudio de la composición detallada de la microbiota se ha convertido en una tarea asequible.

En los últimos años, según Ciberes, se ha encontrado una relación muy firme entre la composición bacteriana de la microbiota y el estado de salud. En general, una mayor diversidad bacteriana, es decir, un mayor número de especies de bacterias, se relaciona con un mejor estado de salud.

La alteración patológica de la composición de la microbiota se conoce como disbiosis. Tanto en modelos animales como en humanos, varias enfermedades se relacionan con cambios específicos en la composición microbiana. Entre ellas destacan enfermedades cardiovasculares, respiratorias, metabólicas, cáncer e incluso enfermedades psiquiátricas.

Según Ciberes, la disbiosis no es meramente una consecuencia de la enfermedad, sino que desempeña un papel en el proceso patológico. Así, la microbiota es capaz de regular el sistema inmunológico.

Fuente Original: EcoDiario