Recogida de firmas para solicitar la prueba de AAT en pacientes con EPOC

La Asociación Alfa-1 de España, miembro de Somos Pacientes, solicita la colaboración de los pacientes afectados por el déficit de alfa-1 antitripsina (DAAT) en la recogida de firmas iniciada por las asociaciones de pacientes de Suiza, Austria y Alemania para que la ‘Guía de Estrategia Global de Diagnóstico, Tratamiento y Prevención de la EPOC’ incluya la prueba de la alfa-1 antitripsina en todos los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y se determine el fenotipo cuando los niveles séricos se encuentren disminuidos.

Como informa Alfa-1 de España, “considerando el grave problema del diagnóstico del DAAT y que más del 90% de los pacientes están sin diagnosticar, desde la Asociación pedimos tu colaboración y firma para avanzar y reducir el tiempo medio de diagnóstico, además de conseguir que no haya más pacientes con EPOC que vean su calidad y esperanza de vida reducidas por no tener un diagnóstico a tiempo. Por ello, vinculamos el formulario de recogida de firmas para que todas aquellas personas con DAAT se puedan solidarizar con la causa, porque la unión hace la fuerza”.

Para secundar con tu firma la petición, clica aquí –el plazo finaliza el próximo jueves, 20 de junio.

Déficit de AAT

La alfa-1 antitripsina es una proteína que se produce en el hígado y que tiene por función principal proteger el pulmón de la degradación e inflamación causada por infecciones que atacan el tejido pulmonar y de agentes externos como el tabaco u otras sustancias inhaladas que son contaminantes e irritantes.

Como indica Alfa-1 de España, “en condiciones normales, esta proteína pasa de las células hepáticas al sistema sanguíneo. Cuando este traspaso no se lleva a cabo de forma normal se produce una acumulación de la proteína en el hígado, lo que puede provocar enfermedades hepáticas en niños y adultos, y un descenso de la AAT en sangre, que desprotege a los pulmones. Esta desprotección, unido a otros agentes como infecciones y tabaco, puede llegar a provocar enfermedades pulmonares”.

Se estima que el DAAT afecta a una de cada 2.500 personas. Como concluye la Asociación, “según datos del REDAAT, en nuestro país hay 500 pacientes ZZ diagnosticados, de los 12.000 que se calcula que lo padecen. Y si bien la enfermedad no tiene cura, hay abiertas varias líneas de investigación que hacen tener confianza en el futuro”.

Fuente Original: SomosPacientes

“Hay que conocer el consumo de cannabis y su relación con las patologías”

Neumólogos debaten acerca de si es más dañino el tabaco o el cannabis desde el punto de vista de la Neumología

¿Es igual de dañino el tabaco que el cannabis desde el punto de vista del neumólogo? Esta ha sido una de las preguntas que se han lanzado durante el 52º Congreso Nacional Separ. Sin embargo, para responder a esa cuestión, los neumólogos explican que faltan estudios.

“Una de las conclusiones que hemos sacado de la sesión ‘Tabaco y cannabis’ -celebrada el viernes 14 de junio-, es que no se pregunta en consulta si la gente consume marihuana o no. Y quizás en gente joven que tiene enfermedades intersticiales, que no tenemos muy claro la causa, así como en aquellos que tienen neumotórax jóvenes, sí sería interesante preguntar de manera rutinaria si realizan consumo frecuente o al menos esporádico de marihuana”, explica Pedro Landete Rodríguez, neumólogo del Hospital Universitario de La Princesa.

“Es bien conocido que el tabaco es peligroso y tiene muchas sustancias químicas que puede desarrollar problemas a nivel de función pulmonar, pero en cannabis no se ha sido capaz de demostrar que aumente la pérdida de función pulmonar. También se ha visto que tiene más síntomas, que la gente que consume marihuana consume de manera diferente porque hacen caladas más prolongadas, con una pausa de inhalación más larga. Lo que sí que se ha visto es que en el tiempo que se consume marihuana ienen más tos, más autoescucha de pitos y más expectoración”.

Landete añade que también se ha visto que el consumo de marihuana se asocia a inflamación a nivel pulmonar y desarrollo de enfisema. Además, se ha visto que puede alterar alguna fase del sueño, siendo su calidad mucho peor.

Estudios contradictorios

“En el cáncer de pulmón hay estudios contradictorios porque es cierto que es difícil separar aquellos que solo consumen marihuana de los que consumen marihuana y tabaco asociado. Ahora mismo no hay ningún estudio de verdad que refute y exponga que fumar marihuana aumenta la posibilidad de tener cáncer de pulmón, pero sí que hay estudios que demuestran que tiene más posibilidad de tener enfisema o infecciones pulmonares graves“, señala.

También se ha intentado vincular si existen mayor posibilidad de desarrollar EPOC en aquellas personas que consuman únicamente marihuana, pero no se ha visto que haya ningún riesgo aumentado.  En cuanto al asma, el neumólogo explica que no hay nada publicado.

Para saber realmente la relación entre estos problemas respiratorios y el consumo del cannabis se necesitan más estudios. El problema real, argumenta Landete, es que casi nadie dice que consume marihuana habitualmente. “Entonces no hay estudios poblacionales que hayan asociado el consumo de una manera científica de calidad”, explica. De ahí que durante la sesión hayan indicado que deben preguntar más.

“Sería interesante tener uno de gente joven que consuma marihuana porque además en España sabemos que hasta el 20 por ciento de la gente entre 15 y 29 años consumen, aunque sea de manera esporádica”, señala. Además, explica que la mayoría de adolescentes que se inician a esta sustancia lo hacen de manera sinérgica con el tabaquismo.

Y hay otra conclusión que han extraído en la sesión es “que hay que tener mucho cuidado”. “Pensamos que la marihuana medicinal puede ser una solución pero sigue siendo peligrosa y aunque no hay estudios concluyentes, sí que parece que demuestra que puede desarrollar enfermedades pulmonares a largo plazo”, concluye.

Autora: María García

Imagen: Juan Santos

Fuente Original : RedaccionMedica

Voces médicas y sanitarias reafirman su lucha contra el tabaco ante el repunte del consumo

Uno de cada cinco fumadores no sabe que fumar puede causar cáncer de pulmón.

Hasta 3,3 de los 8 millones de fallecidos anualmente en relación con el tabaquismo mueren por afecciones ligadas al sistema pulmonar, ha recordado en rueda de prensa el doctor Vinayak Prasad, director del departamento de Prevención de Enfermedades No Infecciosas de la OMS.

La experta de esta división de la Organización Mundial de la Salud Kerstin Schotte ha ofrecido otro dato preocupante: “En los países en desarrollo, el 50 % de la gente no asocia fumar a los infartos”.

“Casi el 20 por ciento de la población adulta del mundo fuma, y aquellos que dejan de hacerlo pueden ver en solo dos semanas los efectos beneficiosos de abandonar este hábito para sus pulmones, que recuperan su funcionamiento normal”, añade Prasad.

En 2017, afirma la OMS, 1,5 millones de fumadores o personas expuestas al humo del tabaco murieron de enfermedades respiratorias crónicas; 1, 2 millones por cáncer traqueal, bronquial o pulmonar, y 600.000 por tuberculosis e infecciones del sistema respiratorio.

Unos 60.000 menores de cinco años fallecen de infecciones de las vías respiratorias causadas por humo ajeno, y los que llegan a la edad adulta tienen mayores probabilidades de padecer más adelante enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

El repunte en el consumo de tabaco, especialmente en los adolescentes, ha llevado a la Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón (AEACaP) a impulsar la campaña de prevención “No contamines tu imagen”, que cuenta con el respaldo del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP).

El presidente del GECP, el doctor Mariano Provencio, ha sido muy claro: “Tenemos una especial preocupación por los adolescentes; siguen registrando elevados porcentajes de consumo, especialmente las chicas jóvenes: un 33,2 por ciento del total frente al 29,6 % de los chicos. Es necesario que la sociedad se conciencie de esto”.

El presidente de AEACaP, Bernard Gaspar, añade otros argumentos: “La salud no es el único motivo por el que dejar de fumar, también influyen factores, como el aspecto, la higiene o la limpieza”.

Oncólogos

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) pone el acento en la importancia de la prevención y recuerda  que entre el 30 y el 50 por ciento de los tumores son evitables adoptando hábitos de vida saludables. Responsabiliza al tabaco del 33 % de los tumores y del 22 % de los fallecimientos por cáncer.

La presidenta de SEOM, la doctora Ruth Vera, resalta: “Sabemos que 9 de cada 10 personas desconocen que beber o fumar aumenta el riesgo de desarrollar un cáncer. Por ello, queremos insistir en que nunca es tarde para dejar el hábito tabáquico. Los beneficios de dejar de fumar empiezan desde el primer día y a los 10 años de haber abandonado el tabaco el riesgo de morir por un cáncer de pulmón se reduce a la mitad. Dejar de fumar antes de los 40 años, reduce la probabilidad de muerte por enfermedades relacionadas con el tabaco en un 90 %”.

Cardiólogos

Los cardiólogos han lanzado otra campaña desde la Fundación Española del Corazón (FEC), #HoyDecidoNoFumar, para dejar el tabaco sin que resulte abrumador.

Cada día, en redes sociales, un mini video motivacional con un mensaje creativo distinto animará a no fumar durante 24 horas. La campaña durará 21 jornadas y pretende romper con el escollo de tomar la “gran” decisión, dejar de fumar definitivamente.

“Pensar en dejar de fumar para siempre puede abrumar al fumador, pero decidir no fumar durante un día es un reto asequible”, indica la doctora María Rosa Fernández Olmo, miembro de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y vocal del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT).

Según informa la FEC, el 34 por ciento de los adultos españoles consume tabaco a diario, y de ellos, el 33, 4 por ciento nunca se ha planteado dejar de fumar, mientras que el 21,1 por ciento se lo ha planteado sin llegar a intentarlo, según datos de la última encuesta sobre consumo de drogas EDADES (2017-2018).

Fumar, añade esta fundación, multiplica por dos y hasta por tres el riesgo de infarto de miocardio, ictus y arteriopatía periférica, y es la segunda causa de enfermedades cardiovasculares después de la hipertensión arterial.

Comité de Prevención del Tabaquismo

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, que representa a 36 sociedades médico-científicas, colegios profesionales y asociaciones civiles, ha mostrado su preocupación por el repunte del consumo de tabaco y ha pedido nuevas medidas y más espacios sin humo.

“El tabaco y el tabaquismo no ocupa el lugar que corresponde en la agenda de los políticos, en las agendas de las propias sociedades y de los profesionales”, ha afirmado el presidente del CNPT, Andrés Zamorano, quien ha situado este asunto como el primer problema de salud pública en España.

Neumólogos

Los neumólogos, desde la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), cifran en 60.000 las muertes anuales en España a causa del consumo de tabaco.

En el marco del Día Mundial, han pedido que se incluyan los tratamientos para dejar de fumar en la cartera de prestaciones financiadas por el Sistema Nacional de Salud, que se extienda la regulación del consumo de tabaco a otros espacios públicos y que se incremente su precio.

Atención primaria

Desde la atención primaria, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), en su Encuesta de la XX Semana Sin Humo, recoge que aumenta la aceptación de que se prohíba fumar en coches cuando hay niños, al tiempo que se reconoce el incumplimiento de prohibición de fumar en terrazas cerradas.

Uno de los datos de la encuesta refleja que en una comparativa de los últimos tres años (2017-2019), el número de fumadores ha aumentado un 3, 3 por ciento, la cifra de exfumadores ha retrocedido un 3,3 por ciento, y el dato de las personas que nunca han fumado registra una subida del 1 por ciento.

Preocupación ante las nuevas formas de consumo

La encuesta pone de manifiesto que en lo se refiere a la comparativa entre tipos de tabaco consumido, cerca del 70 % de los fumadores o ex fumadores preferían el consumo del tabaco convencional, siendo más frecuente entre los fumadores actuales (77 % vs 64 %).

Sin embargo, los nuevos dispositivos de consumo de tabaco cada vez son más populares, en el sentido de conocimiento de su existencia: El 91,7 % de los participantes reconoce haber oído hablar de otros dispositivos de consumo de tabaco, sobre todo el cigarrillo electrónico (90,6 %).

De hecho, los consumidores actuales asumen más fácilmente estas otras formas de consumo: Se han detectado diferencias significativas entre el consumo entre fumadores y ex fumadores en tipos de tabaco, siendo más frecuente entre los fumadores actuales el consumo de los siguientes tipos de tabaco: cigarrillos convencionales, cigarrillos electrónicos, cigarrillos hechos a mano, pipa, pipa de agua/shisha/cachimba y tabaco sin combustión (IQOS).

Preocupa mucho, además, que todavía exista un 20 % de los participantes en la encuesta que consideren que fumar no es perjudicial para la salud”, señala Lucía Goreto, portavoz del Grupo de Abordaje al Tabaquismo de la semFYC.

“Del mismo modo que nos preocupa este 20 %, también debemos señalar las divergencias que hay entre los distintos tipos de consumo de tabaco: solo el 30 % opina que fumar cigarrillos hechos a mano es perjudicial para la salud, y otro 24 % opina que fumar cigarrillos electrónicos también lo es, hasta el punto que un 10,8 % apuntan que ayudan a dejar de fumar. Afortunadamente, el 58,2 % considera que los nuevos dispositivos son tan perjudiciales como los cigarrillos convencionales”, agrega esta portavoz.

Como ha sucedido en otras ediciones, los fumadores opinan con mayor frecuencia que fumar No es perjudicial para la salud.

Las embarazadas fuman más

Si en 1980 las mujeres embarazadas que fumaban suponían el 14,3 %, 36 años después, en 2016, ese porcentaje aumentó hasta el 20,4 %, según una investigación del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

Los datos de la investigación, que tiene como objetivo describir la situación actual y las tendencias del consumo de tabaco en el embarazo en España, entre 1980 y 2016, los ha avanzado el ISCIII, con motivo del Día Mundial sin Tabaco.

Realizado a partir de una muestra de 40.934 mujeres embarazadas, el estudio indica que un 66 % de las gestantes mantuvo el consumo durante todo el embarazo y solo un 22 % dejó de fumar durante el primer trimestre.

Las empresas farmacéuticas también se unen a la lucha contra el tabaco. Un ejemplo. La compañía GSK España difunde un libro dirigido a los jóvenes desde los 11 años sobre cómo los adolescentes se enfrentan por primera vez a esta adicción. “No y punto. Porque #FumarNoMola”, se titula.

Diez motivos para dejar de fumar: por tus huesos

La Sociedad Española de Reumatología (SER) informa de la campaña “Por tus huesos, no fumes”, donde se dan a conocer los daños que produce el tabaco en el sistema musculoesquelético y autoinmune sistémico, así como su influencia en el desarrollo de las enfermedades reumáticas, a través de un Decálogo.

1)           Los radicales libres del tabaco provocan inflamación. El tabaco, es una sustancia tóxica y oxidativa, genera radicales libres que provocan inflamación y facilitan el desarrollo de enfermedades reumáticas. Además, también las agravan en las personas que ya han desarrollado alguna de estas patologías.

2)           Puede empeorar las consecuencias del lupus. El lupus eritematoso sistémico es una patología reumática que puede afectar a cualquier órgano del cuerpo. El tabaco, al tener sustancias que favorecen la inflamación, hace que exista mayor actividad y mayor desajuste del sistema inmunitario, de manera que aumenta el riesgo de tener afectación de órganos diana. También se relaciona con la aparición de manifestaciones potencialmente graves como el infarto o el ictus.

3)        Incremento de enfermedad cardiovascular. De sobra es conocido que el tabaco tiene una influencia negativa en el pulmón y aumenta el riesgo cardiovascular. A lo que habría que sumar que los pacientes con enfermedades reumáticas inflamatorias tienen mayor riesgo de padecer eventos cardiovasculares respecto a la población general.

4)        Multiplica por cuatro el riesgo de padecer artritis reumatoide (AR). La AR tiene un componente genético importante, pero existen factores ambientales que favorecen su aparición. En este sentido, se ha demostrado la influencia del tabaco en la aparición de la enfermedad y sobre todo en la generación de anticuerpos anti-péptidos citrulinados, los cuales condicionan una enfermedad con peor evolución.

5)        Disminuye la oxigenación y aumenta el dolor. El tabaco provoca una hipoxia crónica en el organismo al disminuir el calibre de los vasos sanguíneos lo que origina una disminución del aporte de oxígeno a los tejidos, dificultando así su capacidad de regeneración. Además, se ha demostrado que el tabaco aumenta el nivel de los neurotransmisores del dolor, en la sangre.

6)        Disminuye la efectividad de los tratamientos. Los pacientes con enfermedades reumáticas que fuman tienen menor respuesta a los fármacos, de manera que se necesita mayor dosis de medicamento para que sea más potente y se alcance la respuesta deseada, lo que también aumenta el riesgo de padecer efectos secundarios,  aumentando el dolor y la discapacidad.

7)        Aumenta el riesgo de sufrir fractura osteroporótica, enfermedad que presenta 1 de cada 4 mujeres a partir de la menopausia. El tabaquismo aumenta el riesgo de fractura de cadera y columna. En el caso de los fumadores, la probabilidad de fracturarse la cadera aumenta entre un 30 % y un 40 % que los no fumadores a la misma edad.

 8)        Debilita los huesos. Se ha demostrado que la nicotina enlentece la producción de osteoblastos, las células formadoras de hueso. Al mismo tiempo, fumar disminuye la absorción del calcio procedente de la dieta, indispensable para la mineralización del hueso. También, parece ser que el tabaquismo favorece la aceleración de la descomposición de los estrógenos, hormonas que juegan un papel importante en la construcción y el mantenimiento de un esqueleto fuerte.

9)        Aumenta el riesgo de infecciones respiratorias. Los pacientes con enfermedades reumáticas como el lupus, esclerodermia, vasculitis, síndrome de Sjögren, SAF, Behcet, artritis reumatoide, espondilitis anquilosante y artritis psoriásica tienen una mayor frecuencia de infecciones respiratorias, en ocasiones causadas por la desregulación del sistema inmune y por los tratamientos utilizados. El tabaco genera un riesgo aún mayor de infecciones respiratorias, pues interfiere con los mecanismos de defensa naturales del pulmón y deteriorando la función del sistema respiratorio.

10)         Dejar de fumar mejora la calidad de vida. Suprimir el tabaco ayudaría a prevenir enfermedades reumáticas, así como a disminuir complicaciones en los pacientes y conseguir que el tratamiento sea más efectivo.

Autor:

Fuente Original: EfeSalud

Uno de cada 5 fumadores no sabe que el tabaco causa cáncer, advierte la OMS

Uno de cada cinco fumadores en el mundo no sabe que fumar puede causar cáncer de pulmón, un hecho que ha llevado este año a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a consagrar el Día Mundial Sin Tabaco a recordar el riesgo que este hábito supone para el sistema respiratorio.

“No dejes que el tabaco te quite la respiración”, es el lema usado por la OMS para conmemorar la jornada y que acompaña elocuentes carteles que muestran un pulmón encerrado en un frasco entre humo y colillas, o un cuerpo humano lleno de lesiones causadas por el tabaquismo.

Hasta 3,3 de los 8 millones de fallecidos anualmente en relación con el tabaquismo mueren por afecciones ligadas al sistema pulmonar, recordó en una rueda de prensa el doctor Vinayak Prasad, director del Departamento de Prevención de Enfermedades No Infecciosas de la OMS.

Además del desconocimiento de los riesgos de cáncer de pulmón, “en los países en desarrollo el 50 por ciento de la gente no asocia fumar a los infartos”, advirtió la doctora Kerstin Schotte, experta de la misma división.

“Casi el 20 por ciento (de la población adulta) del mundo fuma, y aquellos que dejan de hacerlo pueden ver en sólo dos semanas los efectos beneficiosos de abandonar este hábito para sus pulmones, que recuperan su funcionamiento normal”, añadió Prasad.

Recordó que, en 2017, 1,5 millones de fumadores o personas expuestas al humo del tabaco murieron de enfermedades respiratorias crónicas, 1,2 millones por cáncer traqueal, bronquial o pulmonar, y 600.000 por tuberculosis e infecciones del sistema respiratorio.

Además, 60.000 menores de cinco años mueren de infecciones de las vías respiratorias causadas por el humo ajeno, y los que llegan a la edad adulta tienen mayores probabilidades de padecer más adelante enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Este año la OMS renueva su llamada a que los países refuercen la lucha contra el tabaquismo mediante la aplicación plena del convenio que se adoptó en 2003 para su control, y tomando medidas como el aumento de los impuestos al tabaco, que ha demostrado ser una buena vía para reducir la demanda.

Prasad recordó que alrededor del 80 por ciento de los 1.100 millones de fumadores en el mundo viven en países de ingresos medios y bajos, donde el impacto del tabaco en la salud pública es mayor.

“La industria tabaquera intenta llegar ahora allí, saben que el hábito de fumar es una causa perdida en los países desarrollados así que apuntan a los de ingresos bajos y medios, con el foco especialmente en sus mujeres y niños”, señaló Schotte.

También subrayó que se ha conseguido reducir el número relativo de fumadores en el mundo -del 27 por ciento en 2000 al 20 por cien en 2016- pero aclaró que debido al aumento de la población global el número absoluto de consumidores de tabaco se mantiene en cifras similares a las de hace 20 años, superando los 1.000 millones.

La OMS se ha fijado la meta de reducir el porcentaje de uso del tabaco en un 25 por ciento para 2025 aunque, según la especialista “no estamos en el buen camino para cumplirla”, ya que si bien se ha reducido la prevalencia en países desarrollados, ésta se ha estancado o incluso ha subido en países pobres

Fuente Original: LaVanguardia

“Entre el 15 y el 25 por ciento de los fumadores acabará desarrollando EPOC”

Según la OMS, el tabaquismo mata cada año a casi seis millones de personas, de las que más de 600.000 son no fumadores que mueren por respirar humo ajeno.

En 2030, se estima que las muertes aumentarán a ocho millones. Con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre las drásticas consecuencias del consumo de tabaco, cada 31 de mayo se celebra el Día Mundial Sin Tabaco.

El tabaquismo es una enfermedad crónica, adictiva y recidivante y la principal causa de muerte prevenible en países desarrollados. Además, es el principal factor de riesgo de los cánceres de pulmón, de laringe, de faringe y de esófago, así como de las enfermedades pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y vascular periférica.

Según afirma el doctor Jesús Peñas del Bustillo, neumólogo de Quirónsalud Sagrado Corazón, las enfermedades respiratorias son la tercera causa de muerte en España y su constante incremento las sitúa como un paradigma de cronicidad. Pese a ello, sólo el 17 por ciento de la población española sabe qué es la EPOC.

Y es que, como apunta, el 73 por ciento de los pacientes que sufren EPOC está sin diagnosticar. Se trata, por tanto, de una patología infradiagnosticada, poco conocida para la población general, pero que, a la vez, genera elevadas tasas de ingresos hospitalarios y frecuentación de los servicios sanitarios.

No obstante, esta enfermedad es fácilmente detectable con la realización de pruebas espirométricas que miden la cantidad de aire alojable en los pulmones y la rapidez con la que éste se expulsa. La prueba es indolora e inocua.

El especialista insiste en que “se trata de una enfermedad potencialmente mortal, pero tratable, si bien tanto el pronóstico como el tratamiento vendrán supeditados a la gravedad o intensidad de la enfermedad en el momento del diagnóstico”, de ahí la importancia de diagnosticarla de forma temprana, concluye el doctor.

Por su parte, el doctor Domingo García Aguilar, neumólogo de Quirónsalud Infanta Luisa, añade que “el tabaco disminuye la esperanza de vida de las personas fumadoras en diez años con respecto a la de las no fumadoras”. La edad a la que se abandona el hábito también es importante. Cuanto antes se abandone el tabaquismo, mayor es la esperanza de vida”.

Asimismo, García Aguilar destaca que cada vez se ven más jóvenes que, a edades muy precoces, comienzan con el hábito de fumar, movidos por las modas, como el tabaco de liar, que es igual de perjudicial para la salud que el convencional. “Este mal hábito desembocará en un incremento de cáncer de pulmón y de enfermos respiratorios crónicos en el futuro”, asevera el neumólogo, quien incide en “entre el 15 y el 25 por ciento de los fumadores acabará desarrollando EPOC”.

Fuente Original: laRazon

Separ insiste en adoptar medidas antitabáquicas como medida clave para la salud pública

La OMS advierte que la lucha antitabáquica debe ser una prioridad de los gobiernos o no se cumplirá el ODS de bajar un tercio las muertes por enfermedades no transmisibles en 2030.

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) insiste en que se tienen que adoptar medidas antitabáquicas para preservar la salud respiratoria y prevenir numerosas y graves enfermedades, no solo respiratorias, con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra el próximo 31 de mayo y que precisamente se va a dedicar al lema “El tabaco y la salud pulmonar”.

En este día de sensibilización, promovido por la Organización Mundial de la Salud, la OMS reclama que la lucha contra el tabaco sea una prioridad para los gobiernos a fin de cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de reducir un tercio la mortalidad por enfermedades no transmisibles (ENT), pues advierte que el mundo no está bien encaminado para lograrlo.

Las medidas más eficaces frente al tabaquismo son las que la OMS resume mediante la iniciativa MPower y consisten en monitorizar y medir el consumo de tabaco, proteger a la población del humo de tabaco, ofrecer ayuda para el abandono del tabaco, ‘warning’ o advertir de sus peligros, ‘enforce’ o prohibir la publicidad de tabaco y ‘raise’ o subir los impuestos del tabaco.

“En línea con la filosofía MPower, Separ ya propuso recientemente al Ministerio de Sanidad y Consumo un paquete de cinco medidas concretas que deberían aplicarse en España lo antes posible para poner coto al aumento del tabaquismo. Con motivo del Día Mundial sin Tabaco queremos recordar a las autoridades sanitarias que en España es preciso incrementar el precio del tabaco, implantar el empaquetado genérico, facilitar el abandono del consumo de tabaco a los fumadores, incluyendo las terapias de cesación tabáquica en la cartera de prestaciones financiadas por el Sistema Nacional de Salud, extender la regulación del consumo de tabaco a otros espacios públicos y vigilar y controlar el cumplimiento de la actual Ley nacional del consumo de tabaco en lugares públicos”, destaca el Dr. Carlos A. Jiménez, presidente de Separ.

“No podemos conformarnos con lo conseguido hasta ahora en la lucha contra el tabaquismo. En España se registran cada año 60.000 muertes relacionadas con el hábito tabáquico y está claro que todavía se pueden implementar diversas medidas para combatir este hábito tan nocivo para la salud.

En concreto, la legislación contra el tabaco debería incluir medidas como el paquete genérico, el desarrollo de campañas poblacionales de información y concienciación sobre el tabaquismo o la financiación pública de las terapias de cesación tabáquica, así como potenciar el cumplimiento de la legislación actual que, lamentablemente, no siempre se cumple”, añade y suscribe el Dr. Jaime Signes-Costa, neumólogo y coordinador del Área de Tabaquismo de Separ.

El Área de Tabaquismo y el Programa de Investigación integrada de Tabaquismo de Separ ya han mantenido reuniones de trabajo con la Dirección General de Salud Pública y con la Dirección General de Cartera de Servicios y Farmacia para que se adopten las cinco medidas citadas. El Consejo Interterritorial y la Comisión de Salud Pública están trabajando en un documento de líneas de actuación 2019-2020 en el ámbito de la prevención del tabaquismo que ya recoge estas medidas, pero “es un documento muy incipiente y no las desarrolla adecuadamente”, señala el Dr. Jiménez.

IMPACTO DEL TABACO EN LA SALUD PULMONAR

En España el estudio Edades ha revelado que el consumo de drogas se ha estabilizado, salvo en el caso del cánnabis y el tabaco. En 2017, el 69,7% de la población de 15 a 64 años reconocía haber fumado alguna vez en la vida, el 40,9% en el último año, el 38,8% en el último mes y el 34% diariamente en el último mes, lo que significa 3.6 puntos más que en 2011. Según la misma encuesta, 2 de cada 3 fumadores se había planteado dejar el tabaco y habían hecho un intento de abandono.

El tabaco daña tanto la salud pulmonar de los fumadores activos como de los fumadores pasivos debido a la contaminación del aire causada por las partículas nocivas del humo de tabaco. La OMS recuerda que perjudica la salud pulmonar de diversas formas, ya que causa cáncer de pulmón, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o puede empeorar la tuberculosis. Además, los niños expuestos al tabaco ajeno pueden sufrir o empeorar de asma, neumonía, bronquiolitis e infecciones respiratorias de las vías bajas y, en el mundo, se calcula que mueren unos 165.000 menores de 5 años anualmente por estas infecciones de vías bajas.

Estos datos de consumo de tabaco y sus graves efectos para la salud, entre otros, avalan plenamente que Separ defienda la adopción de medidas eficaces frente al tabaquismo. En esta lucha, el neumólogo tiene un papel crucial. En palabras del Dr. Jiménez: “Las razones que explican por qué es necesario que los neumólogos prescribamos de forma financiada el tratamiento farmacológico a nuestros fumadores son que la inmensa mayoría de enfermedades respiratorias están causadas por el consumo de tabaco y muchas personas que las sufren lo siguen consumiendo”.

Asimismo, señala: “En España, disponemos de una red de más de 60 Unidades de Tabaquismo en todos los hospitales públicos de la geografía española, acreditadas por Separ por sus buenas prácticas de tratamiento del tabaquismo. Asimismo, Separ ha formado en tabaquismo a más de 1.000 profesionales de distintas especialidades y ha contribuido de forma importante a la investigación sobre el tratamiento del tabaquismo, produciendo numerosos manuales, tratados y guías con conclusiones relevantes para implementar la financiación del tratamiento tabáquico en España”.

Fuente Original: ConSalud

Más del 40% de las muertes que causa el tabaco son por enfermedades pulmonares

Un número superior al 40% de los fallecimientos relacionados con el tabaco son debidos a enfermedades pulmonares como el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y la tuberculosis

Así lo anunció este miércoles la Organización Mundial de la Salud con ocasión del próximo Día Mundial sin Tabaco que se celebra el 31 de mayo.

Por ese motivo, la Organización llamó tanto a los países como a sus socios, a incrementar las medidas para proteger a los ciudadanos de la exposición al tabaco.

El director general de la OMS, el doctor Tedros cuantificó en ocho millones el número de personas que mata el tabaco anualmente, y en varios millones el de los individuos que sufren cáncer de pulmón, asma, tuberculosis o enfermedades pulmonares crónicas relacionadas con el tabaco.

“Los pulmones saludables son esenciales para una vida sana. Hoy y siempre, puedes proteger tus pulmones y los de tus familiares y amigos diciendo no al tabaco”, dijo.

Durante el año 2017, el tabaco mató a 3,3 millones de personas y fumadores pasivos debido a afecciones pulmonares que se repartieron del siguiente modo:

  • Un millón y medio fallecieron de enfermedades respiratorias crónicas.
  • 1,2 millones murieron por diversos tipos de cáncer como el de pulmón, el de tráquea o el de bronquios.
  • 600.000 por infecciones respiratorias y tuberculosis

A esta cifra, hay que añadirle que más de 60.000 niños menores de cinco años mueren por infecciones de las vías respiratorias provocadas por humo ajeno. Los que logran sobrevivir tienen más probabilidades de sufrir una enfermedad pulmonar obstructiva crónica cuando son adultos.

¿Qué recomienda la OMS al respecto?

Frente a esta situación, la Organización insta a los países aplicar en su totalidad su Convenio Marco para el Control del Tabaco y el uso de medidas de control como la reducción del consumo del tabaco a través del incremento de impuestos, la creación de espacios libres de humo y ayudando a las personas que quieren dejar de fumar.

Igualmente, alienta a padres y líderes comunitarios a implantar medidas para defender la salud de las familias y comunidades informando sobre los daños que puede causar el tabaco.

Desglose de enfermedades

El consumo de tabaco es la principal causa del cáncer de pulmón y causa más de dos terceras partes de los fallecimientos globales debidos a esta enfermedad.

Fumar tabaco también es el principal motivo de contraer enfermedades respiratorias crónicas “en la que la acumulación de moco purulento en los pulmones provoca una tos dolorosa y dificultades respiratorias agonizantes”.

El riesgo de contraer este tipo de padecimiento es especialmente alto “entre las personas que empiezan a fumar o están expuestas al humo ajeno a edades tempranas, ya que el humo del tabaco retrasa significativamente el desarrollo pulmonar”.

El daño pulmonar y la disminución de la función de este órgano causado por la tuberculosis se agudiza con el tabaquismo. La OMS advierte que los fumadores tienen el doble de probabilidades de enfermar de tuberculosis.

Del mismo modo, los bebés expuestos a las toxinas del humo de tabaco en el útero materno, a través del tabaquismo materno o debido a fumadores pasivos, padecen a menudo una reducción en el crecimiento y la función pulmonar.

Los niños pequeños expuestos al tabaquismo pasivo corren el riesgo de padecer asma, neumonía, bronquitis, así como infecciones frecuentes de las vías respiratorias inferiores. Los fumadores no deben consumir nunca tabaco en presencia de un bebé o un niño pequeño.

De igual manera, el humo del tabaco contamina el aire en espacios cerrados ya que contiene más de 7000 sustancias químicas, 69 de las cuales se sabe que son cancerígenas. “Aunque el humo puede ser invisible e inodoro, puede permanecer en el aire hasta cinco horas”, alerta la OMS.

El caso de Europa

Un nuevo informe de la OMS en Europa confirma la gravedad que supone el consumo de tabaco en ese continente que tiene la media más alta de consumo de tabaco en el mundo: Casi uno de cada tres europeos fuma. Son 209 millones de personas  el 29% de los fumadores.

El informe señala que casi 9 de cada 10 muertes (incluidas las prematuras) por cáncer de tráquea, bronquios y pulmón en el continente europeo están relacionadas con el tabaco. En otras palabras, el 90% de los cánceres de pulmón podrían evitarse eliminando el consumo de tabaco.

Fuente Original: NoticasONU

El tabaco causó más de 56.000 muertes en España en solo un año

El consumo de tabaco causó en los españoles mayores de 34 años un total de 56.122 muertes en 2016, de las cuales un 55 por ciento fueron por cáncer de pulmón y enfermedades respiratorias, según estimaciones del Grupo de Trabajo sobre Tabaquismo de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE).

De acuerdo con los primeros datos de un trabajo que publicarán próximamente, la mitad de esta mortalidad se asoció al cáncer de pulmón y a la EPOC (24.244 muertes en hombres y 4.433 en mujeres). Independientemente de la edad y del sexo, el cáncer de pulmón es la patología a la que se atribuyó mayor mortalidad por consumo de tabaco (15.214 muertes en hombres y 3.020 en mujeres).

Los resultados se han avanzado con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra este viernes 31 de mayo, en el que recuerdan que esta sustancia es la principal causa de cáncer de pulmón y de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), además de un importante factor de riesgo de bronquitis, neumonía, gripe, tuberculosis y de exacerbación de crisis asmáticas.

La Sociedad Española de Epidemiología apunta también que una de cada cuatro muertes por cáncer de pulmón y otras enfermedades respiratorias, atribuidas al consumo de tabaco, fueron prematuras, es decir, antes de cumplir 65 años.

Por eso, desde el Grupo de Trabajo de Tabaquismo hacen un llamamiento para que se tomen medidas que logren la erradicación del consumo de tabaco en España, que reduciría “hasta en un 80 por ciento la mortalidad por cáncer de pulmón y EPOC”, según sus cifras. Recuerdan, asimismo, que la medida más eficaz para mejorar la salud pulmonar es reducir el consumo de los productos que contienen tabaco y proteger de su exposición a terceras personas, principalmente si se trata de niños o personas vulnerables (aquellas que están enfermas, son muy mayores, etc.)

La SEE habla de “epidemia” de tabaquismo y pide la “plena aplicación” del Convenio Marco para el Control del Tabaquismo de la Organización Mundial de la Salud, con políticas como monitorizar el consumo de tabaco; proteger a la población del humo del tabaco; ofrecer ayuda para dejar de fumar; advertir acerca de los peligros del tabaco; hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio; y aumentar los impuestos del tabaco.

También hacen referencia a otras iniciativas no gubernamentales, generadas por la sociedad civil, para fomentar el avance hacia una sociedad sin tabaco. Entre ellas, prohibir el consumo de tabaco en lugares públicos y privados (parques, estadios deportivos, playas, etc.) para reducir la visibilidad del tabaquismo en la sociedad y fomentar un modelo de sociedad más saludable. Para la SEE, estas propuestas son “clave para una generación futura libre de tabaco”.

Fuente Original: laGacetadeSalamanca

El abordaje de la EPOC, clave en las IX Jornadas de Semergen

Entre el 75 y el 80 por ciento de los pacientes están sin diagnosticar

León alberga las IX Jornadas Nacionales de Respiratorio de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen). La convención científica (#respiratorioSEMERGEN19), que se celebra el viernes y el sábado de esta semana en el auditorio Ciudad de León, servirá como punto de encuentro entre profesionales, para repasar las principales patologías respiratorias.

Está previsto que acudan más de 300 congresistas, “todo un éxito y una enorme responsabilidad. La alta participación indica el interés y la necesidad de actualización en patologías prevalentes”, señala el coordinador del Grupo de Trabajo de Respiratorio, José Tomas Gómez Sáenz.

Los objetivos fundamentales de las Jornadas están centrados en conocery debatir las principales novedades en el manejo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), ya que, según los datos, alrededor de un 75-80 por ciento de los pacientes con EPOC están sin diagnosticar.

Por otro lado, se abordarán las principales recomendaciones de las guías, españolas y mundiales, relacionadas con el sistema respiratorio, así como la revisión de otras patologías como: Síndrome de apnea del sueño (S.A.H.S), Déficit de Alfa 1 Anti-Tripsina, vacunación Antineumocócica, entre otras.

Por ello, “se va a poner en relieve, entre otras cosas, las innovaciones en EPOC: indicaciones de la triple terapia, novedades que aporta la nueva guía GOLD 2019 y su correlación con la Gesepoc. Respecto al asma, se debatirá sobre el consenso denominado ‘Criterios de Derivación en Asma’, que acaba de conocerse”, indica Delio Vázquez Mallada, presidente del Comité Científico.

Tratamiento personalizado

Tanto en el manejo de la EPOC como en el resto de enfermedades respiratorias, se está avanzando hacia un tratamiento personalizado, con una actuación integral de los pacientes, valorando comorbilidades y ofreciendo un seguimiento adecuado del paciente en su entorno socio-familiar. Así, “se trata de un encuentro entre profesionales sanitarios, donde se podrá repasar las principales patologías respiratorias. Una cita anual, organizada por el Grupo de Trabajo de Respiratorio de Sermegen, que afianza, cada vez más, la actividad del grupo dentro de la Sociedad y sirve de escaparate para mostrar las novedades en el campo respiratorio”, explica Francisco Vicente Martínez García, Presidente del Comité Organizador.

En las jornadas se pretende realzar el cuidado del paciente respiratorio, dando importancia y valor a su seguimiento como paciente crónico, concienciar a la población de la necesidad de llevar acabo un diagnóstico adecuado, así como su posterior seguimiento por su médico de familia. “Nosotros, en estas Jornadas queremos hacer hincapié en la atención integral del paciente respiratorio y, para ello, hemos organizado talleres, mesas de debate y puestas al día, para facilitar a los médicos inscritos unos conocimientos y habilidades para ofrecer una atención de calidad a nuestros pacientes”, afirma Vázquez.

Tratamiento no farmacológico

Otra de las principales novedades, es destacar la importancia que tienen los tratamientos no farmacológicos, en el abordaje de las enfermedades respiratorias: Actividad Física, Nutrición, Abordaje del Tabaquismo, Oxigenoterapia y otras terapias domiciliarias. Asimismo, explicarán la importancia de prescribir el dispositivo de inhalación más adecuado para cada paciente y la realización eficaz de la maniobra inhalatoria. “El mal control de los pacientes respiratorios depende en buena parte de saber utilizar de forma correcta estos dispositivos”, concluye Martínez García.

Fuente Original: RedacciónMedica