¿Cómo afecta la EPOC a las mujeres?

La enfermedad pulmonar obstructiva (EPOC) tiene una sintomatología diferente si hablamos de hombres o mujeres.

La doctora Milagros González Béjar, colaboradora de “El Bisturí” explica en la sección de Prevención del programa de radio cómo afecta esta patología a las mujeres y qué medidas preventivas se pueden adoptar contra esta enfermedad.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una patología que tiene en el tabaquismo su mejor aliado. Sin embargo, no afecta igual a hombres y mujeres.

La doctora González Béjar explica cuáles son las principales disimilitudes y cómo afecta esta dolencia a las mujeres.

Las diferencias surgen principalmente porque cuando las mujeres acuden a urgencias con patologías respiratorias la opción menos contemplada es la EPOC. “En las últimas estadísticas se muestra que la mujer joven fuma más que los hombres y actualmente el cáncer de pulmón ha aumentado en las mujeres que están muriendo más que los hombres”, expone.

Los síntomas también son distintos. “Las mujeres tienen un mayor grado de dificultad respiratoria que conocemos como disnea mientras que los hombres tienen tos o flemas”, compara la especialista. También es frecuente que las mujeres padezcan sibilancias (sonido chillón durante la respiración) lo que provoca que se confunda la enfermedad con asma.

Uno de los grandes problemas de esta patología es que la mujer mayor se avergüenza de ser fumadora. Hay muchas mujeres que son fumadoras pasivas y otras activas, pero solo en su domicilio. Esto junto al sentimiento de culpa y vergüenza provoca que pidan ayuda muy tarde dificultando la detección de la enfermedad a tiempo por parte de los médicos de atención primaria.

“La mejor medida de prevención contra la EPOC es dejar de fumar; es importantísimo hacer una deshabituación tabáquica y el apoyo que el profesional de atención primaria pueda dar a este tipo de pacientes que tienen esta patología”, indica la doctora respeto a la prevención de esta enfermedad pulmonar.

Iniciar un tratamiento, conocer el uso adecuado de los inhaladores, vacunarse de la gripe y del neumococo o tener cuidado con los catarros e infecciones de repetición son algunas de las recomendaciones que realiza esta médica de Atención Primaria para hacer frente a la EPOC.

La desinformación y falta de campañas de concienciación sobre esta enfermedad y sus consecuencias en las mujeres son los grandes objetivos a lograr.

“En los últimos años se va conociendo más lo que es la EPOC, pero todavía falta muchísima información a la población en general para que se conozca una patología tan asociada al tabaco y que puede llevar a ser muy invalidante”, explica la doctora. La EPOC puede llevar a limitar las relaciones sociales normales, ya que una persona que la padezca se fatiga con más facilidad y no puede ir al mismo paso que sus compañeros.

Otros aspectos como la depresión provocada por el aislamiento social que produce la enfermedad, la osteoporosis después de la menopausia o los infartos provocan que las consecuencias de esta patología aún se agraven más. Por eso, los programas de ejercicios y de manejo de la respiración son esenciales para prevenir y controlar la EPOC, añade la doctora.

Autora:

Fuente Original: efesalud

 

Un fármaco para la EPOC se muestra eficaz en cáncer de próstata avanzado

El fármaco, que se encuentra en fase de desarrollo, acaba con las células resistentes al tratamiento oncológico

Las terapias hormonales para el cáncer de próstata han prolongado enormemente la vida de los pacientes, pero los medicamentos finalmente se vuelven ineficaces contra un pequeño grupo de células y la enfermedad se vuelve letal. Dirigirse a este subconjunto de células cancerosas virulentas es el foco de un estudio publicado en Science Translational Medicine, que ha encontrado que un fármaco en desarrollo para la enfermedad pulmonar obstructiva crónica se ha mostrado eficaz contra estas células.

Investigadores del Duke Cancer Institute identificaron un receptor de la superficie celular que es esencial para la función y la supervivencia de las células de cáncer de próstata resistentes, y han mostrado en estudios de laboratorio que este receptor puede ser dirigido para detener el crecimiento del tumor. Se está realizando un ensayo clínico con un medicamento originalmente destinado a enfermedades pulmonares.

“Notamos que en el cáncer de próstata hay dos tipos de células –explica el autor principal Jiaoti Huang, presidente del Departamento de Patología de Duke–. La gran mayoría son células tumorales luminales, que son susceptibles a la terapia hormonal. Pero un componente menor de las células son las células neuroendocrinas, y son muy importantes. No expresan el receptor de andrógenos, por lo que sobrevivirán a la terapia hormonal”.

“Nuestra hipótesis era que esta población menor, debido a que tienen la capacidad de sobrevivir, contribuye a la recurrencia del tumor. Y eso es exactamente lo que encontramos”, señala.

Huang y sus colegas aislaron las células neuroendocrinas del tejido de cáncer de próstata humano fresco y las estudiaron en el laboratorio. En el cáncer de próstata en etapa temprana, constituyen no más del 1 por ciento de todas las células tumorales, pero su número es mucho mayor en la enfermedad metastásica y en etapa tardía, y constituyen casi toda una forma de cáncer de próstata particularmente letal llamada células pequeñas carcinoma neuroendocrino.

Los tratamientos actuales para el cáncer de próstata se dirigen exclusivamente a la población mayoritaria de células tumorales luminales. Pero los investigadores han descubierto que las terapias hormonales no solo dejan intactas las células tumorales neuroendocrinas, sino que en realidad enriquecen esta población de células.

Receptor CXCR2

Esto ocurre porque el crecimiento tumoral es impulsado por un receptor en la superficie de las células neuroendocrinas llamado CXCR2, que crea el ambiente óptimo para que las células tumorales de próstata proliferen y se propaguen. CXCR2 también es expresado por las células inmunes e implicado en la inflamación, y se está desarrollando un fármaco que inhibe su función para pacientes con EPOC.

El equipo de investigación de Huang ha probado el medicamento, navarixina, en estudios de laboratorio y en animales, demostrando que mata tumores resistentes a las hormonas en combinación con enzalutamida, donde la enzalutamida falló por sí sola.

“Debido a que CXCR2 se expresa de manera ubicua por las células neuroendocrinas en el cáncer de próstata de todas las etapas, apuntar a CXCR2 puede beneficiar particularmente a pacientes cuyos tumores son avanzados, recurrentes y resistentes a las terapias disponibles actualmente –avanza Huang–. Las implicaciones reales de nuestros hallazgos deben probarse en entornos clínicos para determinar si los pacientes con cáncer de próstata avanzado se benefician de la inhibición de CXCR2, solos o en combinación con un inhibidor hormonal”.

Fuente Original: RedaccionMedica

En 2040, los pacientes de EPOC “podrán morir con epoc, pero no por epoc”

Según un artículo que se publicará en European Respiratory Journal, las tasas mundiales de mortalidad derivadas de la EPOC registrarán un “enorme descenso” para el año 2040

El trabajo de investigación o paper, elaborado de forma conjunta por los profesores de Medicina Julio Ancochea Bermúdez y Joan B. Soriano Ortiz, de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), y Bartolome R. Celli, de Harvard Medical School, utilizando modelos de pronóstico avanzado GBD (Estudio de la Carga Mundial de Enfermedades), concluye que “la mortalidad por EPOC estandarizada por edad desde 1990 hasta 2016 ha sido constante, pero se prevé que esta tendencia a la baja se acelere marcadamente en los venideros años 20 y 30”.

Las causas de este descenso en la mortalidad, gratamente vertiginoso en la gráfica, “que incluye a ambos sexos y que en la práctica significa que la mayoría de l@s pacientes de EPOC fallecerán con epoc y no por la epoc en 2040” -dice el doctor Joan Soriano, médico epidemiólogo del Hospital de La Princesa-, son y serán siempre múltiples y complementarias:

Desde las medidas implementadas o por implementar de control del tabaquismo, sus alternativas electrónicas o productos sin humo, a las mejoras en los tratamientos de las diferentes comorbilidades respiratorias y no respiratorias, hasta la reducción de los niveles de infradiagnóstico de la epoc, pasando por la disminución de la contaminación ambiental en las ciudades, con la llegada masiva de los vehículos eléctricos, y el aumento de la limpieza o la higiene en los entornos laborales.

La curva descendente de EPOC

Este análisis predictivo entronca a la perfección con el eslogan elegido en 2019 con motivo de la celebración internacional a favor de la lucha contra la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, que dice: Todos juntos para poner fin a la EPOC. “La evidencia reciente de las tasas mundiales de mortalidad por EPOC, proyectadas hacia el futuro, indican, por tanto, que este lema podría ser más una realidad que una ilusión”, indica el doctor Soriano.

La gráfica de la epoc, que se podrá ver y analizar en el papel de la ERJ a principios del 2020, y que los autores han denominado “la más bella del mundo” por la esperanza con la que millones de profesionales sanitarios trabajan incansablemente para evitar uno de los peores efectos del tabaquismo, no puede ocultar algunos datos patológicos, inmensamente prevenibles, relacionados con el humo del cigarrillo.

Según la OMS, se estima que fuman a diario más de 1.100 millones de personas (más de una de cada siete), otros 1.000 millones se exponen al tabaquismo pasivo, llamado también de segunda mano. El tabaquismo origina el 90% de los casos de EPOC (casi 299.400.000 casos en el mundo), es un factor agravante del asma y en pacientes fumadores aumenta el riesgo de neumonía, tuberculosis o gripe.

Autor:

Fuente Original: efesalud

La contaminación mata (cada vez más)

La contaminación atmosférica causa más de 10.000 muertes al año en España y unos 7 millones en todo el mundo, según datos de sociedades médicas y científicas y de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El impacto de la contaminación en la salud es indudable a todos los efectos y ya nadie cuestiona que la polución mata y cada día más y a más personas. Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, existe una estrecha relación entre el cambio climático y la calidad del aire. En muchas regiones del mundo se prevé que el cambio climático afectará, entre otras, a la frecuencia de las olas de calor y los episodios de aire estancado. Esto, además de prolongar los períodos de tiempo en que suben los niveles de ozono, podría agravar aún más las concentraciones máximas de este gas.

La OMS estima que 9 de cada 10 personas en el mundo respiran aire contaminado y cerca de 7 millones de personas mueren cada año por la exposición a las partículas finas contenidas en el mismo.

De acuerdo con sus informes, la contaminación del aire causa el 24% de todas las muertes de adultos por cardiopatías, el 25% de las muertes por accidentes cerebrovasculares, el 43% de los fallecimientos por enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y el 29% de las muertes por cáncer de pulmón.

Según datos del informe de la OMS ¡No contamines mi futuro! El impacto de los factores medioambientales en la salud infantil (2017), más de una cuarta parte -1,7 millones- de las defunciones de niños menores de cinco años son consecuencia de la contaminación ambiental. De estas, 570.000 son consecuencia de infecciones respiratorias, entre ellas las neumonías.

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) alerta de que en España el 35% de la población respira aire contaminado y se producen en torno a 10.000 muertes al año relacionadas con los contaminantes atmosféricos, según datos del Instituto de Salud Carlos III.

La doctora Isabel Urrutia, neumóloga y coordinadora del Área de Enfermedades Respiratorias Ocupacionales y Medioambientales de SEPAR, señala que la contaminación “afecta a los pacientes que tienen una enfermedad respiratoria crónica -sobre todo asmáticos y pacientes con EPOC- y aumenta las posibilidades de desarrollar asma, sobre todo en niños. La contaminación del aire supone más del 50% de los casos de neumonía infantil”.

“Vivir en contacto continuo con altos niveles de contaminación es equiparable a fumar entre 5 y 10 cigarrillos diarios”, apunta el doctor Carlos A. Jiménez-Ruiz, presidente de SEPAR.

El investigador Xavier Basañaga, del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por La Caixa, ha afirmado que “cada vez se conocen más efectos de la contaminación en la salud;no solo influye en enfermedades respiratorias o cardiovasculares, también afecta al cerebro y al aparato reproductor”.En cuanto a los efectos en los niños, según un estudio liderado por ISGlobal, el 33% de los nuevos casos de asma infantil en Europa son atribuibles a la contaminación atmosférica.

Con respecto a los efectos de la contaminación a nivel cardiovascular, el doctor Jordi Bañeras, miembro de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Fundación Española del Corazón (FEC), señala que “el sistema circulatorio es el que más sufre los daños de la contaminación, ya que los contaminantes viajan por el torrente sanguíneo y acaban produciendo enfermedades tanto a nivel cerebral como cardíaco”.

“A nivel mundial, el 40% de los efectos de la contaminación en la salud implican al corazón, mientras a nivel respiratorio, solo un 6% de las infecciones están asociadas a esta causa”, añade.

“La patología más asociada con la contaminación es el infarto de miocardio, se estima que en torno a un 1% podrían explicarse por esta causa. En un estudio realizado en Barcelona observamos que los días con tasas más altas de contaminación había más infartos de miocardio y además estos eran más letales”, completa el doctor Bañeras.

En cuanto a su relación con el cáncer, la doctora Aitana Calvo, secretaria científica de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), señala que la contaminación es considerada desde 2013 un agente carcinógeno por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la OMS (IARC, por sus siglas en inglés).

“A nivel mundial, se producen unas 223.000 muertes relacionadas con el cáncer de pulmón y, aunque la contaminación es uno de los factores de riesgo de menor alcance -uno de cada 10 tumores pulmonares se deben a esta causa, mientras el tabaco es responsable de hasta un 90% de los mismos en hombres y un 80% en mujeres-, la población expuesta es muy amplia”, apunta.

Según el informe del Banco Mundial El coste de la contaminación atmosférica. Refuerzo de los argumentos atmosféricos a favor de la acción, publicado en 2016, en el año 2013 murieron por causas asociadas a la contaminación 14.689 personas en nuestro país.

Autor: R. Brieva

Fuente Original: NoticiasdeNavarra

El número de muertes por EPOC aumentó un 12% en 24 países

El número de muertes por Enfermedad Obstructiva Crónica (Epoc) aumentó un 12 % entre 1995 y 2017, según los datos globales de 24 países, entre ellos España, indica un estudio que publica este viernes European Respiratory Journal.

Los expertos analizaron datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de doce países europeos, seis latinoamericanos -entre ellos Colombia, Costa Rica, Cuba o México- dos del norte de América y otros tantos de Asia y Oceanía.

Los datos combinados indican que el número total de muertes en 1995 fue 180.950 y al final del periodo de estudio se situó en 203.090 personas.

En España y en 2016, se registraron casi 30.000 fallecimientos, que tuvieron como primera causa la Epoc, enfermedad que hoy es la cuarta causa de mortalidad, explicó a Efe José Luis López-Campos, investigador del Centro de investigación biomédica en red de enfermedades respiratorias (Ciberes).

Desde 2016, la Epoc ha sido la tercera causa de muerte en todo el mundo, con un número estimado de tres millones de fallecimientos (5,3 % de todas las muertes), pero con grandes diferencias regionales, agrega el documento.

La EPOC es una afección a largo plazo que causa inflamación en los pulmones, estrechamiento de las vías respiratorias y daño en el tejido pulmonar, lo que dificulta la respiración. El mayor factor de riesgo de esta enfermedad, para lo que no existe cura, pero se puede tratar, es el tabaquismo, así como la exposición a la contaminación del aire.

La autora principal del informe e investigadora en la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer de la OMS, Joannie Lortet-Tieulent, explicó, en un comunicado, que en 2015 había 175 millones de personas que vivían con esa enfermedad.

Por sexos y según los datos de los dos últimos años del periodo estudiado, la tasas más altas de mortalidad en hombres se dieron en Hungría y Kirguizistán. En el caso de la mujeres fue en Estados Unidos y Hungría. Italia, Costa Rica e Israel registraron las menores tasas de fallecimientos masculinos y Letonia, España y Lituania de femeninos.

López-Campos incidió en que la Epoc está asociada principalmente al consumo de tabaco y consideró que hay que seguir insistiendo en la políticas contra este hábito y que el sistema sanitario sea capaz de identificarla de manera temprana.

En lo que va de siglo tasa de prevalencia del tabaquismo entre los hombres en España ha caído aproximadamente a la mitad, pero entre las mujeres ha aumentado. Además entre el grupo de 15 a 24 años, hay “empate técnico” entre sexos.

El experto indicó que “cada vez mas mujeres” visitan las consultas médica con Epoc y que, en unos 10 o 20 años, se espera un importante aumento, pues es una enfermedad que tarda mostrar los síntomas, que empiezan a partir de los 40 años.

Fuente Original: laVanguardia

Solo un 15% de los pacientes con EPOC utilizan correctamente el inhalador

De hecho, más de dos tercios de las personas que tienen EPOC cometen “al menos un error” al usar su dispositivo. El éxito de las terapias inhaladas radica en la administración eficiente del fármaco

¿Qué ocurre con los pacientes de EPOC que no son capaces de generar el flujo inspiratorio necesario que requiere el dispositivo para su uso correcto?

Es determinante en la consulta a la hora de elegir el dispositivo más adecuado para cada paciente, ya que permitirá garantizar una correcta adherencia terapéutica.

Recomendaciones de uso de los dispositivos

Según la guía Estrategia GOLD 2019, se recomienda considerar un cambio de dispositivo en los pacientes si no hay mejoría de síntomas o exacerbaciones durante el tratamiento farmacológico. En este sentido, Núria Sánchez, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria del CAP Comte Borrell, reconoce que “en consulta, muchas veces detectamos que la barrera es no tener el dispositivo inhalador adecuado. Cuando diagnosticas a un paciente, lo que buscas es que el tratamiento sea el adecuado y que actúe rápido para que mejore su disnea, pero si el dispositivo no se adapta a su capacidad inspiratoria o de fácil manejo, luego el tratamiento no será efectivo”.

La guía también hace hincapié en la importancia de la educación y la formación en la técnica de uso del inhalador. Por eso, la labor de enfermería es fundamental. En opinión de Isabel Portela, enfermera de trastornos respiratorios del sueño del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, “debemos ser constantes y aprovechar cada vez que tengamos contacto con el paciente con EPOC para comprobar si sabe utilizar bien el dispositivo que le han pautado y si con el paso del tiempo es el que más se ajusta a su situación actual. Siempre hay que hacer hincapié en comprobar que sabe utilizarlo bien, que no tiene ninguna duda y, sobre todo, que nos perciba como una fuente de información para consultarnos siempre que lo necesite”.

Finalmente, se recomienda que la técnica de uso del inhalador se evalúe regularmente, por lo que el último eslabón en la cadena del tratamiento, la farmacia, es el espacio perfecto para ello. En consonancia con ello, Virtudes Roig, farmacéutica, señala que “el farmacéutico juega un papel fundamental en favorecer la adherencia al tratamiento. En un primer momento, cuando el paciente es diagnosticado, desde la farmacia podemos reforzar la información que le ha dado el médico o enfermería. En posteriores contactos con el paciente, como cuando viene a la farmacia a retirar su inhalador, debemos comprobar que sabe utilizarlo correctamente siempre de manera activa”.

En muchas ocasiones, los pacientes no identifican un empeoramiento de los síntomas, por lo que se recomienda que consulten con su médico. Por eso, Consuelo, paciente de EPOC y miembro de la APEAS, animar a otros pacientes a tener una buena actitud ante la enfermedad y, sobre todo, a que sean conscientes de que hay que seguir las pautas que les recomienda el médico y no resignarse ante la enfermedad.

La EPOC afecta a un 10,2 por ciento de la población española comprendida entre los 40 y 80 años. Según ha manifestado Holger J. Gellermann, director médico de Boehringer Ingelheim España, “no olvidemos que la EPOC puede convertirse en la tercera causa de muerte en el mundo en 2030, por lo que además de sensibilizar sobre la enfermedad, esta campaña de concienciación pone de manifiesto la importancia de poner en valor la adhesión al tratamiento y elevar que, si los pacientes no pueden desempeñar su día a día con normalidad, esto debe ser un parámetro que requiere atención.

Fuente Original: MedicoInteractivo

Más Información. Dispositivos de terapia inhalada en la EPOC

El neumólogo Carlos Rábade: “Las leyes protegen a la población pasiva, pero no rebajan el consumo”

“Solo un máximo del 10% de los fumadores puede dejarlo sin tratamiento farmacológico”

¿Cómo pasa factura el tabaco?

-La pasa en todos los sentidos en la salud. Aumenta el riesgo de enfermedades, como el EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), el cáncer de pulmón, enfermedades cardiovasculares, los ictus,…; limita la salud y afecta a la mortalidad. Es uno de los factores de mayor impacto de la mortalidad en España y Galicia.

-¿Cuál es el porcentaje de pacientes en el área de Santiago con EPOC?

-Uno de cada cinco fumadores acaba desarrollando EPOC, aunque en algún caso, de tres fumadores, uno la padecerá. Esta es una enfermedad muy grave, que muchas veces no da síntomas o estos son muy pequeños. Pero cuando hay un paciente con síntomas respiratorios y con un consumo de tabaco alto es muy importante hacerle espirometría, porque si se detecta de manera precoz, el pronóstico será mucho mejor.

-¿Y cómo les influye a los fumadores pasivos?

-También hay un incremento de la mortalidad del tabaquismo pasivo. Tantos las leyes de 2005 como de 2010 redujeron el humo ambiental del tabaco, sobre todo en los espacios públicos cerrados, pero aún así hay un cierto porcentaje de humo pasivo, sobre todo en los entornos familiares. Y el tabaquismo pasivo contribuye a aumentar el riesgo de desarrollar en un futuro enfermedades pulmonares. Entre los niños pequeños, que todavía tienen los pulmones inmaduros, el hecho de estar expuestos al humo del tabaco aumenta ese riesgo de poder sufrir esas patologías.

-¿Considera que fueron las leyes antitabaco las que contribuyeron a la reducción del consumo?

-Creo que más que reducir el número de fumadores lo que hacen es proteger a la población pasiva, porque a raíz de la de 2005 sí que se observa una reducción, peor en la de 2010 ya no se nota tanto. Y sí existen otras medidas muchos más eficaces para que descienda la prevalencia del consumo, como subir los impuestos del tabaco, dar ayudas a los fumadores, financiar los tratamientos para dejar de fumar, llevar a cabo campañas de sensibilización… Claro que las leyes antitabaco consiguieron que la gente se motive e intente dejar de fumar.

-¿Qué hay que hacer para dejar de fumar?

-El tratamiento del tabaquismo se basa en dos pilares fundamentales: el asesoramiento psicológico y el tratamiento farmacológico, que demostraron su eficacia. Es necesario darle al paciente una serie de herramientas de ayuda para dejar de fumar como modificaciones de conducta, estilos de vida, que intenten sustituirlo por agua… Y hoy hay fármacos muy eficaces para dejar de fumar. Unos sirven para sacar el síndrome de abstinencia y otros, esa necesidad por momentos que tiene el fumador. Y contribuyen a evitar la recaída, tanto a largo como a corto plazo, y solo un 5 o 10% de los fumadores dejan de fumar sin tratamiento farmacológico

Fuente Original: FarodeVigo

‘EPI-Scan 2’: el primer mapa completo de la EPOC en España

Los resultados de EPI-SCAN 2 apuntan a que es más frecuente en hombres (14,6 por ciento) que en mujeres (9,4 por ciento)

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) se confirma como una de las enfermedades crónicas más prevalentes en adultos en España. Es una de las conclusiones del ‘Epi-Scan 2’, el primer mapa completo sobre la situación de la EPOC en España (pues es el primero que aglutina a todas las comunidades autónomas) que ha sido comentado en la reunión de invierno de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

El neumólogo Joan B. Soriano, investigador senior del Instituto de Investigación Hospital Universitario de la Princesa, ha expuesto a Redacción Médica los principales datos que aporta el estudio y las decisiones que se deben en base a ellos.

La nueva cifra de que “el 11,8 por ciento de la población española mayor de 40 años tiene EPOC actualiza los resultados obtenidos con Iberpoc en 1997 y con el primer estudio ‘Epi-Scan’ en 2007.

Se confirma con este estudio, promovido por GSK y liderado por Separ, que la EPOC es más frecuente en hombres (14,6 por ciento) que en mujeres (9,4 por ciento), y en ambos se incrementa con la edad hasta un máximo del 34,7 por ciento en hombres y del 26,1 por ciento en mujeres pasados los 80 años. Se confirma que la EPOC es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en adultos”.

En los extremos de la prevalencia, “la EPOC tiene un mínimo del 7,1 por ciento en Asturias y un máximo del 17,3 por ciento en Cataluña. El Comité Científico de ‘Epi-Scan 2’ ya está analizando si las variaciones en tabaquismo activo y pasivo, incluyendo el cigarrillo electrónico, las exposiciones laborales, u otros factores explican estas variaciones”.

Diferencias con estudios anteriores

“Al igual que las especies animales, las enfermedades cambian en el tiempo y en el espacio. En la EPOC, debido a los cambios demográficos en España y a la exposición a factores de riesgo como el tabaco y otros factores relacionados, es importante medir sus datos de prevalencia y en general su epidemiología de forma periódica. Medir la magnitud de un problema de salud y su distribución es un primer paso para atajarlo. Desde hacía más de una década no teníamos datos sobre la distribución de la EPOC y sus determinantes en España. Los datos de ‘Epi-Scan 2’ actualizan los del primer ‘Epi-Scan’ en 2007 y los anteriores de Iberpoc en 1997”, explica Soriano sobre los objetivos del estudio.

Según este neumólogo, ‘Epi-Scan 2’ tiene tres novedades importantes en comparación a los anteriores estudios; por primera vez tenemos resultados en cada una de las 17 comunidades autónomas, siendo el primer país que dispone de resultados de EPOC medida por espirometría post-broncodilatadora en muestras representativas de toda su geografía; en segundo lugar, tenemos resultados de imagen por TAC de baja radiación y además no hay límite superior de edad en los participantes (Iberpoc fue hasta los 69 años y el primer ‘Epi-Scan’ hasta los 80 años)”.

Soriano considera que “modelar estos datos y sus tendencias ha de permitir prever la futura carga asistencial de EPOC para neumólogos, médicos de Atención Primaria, internistas, geriatras y otros profesionales sanitarios”.

Mejoras en el abordaje de la EPOC

Para mejorar el abordaje de esta patología, Soriano considera imprescindible atajar el tabaquismo con todos los medios posibles: “La Estrategia en EPOC del Sistema Nacional de Salud, en marcha desde 2009, incide en su decálogo que el primer objetivo es reducir el tabaquismo. No podemos bajar la guardia contra el tabaco, pues la ley antitabaco 42/2010, que modificaba la Ley 28/2005, fueron buenas en su momento pero son ninguneadas en terrazas, colegios y hospitales, y se quedan obsoletas por el auge del cigarrillo electrónico, que según la encuesta Estudes 2019 ya han sido probado por el 48,4 por ciento de los estudiantes de 14 a 18 años, frente al 20,1 por ciento de 2016″.

Este especialista concluye que “además el tabaco de liar, solo o combinado con marihuana, es más barato pero más peligroso, y los dispositivos de calentar el tabaco como IQOS, deben tener una respuesta dura por parte de las administraciones, pues son entrada al tabaco para adolescentes e incluso niños”.

Autor: Borja Negrete

Fuente Original: RedaccionMedica

Separ defiende la implantación del cribado de cáncer de pulmón en España

Un editorial publicado en la revista de Separ defiende las tomografías computarizadas en personas con riesgo

Las últimas evidencias científicas avalan la implantación en Europa y en España de programas de cribado de cáncer de pulmón mediante la realización de una tomografía computarizada de bajas dosis de radiación (TCBD) anual en personas con riesgo elevado de sufrirlo que cumplen ciertos criterios de edad y tabaquismo, según destaca un editorial en Archivos de Bronconeumología, la revista científica de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ). El editorial está firmado por Luis M. Seijo, Juan Carlos Trujillo y Javier J. Zulueta, miembros de la sociedad científica.

El tabaquismo es el principal factor de riesgo para el cáncer de pulmón. De ahí que las sociedades científicas, como Separ, centren sus esfuerzos en combatir este hábito nocivo con campañas antitabaco, a fin de reducir el número de nuevos fumadores, en especial en las franjas de edad con un mayor riesgo.

Sin embargo, “paralelamente al desarrollo de campañas antitabaco debemos insistir en la creación de programas de cribado que ayuden a un diagnóstico precoz de la enfermedad. En este sentido, debemos recordar que en España ya existen programas de cribado para otros cánceres que han demostrado su efectividad, cómo pueden ser los de cáncer de mama o colon“, señala Juan Carlos Trujillo, cirujano torácico, coordinador del Área de Oncología Torácica de Separ y uno de los tres autores del editorial sobre nuevas evidencias científicas.

“Ahora tenemos que insistir en que recientes publicaciones sobre el cribado de cáncer de pulmón han demostrado su efectividad y potencial aplicabilidad en países como el nuestro, sin que ello suponga un aumento de riesgo para la sociedad ni un aumento desproporcionado del gasto económico”, destaca Trujillo.

Evidencias de ensayos

Estas evidencias científicas se apoyan en los resultados de importantes estudios como el ‘Nederlands Leuvens Longkanker Screenings Onderzoek’ (Nelson) presentados en 2018 en Toronto (Canadá) durante el congreso de la Iaslc (International Association for the Study of Lung Cancer) y que han confirmado los hallazgos del estudio norteamericano ‘National Lung Screening Trial’ (NLST).

Ambos ensayos prospectivos aleatorizados han demostrado que los programas de cribado de cáncer pulmonar consiguen una reducción significativa y clínicamente relevante de la mortalidad atribuible a la realización de una TCBD anual. Estos resultados son fruto de un número reducido de rondas de cribado (cuatro en el estudio ‘Nelson’ y tres en el ‘NLST’), por lo que cabe esperar que aún sean más favorables en programas con mayor continuidad.

Los programas de cribado de cáncer de pulmón ya son una realidad en Estados Unidos, donde las sociedades científicas, instituciones y aseguradoras recomiendan su implantación, adhiriéndose a los criterios de inclusión del ‘NSLT’ -tener una edad de más de 55 años y un consumo tabáquico mayor o igual a 30 paquetesaño-, según explican los firmantes del editorial.

En cambio, en Europa se carecía de una evidencia acumulada suficiente para confirmar los hallazgos norteamericanos en población europea. Realizar “un estudio europeo se consideraba necesario, alegando que las idiosincrasias de los sistemas de salud y de la población europea no justificaban asumir como propias las recomendaciones de sociedades científicas norteamericanas basadas en el diseño y los resultados del NSLT”, dice el editorial.

Resultados de ‘Nelson’ y ‘Elcap’, los avales

Los programas de cribado de cáncer de pulmón cada vez cuentan con más datos que demuestran su eficacia y justifican la necesidad de implantarlos. En este sentido, el editorial destaca, por una parte, los hallazgos del estudio ‘Nelson’, diseñado para reducir la tasa de falsos positivos y el gasto ocasionado por el cribado y con criterios de inclusión menos restrictivos que el NSLT -pacientes con una edad > 50 años, abstinencia < 10 años, y consumo de tabaco > 15 paquetes-año- que han demostrado una mayor reducción de la mortalidad por cáncer de pulmón que el NSLT, a pesar de tener un tamaño muestral inferior.

Asimismo, el 50 por ciento de los tumores pulmonares detectados con la TCBD en el ‘Nelson’ se encontraban en una fase inicial, en estadio I, en comparación con un 75 por ciento de estadios avanzados (III o IV) en el grupo control.

Estos resultados de ‘Nelson’ son “ostensiblemente mejores que los del ‘NSLT’, y apuntalan los esfuerzos dedicados a la implantación del cribado de cáncer de pulmón en Europa, incluyendo el documento de consenso de la ERS y la ESR publicado en 2015, así como el auspiciado por Separ y otras sociedades científicas de ámbito nacional como la Seram, SEOM, y la SECT publicado en Archivos de Bronconeumología en 2017”, señalan los autores.

Por otra parte, el editorial también remarca que Separ y sus miembros destacan por ser pioneros en la implantación de programas de cribado, a través de la cohorte internacional ELCAP, en la que participan tres centros españoles, con más de 12.000 individuos incorporados a sus programas de detección precoz. “Esta cifra casi duplica el número de pacientes cribados en el estudio ‘Nelson’ con TCBD y los resultados obtenidos han sido excelentes.

“De esta experiencia emana gran cantidad de evidencia no solo a favor del cribado sino de cómo hacerlo con éxito. Se suman a los hallazgos descritos, el refinamiento de aspectos fundamentales del cribado incluyendo la selección de pacientes, la adherencia al programa y las recomendaciones de seguimiento”, añade  Luis M. Seijo, miembro del Área de Oncología Torácica de Separ.

Mejorar la selección de pacientes

De cara al futuro, otro de los aspectos en que inciden los autores es que se requiere mejorar la selección de pacientes candidatos a entrar en estos programas, con criterios de inclusión que seguramente tendrán que ir más allá de la edad y el tabaquismo, y marcadores con valor pronóstico.

En este sentido, la experiencia en España ha demostrado la existencia de un fuerte vínculo entre enfisema y cáncer de pulmón; la existencia de que existe un riesgo compartido de desarrollar enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y cáncer de pulmón; y que también se ha visto una asociación entre apnea del sueño y aparición de nódulos sospechosos en el pulmón, así como entre la enfermedad intersticial permanente y el cáncer de pulmón.

En cuanto a los marcadores de valor pronóstico, podría tener “especial protagonismo” añadir el enfisema a los criterios convencionales de edad y tabaquismo del programa, lo que incrementaría el valor predictivo positivo de dicho programa, aunque debería medirse si podría estar justificado ante un posible aumento de la complejidad y costes del programa.

“Queda mucho por hacer, pero sin programas de cribado seguiremos siendo testigos mudos de la elevada mortalidad causada por el cáncer de pulmón en España, no solo entre fumadores, sino también entre aquellos que han conseguido dejar de fumar. Sigamos insistiendo en el abandono del hábito tabáquico sin dejar de poner en marcha las iniciativas plasmadas en el documento de consenso de 2017″, concluye el editorial.

Fuente Original: RedaccionMedica

La enfermedad pulmonar EPOC se podrá detectar con un simple análisis de sangre

La Universidad de Granada (UGR) y la farmacéutica GSK firman un acuerdo para avanzar en el diagnóstico precoz de una enfermedad que desconocen el 70% de sus pacientes

La puesta en marcha de un plan para detectar la EPOC es ya una realidad. El proyecto servirá para realizar un diagnóstico prematuro de esta enfermedad pulmonar de obstrucción crónica, desconocida por el 70% de personas que la sufren. Esta tecnología supondrá un gran avance médico, permitiendo detectar con mayor antelación la enfermad mediante la realización de un análisis de sangre.

El proyecto multicentro, en colaboración con el Centro GENYO, será llevado a cabo por Biopsia Líquida, liderado desde la UGR, en colaboración con el Hospital de Alta Resolución de Loja y el Hospital de Torrecárdenas de Almería. La empresa GSK, que lleva 50 años innovando en el mundo de la Pulmología, tal y como ha asegurado el director médico Arturo López Gil, impulsará el desarrollo del estudio con una aportación de 110.800 euros.

En cuanto al plazo establecido para que los resultados de la investigación puedan trasladarse a la práctica clínica, el profesor del departamento de medicina Pedro J. Romero ha declarado que, a pesar de las dificultades para establecer un plazo concreto, el objetivo es implementarlo antes de un año. Sin embargo, el profesor se muestra optimista ya que hasta el momento los resultados están siendo mejores de lo esperado.

Según la última encuesta nacional la EPOC afecta al 10% de la población, de la cual hasta un 70% desconoce que tiene la enfermedad. Por ello el diagnóstico precoz es fundamental para poder tratar a tiempo esta anomalía. Pedro J. Romero ha hecho hincapié en la necesidad de financiación para que este tipo de proyectos puedan salir adelante y así reducir el efecto de una enfermedad con un gran impacto negativo en la salud.

Por último, la rectora de la UGR Pilar Aranda ha querido agradecer a la farmacéutica GSK la implicación en la lucha contra la EPOC, una enfermedad que considera muy limitante y que puede provocar hipoxia.

Autor: Daniel González

Fuente Original: GranadaHoy