La Sociedad Valenciana de Neumología pide dedicar más esfuerzos en conocer la EPOC

En la cartera de servicios de la Conselleria de Sanidad de la Generalitat  Valenciana la prevalencia del EPOC oscila entre un 4% y 7%.

La Sociedad Valenciana de Neumología en su XXV Congreso celebrado en Alicante, reivindica dedicar más esfuerzos de formación, investigación y concienciación sobre la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Para el presidente de la SVN, el Dr. Luis Hernández, “la EPOC es una enfermedad poco conocida porque los pacientes atribuyen los síntomas al tabaquismo y no acuden al médico”.

En la mesa dedicada a la EPOC denominada “Del dato al paciente”, el Dr. Rafael Golpe del HU Lucus Augusti de Lugo ha explicado que “esta enfermedad respiratoria ocupa actualmente el cuarto lugar en mortalidad y es la única enfermedad, entre las seis que producen más muertes, y la tasa de fallecimiento continúa aumentando en las previsiones para los próximos años”.

Los mayores avances que se están produciendo en la EPOC son sobre el tratamiento. Diferentes estudios en los dos últimos años han mostrado que ciertos perfiles de pacientes se benefician de combinaciones de tratamientos distintos, considerándose los broncodilatadores de larga duración la base de la terapia. Otros estudios evidencian que el ejercicio físico y la fisioterapia mejoran los síntomas de los pacientes con EPOC y puede impactar en su evolución.

Por su parte la Dra. Patricia García del HU de La Plana en Castellón ha señalado que “comparada con el cáncer o las enfermedades cardiovasculares, la ausencia de conocimiento de la población sobre la EPOC explica en gran medida la desproporción entre la magnitud del problema y su bajo impacto en la opinión pública, la reducida percepción de la urgencia para paliar el problema y la escasa asignación de recursos para asistencia e investigación, aunque en la actualidad existe tratamiento efectivo frente al tabaquismo y el neumólogo tiene más información para realizar un tratamiento individualizado de cada paciente”.

En una edición, la XXV, tan redonda como la de este año, el Congreso ha querido rendir un homenaje a los presidentes que durante la vida de la Sociedad Valenciana de Neumología han estado dirigiendo los destinos de esta sociedad científica y médica. Para ello, ha reunido a los ex-presidentes de la sociedad en la mesa redonda “¡Y parece que fue ayer!” en la que se ha recorrido la historia de los principales avatares de la sociedad científica y sus principales retos de futuro entre los que destaca seguir incrementando los recursos para investigación

En el XXV Congreso de la SVN también ha habido una atención especial al importante papel de enfermería en la atención especializada a pacientes con terapias respiratorias en domicilio, un curso-teórico para residentes sobre las ecografías torácicas, y un curso de actualización respiratoria para Médicos de Atención Primaria. Al congreso se han presentado 73 comunicaciones y 21 proyectos de investigación a las becas que concede todos los años la sociedad médica.

Fuente Original: eldiariodeaqui

EPOC: Aumenta significativamente la incidencia en mujeres

Tras el XXIII Congreso de Neumomadrid, la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica, ha analizado las cifras de incidencia de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, (EPOC) y esta ha aumentado significativamente en mujeres debido al incremento del consumo de tabaco desde una edad temprana.

Según datos publicados por la Organización Mundial de la Salud, (OMS), existe un progresivo aumento de la prevalencia de la EPOC a nivel mundial. En España, actualmente se barajan cifras de un 10,2 %. Lo cierto es que actualmente menos de un tercio de la población que padece esta enfermedad está diagnosticada y aunque existe un gran conocimiento de la enfermedad no se está tratando como debiera por esa causa.

La EPOC, cuya causa principal es el abuso del tabaco, a lo largo de décadas, genera síntomas persistentes y limitación crónica al flujo aéreo. En el mundo, tres millones de personas fallecieron el año pasado por esta causa y quizá, si hubieran abandonado el hábito tabáquico podrían haber sobrevivido con ayuda.

El aumento, especialmente significativo en mujeres resalta que estas consumen tabaco al igual que los hombres y además existe una mayor concienciación sobre la enfermedad y ante síntomas como son el ahogo, las bronquitis crónicas y otros síntomas se acude al médico. Si las cifras que se barajan hacen prever que menos de un tercio de la población está diagnosticada, muchas personas mantienen un tratamiento con médicos de primaria y son recetadas con broncodilatadores de larga duración pero no tienen un diagnóstico certero.

Es importante analizar a cada paciente en su contexto y la evolución y tratamiento individualizado porque no todos cursan igual.

Los datos no son nada halagüeños si sabemos que además del tabaco, la contaminación ambiental tiene un gran impacto en la función pulmonar si hablamos de las partículas de menor tamaño suspendidas en el aire que respiramos. La exposición crónica al humo de combustión de biomasa en espacios cerrados causa EPOC y también el humo de fuego que se utiliza para cocinar o calentar la vivienda.

El día a día de los pacientes que la sufren, dependiendo del grado de afección, puede ir desde leves síntomas respiratorios (disnea, tos y expectoración) en pacientes menos graves hasta incapacitar al paciente para cualquier actividad básica de la vida diaria como el aseo o la alimentación, en casos graves. Es importante resaltar que la enfermedad EPOC no tiene cura y puede afectar también a fumadores indirectos.

El diagnóstico se realiza cuando existe una sospecha ante un adulto fumador o exfumador que presente síntomas respiratorios. Si se hace una espirometría se puede confirmar además del grado de la misma además de determinar el fenotipo en pacientes de alto riesgo. En cuanto se tengan los mínimos síntomas se debe acudir al médico; ya sean sibilancias, expectoración habitual, tos crónica o síntomas de ahogo (disnea). La forma de abordar la enfermedad supone que se disminuye la frecuencia y gravedad de las agudizaciones y se puede pautar oxigenoterapia en casos graves si se asocia a una insuficiencia respiratoria.

Una adecuada nutrición, actividad física regular, abandono total del tabaco y una vida relajada puede hacer que la enfermedad se sobrelleve y no empeore.

Autora:

Fuente Original: periodistasenespañol

Los expertos afirman que la enfermedad pulmonar intersticial difusa aumentará en los próximos años en España

La incidencia de la enfermedad pulmonar intersticial difusa (EPID) aumentará en los próximos años en España por la mayor concienciación de los médicos y los nuevos métodos radiológicos, según manifestaron expertos que participan en el XXIII Congreso de Neumomadrid (Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica), que se celebra estos días en Madrid.

Durante el encuentro, la doctora María Teresa Río, facultativa adjunta del servicio de Neumología del Hospital Universitario de Getafe, en Madrid, afirmó que la EPID irá en aumento. En la actualidad “se estima que está alrededor de 7,6/8 casos por cada 100.000 habitantes, siendo la fibrosis pulmonar idiopática la más frecuente, con una incidencia de 1,6 casos por cada 100.000 habitantes”.

“La incidencia parece que puede ir aumentado en los próximos años por la mayor concienciación de los médicos a la hora de la valoración de los pacientes y por los nuevos métodos radiológicos, sobre todo la tomografía computerizada (TC), que aportan mayor sensibilidad para diagnósticos precoces cuando se cursan para otros motivos”, añadió esta especialista.

Los síntomas más frecuentes de la EPID son la fatiga al esfuerzo (disnea) y la tos. En los primeros años pueden pasar inadvertidos hasta que, ya en fases más evolucionadas, producen fatiga incapacitante e insuficiencia respiratoria y que pueden llegar a provocar complicaciones como hipertensión pulmonar y fallecimiento. A lo largo de la evolución pueden producirse “deterioros más acentuados (agudizaciones) que requieren hospitalizaciones, muchas de ellas muy graves y con alta incidencia de mortalidad”, aseguró.

Durante estas jornadas, la doctora Teresa Bilbao-Goyoaga Arenas, facultativa del servicio de Neumología del Hospital Universitario de Móstoles (Madrid), advirtió de la influencia del tabaco en la patología intersticial. El tabaquismo no sólo produce EPOC, enfisema o cáncer de pulmón. “Se reconocen una serie de enfermedades que se encuadran dentro de la EPID y que se asocian al consumo de tabaco. Entre ellas destacan la neumonía intersticial descamativa, la bronquiolitis respiratoria asociada a enfermedad pulmonar intersticial o la histiocitosis pulmonar de células de Langerhans”, añadió.

Las EPID asociadas a otros órganos

El objetivo de esta mesa ha consistido en hacer una revisión crítica y actualizada sobre  algunas EPID  con un  perfil especialmente diferente y con características especiales.

Durante esta jornada, Caroline Wagner Truwing, facultativa del área de Neumología del Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla, Madrid, ha hablado de aquellas EPID que tienen afectación de otros órganos, además del pulmón, y que se asocian a inflamación de los vasos (vasculitis) con producción de autoanticuerpos anticitoplasma de neutrófilos (denominados “ANCA”).
Fuente Original: eleconomista

La asistencia en Neumología mejora con un abordaje multidisciplinar

La presidenta de Neumomadrid, María Jesús Rodríguez Nieto, ha recalcado la importancia del abordaje multidisciplinar para mejorar la asistencia de enfermedades respiratorias.

Esta vigesimotercera edición del Congreso demuestra la consolidación tanto del nivel científico como de la participación de los neumólogos de la Comunidad de Madrid. “Neumomadrid es una sociedad muy dinámica. Por eso, desde hace 20 años, la organización no ha parado de crecer para seguir ofreciendo una formación científica atractiva y de calidad a sus socios”, ha afirmado Rodríguez Nieto, durante el acto inaugural. “Pero tenemos que seguir avanzando y esforzarnos cada día para que la atención que ofrecemos a los pacientes con enfermedades respiratorias sea de mayor calidad. Para ello, es importante que en su abordaje exista una evaluación multidisciplinar con otros profesionales sanitarios (como médicos de Atención Primaria, Enfermería o Fisioterapia)”, ha recordado.

En la misma línea, la presidenta de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), Inmaculada Alfageme Michavila, ha destacado la “estrecha y fraternal” colaboración que mantienen desde siempre su sociedad científica y su homóloga madrileña, resaltando que “Neumomadrid es una de las sociedades científicas de Neumología más activas e importantes de España, y todo un ejemplo a seguir entre el sector médico”.

Ruta asistencial para abordar la EPOC

Al acto inaugural del XXIII Congreso de Neumomadrid ha acudido también el viceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Manuel Molina Muñoz, quien ha reconocido “la importante labor que realiza esta sociedad científica en formación, tratamiento y prevención de las enfermedades respiratorias” en los pacientes de la región. Tanto es así, ha manifestado el viceconsejero de Sanidad madrileño, que Neumomadrid y el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) han unido sus fuerzas para constituir una hoja de ruta asistencial que permita dar respuesta a las personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) de forma integral. “Las patologías respiratorias tienen un importante impacto en la morbilidad de los pacientes, por lo que su tratamiento debe ser una prioridad tanto para las administraciones sanitarias como para los profesionales”, ha asegurado.

Por su parte, José Luis Álvarez-Sala, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, ha puesto en valor el trabajo que realizan las sociedades científicas como Neumomadrid en la actividad docente y formativa de los futuros médicos y ha animado a los futuros residentes a elegir la Neumología, una especialidad, según su criterio, “muy completa, tanto en la parte clínica como en la de especialización”.

En la mesa presidencial del acto también se encontraba Miguel Ángel Sánchez Chillón, presidente del Colegio de Médicos de Madrid, quien ha destacado el “relevante” papel que tiene la profesión médica en la sociedad y el trabajo conjunto que deben realizar tanto los colegios profesionales como las sociedades científicas para seguir potenciándolo.

Finalmente, Claudia Valenzuela, presidenta del Comité de Congresos de Neumomadrid, ha agradecido el esfuerzo realizado por el Comité Científico y la Junta Directiva de esta sociedad científica para sacar adelante esta cita anual, con la que es posible, ha recordado, “estar actualizados con nuestros pacientes, nuestra verdadera responsabilidad”.

Fotografía: Joana Huertas

Fuente Original: redacciónmedica

 

La coordinación entre Primaria, Neumología y Urgencias, clave en la EPOC

Las IX Jornadas de Neumología en Atención Primaria se celebran en Soria con el fin de desarrollar planes de atención integral al paciente con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Las IX Jornadas de Neumología en Atención Primaria se celebran este año en Soria, dónde las cinco sociedades científicas Semergen CyL, Semes CyL, Socalemfyc, SEMG CyL y Socalpar, junto con Boehringer Inhelheim, reunirán a los principales expertos de la región para analizar mediante mesas de debate, talleres y sesiones de casos clínicos, los proyectos más destacados en torno a las enfermedades respiratorias.

Durante estas Jornadas se hará especial énfasis en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que según el estudio Global Burden of Disease 2015, ya afecta a 2,9 millones de personas en España. En el caso concreto de Castilla y León, la enfermedad tiene una prevalencia del 3,6%, según datos de diciembre de 2017 procedentes de las historias informatizadas de la Gerencia de Dirección General de Salud Pública de Castilla y León.

Para la doctora Elvira Callejo, presidenta de Socalemyc y miembro del Comité de las Jornadas, el fin de esta novena edición es “seguir desarrollando planes de actuación conjuntos que nos permitan prestar al paciente la atención integral más adecuada y personalizada posible. Nuestra función es dar la mejor respuesta a los pacientes con EPOC con las capacidades y recursos de los que disponemos en Atención Primaria”.

GUÍA GESEPOC

Como parte del Programa Científico, se debatirá la última actualización de GesEPOC, que aporta como novedad respecto a la edición anterior la simplificación del manejo del paciente EPOC proponiendo su estratificación en riesgo alto o bajo. Además, esta nueva edición de las Jornadas también trata de simplificar cuál es el papel de Atención Primaria (AP), Neumología y Urgencias y determinar cómo conseguir la integración entre estos profesionales asistenciales.

La mesa debate donde se tratará esta nueva edición de la guía estará moderada por el médico de Atención Primaria, el doctor Jesús Aguarón, miembro de Semg CyL, quien apunta en relación a las jornadas que “las actualizaciones de GesEPOC representan un avance importante respecto a las ediciones anteriores, sobre todo porque damos un gran paso hacia la simplificación del manejo del paciente. Se trata de una actualización mucho más clara, más sencilla y resumida. Además, los roles de cada nivel asistencial están bien definidos en la guía, lo que resulta ser de gran apoyo a la hora de tratar al paciente”.

El doctor Javier Ayllón, médico familia y miembro de Semergen comenta también sobreel encuentro que, “desde Atención Primaria estamos preparados, formados y disponemos de espirómetros para hacer el diagnóstico inicial. Es más, ante de un paciente con EPOC de bajo riesgo se puede y debe tratar desde su mismo centro de salud. La nueva estratificación nos facilita la categorización del paciente, y nos va a permitir adecuar nuestro nivel de actuación en Primaria tanto para el diagnóstico como para el tratamiento y el plan de seguimiento”.

Por su parte, el doctor Jesús Hernández, jefe de sección de Neumología del Complejo Asistencial de Ávila, y miembro de Socalpar, considera que encuentros como estas Jornadas son imprescindibles, “ya que tratamos la EPOC desde diferentes ángulos y elaboramos procesos junto a Atención Primaria y los servicios de Urgencias, que nos permiten dar solución a los problemas del paciente”. En esta línea, el doctor Adolfo Simón, neumólogo del Servicio Urgencias del Hospital Universitario Burgos y miembro de Semes CyL, apunta que “aunque las mayores novedades de la guía se aplican a la situación estable del paciente con EPOC, es fundamental conocer qué posibilidades tiene éste cuando llega a Urgencias con una agudización y qué circuito debe seguir según los criterios de la guía GesEPOC. De igual manera, sería interesante que desde Atención Primaria se destinen recursos a educar al paciente para que conozca en qué situaciones debe acudir a Urgencias o al especialista o por el contrario cuándo puede ser tratado de forma ambulatoria”.

TALLER DE DIAGNÓSTICO

Durante la Jornada, la doctora Ana Pueyo, neumóloga del Hospital Universitario de Burgos y miembro de Socalpar, dirigirá un taller de diagnóstico rápido y seguimiento de pacientes con EPOC, Asma y Fibrosis Pulmonar Idiopática (FPI). “En ocasiones, las guías pueden dar un idea de complejidad al médico de Atención Primaria. A este respecto, la especialista insiste en la importancia de la actuación precoz y el papel de los médicos de atención primaria como pilar para la detección de enfermedades como la EPOC o el asma. En el caso de patologías más complejas de diagnosticar como la fibrosis pulmonar idiopática, la doctora precisa que: “la tarea del médico de familia es detectar esta posibilidad, establecer la primera alarma y derivarlo directamente al neumólogo”.

Vía: consalud

,

Los nuevos tratamientos en EPOC y FPI marcan un cambio de paradigma para los pacientes exacerbadores. SEPAR 2017

La prevención y el control de las exacerbaciones en el paciente con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una de las asignaturas pendientes a nivel asistencial para continuar mejorando en el manejo de estos casos. Las exacerbaciones son la principal complicación del paciente con EPOC y cabe destacar que, más allá de su impacto personal y familiar, los estudios económicos muestran que los ingresos hospitalarios por agudizaciones de la EPOC implican entre el 40% y 70% del gasto médico total de esta patología.

Entonces, ¿cómo se está avanzado en el manejo del paciente con EPOC exacerbador? “Las pautas de tratamiento de las exacerbaciones en enfermedad pulmonar obstructiva crónica deben adecuarse a cada paciente en función de la posible etiología de cada agudización y su gravedad”, explica el Dr. Julio Ancochea, Jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa (Madrid). En todos los casos, el tratamiento broncodilatador es fundamental, mientras que el uso de antibióticos, corticoides sistémicos, oxigenoterapia o el tratamiento de las propias comorbilidades varía según las características de la agudización”, añade el experto.

De este modo, la última versión de la guía americana Global Initiative for Chronic Obstructive Lung Disease (GOLD) 2017 recoge por primera vez la combinación LAMA/LABA como tratamiento de base del paciente EPOC exacerbador, un cambio de paradigma que también se replica en la Guía Española de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica 2017 (GesEPOC).

El manejo de la EPOC ha cambiado sustancialmente en los últimos años. “Disponemos de nuevos medicamentos, como las combinaciones de un broncodilatador beta-adrenérgico de acción prolongada y un anticolinérgico de acción prolongada (LABA/LAMA) en el mismo dispositivo, que han demostrado mejorar la función pulmonar y, en consecuencia, la calidad de vida de estos pacientes”, destaca el Dr. Antonio Anzueto, neumólogo del Health Science Center de la Universidad de Texas de San Antonio (Estados Unidos).

El diagnóstico precoz de FPI, reto para los profesionales sanitarios

Durante el simposio se han mencionado los avances logrados en el manejo de la fibrosis pulmonar idiopática (FPI), una enfermedad minoritaria, gravemente incapacitante y, a la larga, letal, que hasta hace poco carecía de opciones terapéuticas.

Como valora el Dr. Luca Richeldi, catedrático de Medicina Respiratoria y titular de la Università Cattolica del Sacro Cuore de Roma (Italia) “el principal cambio es disponer de fármacos seguros y eficaces para tratar la FPI, ya que después de muchos años sin tratamientos se ha logrado modificar el curso de la enfermedad”. Concretamente, nintedanib consigue frenar la progresión de la enfermedad hasta un 50%7-10 en un amplio perfil de pacientes.

Ahora bien, la FPI continúa siendo una patología muy desconocida entre la comunidad médica y por ello es básica la correcta detección de la enfermedad en etapas precoces. El Dr. Richeldi puntualiza que, “la principal barrera para mejorar el manejo de los pacientes con FPI es la detección precoz de la enfermedad”.

Novedades de las Guías GesEPOC y Normativa FPI

Durante el Congreso SEPAR, se ha presentado la nueva edición de la Guía GesEPOC, que incluye algunas novedades tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de la EPOC.

Por ejemplo, contempla la intensificación paulatina del tratamiento de la patología en función de la estratificación del riesgo y del fenotipo clínico, así como una nueva clasificación de pacientes. Asimismo, se ha presentado también la reciente Normativa sobre el tratamiento de la FPI, donde destaca la recomendación del uso de Nintedanib en paciente con FPI leve-moderada (CVF>50%).

“Para los pacientes que sufren un riesgo alto, GesEPOC reconoce cuatro fenotipos: no agudizador, EPOC-asma (ACO), agudizador con enfisema y agudizador con bronquitis crónica. Para cada fenotipo se recomienda un tratamiento específico, con un común denominador que es el tratamiento broncodilatador” como apunta el Dr. Julio Ancochea.

Una vez establecido el diagnóstico de EPOC, explica el Dr. Ancochea, “se debe definir el nivel de riesgo (estratificación de los pacientes) en función del grado de obstrucción (FEV1% postbroncodilatador), el nivel de disnea (escala mMRC) y la presencia de exacerbaciones en el último año”. Por ello, se confirma que, a mayor nivel de riesgo, mayor necesidad de intervenciones diagnósticas y terapéuticas.

Vía: prnoticias

,

CCAA con menos neumólogos tienen mayor mortalidad por enfermedad respiratoria

Ocho comunidades autónomas no alcanzan las recomendaciones mínimas de neumólogos establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y son Canarias y Andalucía las que tienen las tasas más bajas y también las que presentan los mayores índices de mortalidad por enfermedades respiratorias. Así se desprende del estudio “Recursos y calidad en aparato respiratorio. Calidad en Neumología” (Recalar), de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ)

Una de las conclusiones más llamativas del informe es la “acuciante” escasez de facultativos de la especialidad y la “gran diferencia” de recursos entre las comunidades autónomas, ha señalado la doctora Elena de Lucas, coordinadora del estudio, realizado mediante encuestas dirigidas a los servicios y unidades de neumología de hospitales de más de 100 camas. Los datos se basan en las respuestas obtenidas de 97 unidades, que cubren una población en torno al 70 % del territorio nacional, lo que los expertos consideran “significativo”.

Según el estudio, Canarias, Andalucía, Baleares, Cataluña, Galicia, Madrid, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha no alcanzan las recomendaciones de la OMS, que son entre 3,5 y 4 neumólogos por 100.000 habitantes (la media nacional se sitúa en 3,4). Canarias, con una tasa de 2,6, se sitúa como “farolillo rojo”, seguida de Andalucía (2,8) y Cataluña (3). En el lado contrario, Asturias (6), País Vasco (4,7), Navarra (4) y Castilla y León (3,7).

También existe una gran disparidad en cuanto a los índices de mortalidad por enfermedades respiratorias, hasta el punto de que, por ejemplo, Canarias tiene el doble que La Rioja. Además de esta comunidad, las regiones con mayores tasas de mortalidad son Andalucía y Extremadura y La Rioja, Murcia y Baleares las que presentan las cifras más bajas. La doctora De Lucas ha precisado que aunque las tasas “brutas” de mortalidad, reingresos y estancias medidas son mejores en los hospitales con servicios de neumología, aun deben ser ajustadas.

Las enfermedades respiratorias (EPOC, asma, cáncer de pulmón, apnea del sueño, bronquitis crónica o neumonía, entre otras) son la tercera causa de hospitalización y mortalidad en España y el primer motivo de consulta en atención primaria. Sin embargo, solo el 25 % de los pacientes que ingresan lo hacen en servicios o unidades de neumología y son atendidos por especialistas neumólogos. El 75 % restante reciben asistencia en medicina interna.

A pesar de ello, la doctora De Lucas ha resaltado que las cifras de mortalidad y de estancias medias son “muy favorables”.

Pese a ser fundamental para la calidad asistencial del paciente, casi la mitad (47,9 %) de las unidades de neumología carecen de áreas específicas para tratar la insuficiencia respiratoria grave, que precisa ventilación mecánica no invasiva. Su empleo, según esta neumóloga, disminuye la mortalidad y los días de hospitalización porque reduce las complicaciones frente a la ventilación convencional.

El estudio ha sido presentado por primera vez durante el 50 Congreso de la Separ, que ha reunido a unos 2.300 asistentes y ha celebrado más de 200 sesiones científicas.

,

Sin tabaquismo, ciertas enfermedades respiratorias serían poco frecuentes

El 50 Congreso de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) ha reflejado la necesidad de fomentar una estrategia más contundente a la hora de frenar la incidencia de tabaquismo y según reclamó el director del Programa de Investigación en Tabaquismo de esta sociedad, Carlos Jiménez, el grupo de edad entre 25 y 54 años “requiere acciones rápidas y eficaces con asistencia sanitaria para ayudarles a dejar de fumar”.

Los especialistas defienden una posición común en la que aseguran que esta enfermedad sería poco frecuente o rara si no existiera el tabaquismo. Jiménez afirmó que “si en el mundo no se fumase, la EPOC, sobre todo en los países desarrollados, sería igualmente una enfermedad rarísima”.

El perfil de los enfermos de EPOC ha cambiado, por tanto, cabe preguntar donde falla la estrategia. Para Jiménez, “es importante destacar que las mujeres se iniciaron al consumo del tabaco unas décadas después de que lo hicieran los hombres y por esto, estamos asistiendo ahora a un incremento de la prevalencia de EPOC entre las mujeres, mientras que entre los hombres parece que la epidemia de EPOC se esta estabilizando”, remarcó.

El coordinador del área de tabaquismo de Separ, José Ignacio de Granda, advirtió que las prioridades de Separ en esta problemática pasan por “frenar el consumo adolescente y financiar los tratamientos”.

Según explicó, esta sociedad ha estimado que si la administración financiara los tratamientos contra tabaquismo en pacientes con EPOC, “se ahorrarían cinco millones de euros”. Tanto Granda como Jiménez celebraron la iniciativa del gobierno de Navarra, que a partir de octubre costeará los fármacos para dejar de fumar, que beneficiarán a unas 120.000 personas.

Granda afirmó que este primer paso “es muy interesante” y dijo que aunque la intención del Ministerio de Sanidad en este sentido “es clara”, aún no sé ha definido “ni cómo ni cuando” se iniciará.

Por su parte, Carlos Jiménez insistió en que “la asistencia sanitaria a los fumadores para ayudarles a que dejen de serlo” debe ser “una prioridad sanitaria” para España ya que la prevalencia de tabaquismo está en torno al 28 por ciento, dos puntos por encima de la media en Europa.

El tabaquismo, pues, ha sido uno de los temas centrales de este congreso que se está celebrando entre el 2 y el 5 de junio, pero no ha sido el único. Entre las 220 sesiones científicas se han tratado temas tan diversos como asma, circulación pulmonar, cirugía torácica, enfermería respiratoria, EPOC, tabaquismo, técnicas y trasplante entre otras.

Autora: María Clara Montoya

Vía: gacetamedica

,

La innovación en la gestión integral del enfermo crónico es clave

Las enfermedades crónicas tienen un peso cada vez mayor en nuestro país como consecuencia del envejecimiento de la población, lo que conlleva un aumento de costes para el sistema sanitario que es necesario solventar a través de innovaciones tecnológicas que faciliten el contacto entre profesionales y pacientes y, por ende, la eficiencia en los procesos.

La innovación en la gestión integral del enfermo crónico es un pilar básico para la resolución de las dificultades existentes en la atención sanitaria. De este modo, la telemedicina se está transformando en uno de los factores innovadores que pueden ayudar en el manejo de dichas patologías crónicas. “Este Simposium busca el fomento y la difusión de las iniciativas desarrolladas por la comunidad científica en el uso de las nuevas tecnologías de la comunicación, como herramienta de ayuda para mejorar la gestión del enfermo crónico.”

Así lo ha asegurado Julio Ancochea, director de la Cátedra UAM-Linde de docencia e investigación en innovación en la gestión integral del enfermo RESPIRATORIO crónico (INTEGRA), durante la celebración del I Simposium de la misma. De esta forma, Linde Healthcare, la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Fundación de la Universidad Autónoma de Madrid consolidan el objetivo primordial de la Cátedra, que no es otro que el de difundir el conocimiento existente y poder compartir las experiencias dentro del mundo de la telemonitorización que a nivel nacional y peninsular se están desarrollando.

Por su parte, David Asín, director general Homecare de Linde Healthcare España, explicó “que las experiencias presentadas durante esta sesión son un buen ejemplo para poner sobre la mesa que la e-health, la telehealth y la telemonitorización son imprescindibles para proporcionar una mejor atención, bienestar y seguridad a los pacientes con patologías de larga duración y progresión lenta como son la EPOC o la insuficiencia cardiaca. Creemos que es importante la difusión de experiencias en la práctica clínica dentro de la Cátedra y, sin duda, queremos agradecer el apoyo de esta Universidad para seguir ofreciendo innovación y novedades dentro de las patologías crónicas”.

Seis proyectos con un denominador común

Durante la reunión los doctores Joan B. Soriano, co-director de la Cátedra UAM-Linde, profesor asociado de la UAM y miembro del Instituto de Investigación de la Princesa IP, y Francisco García Río, profesor titular del departamento de Medicina de la UAM y Jefe de sección de Neumología del Hospital Universitario de La Paz (Madrid), han mostrado resultados del programa PROMETE Proyecto Madrileño de EPOC Telemonitorizado. Este proyecto se inició en el año 2012 con el Estudio PROMETE I, el cual se llevó a cabo en el Hospital de la Princesa y contó con la participación de cuatro centros de Atención Primaria. Posteriormente en 2014 se realizó un estudio multicéntrico, el PROMETE II, donde participaron 5 hospitales de Madrid (Hospital Universitario de la Princesa, Hospital Universitario de la Paz, Hospital Rey Juan Carlos, Hospital Universitario Doce de Octubre y la Fundación Jiménez Díaz). Este segundo ensayo clínico aleatorizado sobre telemonitorización en la Comunidad de Madrid, con inclusión de 240 pacientes, tuvo como diferencia principal al primero la no participación de centros de Atención Primaria.  Los resultados de ambos estudios fueron ampliamente debatidos en el foro.

El doctor Josep Roca, Jefe de la Unidad de Función Pulmonar del Hospital Clínic (Barcelona), presentó el programa Nextcare, que plantea una evolución desde la gestión actual de episodios clínicos para el tratamiento de enfermedades, a la gestión colaborativa de casos a través de procesos clínicos con un enfoque preventivo. El doctor Antonio Fernández Moyano, Jefe de la unidad de medicina interna del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe (Sevilla), explicó el desarrollo del programa Comparte, una innovadora iniciativa de atención a pacientes con enfermedades crónicas que se realiza desde hace más de 5 años y que incluye un programa de telemonitorización (TLM), con el objetivo principal de mejorar los resultados en salud y la satisfacción de los pacientes, cuidadores y profesionales.

Por otro lado, la doctora Nekane Murga, directora de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitaria del Departamento de Salud del Gobierno Vasco y anteriormente responsable de la coordinación del programa de Insuficiencia Cardíaca con Telemonitorización del País Vasco, dibujó las líneas de la implementación del servicio de telemonitorización en insuficiencia cardíaca. El doctor Luis Gonçalves, presidente de la Hiberiae Societas Telemedicinae et Telesanitas, presentó el Proyecto EPOC y la inclusión de la telemedicina en la cartera básica de servicios de Portugal mientras que el doctor Manuel Mirón, Jefe de la unidad de Hospitalización domiciliaria del Hospital de Torrejón de Ardoz, explicó el Proyecto de telemonitorización, teleEPOC con intervención en domicilio a través de la hospitalización domiciliaria. El cierre del acto fue realizado por el Excmo. Rector de la Universidad Autónoma de Madrid, D. José M. Sanz Martínez.

Vía: prnoticias

,

ACOS, síndrome de difícil diagnóstico, que se confunde por similitudes en síntomas de Asma y EPOC

El asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) son dos padecimientos que antes se consideraban como diferentes, y que actualmente se reconocen como enfermedades heterogéneas y una persona puede presentar características clínicas tanto de asma como de EPOC. A esta coexistencia de síntomas se le conoce como ACOS o Síndrome de Superposición EPOC y Asma (por las siglas en inglés Asthma-COPD Overlap Syndrome).

El reto que actualmente enfrenta la comunidad médica en varios países, incluyendo México, es que el ACOS es un síndrome de difícil diagnóstico, por lo cual el Dr. Federico Daniel Colodenco, Jefe de Alergia e Inmunología del Hospital María Ferrer de Argentina,  en el marco del 76 Congreso de las Américas de Neumología y Cirugía de Tórax, celebrado en Puebla. Presentó las perspectivas y actualidades sobre ACOS, donde destacó que “antes se creía que el asma y EPOC eran dos enfermedades completamente diferentes, lo cual hacía complicado el diagnóstico y el tratamiento, sobre todo el manejo de los pacientes que se vuelven de difícil control. Hoy en día sigue sin existir una clara división, sin embargo, es evidente que ambos síndromes no producen una enfermedad más severa”.

Ante más de 200 neumólogos presentes en el simposio, el especialista destacó que aún existen retos para el desarrollo de métodos de diagnóstico precisos del ACOS. Al no catalogarse como una enfermedad, hace que los médicos se confundan y que por ende el tratamiento no sea el adecuado.

“Los esfuerzos de colaboración en guías internacionales han mostrado que hay alternativas en el control de los síntomas, en los cuales las combinaciones de beta-antagonistas de larga duración y los corticoesteroides inhalados, son útiles”, dijo el también Ex Presidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria.

Para concluir, el doctor Colodenco mencionó durante  el simposio que “en el caso de ACOS, el asma grave es un factor predisponente de obstrucción casi comparable con el tabaquismo”.

El asma representa millones de muertes anualmente en todo el mundo al estar afectadas alrededor de 235 millones de personas – lo que equivaldría al doble de la población mexicana. En México, según el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), el asma representa una importante pérdida para los millones de pacientes que la sufren y para el sistema de salud. Es una enfermedad inflamatoria que afecta las grandes y pequeñas vías aéreas. Aparece durante la infancia, a menudo acompañada de alergias, aunque hay un subgrupo en el que comienza durante la edad adulta. Los pacientes con asma sufren episodios de disnea, opresión en el pecho, tos y sibilancias debido a la obstrucción generalizada de las vías respiratorias y la disminución del flujo espiratorio.

La EPOC también es una enfermedad inflamatoria de las vías respiratorias. En general se vuelve sintomática, con disnea, en los mayores de 40 a 45 años y con frecuencia se asocia con tos crónica, flema, sibilancias o una combinación de éstas. Según la OMS, 65 millones de personas padecen de EPOC moderada a grave, 90% de ellas enferman a causa del tabaquismo, aunque también la pueden causar el tabaquismo pasivo, la contaminación ambiental y ciertas exposiciones laborales. Es la cuarta causa de muerte en todo el mundo y según cifras del INER, la EPOC en México se ubica entre el 6º y el 4º lugar de mortandad.

Vía: almomento