,

EPOC y terapia inhalada.

En los pacientes con EPOC, la terapia inhalada es un sistema para administrar de forma inhalada un tratamiento que, a su vez, es la base de las enfermedades respiratorias como la EPOC.

La técnica inhalada es en realidad solo una forma de administración ya que lo que hay dentro del inhalador es el fármaco que hace la función del tratamiento para este tipo de pacientes. Así lo explica Carmen Hernández, diplomada en Enfermería, Máster en Medicina Respiratoria, coordinadora de Atención Integrada de la Dirección Médica y de Enfermería del Hospital Clínic de Barcelona, quien añade que la terapia inhalada la recomiendan los especialistas porque es la que va directamente al órgano diana, el pulmón en este caso. Por eso su efecto es mucho superior al de las pastillas.

Pauta de administración

Los pacientes con una enfermedad respiratoria crónica deberán mantener su medicación para siempre. La forma de tomarlo va en función de la prescripción médica ya que no todos los fármacos de terapia inhalada sirven para lo mismo. Por una parte encontramos los broncodilatadores (que son los primeros que hay que tomar) que se dividen en los de corta duración, que deben tomarse cada 6-8 horas, y los de larga duración, que se suministran cada 12 o 24 horas. Por otra parte contamos también con los anticolinérgicos, que tienen también la función de abrir el bronquio para que entre el aire al pulmón. También encontramos los antiinflamatorios, lo que la gente conoce como la cortisona inhalada que pese a su mala fama, como apunta Carmen Hernández, aporta grandes beneficios a los pacientes con EPOC. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado y hacer una buena higiene bucal tras la inhalación. Los medicamentos que se toman cada 12 horas es mejor tomarlos por la mañana y por la noche, y si las tomas se hacen cada 8 horas, lo mejor es relacionarlas con las comidas para que no se nos olviden.

¿Existe el sistema ideal de terapia inhalada?

La respuesta es que no. Existen muchos sistemas en el mercado pero ninguno de ellos es el ideal. Lo más importante siempre es evaluar al paciente y hacer un tratamiento muy individualizado, no solo con el fármaco sino con el sistema de terapia inhalada. Siempre hay que escoger el más idóneo para cada paciente a la vez que se le debe dejar elegir. Además, también habrá que insistir en la técnica y re-evaluar al paciente en cada visita.

Terapia nebulizada

La terapia nebulizada es un sistema de terapia inhalatoria que se usa generalmente durante la fase de descompensación grave de la EPOC. Algunos pacientes a veces reclaman la terapia nebulizada para tenerla en su domicilio porque creen que tiene un mayor efecto. Consiste en tener una máquina conectada a la corriente eléctrica que contiene un medicamento líquido para que el paciente inhale durante 20 minutos. De todas maneras, la literatura médica no dice que sea la terapia de mayor efectividad y solo la recomienda durante las fases de exacerbación. Es una terapia que no se debe emplear de forma habitual.

Cuidados que hay que llevar a cabo

Ante los pacientes con enfermedades como la EPOC no basta con prescribir un fármaco sino que hay que dar unas instrucciones adecuadas para seguir la técnica, ésta se debe revisar, se debe explicar su función y cómo se toma el fármaco recetado, a la vez que se deben indicar los cuidados adecuados para evitar efectos secundarios. También hay que destacar que es importante que el paciente no olvide las tomas de su medicamento ni que disminuya las dosis. Si esto ocurre, el tratamiento no es el óptimo ni el indicado y el medicamento no llegará a los niveles necesarios para manejar la enfermedad.

Cumplimiento terapéutico

Los pacientes, en general, no realizan la toma de la medicación de forma correcta con la terapia inhalada porque, en muchos casos, son los propios profesionales médicos quienes no saben cómo se lleva a cabo. Gracias a los avances esto ocurre cada vez menos y, sobre todo por parte de la atención primaria, se ha puesto interés en concienciar a los pacientes en la necesidad de cumplir con el tratamiento a rajatabla.

Terapia inhalada en personas mayores

Cada vez salen al mercado más tipos de terapia inhalada y, en las fases más avanzadas de la EPOC, se requiere tomar dos o tres fármacos de forma combinada. En las fases avanzadas de la EPOC también es habitual que la persona tenga más enfermedades y necesite tomar más medicación, así que el cumplimiento terapéutico se dificulta. Los médicos y las asociaciones de pacientes luchan para conseguir la máxima adherencia al tratamiento por el peso que tiene sobre la calidad de vida del enfermo. En los últimos tiempos esto se ha mejorado gracias también al aumento de dedicación por parte de los médicos, que inciden en este aspecto. Otro frente sobre el que luchar es concienciar a los pacientes que fuman de que pueden tener una enfermedad pulmonar obstructiva crónica por lo que deben ir al centro de salud y someterse a unas pruebas para poder realizar una detección precoz.

Via: GesEpoc

,

La EPOC se constituye como la cuarta causa de mortalidad en España.

Cerca de 1.228.000 personas entre 40 y 69 años padecen esta patología. El 75 por ciento no están diagnosticados

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Córdoba organizó el pasado 15 de Diciembre la 1º Charla Formativa del Ciclo: “Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC): Fisiopatología y abordaje terapéutico”. Dicha ponencia corrió a cargo del Dr. D. Javier Ampuero Ampuero, Secretario de la Sociedad Andaluza de Medicina Interna y Vocal de la Comisión de Infecciosas del Hospital Universitario Reina Sofía en 2001/2002.

En dicha ponencia el Dr. Ampuero definió la EPOC como una patología prevenible y tratable con algunos efectos extrapulmonares que podrían contribuir al aumento de la gravedad en determinados pacientes. Entre sus factores de riesgo destacan el tabaco y los contaminantes industriales.

Para elaborar un diagnóstico los síntomas más frecuentes se corresponden con tos abundante, expectoración y capítulos de disnea. A partir de ahí, se efectúa habitualmente una espirometría que puede clasificar el grado de afección como leve, moderada, grave o muy grave.

Según el Dr. Ampuero, es fundamental lograr una serie de objetivos en el tratamiento de la EPOC. Entre ellos destacan evitar la progresión de la enfermedad, aliviar los síntomas, mejorar la tolerancia al esfuerzo así como el estado de salud, prevenir y tratar las exacerbaciones, las complicaciones y también reducir la mortalidad y minimizar los efectos secundarios del tratamiento. Antes de concluir, el galeno también incluyó en el apartado de tratamientos la oxigenoterapia y la rehabilitación respiratoria sin dejar a un lado la posibilidad de la cirugía que la medicina ofrece.

Este curso forma parte del Ciclo de Conferencias Formativas, de Atención Farmacéutica, en patologías del Aparato Respiratorio que se celebrarán a lo largo del curso 2011/12.

Via: Cofco

,

¿Deben las empresas poner fin a las pausas para fumar?

Cada trabajador que fuma en España cuesta a su empresa más de 1.500 € al año

Los empresarios alemanes han propuesto una idea, no tan nueva en España, para mejorar la productividad de sus trabajadores: acabar con las pausas para fumar durante su jornada laboral. Nueva polémica al tanto en el país germano, que permite al mismo tiempo recordar un debate sobre este asunto en nuestro país que empezó a gestarse tras la introducción de la ley antitabaco en 2006, la cual, como se sabe, prohíbe fumar en los sitios de trabajo.

“Las pausas para fumar cuestan a las empresas dinero contante y sonante, y alteran el desarrollo del trabajo”, denunció el presidente de la Confederación Alemana de Pymes, Mario Ohoven, en unas declaraciones que publica el diario Bild. Ohoven pone como ejemplo el caso de Suecia, donde las empresas han impuesto el concepto de la jornada laboral sin tabaco y solo permiten a sus empleados fumar en la pausa del almuerzo.

Las pausas para fumar cuestan a las empresas dinero constante En parecidos términos se expresa en el mismo diario la presidenta de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas (UMW), Ursula Frerichs, quien reclama “la abolición de las pausas para los fumadores”, ya que ello supone también una discriminación frente a los que no lo son.

El rotativo alemán cita un estudio elaborado por la Universidad de Hamburgo que habla de un coste de 28 millones de euros anuales para las empresas alemanas por culpa solo de estas pausas de sus trabajadores fumadores.

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ya propuso en 2006 la misma idea que ahora sugieren los empresarios alemanes. La CEOE recomendaba en una circular a las empresas que no permitieran las pausas por, entre otras razones, no generar agravios con los empleados no fumadores y por no perder productividad de los sí fumadores.

La legislación española no revela nada concreto sobre las pausas para fumar en las empresas, dejando este ‘trámite’ a los convenios laborales. Hay compañías que llegan a sancionar, pero en la mayoría de los casos se apuesta por la permisividad sin fijar límites de pausas.

Leer más

,

Las nuevas tecnologías contribuyen a mejorar y agilizar la asistencia sanitari en la EPOC.

Según un estudio, el porcentaje de espirometrías de calidad conseguido con apoyo on line es del 72%, similar al porcentaje de las consultas especializadas

España, enero de 2012.- La revista The European Respiratory Journal ha publicado un estudio realizado bajo el paraguas del Programa de Investigación Integrada de EPOC de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) que muestra las ventajas de utilizar un programa on line de teleasistencia para controlar y mejorar la calidad de las pruebas de espirometría forzada. La generalización del uso de la espirometría forzada de calidad en atención primaria es una prioridad mundial porque facilita el diagnóstico y seguimiento de las patologías respiratorias, algunas tan prevalentes como el asma y la EPOC, y es esencial para facilitar el principio de continuidad asistencial con interacciones entre los diferentes niveles de atención sanitaria.

La realización de espirometrías de calidad por personal no especializado de atención primaria “puede conseguirse con eficacia y ahorro de costes mediante la asistencia remota a través de una web que además puede facilitar la formación continuada del personal implicado”, explica Felip Burgos, miembro de SEPAR y coordinador del estudio.

En el estudio publicado han participado 7 centros de referencia, 18 centros de salud de toda España, 34 enfermeras y 4.581 pacientes durante 12 meses. Como paso previo se desarrolló una plataforma on line de apoyo para el personal de enfermería a través de la cual los centros de referencia ofrecían tele-asistencia, y se impartió a los participantes formación básica sobre espirometrías. A continuación, se crearon dos grupos uno con acceso a la plataforma telemática y otro sin.

Al comparar la calidad de las espirometrías realizadas en los centros de atención primaria por personal no especializado con o sin el apoyo de tele-asistencia, los resultados muestran que los centros que disponían de soporte web de forma sostenida presentan un mayor porcentaje de espirometrías de alta calidad, mientras que en los centros sin apoyo on line la calidad va decayendo a lo largo del año. El porcentaje sostenido conseguido de espirometrías de alta calidad es del 72 %, una cifra similar a la que se obtiene en las consultas especializadas.

Estos resultados son muy significativos, “muestran un camino a seguir, la introducción de las nuevas tecnologías puede impulsar nuevas estrategias para el diagnóstico precoz de la EPOC y optimizar el manejo de las enfermedades crónicas” explica Felip Burgos. Así mismo puede impulsar nuevas estrategias para mejorar el diagnóstico precoz de la EPOC incorporando otros agentes salud pública como las Oficinas de Farmacia en la que actualmente ya están usando esta aplicación, demostrado que el farmacéutico, coordinadamente con el ámbito médico, puede contribuir a la optimización del manejo de enfermedades crónicas en la comunidad.

La espirometría es una prueba relativamente sencilla y habitual que mide la capacidad ventilatoria del paciente a través de la espiración máxima y sostenida. El personal que las realiza, además de conseguir una buena colaboración del paciente, debe evaluar la calidad de los diferentes intentos realizados y escoger los valores espirométricos que considere más representativos. La espirometría debería poder realizarse sin dificultad en atención primaria para el control de los pacientes respiratorios crónicos. El asesoramiento y la formación por parte de personal especializado puede ser en este punto esencial.

Via: NoticiasMedicas

,

El hospital de Móstoles logra que el 64% de sus pacientes deje de fumar.

2.000 personas se han sometido a su programa de deshabituación del tabaquismo puesto en marcha en 2004

Madrid, (EFE).- El servicio de Neumología del Hospital Universitario de Móstoles ha logrado la abstinencia del 64% de los 2.000 pacientes que se han sometido al programa de deshabituación del tabaquismo, puesto en marcha en este centro en 2004.

Fuentes hospitalarias aseguran que con estos datos, el programa ha superado las expectativas que se marcaron en su inicio, hace ocho años. El tratamiento se basa en una asistencia personalizada dividida en varios periodos que comienza con la valoración inicial del paciente fumador por parte de los facultativos.

Posteriormente, el plan continúa con visitas de seguimiento que pueden durar entre cinco y seis meses, tras lo cual se da el alta provisional al paciente, al que se le entrega un diploma de ex-fumador y por último, se le cita al año para el alta definitiva.

De manera pionera el Hospital de Móstoles comenzó a aplicar este programa con sus propios trabajadores y con la aparición del Plan Regional de Control y Prevención del Tabaquismo, en 2005-2007, lo extendió al personal docente, a pacientes con patologías crónicas, con cardiopatías y a enfermos psiquiátricos. Desde entonces, cada año 300 nuevos pacientes se suman a él y ya son 2.000 personas las que han participado.

En la actualidad, los fumadores que quieran acogerse a este programa deben cumplir una serie de requisitos como tener un grado de dependencia elevado y haber intentado sin éxito dejar de fumar al menos una vez, a pesar de contar con el seguimiento adecuado en su centro de salud. Aparte de este programa, el hospital ha editado el “Manual de prevención, diagnóstico y tratamiento del tabaquismo” y próximamente realizará una encuesta de prevalencia de consumo de tabaco entre los estudiantes de Medicina y Enfermería.

Asimismo el centro hospitalario organiza cada año, en colaboración con el Ayuntamiento de Móstoles, un concurso de dibujo a través del cual intenta concienciar a los alumnos de 1º y 2º de la ESO de los peligros del tabaquismo, que sólo en España ocasiona 55.000 muertes cada año.

Via: LaVanguardia

,

Un estudio pone en duda la eficacia de los parches y chicles para dejar de fumar

El efecto de los chicles y parches de nicotina para dejar de fumar a largo plazo está en duda. Un estudio de la facultad de Medicina de la Universidad de Harvard descarta que sean de ayuda, incluso aunque se complementaran con asesoría personal. El estudio lo publica la revista Tobacco control.

En el trabajo, los investigadores, dirigidos por Hillel Alpert, revisaron el caso de 787 adultos de Massachusetts que habían dejado de fumar durante varios periodos: 2001-2002, 2003-2004 y 2005-2006. Se les preguntó si habían utilizado alguna terapia sustitutiva de la nicotina en forma de parche, chicle, o inhalador. También si se habían unido a algún grupo para hacer terapia para dejar de fumar o habían participado en algún programa o recibido consejo de un profesional sanitario.

Los resultados mostraron que, para cada periodo, casi un tercio de quienes intentaron dejar de fumar habían vuelto. Y que esto era independiente de qué método habían utilizado para ayudarse (si es que habían usado alguno). Tampoco importaba si se trataba de fumadores ocasionales o intensivos.

“El estudio demuestra que usar terapias sustitutivas de la nicotina no es más efectivo para ayudar a la gente que si intentan hacerlo por su cuenta”, ha dicho Alpert. También pone de manifiesto “la necesidad de que la Agencia del Medicamento de EE UU (FDA), que regula la aprobación de los medicamentos, lo haga solo con aquellos fármacos que demuestren su eficacia a largo plazo”, ha dicho otro de los autores del trabajo, Gregory Connolly.

Los autores ponen en duda que estos fármacos deban financiarse por la sanidad pública

Yendo más allá, otro de los autores, Lois Biener, ha dicho que usar fondos públicos para financiar estos tratamientos es “muy cuestionable”, sobre todo cuando con ello se detrae dinero de otras prácticas que sí se han demostrado eficaces, como las campañas publicitarias, promover espacios sin humo y los aumentos de precio.

En España este tipo de tratamientos no están incluidos en la cartera de fármacos que financian los sistemas públicos de salud. La ley antitabaco estipula que antes de ello debe haber una evaluación que lo justifique. El PP, que estaba entonces en la oposición, insistió en que se incluyeran, pero al final se llegó a esa solución de compromiso. Esto no afecta a otros fármacos que sí se financian por algunas comunidades.

Via: elpais

,

El Hospital Universitario de Cruces aumenta la capacidad diagnóstica con su consulta rápida para cáncer de pulmón.

El periódo de diagnóstico es inferior a siete días. Atiende anualmente a entre 400.000 y 450.000 pacientes neumológicos.

El Servicio de Neumología del Hospital Universitario de Cruces en Barakaldo (Bilbao) es puntero en muchos de los propósitos que se plantea. Considerado un centro de referencia a nivel regional, su vasta unidad de Neumología es objeto de reclamo para pacientes de otras comunidades autónomas como La Rioja, Cantabria o Castilla y León. Entre las muchas novedades que ofrece destaca la consulta rápida para cáncer de pulmón. Una propuesta que surge para aumentar la capacidad diagnóstica y que como explica el jefe de Servicio, José María Antoñana, ha logrado “disminuir el periodo diagnóstico hasta situarse por debajo de los siete días”.

Algo parecido ocurre con la “consulta abierta” para pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Un apellido particular tras el que se encuentra toda una filosofía asistencial: que los pacientes EPOC con abundantes reingresos puedan acudir siempre que lo necesiten. “Se les ve el mismo día”, afirma Antoñana, a la vez que destaca la puesta en marcha del programa de control por telemedicina para afectados por EPOC.

La EPOC, que es una de las enfermedades respiratorias más prevalentes, ve completado su abordaje con los programas de entrenamiento al ejercicio. Esta iniciativa, realizada de forma conjunta con el Servicio de Rehabilitación y en colaboración con los polideportivos de la región, fomenta el ejercicio físico y mejora la calidad de vida de estos pacientes.

Otro de los ‘platos fuertes’ del Servicio de Neumología del Hospital de Cruces es la Unidad de Sueño. Acreditada como unidad de primer nivel por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), ofrece 6 consultas monográficas dedicadas al sueño y el tiempo de demora de los estudios es entorno a tres meses, “muy inferior al de otros servicios”.

Centro de referencia en fibrosis quística

A esta unidad monográfica se suman las de fibrosis quística (FQ), ventilación mecánica no invasiva y fibrobroncoscopia. La sección dedicada a FQ es un centro de referencia para otras comunidades limítrofes, al que acuden pacientes de otras comunidades autónomas. Ofrece tres consultas semanales y también da cobertura a pacientes con bronquiectasia grave.

Por su parte, en el área de fibrobroncoscopia el jefe del Servicio de Neumología destaca la incorporación de la técnica de ecobroncoscopia con ultrasonido (EBUS), que permite acceder a zonas de más difícil acceso y es uno de los procedimientos diagnósticos que “más completan el estudio del cáncer de pulmón”.

A ellas su añade, el laboratorio de exploración pulmonar respiratoria, que está equipado con “todas las técnicas que existen en la actualidad”. Cuenta, entre otros, con estudios del músculo respiratorio, de estimulación magnética, de análisis del espectro inducido o una prueba de ejercicio incremental

Via: publicacionmedica

,

La EPOC reduce su incidencia en la comarca de Avilés en los últimos tres años

Los datos del San Agustín confirman que baja el número de hospitalizaciones por la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) se encuentra en retroceso en la comarca. Al menos así lo indican los datos sobre la evolución de los Grupos Relacionados por el Diagnóstico en el Hospital San Agustín que demuestran como, desde 2008, disminuye la incidencia de esta enfermedad.

Así, en 2008, la EPOC representó el 3,1% de los ingresos del Hospital de referencia en la comarca, con 551 pacientes. En ese ejercicio, representó la segunda enfermedad por causas de hospitalización. Al año siguiente, el peso de la EPOC se redujo hasta el 2,99% con 482 pacientes y, en 2010, último ejercicio del que se han publicado datos, la incidencia bajó hasta el 2,4% y 388 pacientes. Eso suponía convertirse en la cuarta causa de hospitalización, con un total de 2.400 estancias hospitalarias en 2010.

Habida cuenta que la principal causa de esta enfermedad es el tabaquismo, su disminución parece reflejar la consecuencia de las restricciones de los últimos años. Habrá que esperar a los datos de 2011, cuando se prohibió totalmente fumar en locales de hostelería, para confirmar este evolución.

No obstante, en la disminución del peso de esta enfermad también puede haber influido el hecho de que hayan crecido otras causas de hospitalización, como es el aumento de los partos sin complicaciones, en paralelo al aumento de la natalidad que se viene registrando en los últimos años en el Hospital San Agustín. Precisamente, los nacimientos sin complicaciones se convirtieron en 2010 en la segunda causa de hospitalización, al igual que en 2009 y una más que en 2008.

En el periodo comprendido entre 2008 y 2010 se mantuvo como primer grupo de hospitalización el fallo cardiaco y shock, que el año pasado alcanzó los 523 pacientes, lo que representó el 3,3% de la actividad y un total de 3.186 estancias en el Hospital San Agustín.

La reducción en el peso de la EPOC provoca que la neumonía simple y otros trastornos respiratorios, excepto bronquitis y asma con complicaciones mayores, se convierta en la tercera causa de hospitalización con 432 casos, lo que representa el 2,7% de la actividad del centro durante 2010 y 3.689 estancias hospitalarias.

Este grupo es el que generó el pasado año el mayor número de pernoctaciones en el centro, responsabilizándose del 3,6% de las estancias. Eso se explica porque el tratamiento obliga a estancias prolongadas de los pacientes.

En la ordenación de las enfermedades que generaron más carga de trabajo en el San Agustín, también aparece en el quinto y sexto lugar procesos relacionados con los anteriores. Así, la quinta causa de hospitalización son los partos vaginales con diagnóstico complicado, que fueron 316.

En sexto lugar aparecen diagnósticos respiratorios con complicaciones. Y, en séptimo lugar, las intervenciones por hernia inguinal y femoral en mayores de 18 años sin complicaciones, con 215 casos.

Via: elcomercio

,

En España mueren cada día 145 personas a causa del tabaco.

Mueren muchas más personas como consecuencia del consumo del tabaco que las que lo hacen como consecuencia de los accidentes de tráfico.

El tabaquismo activo causa 53.000 muertes anuales en España lo que significa que “mueren cada día 145 personas como consecuencia del tabaco”, afirma el doctor Carlos Jiménez Ruiz, coordinador del área de tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), quien además advierte de que el tabaquismo pasivo, al menos, produce 3.200 muertes más. Según explica Jiménez Ruiz, el tabaquismo es la primera causa evitable de muerte en España. “Mueren muchas más personas como consecuencia del consumo del tabaco que las que lo hacen como consecuencia de los accidentes de tráfico, o los accidentes laborales”, explica.

Por tanto, manifiesta que “no debería ser necesario aportar muchos más datos que los que aquí se exponen para demostrar que el tabaco mata y es una responsabilidad de la administración política-sanitaria facilitar los recursos necesarios”. Y, en este caso, solicita “una adecuada legislación, que proteja la salud de los no fumadores frente al aire contaminado por el humo del tabaco, y que, además, sea capaz de prevenir que los jóvenes se inicien en el consumo de esta droga”.

Por tanto, desde la Separ se aplaude la decisión del Ministerio de Sanidad que inicialmente se ha mostrado a favor de mantener la actual Ley del Tabaco. “Sin duda, una de las buenas noticias para el próximo año y un excelente regalo de Reyes que hace la nueva ministra a la salud pública española”, comenta Jiménez Ruiz.

Principales patologías

Desde la Separ se recuerda que el tabaquismo es una enfermedad adictiva y crónica que causa principalmente tres tipos de procesos patológicos: patología cardiovascular, patología respiratoria y enfermedades tumorales. Además, estudios científicos demuestran que los niños sometidos al humo del tabaco contraen más fácilmente enfermedades respiratorias.

En España, los jóvenes se inician al consumo del tabaco a los 13,5 años. Actualmente, el área de tabaquismo de la sociedad médica desarrolla un estudio que analiza el impacto que, sobre la prevalencia de tabaquismo pasivo y la morbilidad atribuida al mismo, ha tenido la entrada en vigor de la actual ley a comienzos del año 2011. Los datos, que estarán disponibles a mediados del próximo mes de enero, “hablan claramente del gran beneficio que la actual Ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo está produciendo en la salud pública española”, concluyen.

Via: ABC

,

Las mujeres piden más ayuda que los varones para no fumar

El Hospital de Poniente pertenece a la Red europea de Hospitales libres de Humo · En un año han conseguido la medalla de bronce por los ítems alcanzados

Uno de los grandes objetivos de la mayoría de los fumadores es dejar este vicio. Una pretensión que el día 1 para muchos se queda en cortina de humo y para otros se convierte en una lucha diaria, al menos durante un tiempo. Aunque la base principal para que un fumador consiga dejar el tabaco es que “esté concienciado de que quiere dejarlo”, apuntaba Silvia Lucena, coordinadora de la Comisión hospitalaria del Hospital de Poniente, de la red andaluza de Hospitales libres de Humo, a su fuerza de voluntad se han de sumar los tratamientos farmacológicos, que son sustitutivos de la nicotina y existen tres tipos; por vía oral, por vía nasal y por vía transdérmica, así como el apoyo de facultativos especializados en ayudar al fumador a abandonar para siempre este vicio, que cabe recordar que según las estadísticas, “cada año causa la muerte de forma prematura de 650.000 europeos”.

Son mucho los fumadores que se plantean dejar el tabaco pero no saben qué hacer. Para echarles una mano en su lucha existen terapias de deshabituación tabáquica que se llevan a cabo tanto en los centros de atención de atención primaria como en hospitales. El Hospital de Poniente pertenece desde junio de 2010 a la Red Andaluza de Hospitales libres de Humo, que a su vez está adherida a la red europea. Para formar parte de este proyecto y conseguir la medalla de oro, nivel máximo cuando se han alcanzado todos los estándares estipulados por la red europea, se han de alcanzar diez ítems. “Nosotros ya hemos conseguido la medalla de bronce, y habiendo comenzado el año pasado estamos muy contentos”, apostillaba la coordinadora. Para ello, el Hospital de Poniente cuenta con un comité que dirige y coordina el proyecto, que está formado por 17 personas, tanto personal sanitario como subcontratados, el caso del vigilante hospitalario, que están debidamente informados de las políticas del hospital libre de humo. Este comité se reúne cada tres meses para establecer los objetivos y planes anuales y conocer los avances logrados. Uno de los puntos en los que más hincapié está realizando el hospital es en la formación de los profesionales sanitarios, sobre cómo informar y presentar a los fumadores la normativa del hospital libre de humo e informar adecuadamente al paciente sobre lo que este hábito puede suponer para su salud y, si desea dejar de fumar, se le ofrece ayuda. En este caso se trata de formación básica, que ha pasado de llegar a 35 profesionales sanitarios a unos 220, “aunque aún queda un largo camino, hemos de conseguir el cien por cien”, sostenía Lucena. En esta línea, Mari Ángeles Lucerna, responsable del servicio de Prevención, apuntaba que “la formación es online de forma que conseguimos llegar a más profesionales ya que pueden hacer el curso en ratos libres, cuando deseen. Es mejor que de forma presencial”.

En el Hospital de Poniente actúan tanto desde la consulta antitabaco, que ayuda a los profesionales sanitarios que desean dejar de fumar, manteniendo con ellos terapias individualizadas, y que este año está ayudando a 18 personas, y desde una consulta de Neumología, que funciona desde el año 2003, cinco horas semanales. En ésta se ayuda tanto a profesionales como pacientes. Desde entonces han atendido a 68 pacientes y realizado 266 revisiones. De ellos, 20 eran profesionales sanitarios que deseaban dejar de fumar y el resto pacientes. En lo que llevamos de 2011, ambas consultas, tanto la consulta antitabaco como la de Neumología están ayudando a 27 trabajadores, y de ellos, 17 no están fumando y 10 sí. La media de fumadores que consiguen abandonar este hábito está entre el 20 y el 30 por ciento. “De los profesionales que solicitan ayuda, el grueso son mujeres, enfermeras, de entre 35 y 45 años”, apostillaba Lucena.

De igual modo, desde el área de Neumología, se llevan a cabo terapias sustitutivas con nicotina para pacientes hospitalizados con un alto grado de dependencia, y con las que se les ayuda a minimizar dicho hábito. En esta línea, la responsable de Prevención añadía que para dejar de fumar no sólo se ha de acudir a las unidades hospitalarias especializadas. “Los centros de atención primaria cuentan con una consulta antitabaco en la que trabajan técnicos de referencia. Un fumador solo ha de rellenar un cuestionario para evaluar su hábito y conocer la forma de atenderle. Los técnicos se ponen en contacto con él para darles una cita”

Via: elalmeria