Un 67 % de la población desconoce lo que es la EPOC, según una encuesta

Un 67 % de la población española desconoce lo que es la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), sólo un 40,2 % sabe qué es una bronquitis crónica y un 20 % lo que es un enfisema pulmonar, según una encuesta de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

La SEPAR, con sede en Barcelona, ha elaborado este estudio para identificar el grado de conocimiento que tiene la población española sobre estas enfermedades para poder establecer medidas adecuadas de educación sanitaria y prevención.

Para extraer estos datos, desde la asociación llevaron a cabo una encuesta voluntaria y anónima entre población adulta de 18 a 75 años de Madrid, Barcelona, Bilbao y Sevilla.

Entre los encuestados, la enfermedad crónica con más alta notoriedad (‘top of mind’) fue el cáncer (23 % de respuestas) mientras que la bronquitis crónica ocupó la quinta posición (3,4 %) y la EPOC el sexto, pese a ser la cuarta causa de muerte en España.

En cuanto a notoriedad sugerida, se preguntó a los encuestados sobre su familiarización con una selección de 7 enfermedades: asma, bronquitis crónica, diabetes, enfisema pulmonar, EPOC, infarto de miocardio y tuberculosis.

A la bronquitis crónica la reconocieron un 40,2 % de los encuestados, mientras que el enfisema pulmonar sólo un 20 %.

Fuente Original: laVanguardia

Austria: 800.000 firmas para prohibir tabaco en restaurantes

Más de 800.000 austríacos firmaron una petición para un referendo contra la decisión del Gobierno de la república alpina de dar marcha atrás con un plan de prohibir por completo fumar en los locales gastronómicos.

La iniciativa, lanzada por la comunidad médica austríaca, todos los partidos de la oposición y buena parte de la sociedad, fue suscrita por 881.569 personas, informó este martes (9.10.2018) el presidente de la Cámara de Médicos, Thomas Szekeres, en rueda de prensa anoche en Viena.

“Con ello, hemos alcanzado nuestra meta”, añadió Szekeres, al expresar su satisfacción de que ninguna petición de referendo anterior haya obtenido una mayor cifra absoluta de firmas. En relación al número de ciudadanos con derecho a voto (unos 6,4 millones), representa un 14 % y se sitúa en el sexto lugar del total de 42 peticiones de plebiscito con más apoyo organizadas en el país desde la introducción de este instrumento político en 1963.

La legislación vigente estipula que el Parlamento tiene la obligación de debatir la propuesta de una petición de este tipo cuando se han logrado reunir más de 100.000 firmas.

Sin embargo, los legisladores son libres de decidir si convocan o no un referendo sobre el asunto.

Los dos partidos del Gobierno -el Popular (ÖVP) del canciller federal, Sebastian Kurz, y el ultranacionalista FPÖ, del vicecanciller, Heinz Christian Strache- señalizaron anoche, en un debate televisado, que de momento no tienen la intención de convocarlo.

Siguiendo la tendencia en casi todos los países de la Unión Europea (UE), Austria tenía la intención de introducir a partir del 1 de mayo pasado la prohibición total de fumar en los locales de ocio.

Pero en las negociaciones para formar el nuevo Ejecutivo, que tomó posesión en diciembre de 2017, el FPÖ exigió la marcha atrás con esa decisión, que había sido promovida por la anterior coalición en el poder, integrada por socialdemócratas y populares.

Con ello, la prohibición no entró en vigor y se mantiene la norma por la que los locales pequeños pueden elegir si permiten o no fumar, y los de mayor tamaño están obligados a tener dos zonas separadas, una para fumadores y otra libre de tabaco.

En un debate en la televisión pública ORF, el jefe del grupo parlamentario de los ultranacionalistas, Walter Rosenkranz, resaltó que el Gobierno mantiene el plan acordado de introducir en 2022 la obligación de que una petición de este tipo lleve a la celebración automática del plebiscito si obtiene un mínimo de 900.000 firmas.

Fuente Original: DW

La carga de las enfermedades respiratorias ha tenido un incremento notable. Entrevista al Dr. Alberto Fernández-Villar

El Dr Fernández-Villar,  médico en el Complejo Hospitalario Universitario Álvaro Cunqueiro de Vigo (EOXI Vigo), ha concedido una entrevista a Acta Sanitaria en la que resalta que “los buenos resultados clínicos de la Medicina Respiratoria Personalizada permite un mayor ajuste de los tratamientos farmacológicos, adaptándolos a las características de cada paciente” y que la carga de las enfermedades respiratorias en España ha tenido un incremento notable, lo que hace necesario aumentar el número de especialistas dedicados a su tratamiento.

 

AS- ¿Cuál es la ratio actual de neumólogos por habitante en España? ¿Por qué son necesarios más especialistas de esta rama?

AFV.- España tiene 3,4 neumólogos por cada 100.000 habitantes, cuando la recomendación mínima establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de entre 3,5 y 4. Existe una gran heterogeneidad por comunidades autónomas. Muy pocas de ellas se encuentran por encima de esta cifra, que no deja de ser una recomendación de mínimos, aspecto que en mi opinión hace mayor el problema.

Con más especialistas, que nos situaran al menos en la recomendación mínima de la OMS, podríamos ofrecer una atención de mayor calidad, en beneficio de los pacientes. No es un tema menor: la carga de las enfermedades respiratorias en nuestro país ha tenido un incremento notable y la mortalidad por estas patologías se sitúa entre las tres primeras.

Por otro lado, en una Medicina Respiratoria cada vez más avanzada y personalizada, altamente tecnificada y con grandes avances en el conocimiento, el déficit de neumólogos es aún más trascendente, máxime cuando la precariedad laboral entre especialistas en Neumología y cirujanos torácicos es probablemente superior a la de otras muchas especialidades clínicas.

AS.- Respecto a la Medicina de Precisión, ¿qué objetivo pretende alcanzar en esta especialidad? 

AFV.- En los últimos años nos hemos adentrado poco a poco en la Medicina de las 4 P’ (preventiva, predictiva, personalizada y participativa). Dichos atributos, en especial la personalización, exigen un cambio en el abordaje clínico de los pacientes, pasando del modelo basado en enfermedades al modelo basado en el paciente.

Este cambio ha hecho posible que seamos mucho más precisos y eficaces con los tratamientos que disponemos. Hoy, los pacientes tienen características especiales que los subagrupan, aun cuando la enfermedad recibe el mismo nombre. Así, hay asmáticos Th2 y asmáticos no-Th2 de acuerdo con su tipo de respuesta inflamatoria, o pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) con o sin eosinofilia periférica, o pacientes con cáncer pulmonar con mutaciones específicas que los hacen tributarios a tratamientos diferentes. Y todo ello lo podemos hacer basándonos en el genoma, el microbioma, la metabolómica, la protéomica, así como en la actividad física, el estilo de vida, la respuesta a determinados factores o en las habilidades y capacidades del propio paciente para algunas acciones, como la utilización adecuada de los dispositivos inhalatorios.

La Medicina de Precisión tiene como objetivo proporcionar al paciente el tratamiento farmacológico que mejor se ajusta a sus características. Es decir, personaliza los tratamientos para que estos den mejores resultados, influyendo positivamente en la calidad de vida de las personas enfermas.

AS.- Y sobre los nuevos dispositivos inhaladores, ¿qué mejoras han introducido para el tratamiento de personas con enfermedades neumológicas?

AFV.- Por otro lado, los nuevos dispositivos inhaladores, mucho más fáciles de utilizar que los anteriores, han mejorado la adhesión terapéutica de los pacientes, uno de los grandes caballos de batalla en las enfermedades respiratorias crónicas. Muchos de ellos disponen de sistemas que permiten comprobar las dosis restantes y alarmas visuales y/o auditivas para su correcta utilización. Incluso, dentro de las mismas familias de fármacos broncodilatadores y antiinflamatorios inhalados, disponemos de algunos con partículas extrafinas, capaces de llegar también a la pequeña vía aérea, lo que puede mejorar la precisión terapéutica en muchos pacientes.

AS.- ¿Considera positiva la existencia de varios dispositivos para abordar estas patologías? ¿Podría generar confusión al paciente?

AFV.- Obviamente tiene importantes ventajas, ya que permite la elección más precisa de dispositivos y fármacos, mucho más ajustados a la enfermedad de cada paciente y a su nivel de gravedad funcional o a la necesidad de utilización en situaciones agudas, pero también a sus habilidades y posibilidades. Sin embargo, la existencia de tantos dispositivos comercializados puede generar cierta confusión tanto entre los pacientes como entre los profesionales sanitarios. Además, en el caso de los pacientes dificulta que estos los utilicen correctamente, ya que no todos funcionan igual. Y si la toma no se realiza correctamente, el tratamiento pierde eficacia, en prejuicio de la salud del enfermo.

En este sentido, los avances hacia nuevas terapias que permiten combinar la administración de varios fármacos en un mismo dispositivo de inhalación suponen una gran ventaja. Contribuyen a mejorar la adhesión terapéutica del paciente, lo que a su vez lleva a un buen control de la enfermedad, a menos hospitalizaciones y a todo un seguido de ventajas para la salud.

AS.- ¿Cuáles son las nuevas terapias existentes en el mercado?

AFV.- En las principales patologías respiratorias (EPOC, asma, cáncer de pulmón, fibrosis pulmonar idiopática y la enfermedad tromboembólica, entre otras), en los últimos cinco años hemos asistido a la comercialización de un importante número de nuevos fármacos o combinaciones de ellos que están cambiando la calidad de vida y el pronóstico de muchos pacientes.

Los fármacos antifibróticos, los llamados biológicos, la inmunoterapia y la terapia basada frente a alteraciones moleculares específicas son ya una realidad en el día a día, reforzado el papel del neumólogo como líder en la atención a estos pacientes. Por su prevalencia e impacto sanitario, es especialmente destacable la próxima comercialización para el tratamiento de la EPOC de varias combinaciones triples de fármacos inhalados en un sólo dispositivo.

Además de que podrían mejorar la adhesión terapéutica, la evidencia disponible muestra que en determinados grupos de pacientes las triples terapias previenen mejor las exacerbaciones, y mejoran los síntomas y la calidad de vida cuando se comparan con dobles combinaciones, aspectos que sin ninguna duda modificarán próximamente los esquemas de tratamiento actualmente recomendados

AS.- ¿Qué recomendaría al paciente neumológico para no abandonar el tratamiento y seguir una correcta administración del mismo?

AFV.- La baja adherencia terapéutica es un fenómeno común en el asma y algo menos en la EPOC, constituyendo un problema sanitario de primer orden. Su etiología es múltiple y en muchas ocasiones no es fácil de explicar, lo que hace que su detección y resolución no sean fáciles ni generalizables.

Su detección precoz, utilizando las herramientas de las que disponemos (cuestionarios como el TAI, controles electrónicos de dispensación y recogida de fármacos y contadores de dosis, entre otros) es clave, y con ello evitaremos muchas veces el mal control de la enfermedad y los sobrecostes que ello conlleva.

Mejorar la comunicación en un clima de confianza con nuestros pacientes, las intervenciones personalizadas basadas en actuaciones motivacionales y conductuales, la educación sobre la enfermedad y la implicación del propio paciente en su autogestión son, de forma general, elementos esenciales para minimizar el problema. Y el esfuerzo de todos los profesionales sanitarios es vital para hacerlo posible, independientemente de nuestro ámbito de actuación.

Autora:

Fuente Original: actasanitaria

Se ha conseguido reducir el consumo de tabaco, pero aún queda mucho por hacer

En los últimos años se ha conseguido una reducción en el consumo del tabaco en la población española, en un porcentaje que se sitúa en torno a un 5 por ciento, una cifra baja respecto a otros países occidentales. Según explica José López Colón, el porcentaje actual de fumadores en España está alrededor del 30 por ciento de la población y la disminución ha ocurrido fundamentalmente en los hombres.

En esta misma línea se manifiesta Víctor Martín Hernández, quien comenta que se ha producido una ligera disminución en varones entre 30 y 50 años, pero hay un evidente consumo de tabaco entre la población femenina y entre los adolescentes.

Son varias las normativas que se han desarrollado para la regulación del consumo de tabaco, como es la Ley 28/2005 de 26 de diciembre que incluye medidas sanitarias frente al tabaquismo y de regulación de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, hasta la última modificación de 17 de septiembre de 2014. En esa línea, Pedro García Pedreño detalla que “para analizar la tendencia de consumo nos basamos en datos de las Encuestas Nacionales de Salud (ENSE), que se disponen desde el año 1987, donde la prevalencia de consumo de cigarrillos en mayores de 16 años fue de 38,4 por ciento.

En 2001, se redujo hasta el 34,4 por ciento, este leve descenso era diferente para los varones con un descenso del 55 al 42% y para mujeres un incremento del 23 al 27,2 por ciento.

Por grupos de edad, el porcentaje más alto de población fumadora es el grupo de 25-44 años (48,2 por ciento), seguido del grupo de 16-24 años (41,7 por ciento). El porcentaje de mujeres fumadoras se redujo de 27,3 por ciento en 2001 a 22,9 por ciento en 2011/12, mientras que el de hombres descendió de 42,2 a 31,6 por ciento, respectivamente”.

Hombres-mujeres

En hombres, la tendencia descendente en el porcentaje de fumadores entre 2001 y 2011/12 se constató en todos los grupos de edad, mientras que en las mujeres solamente reflejó en aquellas con una edad inferior a los 45 años. El porcentaje de grandes fumadores (20 o más cigarrillos al día) experimentó un descenso paulatino entre 2001 y 2011/12: de 11,0 a 8,3 por ciento. Sin embargo, entre 2009 y 2011/12 se pudo observar un pequeño incremento en mujeres de 25 a 64 años. El porcentaje de hombres fumadores presenta un gradiente inverso con el nivel de estudios. En mujeres, en cambio, ese patrón depende de la edad: en las menores de 45 años el porcentaje de fumadoras más bajo se da en aquellas con estudios superiores, mientras que en mayores de 45 años ocurre lo contrario.

Enfermedades asociadas

Aureo Sanz Ruiz señala que no se ve menos patología asociada al consumo de tabaco, mientras que José López Colón, cree que se aprecian menos patologías cardiacas asociadas al consumo de tabaco, tanto cardiopatía isquémica crónica como síndrome coronario agudo. “El problema actual radica en que la población está envejeciendo de forma considerable y eso implica una menor reducción de la prevalencia e incluso en los próximos años es posible que aumente por esta misma razón”.

Pedro García Pedreño recuerda que el tabaquismo es un factor de riesgo importante para la angina o infarto coronario, las arteriopatías periféricas, accidentes cerebrovasculares y areterioesclerosis.

En cuanto a la patología respiratoria, hay que mencionar la faringitis, la tos crónica, el aumento de las infecciones por vía respiratoria, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el enfisema y bronquitis crónica, la disminución de la capacidad ventilatoria y el cáncer de pulmón.

Si nos detenemos en la patología oncológica, hay que destacar el cáncer de pulmón, de lengua y labio, de faringe, de esófago, de vejiga, de riñón y de páncreas.

Efectos a largo plazo

Existe la falsa creencia de que cuando se deja de fumar desaparecen de golpe todos los riesgos asociados al consumo de tabaco. “Esto no es así, pues hasta bastante tiempo, 30 años después de haber dejado el consumo de tabaco, sigue habiendo en el organismo un mayor riesgo de enfermedades asociadas al tabaco, lo que, por supuesto, guarda relación con el tiempo que se ha sido fumador y con nuestra media de cigarrillos, así como con el tiempo que hace que se ha dejado el tabaco y el tipo de vida que llevamos en la actualidad”, detalla el especialista quien hace mención a los estudios de José R. Benegas y col. que muestran que entre 1998 y 2001 se apreció una disminución de mortalidad por cáncer relacionado con consumo de cigarrillos en varones, en población entre 35 y 65 años , descenso de hasta un cuarto en varones, de 55.613 año 1998 (51.431 varones y 4.182 mujeres) hasta 54.233 en el año 2001 (49.366 varones y 4.867 mujeres).

Educación sanitaria

Tras la entrada en vigor de la nueva normativa y según datos del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo ha habido un descenso del 11% de ingresos por infarto de miocardio y del 15% por asma infantil y una mejoría relevante en la patología respiratoria en los trabajadores de la hostelería (Hospital La Paz). Es esperable que en la medida que disminuya la exposición al tabaco y disminuya el consumo de cigarrillos a medio y largo plazo mejoren los indicadores de salud en relación con el consumo de cigarrillos. Para evitar que los adolescentes se inicien en el hábito tabáquico requiere el desarrollo de estrategias fijadas en el informe Healthy People 2010, donde hay que reducir el porcentaje de adolescentes fumadores, la iniciación en el consumo de tabaco, el número de niños expuestos pasivamente al humo del tabaco, la compra de tabaco por menores (medidas legales), disminuir la publicidad favorable al tabaco e incrementar el porcentaje de adolescentes que desaprueba en consumo de tabaco.

En esta línea se manifiesta José López Colón al comentar que solo hay un camino que es la educación sanitaria adecuada, tanto a nivel familiar como escolar, así como en todos los medios de comunicación. Víctor Martín Hernández también cree que hay que invertir más en cursos y acciones formativas en prevención tanto en colegios como en organizaciones sociales.

Autora: Clara Simón

Fuente Original: elmedicointeractivo

,

«El consumo de tabaco es el principal factor de riesgo de la EPOC» Dr. Carlos José Álvarez

  • EPOC, ¿cuáles son sus cifras de incidencia actuales?

La enfermedad pulmonar obstructiva Crónica, llamada con el acrónimo EPOC, es una patología muy importante por su elevada prevalencia y la enorme carga de enfermedad que supone, en términos de discapacidad, gasto sanitario, ingresos hospitalarios y mortalidad. Se estima que en torno a un 10% de la población entre 40 y 80 años padece EPOC. Cabe destacar que el número de casos de EPOC en España ha aumentado, de los 2,1 millones estimados en 2007 a 2,9 millones en 2015.

  • ¿Se ha producido un incremento en la población femenina en los últimos años?

En España la EPOC es mayoritariamente masculina, pero como ha ocurrido en muchos países industrializados se ha ido «feminizando» conforme pasa el tiempo. En el estudio Iberpoc de 1997, la prevalencia de EPOC en hombres entre 40 y 69 años fue del 14,3% y en mujeres del 3,9%. El estudio Episcan 10 años después, en población entre 40 y 80 años, mostró tasas del 15,1% en varones y 5,6% en mujeres.

  • Ya hay estudios que certifican la sospecha de que la EPOC conduce al cáncer de pulmón. ¿En qué se basan?

Comparten un mismo agente causal: el tabaco. Así, la persona fumadora que, además, tiene EPOC suma más riesgo de cáncer que los fumadores que no tienen.

  • ¿Cómo se puede cribar o llegar a un diagnóstico precoz de la EPOC?

Diagnosticarla no es en absoluto difícil. Con una historia clínica que recoja los antecedentes de tabaquismo y los síntomas respiratorios de tos, expectoración, disnea (o sensación de falta de aire), y una espirometría que mide la función pulmonar de modo sencillo y fiable pueden diagnosticarse la mayoría de los casos. Uno de los mayores problemas es que las personas fumadoras atribuyen estos síntomas al tabaco y no consultan.

  • ¿Por qué se llega tan tarde al tratamiento de la enfermedad?

Porque no se diagnostica. En los dos estudios mencionados, hechos en España y de base poblacional, el 70% de los casos no habían sido diagnosticados. Y entre los no diagnosticados había sobre todo casos leves y moderados, pero también personas con obstrucción grave. No sólo más de dos tercios de los casos no estaban diagnosticados, sino que no cambió nada en los 10 años que separaban ambos estudios. Ya se han apuntado antes razones para este infradiagnóstico, como la escasa percepción de los síntomas por los pacientes, que lo atribuyen al propio tabaquismo, y una insuficiente concienciación médica con el problema.

  •  Dado que el tabaco es la principal causa de la EPOC. ¿Cuánto se reduciría la enfermedad sin este hábito?

El consumo de tabaco es el principal factor de riesgo de la EPOC y representa el 80-90% del riesgo de desarrollar esta enfermedad. Se estima que el riesgo absoluto de desarrollar EPOC entre fumadores está entre el 25 y el 50%. Entre los no fumadores, la prevalencia, si puede llamarse así, es menor del 4%, por lo que habría varios millones de personas con EPOC menos. La difusión de estos datos sobre la EPOC, o sobre cáncer o sobre enfermedades vasculares debe alentar a la población de fumadores a pedir ayuda para conseguir abandonar el tabaco.

  • ¿Hay EPOC en no fumadores?

La prevalencia de obstrucción crónica al flujo aéreo entre no fumadores es del 4%. De ellos algunos se deben a otras enfermedades broncopulmonares obstructivas, como el asma, las bronquiectasias o las bronquiolitis. Una pequeña proporción de casos de EPOC ocurre en personas que no han fumado nunca pero sí han estado expuestas al humo del tabaco. En cualquier caso, la EPOC en no fumadores es infrecuente y suele ser más leve y de mejor pronóstico que la EPOC diagnosticada en fumadores.

  • ¿Cuáles son las novedades terapéuticas de los últimos años?

La EPOC es una enfermedad en la que se está investigando mucho. Una de los avances más importantes es individualizar el tratamiento. Se está haciendo un mayor énfasis en prevenir las agudizaciones de la enfermedad, agudizaciones que conducen a una peor calidad de vida de los pacientes y a un mayor riesgo de muerte. El tratamiento principal de la EPOC se basa en fármacos que se administran por vía inhalada, pues permite llevar el fármaco directamente a los bronquios permitiendo mayores dosis con poca toxicidad.

  • ¿Cómo es la calidad de vida de un paciente diagnosticado tarde, frente a uno en estadío precoz?

En la EPOC, gravedad y precocidad no siempre van de la mano. Hay pacientes jóvenes con EPOC muy avanzada, y pacientes mayores, con leve diagnosticada muchos años antes. Y la calidad de vida depende más de la gravedad de la EPOC y de la existencia de otras enfermedades que del tiempo de evolución. No obstante, un paciente diagnosticado precozmente, tanto en edad como en gravedad, permite tomar acciones individualizadas, y la más importante el que deje de fumar. Hay estudios que demuestran que el hallazgo de una espirometría anormal, supuso una mayor tasa de abandono del tabaco que cuando la espirometría fue normal. Sólo por este hecho ya es importante diagnosticar precozmente, pues dejar de fumar es la principal medida que permite enlentecer la evolución de la enfermedad, reducir sus complicaciones, mejorar la calidad de vida y disminuir la mortalidad.

  • ¿Qué retos diagnósticos y terapéuticos presenta la patología?

Uno de los retos mayores es mejorar el conocimiento de la población general sobre la EPOC en particular y sobre las enfermedades respiratorias en general. En el campo de la EPOC claramente el objetivo es mejorar el diagnóstico, dado que dos de cada tres personas que la padecen no han sido diagnosticadas. Pero hay avances relevantes en otras enfermedades respiratorias muy prevalentes, como el síndrome de la apnea del sueño o el asma.

Autora: Pilar Pérez

Fuente Original: larazon

Muchas agudizaciones en EPOC se evitarían con la vacunación y sin el tabaco

El invierno es una de las peores épocas para los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). “En estas fechas los pacientes tienen mayor riesgo de sufrir infecciones respiratorias que descompensen su situación clínica”, advierten a CF Cristina Represas y Alberto Fernández Villar, ambos del Servicio de Neumología del Hospital Álvaro Cunqueiro, en Pontevedra.

En cualquier paciente de estas características “un proceso infeccioso puede tener mayores compilaciones que en una persona sana”, señalan. De hecho, según sus datos, “al menos un 30 por ciento de los ingresos en los servicios de Neumología en invierno se deben a una agudización de EPOC u otras complicaciones o comorbilidades asociadas a esta patología”. En España, según datos del Instituto Nacional de Estadística, se dan 75.000 altas por agudización de EPOC cada año, “de las que entre un 30 y un 40 por ciento se producen en los meses invernales”.

En cuanto al perfil de paciente más susceptible de padecer una complicación, Represas y Fernández Villar explican que son “los que tienen fenotipo agudizador, que son los que han tenido al menos dos agudizaciones en el año previo o una con ingreso hospitalario”. También, “los que, además de padecer EPOC, sufren bronquiectasias o los que tienen algún problema que condicione tener las defensas más bajas, es decir, que estén tomando algún tipo de inmunosupresor o que padecen una patología de base que conlleve inmunodeficiencia”.

Una correcta alimentación

Sobre las medidas para prevenir las agudizaciones, “dejar de fumar, vacunarse de la gripe y del neumococo y tener en cuenta recomendaciones, como evitar cambios bruscos de temperatura y llevar una alimentación adecuada, son las básicas”. En cuanto a la dieta, los expertos recuerdan que “si el paciente se encuentra mal o se asfixia cuando come, deberá tomar comidas ligeras, en menor cantidad y aumentar el número de ingestas al día”. Además, “se deberán evitar los alimentos que precisen de una masticación prolongada y difícil, así como los que produzcan gases o digestiones pesadas, puesto que estos alimentos pueden hacer que el estómago se hinche y presione el diafragma”, alertan. También “se evitará la ingesta excesiva de hidratos de carbono, tomar alimentos muy fríos o muy calientes o que produzcan irritación de garganta o tos”.

Prevenir es curar

Consejos para evitar agudizaciones de la EPOC en invierno:

1. Evitar los cambios bruscos de temperatura.

2. No interrumpir la medicación para evitar una agudización de procesos respiratorios crónicos siguiendo la medicación crónica pautada.

3. Vacunarse para prevenir las enfermedades infecciosas, ya que ayudan a reforzar el sistema inmunitario.

4. Estar bien hidratado, independientemente de la estación del año.

5. Estar alerta a síntomas nuevos de la enfermedad crónica (aumento de cansancio, incremento de disnea ante las actividades diarias o empeoramiento de la tos y de la expectoración, cambio de coloración del esputo o aparición de fiebre) y acudir al médico lo antes posible para tratarlos de forma precoz.

Fuente: Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

Autora: Joana Guillem

Vía: correofarmaceutico

Salud abre expediente informativo por nuevo aparato de tabaco sin combustión

El departamento de Salud de la Generalitat ha abierto un expediente de información previa sobre la campaña publicitaria de una multinacional tabaquera norteamericana para vender un nuevo dispositivo electrónico de tabaco sin combustión, que comercializa bajo el nombre de IQOS.

Así lo ha anunciado hoy el secretario de Salud Pública de Catalunya, Joan Guix, durante su participación en la VIII Jornada de la Sociedad Catalana de Atención y Tratamiento del Consumo del Tabaco (Scatter), de la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña.

Ante unos 350 profesionales, Guix ha anunciado que el Departamento de Salud ha abierto un expediente de información previa por la campaña publicitaria masiva para comercializar el IQOS, un nuevo dispositivo electrónico con tabaco sin combustión. Guix ha afirmado que “no se puede consentir que se busquen nuevas formas de tabaco” ya que “la carga de nicotina de estos dispositivos es exactamente la misma para la persona que está fumando y no hay estudios consistentes que nos digan que no hay un impacto real sobre el medio ambiente”. “La legislación actual prohíbe expresamente la publicidad de productos derivados del tabaco y de herramientas que tengan que ver con él”, ha recordado Guix.

El secretario de Salud Pública también ha explicado que Salud se quiere avanzar, como ya se hizo con la venta de los cigarrillos electrónicos, y reglamentar lo antes posible la información que se transmite a los ciudadanos para que los dispositivos electrónicos con tabaco sean equiparados, a efectos de publicidad, promoción, venta y consumo a la hora de su comercialización, a los productos del tabaco.

El IQOS se publicita como “una exclusiva tecnología incorporada en un dispositivo con un diseño atractivo y elegante. La lámina de calentamiento se encarga de elevar la temperatura de la unidad de tabaco para proporcionarte el sabor del tabaco auténtico sin producir ceniza” porque no se produce combustión.

Además, la publicidad indica que “al no generar humo, IQOS deja menos olor en tus manos, pelo y ropa. Una gran ventaja para tí y todos los que te rodean.

Durante la jornada también ha intervenido presidenta de Scatter, Ángela Martínez Picó, miembro de la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña, y ha destacado el interés y la sensibilización tanto de los profesionales de todos los ámbitos que trabajan como de la administración hacia el trabajo conjunto para disminuir el consumo del tabaco.

La doctora del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili y de la Universidad Rovira y Virgili Noelia Ramírez ha explicado que la exposición al tabaco continúa cuando se apaga el cigarrillo, ya que la mayoría de las partículas y los componentes que contiene el humo del tabaco se depositan y acumulan en diferentes superficies, como muebles, cortinas, alfombras o tapicería de las casas y los coches, y en el polvo, persistiendo durante semanas y formando el llamado humo de tabaco residual.

Según esta especialista, el humo de tabaco residual no sólo se encuentra en las casas y coches de fumadores, sino que también se ha detectado en el aire de los núcleos urbanos y en el polvo doméstico de casas de no fumadores.

Ramírez ha añadido que los efectos sobre la salud de esta nueva vía de exposición a los componentes tóxicos del humo del tabaco son aún poco conocidos, pero la investigación más reciente muestra que no son despreciables, especialmente en niños menores de 5 años.

Vía: lavanguardia

Un proyecto evaluará la ventilación mecánica a domicilio en pacientes de EPOC

La Fundación Ramón Pla Armengol ha concedido una ayuda, cuya cuantía no ha detallado, al neumólogo del Hospital Clínic Joan Escarabill para que dirija un proyecto de evaluación de la ventilación mecánica a domicilio en pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

La ayuda a la investigación concedida por la Fundación Ramón Pla Armengol, en el marco de la colaboración con la Fundación Barcelona Respiratory Network (BRN), permitirá a Escarrabill, director del Programa de Atención a la Cronicidad del Hospital Clínic, impulsar el proyecto Catalán COPD Ventilation Register (CatCoVeR).

El objetivo es poder disponer de datos sobre la efectividad de estos tratamientos e información en un tiempo más corto que los ensayos convencionales.

El proyecto CatCoVeR pretende superar los problemas que plantean los ensayos clínicos convencionales, especialmente en el tiempo que se necesita para seleccionar candidatos y en la dificultad que tiene el ensayo para representar el mundo real.

Según ha valorado Escarrabill, “el hecho de disponer de la ayuda de la Fundación Ramón Pla Armengol permite explorar nuevas vías en el tratamiento de pacientes y hacerlo de manera colaborativa con otros centros, de forma que podemos conocer la casuística de un espectro de población “.

La Fundación Ramón Pla Armengol convoca anualmente una ayuda a la investigación en el ámbito de las enfermedades respiratorias que es gestionado por la Fundación Barcelona Respiratory Network (BRN) y que cuenta con la participación de revisores internacionales independientes.

El proyecto CatCoVer cuenta con la participación de profesionales de los hospitales de Bellvitge, Vall d’Hebron, Sant Pau, Arnau de Vilanova de Lleida, del Hospital del Mar, del Hospital de Granollers, del Parc Taulí, del Hospital de Mataró y del Josep Trueta de Girona, además de la Agencia de Calidad y Evaluaciones Sanitarias (Aqua) y de la Universidad de Barcelona.

Vía: lavanguardia

El tratamiento con telomerasa resulta efectivo para la fibrosis pulmonar en un modelo en ratón

Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) acaban de demostrar el potencial de la activación de la enzima telomerasa para el tratamiento de la fibrosis pulmonar asociada al acortamiento de los telómeros.

Hace dos años y medio, el Grupo de Telómeros y Telomerasa del CNIO revelaba que la fibrosis pulmonar idiopática era provocada por la inducción de daños en los telómeros, las estructuras localizadas en los extremos de los cromosomas que se encargan de su mantenimiento y protección durante la división celular. La fibrosis pulmonar idiopática, que afecta a cerca de cinco millones de personas en todo el mundo (cerca de 8.000 en España), es una enfermedad progresiva que se caracteriza por la formación de cicatrices en el tejido pulmonar que sustituyen al tejido sano y comprometen la capacidad respiratoria de los pacientes. En la actualidad existen muy pocas opciones terapéuticas para la enfermedad, lo que ha impulsado la investigación sobre las bases y mecanismos que intervienen en la enfermedad y el desarrollo de potenciales tratamientos.

Para su trabajo previo de caracterización de la enfermedad, los investigadores del CNIO desarrollaron dos modelos en ratón de fibrosis pulmonar idiopática, en los que observaron que los daños en los telómeros constituyen un mecanismo central de la enfermedad. El equipo planteó entonces que si el acortamiento de los telómeros es suficiente para inducir la fibrosis pulmonar idiopática, una potencial estrategia de tratamiento sería proteger y extender la longitud de los telómeros en las células afectadas por la enfermedad.

 

Imagen: CNIO.

En su trabajo más reciente los investigadores han contrastado y confirmado esta hipótesis mediante una terapia génica destinada a alargar los telómeros en ratones modelo para la fibrosis pulmonar. Para ello trataron los ratones con telómeros acortados con vectores virales en los que habían introducido el gen de la telomerasa. Esta proteína, responsable de alargar los extremos de los telómeros, está activa en células con gran actividad proliferativa, como las células del embrión en desarrollo o las células que recubren el intestino, pero su actividad es reducida en células diferenciadas que no se dividen frecuentemente (la mayor parte de las células del organismo en adultos). La terapia génica utilizada por el equipo estaba diseñada para que tras su administración a los ratones modelo, los virus portadores del gen de la telomerasa infectaran de forma preferencial las células de los alveolos pulmonares, de forma que la enzima telomerasa se expresara en estas células.

Entre una y tres semanas después del tratamiento los ratones empezaron a mostrar menor inflamación y mejor función pulmonar. Además, ocho semanas tras el inicio del tratamiento se observó una mejora sustancial o incluso desaparición del tejido cicatricial de los pulmones.

A partir de diferentes estudios moleculares los investigadores confirmaron que la terapia génica conseguía alargar los telómeros de las células pulmonares y disminuía los daños en el ADN, la apoptosis y la senescencia de estas células. Del mismo modo, el análisis de expresión génica reveló una reducción en la actividad de las rutas moleculares relacionadas con la fibrosis y la inflamación.

Los investigadores concluyen que el trabajo es una prueba de concepto de que la activación de la telomerasa puede representar un tratamiento efectivo para la fibrosis pulmonar provocada por la presencia de telómeros cortos. Además, esta estrategia terapéutica podría ser de utilidad terapéutica en otras enfermedades causadas por el acortamiento de los telómeros.

“Lo más relevante de nuestro trabajo es que sugiere una solución potencialmente viable y eficaz a un problema clínico real, la fibrosis pulmonar, que hasta el momento no tiene ningún tratamiento”, señala Paula Martínez, coautora del trabajo. “Los únicos tratamientos para la fibrosis pulmonar aprobados hoy día no tienen efectos curativos, ya que atacan un síntoma de la fibrosis y no la causa. Nuestra terapia se basa en corregir la causa molecular de la fibrosis pulmonar en pacientes con telómeros cortos, introduciendo en las células del tejido pulmonar dañado la única enzima capaz de alargar los telómeros, la telomerasa”.

Paula Martínez (izq.) y Maria A. Blasco (drcha.), principales autoras del trabajo. Imagen: CNIO.

Si bien los resultados son muy prometedores, todavía están lejos de aplicarse en pacientes humanos. Fátima Bosch, investigadora de la Universidad Autónoma de Barcelona y experta en genética ha colaborado en el trabajo y formará parte de las investigaciones destinadas a acercar la terapia a los pacientes. “La estrategia ideada por el grupo del CNIO es muy esperanzadora”, señala la investigadora. “Estamos aún lejos de llegar a la clínica, pero lo primero es preparar los mejores vectores para la terapia en humanos, y eso ya lo estamos desarrollando”.

Investigación original: Povedano JM, et al. Therapeutic effects of telomerase in mice with pulmonary fibrosis induced by damage to the lungs and short telomeres. eLIFE. 2018. Doi: http://dx.doi.org/https://doi.org/10.7554/eLife.31299

Fuente: Curan la fibrosis pulmonar en ratones con una terapia génica que alarga los telómeros. https://www.cnio.es/es/publicaciones/curan-la-fibrosis-pulmonar-en-ratones-con-una-terapia-genica-que-alarga-los-telomeros

AUTORA: Amparo Tolosa, Genética Médica News

Vía: revistageneticamedica

Dejar el tabaco, el alcohol y adelgazar evitaría cuatro de cada diez tumores

El 40% de los cánceres se podrían evitar adoptando hábitos de vida saludables, entre ellos el abandono del tabaco, responsable del 33% de los tumores, el alcohol, que está detrás del 12% de los cánceres o la obesidad, que provoca uno de cada veinte tumores en Europa.

Así lo ha asegurado la presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Ruth Vera, que ha destacado el aumento de la incidencia del cáncer en España -en 2017 ha habido 228.482 nuevos diagnósticos-, aunque la supervivencia también sigue aumentando y llega hasta el 53-55% a cinco años tras el diagnóstico.

En cuanto al tipo de tumor, el más frecuente continua siendo el colorrectal (34.331 nuevos diagnósticos en 2017), seguido del de próstata (30.076), pulmón (28.645), mama (26.370), vejiga (14.677) y estómago (8.284), mientras que el de pulmón se mantiene como el responsable de la mayor mortalidad, según se recoge en el informe Las cifras del cáncer en España 2018 (ver en .pdf).

“Las principales razones del aumento de los casos de tumor son el incremento de la esperanza de vida, el desarrollo de los programas de cribado y la no adopción de hábitos de vida saludables”, ha alertado la presidenta de SEOM.

Desconocimiento por parte de la población

Y es que, tal y como ha insistido, un 20% de la población en España sigue fumando, a pesar de que se sabe que el tabaco es el responsable de uno de cada tres cánceres; el consumo de alcohol sigue siendo elevado y existe poca concienciación de los peligros de la obesidad, la cual es responsable.

“Sabemos que nueve de cada diez personas desconocen que beber o fumar aumenta el riesgo de desarrollar un cáncer y que 15 de cada 20 no saben que la obesidad está asociada a varios tipos de tumor. Esto nos lleva a plantearnos que algo se está haciendo mal y que la información que se da no es suficiente para concienciar a la sociedad”, ha dicho Ruth Vera.

Por otra parte, la organización, aludiendo a datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), ha informado de que en el año 2015, el cáncer fue la tercera causa de estancia hospitalaria, por detrás de las enfermedades del aparato circulatorio y respiratorio. Además, los ingresos provocados por tumores se mantuvieron “relativamente estables” respecto a años anteriores, si bien la principal causa de fallecimiento en los hospitales españoles fueron las enfermedades oncológicas.

En cuanto a la supervivencia, ha mejorado en España debido especialmente a los progresos que se han obtenido en algunos tumores como, por ejemplo, cáncer de mama o colon. No obstante, el cáncer sigue siendo la segunda causa de muerte a nivel global y se calcula que el número de fallecimientos por estas patologías aumentará a más de 14 millones en el año 2035.

Vía: rtve