SEPAR pide recupera el Observatorio Español para la Prevención del Tabaquismo

Los neumólogos opinan que en España hay una falta de desarrollo legislativo sobre tabaquismo con carencias muy importantes

Según la XII Encuesta sobre Alcohol y otras Drogas en España (EDADES) 2017-2018, el consumo diario de tabaco en España es del 34 por ciento, lo que implica volver a cifras de 1997. Es por ello que la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha celebrado la sesión “Tabaquismo, ¿ya está todo hecho?”. En la misma se ha insistido en la idea de que en España hay una falta de desarrollo legislativo sobre tabaquismo con carencias muy importantes.

Entre las mismas destaca, en primer lugar, la necesidad de poner en marcha el Observatorio Español para la Prevención del Tabaquismo, que ya se había creado y se suprimió; dotar de financiación pública el tratamiento farmacológico del tabaquismo; en referencia a las campañas de información y concienciación sobre el tabaquismo; y la creación de un envase genérico para el tabaco, entre otras.

Según Rafael Peris, miembro de SEPAR y neumólogo del Hospital Arnau de Vilanova de Valencia, “las estrategias políticas consideradas eficaces para tratar de controlar la pandemia de tabaquismo son las legislativas”. En este sentido, el experto reflexiona que en España “existe suficiente conocimiento sobre medidas eficaces para intentar controlar la epidemia de tabaquismo, si todas ellas se implementasen, pero hay una falta de desarrollo legislativo sobre tabaquismo en nuestro país con la existencia de carencias muy importantes”.

La iniciativa MPOWER

En cuanto a las medidas a implantar desde SEPAR señalan como modelo de referencia la iniciativa MPOWER, preconizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La misma corresponde a las siglas de monitorizar o medir el tabaquismo en jóvenes y adultos de cada país o región, así como la eficacia de las medidas adoptadas contra el tabaco; proteger a la población del humo del tabaco mediante leyes que limiten su uso en lugares públicos cerrados; ofrecer  ayuda para el abandono del tabaco, es decir, incluir en la cartera de servicios de los sistemas de salud aquellas medidas de tratamiento del tabaquismo farmacológicas o no que hayan mostrado su eficacia; y advertir (de la sigla de warning en inglés) de los peligros del tabaco.

En relación a estas medidas, cabe recordar que recientemente SEPAR ha propuesto al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social cinco medidas para controlar el tabaquismo que incluyen precisamente incrementar el precio del tabaco, implantar el empaquetado genérico, facilitar el abandono del consumo de tabaco a los fumadores, extender la regulación del consumo de tabaco a otros espacios públicos y vigilar y controlar el cumplimiento de la actual Ley nacional del consumo de tabaco en lugares públicos.

Fuente Original: elMedicoInteractivo

Los expertos defienden un diagnóstico y tratamiento temprano de las enfermedades respiratorias

Las enfermedades respiratorias se mantienen como tercera causa de muerte en España

Uno de los principales retos de futuro en el manejo de las enfermedades respiratorias, es lograr que exista una mayor implicación en la asistencia de los pacientes respiratorios a todos los niveles asistenciales. Esta es una de las conclusiones a la que han llegado los expertos reunidos en la segunda edición de Neumoconnect, un foro docente dirigido a neumólogos, organizado por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) en colaboración con Novartis.

Las enfermedades respiratorias se mantienen como tercera causa de muerte en España, con 46.812 fallecimientos al año, siendo el cáncer de pulmón la primera causa de muerte respiratoria seguido de las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores. La mortalidad en enfermedades respiratorias aumenta, principalmente, debido a los efectos que el tabaco tiene en el desarrollo de enfermedades como el cáncer de pulmón y crónicas como la EPOC (enfermedad obstructiva crónica). Además, la EPOC, el asma, y la apnea del sueño son tres de las enfermedades crónicas de amplia prevalencia entre la población.

De este modo, los expertos reunidos en las dos jornadas de Neumoconnect han profundizado en las particularidades y la práctica clínica de diez patologías muy variadas, entre las que se encuentran el asma grave no controlada, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), el cáncer de pulmón, los trastornos respiratorios del sueño o la hipertensión pulmonar, entre otras.

El Dr. Vicente Plaza Moral, director del Comité de Formación y Docencia de SEPAR ha valorado la celebración de Neumoconnect en colaboración con Novartis y ha puesto de manifiesto la importancia de que la industria contribuya a la formación continuada de los profesionales mediante la organización de acciones docentes de este tipo. “Algo especialmente relevante en el ámbito de los especialistas y, en concreto, de la neumología”, ha afirmado.

Por su parte, Diana Villavieja, responsable del Área de Respiratorio de Novartis, ha resaltado la estrecha colaboración de la compañía con las instituciones sanitarias y sociedades científicas y “la contribución de Novartis en la mejora del tratamiento de las enfermedades respiratorias, un área con un futuro prometedor marcado por el desarrollo de nuevos tratamientos y la irrupción de las herramientas digitales en la práctica clínica”.

Como desafíos en el abordaje de estas patologías, los especialistas han destacado, entre otros, la importancia de la concienciación social en tabaquismo, una mayor implicación y conocimiento del paciente respiratorio en Atención Primaria, la generalización de las pruebas diagnósticas como la espirometría o una adecuada selección del paciente de asma grave.

EPOC Y ASMA, RETOS DEL FUTURO

Centrándose en algunas de las patologías neumológicas con mayor prevalencia, el Dr. Plaza ha resaltado varios desafíos que es necesario afrontar. Sobre el asma grave no controlada, considera clave una selección rigurosa de los pacientes candidatos a recibir tratamientos biológicos.

Por ello, desde SEPAR se está desarrollando una campaña para promocionar la excelencia asistencial en el manejo del paciente con esta patología y se está potenciando la creación de unidades de asma, donde sus miembros estén especialmente capacitados, tanto por la formación recibida como por la disposición de recursos técnicos y diagnósticos especiales.

En lo que respecta a EPOC, que solo en España afecta a 2,7 millones de personas, para el Dr. Plaza la clave está en reducir la prevalencia de la enfermedad, actuando de forma contundente y conjunta para disminuir el hábito del tabaquismo entre la población con riesgo a desarrollarla.

Asimismo, dada su alta prevalencia y el aumento de la supervivencia de los pacientes afectados, los hospitales y servicios de urgencia quedan colapsados en épocas invernales ante la aparición de crisis realmente graves que precisan de ingreso. En este sentido, el Dr. Plaza ha aseverado: “Tenemos tantos pacientes que se llega a triplicar el número de ingresos en el servicio de Neumología. Llevar a cabo una prevención eficaz para que estos pacientes no padezcan tantas crisis en invierno es un reto de futuro y también de presente”.

OBSTÁCULOS EN EL DIAGNÓSTICO DE PATOLOGÍAS NEUMOLÓGICAS 

Cabe destacar que existen diferentes obstáculos a la hora de realizar el diagnóstico de las enfermedades respiratorias. De entre las asignaturas pendientes, el Dr. Plaza ha destacado el escaso uso masivo del empleo de la espirometría en el ámbito de la Atención Primaria, una prueba de función pulmonar básica que ayuda a orientar el diagnóstico de EPOC y asma. “Al igual que es impensable evaluar a pacientes cardiológicos sin hacer electrocardiogramas, se debe generalizar de igual modo la espirometría para pacientes respiratorios”, ha afirmado.

El motivo de esta carencia es, según el Dr. Plaza, que tanto en nuestro país como en otros, la neumología ha tenido un menor impacto en la medicina y enfermería de Atención Primaria, en comparación con otras especialidades. “Por ello, no se acostumbra a manejar a los pacientes con la calidad necesaria para hacerlo con rigor”, ha apuntado el Dr. Plaza refiriéndose al uso amplio de la espirometría.

El diagnóstico tardío es un obstáculo que también incide directamente en la apnea del sueño, “es necesario hacer una inversión mayor para reducir los tiempos de diagnóstico y, por lo tanto, del inicio del tratamiento”, ha concluido el mismo doctor.

Fuente Original: ConSalud

Alcohol y tabaco, detrás del daño cardiaco de millón y medio de adolescentes

El consumo de alcohol y tabaco entre adolescentes, incluso en pequeñas cantidades, es responsable del daño cardiovascular precoz en más de un millón de adolescentes españoles, según un estudio de la Sociedad Europea de Cardiología, que insta a activar campañas de concienciación entre los jóvenes.

El estudio Alspac, publicado por la Sociedad Europea de Cardiología en European Heart Journal, concluye que el consumo de alcohol y tabaco entre adolescentes está asociado con la rigidez arterial precoz, un biomarcador que puede mejorar la predicción del riesgo cardiovascular.

Y hay que tener en cuenta que, según la última Encuesta sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España (Estudes), aunque los menores prueban las drogas cada vez más tarde, la incidencia del consumo de alcohol y tabaco se incrementó en un 13,25 % y un 34,5 % respectivamente en 2016 respecto a 2014.

Esto se traduce en números absolutos en estas cifras: más de un millón de adolescentes reconocieron en 2016 haber tomado alcohol y 534.900 aseguraron haber consumido tabaco.

Ante estos datos, el presidente de la Fundación Española del Corazón (FEC), Carlos Macaya, considera fundamental la puesta en marcha de campañas para concienciar a los adolescentes de que “ser joven no les inmuniza a uno frente a la enfermedad cardiovascular.

Fuente Original: DiarioVasco

El Grupo Español de Cáncer de Pulmón alerta ante el aumento del consumo de tabaco

Recuerdan que el 80% de los casos de cáncer de pulmón tienen una relación directa con el tabaco

Los resultados de la última ‘Encuesta EDADES’  constatan un repunte del tabaquismo a cifras anteriores al inicio de ley antitabaco. Un dato preocupante, ya que el 80 por ciento de los casos de cáncer de pulmón están directamente relacionados con este hábito. En este sentido, los especialistas del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), formado por 460 expertos de todo el país, han querido recordar que “lo que hagamos hoy se verá reflejado en los próximos veinte años en cuanto a mortalidad e incidencia del cáncer de pulmón”.

Es por ello que el GECP solicita a la Administración una regulación más restrictiva, más recursos públicos para ayudar a los fumadores a abandonar el hábito y una política fiscal mucho más agresiva con este producto.

En palabras de Mariano Provencio, presidente del GECP y jefe de Oncología del Hospital Puerta del Hierro de Madrid, “más de 28.700 personas recibirán un diagnóstico de cáncer de pulmón en 2019, por lo que todavía existe un amplio margen de mejora en la lucha contra el tabaquismo. Tenemos que intentar parar la incidencia del cáncer de pulmón”.

Prevención en jóvenes

Uno de los datos más preocupantes de la Encuesta EDADES es que el consumo de tabaco y cannabis ha aumentado especialmente en la población joven. A este respecto, GECP ha manifestado que proteger a los menores del tabaco sigue siendo la asignatura pendiente en la lucha contra el tabaquismo en España.

Según Bartomeu Massuti, jefe de Oncología del Hospital General de Alicante y secretario del GECP, “tenemos una especial preocupación por los adolescentes, que siguen registrando elevados porcentajes de consumo, especialmente las chicas jóvenes: un 33,2 por ciento del total frente al 29,6 por ciento de los chicos. Es necesario que la sociedad se conciencie de que las adolescentes están fumando más y esto supone un grave problema de salud que tendrá consecuencias inmediatas, como un mayor impacto de patologías como el cáncer de pulmón en las mujeres en la próxima década”.  A este respecto, el endurecimiento de la política de impuestos y gravámenes sobre este producto también sería un elemento disuasorio para los menores.

Por último, y también respecto a los menores,  para el GECP es necesario ampliar la regulación actual para acotar al mínimo los espacios del fumador, ya que los especialistas recuerdan que inhalar humo de terceros es también perjudicial para la salud, sobre todo en niños pequeños. “Debemos seguir el camino emprendido por otros países de la Unión Europea que han regulado la exposición de los menores al humo de terceros, aunque este se desarrolle en el ámbito familiar”, concluye el presidente del GECP.

Fuente Original: elMedicoInteractivo

El proyecto “Alcalá Respira” se llevará a cabo el próximo año en 12 centros de salud del Valle del Henares

En este proyecto participan más de 20 profesionales de Atención Primaria, médicos y enfermeras, farmacéuticos, así como profesionales del Servicio de Neumología y Rehabilitación del Hospital Universitario Príncipe de Asturias.

Profesionales del Servicio Madrileño de Salud han dado a conocer el pasado miércoles en el Centro de Salud Reyes Magos de Alcalá de Henares el proyecto “Alcalá Respira. Que la EPOC no te lo impida”, que se llevará a cabo a partir del próximo año en los 12 centros de salud del corredor del Henares. La presentación coincide con la celebración este miércoles del Día Mundial de la EPOC, una enfermedad crónica que afecta al sistema respiratorio.

Esta iniciativa surge de la Dirección Asistencial Este de la Gerencia Asistencial de Atención Primaria en colaboración con el Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, para desarrollar con la población alcalaína un proyecto de educación para la salud sobre la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Los talleres van dirigidos a la población con diagnóstico de EPOC y constarán de cuatro sesiones en semanas consecutivas y una 5º sesión de ejercicios respiratorios, en las que se abordará el concepto y diagnóstico de enfermedad, la promoción y prevención de la salud, manejo de inhaladores, signos de exacerbación y del uso adecuado de medicamentos, con el objetivo de incrementar el empoderamiento del paciente en el autocuidado de su enfermedad.

La EPOC es una enfermedad que presenta una gran carga de enfermedad en la población. Aproximadamente, 300.000 madrileños padecen EPOC y cerca del 70% lo desconoce. Con esta iniciativa formadora “de todos a una”, los profesionales sanitarios tienen el objetivo de sensibilizar a la población y trabajar conjuntamente con los usuarios para obtener mejores resultados en salud en el futuro.

Fuente Original: laLunadeAlcala

Sanidad estudia prohibir el consumo de tabaco en eventos al aire libre y vehículos con niños

Una campaña de televisión a nivel nacional y autonómico intentará prevenir el consumo de tabaco en adolescentes y favorecer su abandono

El secretario general de Sanidad, Faustino Blanco, ha anunciado que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social está estudiando ampliar los espacios libres de humo de tabaco a eventos al aire libre con grandes concentraciones de personas, como conciertos y actos deportivos, y vehículos tanto públicos como privados en los que haya niños.

Así lo ha avanzado Blanco durante su intervención en la presentación del informe ‘La legislación española frente al tabaco: logros y carencias’, que se ha celebrado este viernes en el Senado, y que realiza un análisis retrospectivo de 30 años de normativa española frente al tabaco, hace un llamamiento a perseverar en las políticas públicas y plantea una serie de propuestas para continuar luchando contra el tabaco.

Aunque Blanco ha reconocido que las dos principales leyes contra el tabaco promulgadas en España han mostrado «resultados significativos» en la reducción del número de fumadores, ha incidido en que se debe seguir trabajando especialmente en dos ámbitos: más espacios libres de humo y estrategias coordinadas en el Sistema Nacional de Salud para combatir el tabaco, primera causa evitable de morbilidad y mortalidad en España.

En ambas líneas trabaja el Ministerio, según ha expuesto Blanco. «La población española ve con amplia satisfacción los espacios libres de humo. Es necesario seguir avanzando en esta línea de trabajo, la herramienta de salud pública más sólida contra el tabaco», ha asegurado. Así, ha mostrado la «decidida intención» del Ministerio de promover nuevos espacios para «mejorar la protección a la salud».

Ahora mismo, el planteamiento ministerial es que no se pueda fumar ni en eventos al aire libre con «grandes concentraciones de ciudadanos» como en vehículos, tanto privados como públicos, en los que uno de los pasajeros sea un niño. «Es un tema muy primigenio todavía. La idea de prohibir produce dificultades de comprensión, pero tenemos que avanzar para proteger al ciudadano de la exposición«, ha señalado.

En este punto, sobre los grupos más vulnerables al tabaco, ha mostrado su «enorme» preocupación por el aumento de las tasas de consumo en mujeres. «Es un problema muy singular porque no responde a que pertenezcan a los grupos más pobres, sino que suelen ser universitarias. Hay que hacer una reflexión, resulta casi inexplicable», ha valorado.

Campaña en televisión contra el tabaco en adolescentes

Asimismo, ha informado de que este martes se pondrá en marcha una campaña en televisión a nivel nacional y autonómico para prevenir el consumo de tabaco en adolescentes, así como para favorecer su abandono. Bajo el lema ‘Sois la generación de los retos, la única que puede acabar con el consumo de tabaco’, el Ministerio pretende «promover actitudes de vida saludable en jóvenes, proporcionándoles herramientas para prevenir el inicio de consumo de tabaco y favorecer su abandono». Además, quiere alejar a los jóvenes del tabaco y sus productos relacionados «eliminando los falsos mitos asociados a su consumo».

Otro tema que «requiere ser abordado», ha reconocido el secretario general de Sanidad, es la atención al fumador desde el SNS. Para ello, Blanco asegura que el Ministerio también está ocupándose de la implantación de una «estrategia clara» de lucha contra el tabaco, con el objetivo de «facilitar que los profesionales puedan trabajar de una forma estructurada frente al tabaco».

Igualmente, el Ministerio también trabaja «de forma prioritaria» en la transposición de la Directiva europea 2014/40, que recoge, según ha detallado Blanco, mayor control de los productos de tabaco mediante obligaciones de comunicación reforzadas de aditivos, así como la prohibición de determinados ingredientes, se amplía el tamaño de las advertencias sanitarias y más inforamción de ayuda para dejar de fumar en las cajetillas. Además, tambien se ha regulado de manera más estricta los cigarrilos electrónicos, con limitaciones similares a las existentess a los productos del tabaco convencionales.

Cigrarrillos electrónicos: «agresiva estrategia de la industria»

Sobre estos dispositivos de tabaco calentado o electrónicos, ha advertido de que «están experimentando una rápida evolución, fruto de una agresiva estrategia de comunicación realizada por la industria del tabaco, denunciada tanto a nivel nacional como internacional». «Por su novedad, y debido a la escasa información independiente, podría producirse cierta confusión sobre sus efectos para la salud», ha alertado.

Por ello, asegura que la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación ha promovido «la iniciación de los correspondientes expedientes sancionadores». También están elaborando un informe en el que se recogerán sus implicaciones sanitarias, que será publicado «próximamente». «Este es un tema que preocupa a todos, debemos abordarlo para garantizar una efectiva protección de la salud», ha zanjado.

«Esperemos que todas estas medidas sumen lo suficiente como para lograr reducir los daños provocados por el consumo de tabaco lo más pronto posible. Queda mucho por hacer. Es una tarea que no vamos a eludir en el Ministerio. No quepa duda de que será uno de los elementos referencia en políticas activas de salud pública», ha concluido.

Fuente Original: DiarioSur

Las enfermedades respiratorias lideran los ingresos en el Chuvi por el envejecimiento

Están detrás de una cada seis hospitalizaciones, tras subir un 10% el año pasado -Le siguen las circulatorias, a las que rebasaron en 2015 -Su estancia media se redujo a una semana

Una de cada seis hospitalizaciones en el Chuvi ( Complejo Hospitalario Universitario de Vigo) es por una enfermedad respiratoria. Es el diagnóstico más frecuente desde que en 2015 le arrebató este liderazgo a las del aparato circulatorio. El año pasado, no solo lo mantuvo, sino que tomó algo de distancia. Y es que los ingresados por este motivo crecieron un 10%, hasta las 6.781. Y eso que los datos no incluyen el pico de la importante epidemia de gripe de la pasada campaña, que no llegó hasta enero de este año. Así, se prevé que las cifras de este ejercicio sean aún mayores. Detrás de este aumento está el envejecimiento de la población. Buena parte de estas afecciones no requerirían hospitalización en pacientes sanos, pero sí en mayores pluripatológicos que se descompensan con ellas.

Un dato positivo es que la estancia media por esta causa se ha reducido en un día desde 2014 y se sitúa en una semana. Su mortalidad es la cuarta más alta (8,45%), tras las enfermedades infecciosas y parasitarias (19,85%), los cánceres (10,18%) y las circulatorias (9%).

De los 6,781 ingresos que provocaron, Neumología se hace cargo de los pacientes que tienen un perfil más puramente respiratorio, que supusieron el 20,7% del total -1.406-. Este servicio tuvo el mayor índice de ocupación del Chuvi en 2017, con un 109,12%. Y es que como su actividad es muy estacional, en los picos de muchos casos, colocan a sus pacientes en habitaciones de otras especialidades. Así, a pesar de tener un máximo de 44 camas -si desdoblan todos los cuartos y no tienen ningún paciente que tenga que estar aislado- llegaron a tener 88 ingresados a su cargo al mismo tiempo. Las dos causas más frecuentes por las que ingresan en este servicio son la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), con el 22,5% de los casos, y la neumonía, con el 14%.

Las camas de Medicina Interna son el principal destino de los ingresados por una enfermedad respiratoria. Este servicio se hace cargo de aquellos pacientes con más de tres o cuatro patologías, que se ven descompensadas con este episodio. Así, de las 5.984 hospitalizaciones que el año pasado registró, al menos el 37% corresponden a este motivo. Los casos más frecuentes fueron diagnósticos menores del aparato respiratorio, EPOC, neumonía, infección e inflamación pulmonar y fallo respiratorio. Solo estos sumaron 2.753.

Estas patologías también causaron el 60% de los ingresos de Geriatría y casi la mitad de los de la Unidad de Corta Estancia. Entre los cuatro servicios, en el pasado pico de la gripe, llegaron a tener 440 pacientes ingresados al mismo tiempo. Es una cifra muy alta. Sus camas funcionantes -sin supletorias- suman 270.

El informe Recalar -de Recursos y Calidad en Patología del Aparato Respiratorio-, que analiza los datos de los años 2003 a 2015 en España y entre cuyos autores se encuentra el jefe de Neumología del Chuvi, el doctor Alberto Fernández Villar, destaca que en este plazo se incrementaron en un 32% las altas hospitalarias con este diagnóstico. Y advierte que va a ir a más. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que para el año 2020, de los 68,3 millones de muertes predecibles, casi 12 serán de causa respiratoria. Se espera un especial incremento en EPOC, tuberculosis y cáncer de pulmón.

Esto lo coloca como el segundo diagnóstico en ingresos en España, según Recalar. Hay que tener en cuenta que los datos del Chuvi incluyen los ingresos de niños, que atenúan el peso de las enfermedades circulatorias, que están en primer lugar en España. Los problemas respiratorios provocaron alrededor de un millar de ingresos en Pediatría y son sus tres motivos más frecuentes de hospitalización.

Autora: a. blasco

Fuente Original: elfarodevigo

¿Cajetillas de tabaco a 10 euros?

Un amplio colectivo de sanitarios y pacientes pide en Bruselas que suba el precio como medida disuasoria para menores y jóvenes

Representantes del movimiento ciudadano de control de tabaco en España pidieron ayer en el Parlamento Europeo que se incremente de manera brusca el precio de las cajetillas y de cualquier producto que lleve nicotina, al considerar que es la medida más eficaz para luchar contra el tabaquismo, especialmente entre los más jóvenes. Esa subida debería alcanzar los 10 euros por cajetilla de manera progresiva.

Así, España se sumaría al modelo puesto en marcha por Francia y que se implementa en dos etapas: una primera (actual) de aumento del precio a 8 euros y, antes del 2020, 10 euros. La respuesta inmediata ha sido que más de un millón de fumadores franceses han dejado este hábito adictivo. Australia también ha subido el precio a 20 euros, mientras que Reino Unido e Irlanda se lo están planteando.

Numerosos estudios científicos han demostrado que incrementar un 10% el coste lleva aparejado una caída del número de fumadores adultos de un 3,7% (casi un 10% en adolescentes y jóvenes). Así lo indicó ayer Francisco Rodríguez Lozano, presidente de la European Network for Smoking and Tobacco Prevention (ENSP), quien, junto con el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), organizó una jornada en el Parlamento Europeo para pedir una mayor implicación para combatir la primera causa de muerte evitable.

Sólo en España, 50.000 personas mueren cada año por enfermedades relacionadas con el tabaco. Ambas organizaciones, junto a otras 60 sociedades científicas y asociaciones de profesionales sanitarios, ciudadanas y de pacientes, acudieron a Bruselas invitados por la eurodiputada Maite Pagazaurtundúa, para presentar la declaración de Madrid, un documento que establece la nueva ruta que seguir contra esta adicción, máxime en un momento en el que la industria del tabaco ha incrementado sus estrategias para “captar nuevos nichos de clientes”, coinciden desde la CNPT, la Organización Médica Colegial y la ENSP.

Este colectivo pide que se igualen fiscalmente todos los productos del tabaco que contengan nicotina, sea cual sea su presentación, y que se incremente de manera clara el precio (subir los impuestos), algo que depende del Ministerio de Hacienda. Además, exigen el cumplimiento de la ley del 2010, al comprobarse que se ha relajado, cuestión que depende de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos. Lo que sí corresponde a Sanidad es ampliar los espacios sin humo, como el interior de los vehículos, los estadios deportivos, playas, piscinas o el interior de las marquesinas de las paradas de autobuses. Y, fundamental, realizar campañas de concienciación, desaparecidas desde los años de la crisis.

Autora:

Fuente Original: laVanguardia

 

Los cigarrillos electrónicos de última generación, un arma de la industria para “crear nuevos adictos”

Lo llaman “el iPhone de los ‘e-cigarettes” y es ya un “riesgo para la salud pública” en Estados Unidos

Se disfrazan de opción saludable dentro de la estrategia de “reducción del daño” que ya inició la industria tabaquera con los cigarrillos light. Se venden también como alternativa para dejar de fumar destinada a quienes ya están atrapados por el tabaquismo. Pero los datos demuestran otra cosa: los cigarrillos electrónicos, vapeadores y sus versiones de última generación —pod mods y el tabaco sin combustión— “se están utilizando para captar a nuevos potenciales fumadores entre los jóvenes y adolescentes”.

Lo alerta la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) en un comunicado enviado hoy, basándose en un reciente artículo publicado por la prestigiosa revista médica The New England Journal of Medicine, donde se analiza la evolución del consumo de este tipo de productos entre los adolescentes de Estados Unidos.

Si en 2011 menos del 2% de los estudiantes de instituto fumaban cigarrillos electrónicos, “en 2015 el porcentaje se había disparado hasta el 16%. Y aunque las campañas sanitarias habían logrado sostener el crecimiento, e incluso reducirlo hasta un 11% en 2016, el márquetin agresivo de estos nuevos dispensadores de nicotina, denunciado entre otros por la página Take a Part, amenaza con un nuevo repunte.

Hace tan solo unos días, el comisionado de la agencia estadounidense del medicamento (la FDA), Scott Gottlieb, alertaba de la situación: “Hay un uso epidémico de los cigarrillos electrónicos entre los jóvenes. Tenemos datos que muestran un pico tan acusado como preocupante. Hemos tenido que tomar medidas, antes incluso de que se puedan hacer públicos los datos finales, cosa que haremos pronto. Pero tenemos la obligación de actuar sobre lo que conocemos y lo que conocemos es alarmante”. Por eso, anuncia que darán pasos en las próximas semanas para atajar esta tendencia.

La principal alerta se centra en el tabaco sin combustión, pero sobre todo en los pod mods, unos dispositivos con aspecto de USB, entre los que el más conocido es Juul, que ya copa la mitad del mercado de los cigarrillos electrónicos en EE. UU., con un crecimiento del 700% según los datos de la consultora Nielsen.

Todavía no se comercializa en Europa, pero “Juul es lo que viene”, alertaba Andrés Zamorano, vicepresidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, durante el congreso anual de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia celebrado en mayo: “Está considerado como el iPhone de los cigarrillos electrónicos, como ejemplo de diseño”. Es recargable y en un solo cartucho contiene la misma cantidad de nicotina que un paquete de tabaco tradicional, con el aliciente para los adolescentes de que los padres no encontrarán en la mochila de su hijo la delatora cajetilla.

Pueden incrementar el riesgo de cáncer, además de normalizar el acto de fumar

“El razonamiento de los defensores del vapeo”, explica Miguel Ángel Martínez-González, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad de Navarra, en su libro Salud a ciencia cierta, “es que frente al humo del cigarrillo, donde se han identificado 4.000 sustancias, de las cuales 250 son tóxicas y 60 por lo menos son cancerígenas, el vapeo es solo vapor de agua y nicotina, de manera que se eliminan muchos tóxicos. Es una lógica bien pensada, pero en realidad es una engañifa para normalizar de nuevo el uso del tabaco, sobre todo entre los jóvenes. El objetivo: conseguir que se inicien para que, si un día vapear no es suficiente, se fumen un cigarrillo”.

No es la única amenaza. Como señala Gottlieb en su carta, “aparte del riesgo de crear una adicción de por vida, el consumo de nicotina durante la juventud también es peligroso: tiene efectos directos sobre su salud y su cerebro”.

La mayor revisión de estudios sobre los efectos del cigarrillo electrónico que se ha realizado hasta la fecha, publicada en enero de este año, revelaba que existe evidencia probada de que estos dispositivos contienen sustancias tóxicas y algunas pueden dañar el ADN y provocar mutaciones. “Esto es importante”, señalan los autores de la revisión, “porque se puede inferir de forma plausible —aunque advierten que aún con evidencia limitada— que el consumo de cigarrillos electrónicos a largo plazo puede aumentar el riesgo de padecer cáncer”. El informe concluye también que existen evidencias limitadas sobre el riesgo de padecer enfermedades respiratorias, enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Fuente Original: elPais

Los motivos por los que deberías dejar de fumar mientras conduces

Dejar de fumar al volante no solo es bueno para nosotros mismos, sino también para el resto de usuarios.

A diferencia de otras actividades como comer, beber, o distraerse con un dispositivo electrónico, fumar en el coche está permitido. Esta medida hace que más de uno se anime a encender un cigarrillo dentro del coche para que le acompañe durante el viaje. Se trata de una actividad totalmente legal, y que, si se realiza dentro del marco de las normas, no debería traernos ningún problema con las autoridades.

Eso sí, existen diversos motivos para equiparar la actividad de fumar en el coche con las actividades mencionadas previamente. Pero hacerlo mientras conducimos incrementa las consecuencias de ello, y por eso, la Dirección General de Tráfico (DGT) recomienda dejar de consumir cigarrillos dentro del habitáculo de nuestro vehículo.

Estos son algunos de los motivos por los que fumar dentro del coche se convierte en una actividad especialmente nociva para nuestra seguridad al volante, y deberíamos evitarla a toda costa:

El tiempo que perdemos

Fumar en el volante provoca que perdamos tiempo en diversas actividades. Primero de todo, la de encender el cigarrillo, que, en condiciones ideales, es una acción que tardaríamos unos 4 segundos en hacer. Esto significa que, a 100 km/h, recorreríamos 113 metros sin control alguno del coche.

Pero no solo eso, sino que a la hora de fumar estaremos 3 o 4 minutos dedicados a la actividad, lo que significa que deberemos controlar el volante con una sola mano durante este tiempo. Si en condiciones normales siempre debemos tener las dos manos sobre el volante, fumarnos un cigarrillo no solo perjudica nuestro control sobre el vehículo, sino que nos pone en una situación de difícil manejo ante cualquier imprevisto. Además, el control de nuestro vehículo en carreteras con curvas o de trazado cambiante será difícil de manejar.

La distracción que supone

Como hemos dicho, encender, fumar, y apagar un cigarrillo son tres procesos que provocan una distracción en nuestra conducción. Según los datos de la DGT, el 60% de los accidentes y el 30% de las víctimas mortales se producen por distracciones, donde fumar es una de ellas.

Según cita la misma institución, en palabras del doctor Carlos Jiménez, presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), “el humo del tabaco altera la capacidad motora y cognitiva, se tienen menos reflejos justo cuando más lo necesitas y así es más fácil sufrir un accidente”.

Las consecuencias para nuestra salud

Además de las consecuencias que sabemos que tiene el tabaco a largo plazo para nuestra salud, debemos tener en cuenta que el humo del tabaco contiene más de 7.000 sustancias (250 de ellas son nocivas y 70 cancerígenas) que nos afectan desde el primer momento que empezamos a fumar.

Por ejemplo, algunos de sus efectos tienen que ver con la falta de oxígeno provocada por el aumento del monóxido de carbono en el habitáculo de nuestro coche. Esto lleva a más irritabilidad, cansancio, somnolencia, dolores de cabeza, confusiones, aumento de la frecuencia cardíaca y presión arterial. No solo para los que fuman, sino también para los que comparten el humo del cigarrillo sin quererlo.

El peligro de las colillas

Recuerda que arrojar colillas por la ventana está prohibido y es motivo de sanción de 200 € y la pérdida de 4 puntos del carnet. Según datos del Ministerio de Medio Ambiente, el 3% de los incendios (un total de 21.000 en los últimos 10 años) lo originan colillas de cigarrillos arrojadas desde vehículos. Así que, para la conservación de nuestro medio ambiente y evitar cualquier despiste, aunque no sea intencionado, lo mejor es dejar de lado el tabaco al volante.

Fuente Original: laVanguardia