Editorial

¿Ha mejorado el pronóstico del paciente ingresado por enfermedad pulmonar obstructiva crónica?