Una puerta a la cura de la EPOC

131 lecturas

Una puerta a la cura de la EPOC

La investigación buscará alternativas terapéuticas capaces de revertir las principales enfermedades respiratorias crónicas. Científicos del CIBIR demuestran que la falta de un gen protege contra el daño pulmonar.

La Unidad de Cáncer de Pulmón y Enfermedades Respiratorias del CIBIR, dirigida por el investigador José Manuel García Pichel, ha podido demostrar que la eliminación de una proteína receptora de los factores IGFs, moléculas similares a la insulina, protege contra el daño pulmonar y la consecuente inflamación que éste genera.

El estudio, publicado recientemente en la revista Scientific Reports, abre la puerta a nuevas posibilidades terapéuticas para tratar estas patologías respiratorias con componente inflamatorio como EPOC o broncodisplasia pulmonar, según destacó ayer el director del estudio, José Manuel García Pichel, quien compareció acompañado por el gerente de la Fundación Rioja Salud, Javier Aparicio; y el coordinador de Investigación del CIBIR, Eduardo Mirpuri.

«Lo que hemos demostrado en modelos animales es que la falta de este gen o proteína, que es parecido a la insulina, protege contra el daño pulmonar y contra la inflación que provoca y esto nos abre la vía a nuevas estrategias terapéuticas si efectivamente somos capaces de dar el siguiente paso, que es lograr revertir la enfermedad una vez que está establecida; es decir, lograr la curación», destacó García Pichel, quien avanzó los siguientes pasos: «Ahora lo vamos a tratar de hacer con animales y, a la vez, estamos estudiando muestras de pacientes para ver cómo funcionan estas proteínas en la patología, concretamente en EPOC».

«El último paso sería, a largo plazo, iniciar ensayos clínicos y probar fármacos ya existentes que bloquean a esta proteína y que son usados para otras patologías pero que pueden dar también buenos resultados en éstas. Yo calculo que de aquí a cinco u ocho años podríamos estar, si todo va bien, ya preparados para probar fármacos en pacientes», remachó el investigador, que recordó que «estas patologías se caracterizan por sus altas tasas de mortalidad y morbilidad y, en algunos casos, por carecer de tratamientos curativos efectivos».

Por su parte, Javier Aparicio mostró su satisfacción por el hecho de que «toda la investigación se ha desarrollado íntegramente en la comunidad y exclusivamente con trabajadores del Sistema Público de Salud de La Rioja», tras detallar que la Unidad de Cáncer de Pulmón y Enfermedades Respiratorias del CIBIR ha contado con la colaboración de la Unidad de Neurobiología Molecular y la Plataforma de Genómica de este centro y también con la participación del área asistencial; es decir, la Unidad de Neumología del Hospital San Pedro.

En el mismo sentido se pronunció Eduardo Mirpuri, quien se felicitó porque «la colaboración con el grupo del Hospital San Pedro nos ha permitido potenciar aún más la actividad que hacemos aquí en el CIBIR y fusionar toda la investigación con células y animales y con los propios pacientes; eso nos hace acercarnos más a la realidad y tratar de hallar soluciones lo antes posible».

Autor: ROBERTO GONZÁLEZ LASTRA

Vía: larioja

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies.

Uso de cookies

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra política de cookies.

¿Es usted profesional sanitario?

Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿es usted profesional sanitario?