Una guía ayuda a la identificación del solapamiento entre asma y EPOC

1.218 lecturas

Una guía ayuda a la identificación del solapamiento entre asma y EPOC

Hasta ahora, existían dos criterios para la evaluación y seguimiento los pacientes que viven con un solapamiento entre enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y asma. “Una que provenía del asma y otra de la EPOC”, explica Marc Miravitlles, coordinador de la Guía Española de EPOC, Gesepoc, “y eso generaba cierta confusión”.

Por ello, desde la Guía Española del Asma (GEMA) y Gesepoc se han puesto de acuerdo para dotar de una sola voz a la cuestión y “crear un consenso, un algoritmo fácil, para que los médicos puedan detectar a estos pacientes”. La guía resultante ha sido presentada en el marco del 50 Congreso de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

El diagnóstico de esta población se basa en “pacientes con un diagnóstico previo de EPOC: más de 35 años, exposición al tabaco y obstrucción del flujo aéreo”. El solapamiento se produce cuando hay alguna característica del asma, “pero también hay pacientes que tienen EPOC y no todos los criterios de asma, pero sí tienen mucha eosinofilia, o una gran reversibilidad. Son pacientes que tienen características parecidas al asma y las incluidos dentro de este término”.

Estos pacientes “comparten características de las dos enfermedades que requieren de un tratamiento y un seguimiento específico”, apunta Miravitlles. “Establecemos unos criterios claros, fáciles de recordar y fáciles de aplicar en la práctica para poder identificar a esta población tan importante”.

Tratamiento por separado

En cuanto a los objetivos del tratamiento, el consenso establece los mismos que para la EPOC y el asma por separado, es decir, prevenir las exacerbaciones, alcanzar y mantener un control aceptable de los síntomas y reducir la obstrucción bronquial.

Para ello, la medicación inicial sería una combinación de glucocorticosteroides inhalados y broncodilatadores beta adrenérgicos de larga duración (LABA). Y se considerará la acción de un broncodilatador antimuscarínico de larga duración (LAMA) a dicha combinación si persisten exacerbaciones o síntomas relevantes.

Vía: redaccionmedica

Autor: Marcos Domínguez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies.

Uso de cookies

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra política de cookies.

¿Es usted profesional sanitario?

Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿es usted profesional sanitario?