Sentirse bajo de energía o fatigado podría predecir el riesgo de hospitalización en las personas con EPOC.

2.093 lecturas

Sentirse bajo de energía o fatigado podría predecir el riesgo de hospitalización en las personas con EPOC.

La fatiga es, después de la disnea (ahogo), el síntoma más frecuente que describen los pacientes. Pero los estudios sobre estos indicios son escasos y en algunas ocasiones resulta difícil de valorar por parte de los profesionales de la salud. La sensación de fatiga empeora la calidad de vida, entorpece las actividades de la vida diaria y las relaciones familiares, por lo que puede afectar tanto los aspectos físicos como mentales, o incluso una combinación de ambos.

Cuando los pacientes de EPOC se sienten fatigados o con poca energía tienen más riesgos de ingreso hospitalario, según un estudio del Hospital de Adelaida (Australia) en European Respiratory Journal. Este trabajo demuestra que la sensación de fatiga reportada por el paciente se podría usar como “síntoma de alarma” a tener en cuenta.

El equipo investigador estudió a 83 pacientes. Se observó la asociación entre el grado de severidad de la EPOC y la fatiga. A mayor avance de la enfermedad, mayor percepción de fatiga y cansancio por parte del paciente.

Además, los investigadores analizaron la relación entre la severidad de la EPOC y la intensidad de la fatiga de los pacientes estables, y lo compararon con los niveles de fatiga en otros enfermos crónicos con dolencias diferentes a la EPOC. Los resultados obtenidos en relación al grado de fatiga en la EPOC fueron de similar intensidad a los percibidos por los pacientes con cáncer de colon/recto y con SIDA. Se observó que estas tres enfermedades padecen inflamación crónica, y por tanto la inflamación podría jugar un papel importante en la fatiga.

Los resultados del estudio pueden ayudar a las personas con EPOC y a los equipos sanitarios a poder identificar mejor a aquellos pacientes con predisposición a empeorar, y que pueden necesitar intervenciones precoces para evitar el ingreso hospitalario, situación que reducir la calidad de vida al paciente de EPOC.

En el momento de la visita al especialista, es importante que el paciente de EPOC explique cómo se siente de cansado y fatigado, y desde cuándo. Los que padecían niveles más altos de fatiga tenían casi catorce veces más probabilidades de ser hospitalizados y, cuanto más severa era la fatiga, más larga era el ingreso hospitalario.

El control de la fatiga y el cansancio que nos explica el paciente puede ser de gran ayuda para una atención más personalizada a la EPOC, y ayudaría a mejorar el tratamiento cuando la enfermedad empeora.

Bibliografía:

Fatigue in COPD: association with Functional Status and Hospitalisations. Johanna Susan Paddison, T.W. Effing, S. Quinn, P.A. Frith. European Respiratory Journal. June 14, 2012 erj00214-2012

Autora: Carme Hernández

Vía: forumclinic

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Última actualización del Web: 12/03/2017 Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies.

Uso de cookies

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra política de cookies.

¿Es usted profesional sanitario?

Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿es usted profesional sanitario?