Neumología sensibilizará al MIR de la importancia del cribado en EPOC

280 lecturas

Neumología sensibilizará al MIR de la importancia del cribado en EPOC

El nuevo programa de la especialidad de Neumología incluirá, por primera vez, la sensibilización del MIR en la importancia del cribado y diagnóstico precoz de enfermedades respiratorias, especialmente la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Así lo ha destacado la presidenta de la Comisión Nacional de la especialidad, Pilar de Lucas, durante una jornada organizada por Philips y Separ (la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Pediátrica) sobre diagnóstico y tratamiento de esta patología en el marco del Día Mundial de la EPOC, que se celebra este 15 de noviembre.

“Queremos que el MIR acabe la residencia sabiendo que es fundamental realizar estos cribados”, teniendo que cuenta que entre el 70 y el 80 por ciento de los afectados por la enfermedad no están diagnosticados y que se tarda décadas desde que se sufren los primeros síntomas hasta que se acude al médico.

En esto último ha incidido el neumólogo del Ramón y Cajal Salvador Díaz Lobato: “Van a pasar años hasta que el paciente acuda a la consulta pensando ‘esto no es normal’, pero antes ya ha renunciado a muchas cosas, la falta de aire ha condicionado su vida”. Por ejemplo, reduciendo sus salidas a la compra o de ocio, o adaptándolas a la disnea. Los primeros síntomas suelen aparecer a los 40 años.

3.000 millones al año

Por su parte, el jefe de Neumología de La Princesa, Julio Ancochea, ha ofrecido datos contundentes sobre la enfermedad en España: un 10,2 por ciento de prevalencia y un desequilibrio muy pronunciado entre sexos (15 por ciento en hombres, 5 por ciento en mujeres) que empieza a reducirse debido a la cada vez mayor incidencia del tabaquismo en mujeres.

Se calcula en dos millones las personas con EPOC en España (incluyendo al millón y medio sin diagnosticar), y el coste anual supera los 3.000 millones, tanto directo como indirecto. “Supone el 2 por ciento de la sanidad española”. Las nuevas guías de tratamiento, que tienen unos meses, ya advierten de que se debe poner especial cuidado en los pacientes a partir de 35 años.

El tabaco sigue siendo el principal factor de riesgo, entre otras cosas porque es mucho más fácil de medir que otros factores como la contaminación. “Todavía no hay ningún estudio que demuestre que la contaminación provoca EPOC por sí misma, pero sí que la agrava”, ha explicado Ancochea.

Por eso, la prevención del tabaquismo es clave en el abordaje de la enfermedad. Y aunque De Lucas ha señalado que las leyes antitabaco españolas son buenas y “están muy bien consideradas en todo el mundo” (al conseguir reducir en dos décadas el número de fumadores del 38 al 23 por ciento de la población), también recalca la necesidad de financiar el tratamiento farmacológico antitabaco, pues hay un 25 por ciento de pacientes con EPOC grave que no es capaz de dejar de fumar.

“No tenemos ninguna base para negarles este tratamiento”, ha sostenido. Los ponentes han afirmado que el Ministerio parece estar teniendo en consideración la futura financiación de estas terapias.

Autor: Marcos Domínguez

Vía: redaccionmedica

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies.

Uso de cookies

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra política de cookies.

¿Es usted profesional sanitario?

Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿es usted profesional sanitario?