Los pacientes con apnea del sueño no tratados consumen dos tercios más de recursos sanitarios que los diagnosticados

2.614 lecturas

Los pacientes con apnea del sueño no tratados consumen dos tercios más de recursos sanitarios que los diagnosticados

Los pacientes con apnea del sueño no tratados consumen dos tercios más de recursos sanitarios que los diagnosticados, según ha explicado la neumóloga y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) y de la Sociedad Española del Sueño (SES), la doctora Araceli Abad. Los especialistas han presentado los resultados preliminares del estudio NANOS con motivo del Día Mundial del Sueño, que se celebra el próximo 16 de marzo.

En la actualidad el tratamiento “más beneficioso y efectivo” es el CPAP, que consiste en una mascarilla conectada a la corriente eléctrica que insufla oxígeno al paciente durante las horas de sueño. Para la experta, esta técnica hace que los enfermos “se mueran menos”. En la actualidad, éstos “multiplican por 6 su mortalidad” en relación a los que no padecen la patología o a los que la tienen pero si están correctamente tratados, asegura.

Su función es ayudar a respirar al enfermo, ya que éste tiene “entre 200 y 300 colapsos de la vía aérea superior” en sus casos más graves, afirma la neuróloga y miembro de SES y de la Sociedad Española de Neurología (SEN), la doctora Montserrat Pujol. Por ello, es importante que las personas estén diagnosticadas y, para ello, “es fundamental el apoyo de la pareja”, asegura la doctora Abad.

Además, el CPAP evita que los enfermos sufran accidentes cerebrovasculares, que “son la primera causa de incapacidad” y, por tanto, una fuente de gasto para el Estado, mantiene Pujol. Según estudios recogidos por la neuróloga, el riesgo de infarto cerebral “se reduce al 6,7 por ciento” si se trata al paciente.

AFECTA A ENTRE 1.250.000 y 2.250.000 PERSONAS EN ESPAÑA

Además, esta enfermedad es “muy frecuente, ya que afecta a entre un 4 y un 6 por ciento de los hombres, y a entre un 2 y un 4 por ciento de las mujeres”, confirma Abad. Esto supone que “entre 1.250.000 y 2.250.000 personas padecen apnea del sueño en España”, sostiene. Su sintomatología responde a “ronquidos, somnolencia, trastornos neuropsiquiátricos o cansancio”, explican los expertos. Sin embargo, el principal problema son “las complicaciones cerebrovasculares y cardiovasculares a largo plazo”, lamenta el presidente de la SES, el doctor Diego García Borreguero.

En este sentido, Pujol subraya que “hay una relación directa entre estas patologías y la apnea del sueño”. A su juicio, “se dan 200 casos por cada 100.000 habitantes, aumentándose hasta los 650 pacientes cuando éstos cumplen los 50 años”. Tan a la par van que la experta asegura que “el 63 por ciento de las personas con problemas cerebrovasculares sufren más de 10 apneas de sueño” durante su descanso diario.

Los casos más llamativos son los de los hipertensos, debido a que “un 30 por ciento tiene también paradas respiratorias durante la noche”, señala Abad. En cuanto a las personas obesas, el dato es ligeramente inferior (27%), pero no menos preocupante para los especialistas. Estos últimos pacientes afrontan un riesgo mayor, ya que “tienen entre 2 y 6 veces más de posibilidades de fallecer”, estima. Los accidentes cerebrovasculares como el ictus o la embolia “se producen en la mayoría de los casos durante el despertar”, concretamente en un 31 por ciento de las ocasiones.

EL TRATAMIENTO PARA LOS NIÑOS ES LA CIRUGÍA

Además, las obstrucciones en la faringe y las dificultades para respirar también afectan a la población infantil de una forma similar. Las únicas diferencias se encuentran en que los niños “sufren desordenes neurológicos e hiperactividad o déficit de atención”, describe la neumóloga y también miembro de SEPAR y SES, la doctora Maria Luz Alonso.

A su juicio, la prevalencia en este segmento de la sociedad es de “entre el 2 y el 4 por ciento”, afectando a 196.000 niños cada año. Sin embargo, aunque el perfil característico es de un adolescente delgado y de estatura pequeña, son los niños obesos los que más la sufren, ya que “ambas patologías se potencian entre sí”, advierte. Según el estudio NANOS, liderado por esta experta, “el 40 por ciento de éstos niños padecen apnea del sueño”.

En cuanto al tratamiento, los niños revierten la apnea con tratamiento quirúrgico en lugar de con CPAP. La técnica empleada consiste simplemente en “retirar las vegetaciones y las amígdalas del joven paciente”, indica. La tasa de éxito “alcanza entre el 70 y el 80 por ciento”, sentencia. Por último, García Borreguero ha querido subrayar que la apnea del sueño “es una enfermedad fácilmente detectable y prevenible”, por lo que demanda “que la gente se de cuenta de que los ronquidos continuados y los trastornos del sueño durante el día son síntomas” de la enfermedad. En este sentido, Abad se lamenta de que “sólo están diagnosticados entre el 5 y 9 por cientos de los pacientes. Es una cuenta pendiente”, concluye.

Via: lainformación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies.

Uso de cookies

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra política de cookies.

¿Es usted profesional sanitario?

Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿es usted profesional sanitario?