Los niños copian los hábitos fumadores de su entorno familiar.

3.497 lecturas

Los niños copian los hábitos fumadores de su entorno familiar.

La edad de inicio del consumo de tabaco en España está en los 15,9 años, según datos del Ministerio de Sanidad. Y gran parte de esos adolescentes amantes de los cigarrillos habían visto cómo se fumaba en su casa desde pequeños. Al menos esa es la conclusión del artículo ‘¿Por qué fuman los jóvenes?’ publicado en la revista científica ‘Prevención del tabaquismo’ en el que los autores explican cómo los menores que conviven con familiares fumadores incrementan las posibilidades de un consumo temprano de esta droga.

El análisis encabezado por el doctor López Martín de Blas trata de desentrañar las causas por las que un adolescente decide empezar a fumar. Y encuentra tres factores principales. Las campañas publicitarias, que a edades tan pequeñas suponen un gran impacto en su conducta. El nivel socieconómico, ya que según los expertos el consumo se adelanta en estratos sociales más bajos. Y la relación con el entorno familiar más directo. Es en este último punto donde los autores ponen el énfasis por ser el menos tratado, pero con una incidencia trascendental sobre los jóvenes. De hecho los resultados de varios estudios señalan que entre el 70% y 80% de los fumadores universitarios españoles tenían algún familiar con los mismos hábitos poco saludables. Unos datos que para López Martín avalan la relación existente entre el inicio de consumo de los jóvenes y el hecho de que los familiares fumen.

Los padres suponen para los menores una referencia y modelo a imitar. Los niños copian todo lo que ven en su hogar. Al igual que si sus progenitores hacer deporte su interés por esta práctica aumentará, si los niños ven fumar en su casa desarrollarán «una mayor tolerancia hacia el tabaco», según explican en el artículo. Además, recuerdan que algunos estudios muestran que el tabaquismo pasivo en los menores crea una dependencia que favorece el consumo temprano de esta droga. Pero el riesgo sanitario del menor no se limita solo al futuro. Y es que la salud de los niños fumadores pasivos se resiente desde el primer momento. «Los menores que conviven con familiares fumadores desarrollan más problemas de laringitis, bronquitis, etc», explica el doctor Segismundo Solano, coordinador del área de tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ). Por contra, aquellos hogares libres de humo suponen un espacio protector contra el tabaco.

Vía: diariodenavarra

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Última actualización del Web: 2/05/2017 Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies.

Uso de cookies

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra política de cookies.

¿Es usted profesional sanitario?

Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿es usted profesional sanitario?