,

Los médicos recuerdan que el cigarrillo electrónico no debe usarse para dejar de fumar.

cigarrillo electrónico

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) ha emitido un comunicado para recordar a la población que los cigarrillos electrónicos –o ‘e-cigarrillos’– no deben utilizarse para intentar dejar de fumar dado que, aún a día de hoy, no ha podido demostrarse la eficacia para tal fin de estos dispositivos ni los riesgos para la salud asociados con su consumo.

Dr. José Luis Díaz-Maroto, coordinador del Grupo de Trabajo de Tabaquismo de la SEMERGEN: “Debemos dejar muy claro a nuestros pacientes que los cigarrillos electrónicos no se utilicen como ayuda para dejar de fumar. Y es que uno de los graves problemas de estos productos es que todavía no se conoce exactamente su composición, así como tampoco el contenido de las sustancias presentes en el vapor que desprenden”.

Por el contrario, como alertan los médicos de AP, la mayoría de los cigarrillos electrónicos contienen nicotina, “y esta es la sustancia que provoca una marcada dependencia”. No para dejar de fumar

En consecuencia, incide el doctor Díaz-Maroto, “es muy importante comunicar a la sociedad que, cuando un paciente fumador quiere hacer un intento serio para dejar de fumar, el mejor tratamiento es el farmacológico y el apoyo psicológico”.

Y en este contexto, la SEMERGEN lamenta que la nueva regulación de los cigarrillos electrónicos aprobada recientemente por el Parlamento Europeo no haya considerado a estos productos como medicamentos.

Como concluye el doctor Díaz-Maroto, “hubiera sido mejor opción la regulación del cigarrillo electrónico como medicamento para ayudar a dejar de fumar y, en este sentido, que se hubieran pasado todos los controles que se exigen para comercializar cualquier producto medicinal y que demuestren mediante los ensayos clínicos correspondientes que son medicamentos seguros y eficaces”.

Para leer el comunicado de la SEMERGEN, clica aquí.

Vía: somospacientes