La termoplastia bronquial supone una nueva alternativa para mejorar los síntomas del asma grave

5.422 lecturas

La termoplastia bronquial supone una nueva alternativa para mejorar los síntomas del asma grave

La termoplastia bronquial, que consiste en la aplicación de calor a través de un catéter introducido en el árbol bronquial, se puede convertir en una novedosa opción terapéutica para mejorar los síntomas de los pacientes con asma grave que no responden a la medicación convencional, según ha defendido el neumólogo Alfons Torrego, miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

Durante su participación en el marco de la XVI Reunión de Invierno Conjunta de las Áreas SEPAR, que ha tenido lugar en Granada este pasado fin de semana, este experto ha destacado que se trata de una terapia que, a pesar de no tener finalidad curativa, “reduce el número de agudizaciones y de hospitalizaciones”.

Dicho procedimiento, realizado ambulatoriamente, consiste en la aplicación de calor (65oC), generado y controlado por una fuente de radiofrecuencia, a través de un catéter introducido en el árbol bronquial por el canal de un broncoscopio flexible. El objetivo es reducir la cantidad y capacidad contráctil del músculo liso bronquial, mejorando el espasmo de los bronquios.

“Mejora los síntomas de la enfermedad y la calidad de vida de los pacientes”, según Torrego, que además añade que los estudios realizados hasta el momento también reflejan que el efecto beneficioso que obtienen los pacientes de la termoplastia bronquial se mantiene al menos hasta 5 años después de su finalización. En los asmáticos el músculo liso bronquial esta engrosado, pero con la aplicación de calor se consigue reducir su volumen, mejorando la función pulmonar, la calidad de vida, las exacerbaciones y las necesidades terapéuticas de los pacientes con asma”.

El procedimiento se divide en 3 sesiones, separadas por tres semanas entre si: la primera para tratar el lóbulo inferior derecho; la segunda, para el lóbulo inferior izquierdo, y la tercera, para ambos lóbulos superiores. Aunque todavía es pronto para analizar los efectos a medio y largo plazo, existen ciertos datos favorables. “La experiencia en nuestro país todavía es limitada, pero esperanzadora. Los primeros pacientes tratados en España han mostrado una buena tolerancia al tratamiento”, asegura Torrego.

YA LA USAN ALGUNOS HOSPITALES

“Dichos resultados positivos nos animan a seguir trabajando para entender mejor los mecanismos del asma grave y profundizar en el posible papel fisiológico del músculo liso bronquial, así como en su importancia patogénica en los pacientes con asma”, según este experto. El Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona fue el primer centro en realizar dicho procedimiento en España, y actualmente también hay otros centros que la aplican, como el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, la Fundación Jiménez Díaz también de Madrid, y el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona.

En este sentido, seguir investigando en esta dirección permitirá dar conocer de forma sólida cuál es el verdadero impacto de la termoplastia bronquial en el coste-eficacia del tratamiento del asma a largo plazo.

Vía: europapress

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies.

Uso de cookies

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra política de cookies.

¿Es usted profesional sanitario?

Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿es usted profesional sanitario?