“La oxigenoterapia en insuficiencia respiratoria, cuantas más horas mejor”. Dra. MARIA ROSA GÜELL.

152 lecturas

“La oxigenoterapia en insuficiencia respiratoria, cuantas más horas mejor”. Dra. MARIA ROSA GÜELL.

MARIA ROSA GÜELL Consultora sénior del Departamento de Neumología del Hospital de Sant Pau

La oxigenoterapia es una herramienta fundamental para los pacientes que sufren insuficiencia respiratoria, debido, por ejemplo, a que tienen enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Maria Rosa Güell comenta cuáles son las principales indicaciones y ventajas de la oxigenoterapia.

Pregunta. ¿Qué es la oxigenoterapia y para qué tipo de pacientes está indicada?

Respuesta. La oxigenoterapia consiste en la aportación suplementaria de oxígeno al aire que se respira. Este tipo de terapia está indicada en enfermos que sufren insuficiencia respiratoria, es decir, que presentan niveles bajos de oxígeno en la sangre. No quiere decir que tengan ahogo. Hay enfermos que sufren ahogos pero no tienen insuficiencia respiratoria. Los pacientes que sufren enfermedad pulmonar obstructiva crónica, o EPOC, pueden sufrir insuficiencia respiratoria, pero también enfermos que tienen otras patologías.

Para diagnosticar la insuficiencia respiratoria es necesario realizar una analítica que se llama de “gases arteriales” (PO2) y que permite evaluar el nivel de oxígeno y dióxido de carbono de la sangre. Este nivel se ha establecido de forma internacional a raíz de dos estudios clásicos que se realizaron a principios de la década de 1980. El enfermo debe tener un nivel de oxígeno por debajo de 55 mmHg en la PO2 o que esté entre 55 y 60 mmHg en esta misma prueba si presenta otra complicación, como insuficiencia cardíaca, arritmia, hipertensión pulmonar, exceso de glóbulos rojos…

La necesidad de recibir oxigenoterapia puede venir por diferentes patologías, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfermedades intersticials como la fibrosis pulmonar, bronquiectasias, asma bronquial en fase crónica, bronquitis… o incluso enfermedades extrapulmonares, como la insuficiencia cardiaca, que puede evolucionar hacia insuficiencia respiratoria. Por lo tanto, este tipo de terapia respiratoria está indicada en cualquier enfermo que pueda tener afectación en los pulmones.

P. ¿Qué sistemas de administración de oxígeno se usan actualmente?

R. Se usan diferentes aparatos. Anteriormente, se utilizaban bombonas de oxígeno, y hoy en día tenemos los concentradores de oxígeno y el oxígeno líquido.

P. ¿Qué diferencias presentan estos dos sistemas?

R. Los concentradores de oxígeno separan el oxígeno del nitrógeno del aire del ambiente, para que sólo quede el oxígeno. Son aparatos eléctricos que pueden llegar a un metro de altura. Gastan electricidad y hacen ruido. Por otro lado, no pueden ofrecer más de 3 litros de oxígeno, y muchos enfermos necesitan 5 o 6 litros de oxígeno para conseguir un buen nivel de oxígeno en la sangre.

En cuanto al oxígeno líquido, se trata de un oxígeno que está ultracongelado. Se guarda en forma líquida pero sale en forma de gas. Puede dar hasta 15 litros de oxígeno y no hay que enchufarlo a la corriente eléctrica. Se trata de un robot con ruedas que se conecta a un adaptador que el enfermo lleva en la mochila. No hace ruido. Pero este oxígeno, como está ultracongelado, se evapora muy rápidamente. Se evapora sólo con la temperatura ambiente. Un aparato de 30 litros se puede evaporar en 15 días sin utilizarlo. Y una mochila de 5 litros se puede vaciar en menos de 7 horas, también sin que se use. Presenta la gran ventaja de que los enfermos pueden salir a la calle con esta mochila.

Hay otro sistema transportable, dentro de la categoría de los concentradores de oxígeno. Son eléctricos y también separan el oxígeno del nitrógeno. Permiten movilidad, pero más reducida, puesto que, dependiendo del flujo de aire que necesite el paciente, pueden durar hasta una hora y media, a pesar de que también se pueden usar baterías externas que alargan hasta las 3 horas.

P. ¿Cuáles son los principales retos en este tipo de patologías respiratorias y terapia?

R. Es importante destacar que la mayoría de los neumólogos no ajustan bien el oxígeno. Si un enfermo da 50 mmHg en la PO2 y le pones un litro quizás sube a 55 mmHg, pero no es suficiente. Quizás hay que poner 2, 3 o 6 litros. Es fundamental ajustar la cantidad de oxígeno necesario para saturar bien.

P. ¿Cuál ha sido una de las principales innovaciones que se han producido en los últimos años en este campo?

R. En cuanto a los concentradores portátiles hay uno que es de sistema de válvula a demanda, a diferencia de los de flujo continuo. Es una idea genial, porque sólo da oxígeno cuando el paciente respira, y cuando este espira se corta, y no se pierde oxígeno, que es lo que sucede con los de flujo continuo. Pero no todos los enfermos tienen fuerza para realizar la inspiración suficiente. Y no se puede usar por la noche, porque no se abriría la válvula.

P. ¿Cuál es el grado de eficacia de la terapia de oxígeno?

R. Es el único tratamiento que ha demostrado un aumento de la supervivencia. Esto lo vemos en la práctica diaria. Ahora se ha publicado un estudio noruego sobre una pregunta clave, que es si es mejor llevar el oxígeno 24 horas o 16 horas. El estudio dice que no hay ninguna diferencia. Pero se trata de un trabajo con muchas carencias. Es evidente que cuanto más horas se reciba esta terapia, mejor para los pacientes en aspectos como la supervivencia. En un estudio de los años ochenta, se veía que, en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica, si llevaban el oxígeno al menos 18 horas vivían más que si lo llevaban 12 horas, por la noche o nada. Pero en aquella época no existía el oxígeno portátil, y por eso se estableció un mínimo de 16 horas. Pero ahora, con los sistemas portátiles, creo que el mínimo tendría que ser 24 horas, porque como los pacientes están en movimiento, gastan más oxígeno. Hay que decir, por otro lado, que muchos enfermos no quieren llevar oxígeno fuera de casa porque lo ven como un estigma. Pero es importante señalar que si muchos enfermos recibieran este tipo de terapia las 24 horas del día vivirían mejor. Y es que me gustaría destacar que este tipo de terapias han mejorado mucho. Por ejemplo, hace unos años, a los pacientes hacían muchas insuficiencias cardíacas y poliglobulias, y había que hacer muchas sangrías. Ahora, no hay tanta insuficiencia cardíaca, no hacen falta tantas sangríass y los pacientes viven más.

Vía: gacetamedica

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Última actualización del Web: 2/05/2017 Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies.

Uso de cookies

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra política de cookies.

¿Es usted profesional sanitario?

Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿es usted profesional sanitario?