La OMS asegura que la gente que fuma vive 15 años menos

915 lecturas

La OMS asegura que la gente que fuma vive 15 años menos

El consumo de tabaco es la principal causa evitable de enfermedad y muerte en el mundo. Sin embargo, las personas fumadoras viven en promedio entre 10 y 15 años menos que los no fumadores, según afirman especialistas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y profesionales de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria.

Pero además, la OMS estima que la mitad de los fumadores muere de una enfermedad relacionada al consumo de tabaco, y que cada año mueren 5,4 millones de fumadores. También remarca que, de no intervenirse con medidas de control adecuadas, para el año 2030 el tabaquismo provocará la muerte de 8 millones de personas.

EL TABACO MORTAL

“Una de las principales afecciones causadas por el consumo de tabaco y que preocupa en nuestro país -señala la doctora Ariela Tarcic, coordinadora de la sección Tabaquismo de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria- es la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), que de acuerdo con datos de la OMS, es causante de la muerte de 2,7 millones de personas por año en todo el mundo. Hablamos de una enfermedad progresiva y muy discapacitante, pero prevenible y tratable”.

A través de un estudio epidemiológico organizado por la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria en colaboración con el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias -INER-, llamado EPOC.AR, se encuestó y realizó el análisis de función pulmonar llamado espirometría en sujetos adultos mayores de 40 o más años, y entre los resultados más relevantes se encontró un 37% de fumadores en la población encuestada, con una prevalencia del 14,5% de pacientes con EPOC.

“El costo del consumo de tabaco -destacó la doctora Tarcic- se mide en función de la enorme carga de morbilidad, el gran sufrimiento y las muchas dificultades familiares que ocasiona. La economía también sufre a consecuencia del aumento del gasto sanitario y la disminución sustancial de productividad”.

“El tabaquismo -concluyó la especialista- es perjudicial para cualquier persona, con independencia de su sexo, edad, raza, cultura o educación. Causa sufrimiento, enfermedades y fallecimientos, empobrece a las familias y debilita las economías nacionales. Además, el consumo de tabaco agrava las desigualdades sanitarias y la pobreza, ya que las personas más pobres dedican menos recursos a necesidades básicas como la alimentación, la educación y la atención sanitaria”.

El 31 de mayo de cada año, la OMS y sus asociados celebran el Día Mundial Sin Tabaco con el fin de poner de relieve los riesgos para la salud asociados con el tabaquismo y abogar por políticas eficaces para reducir su consumo.

En la campaña 2017, que tiene por lema “el tabaco es una amenaza para el desarrollo”, la OMS pregona que la industria del tabaco compromete el desarrollo sostenible de todos los países, y propone medidas de lucha contra la crisis mundial causada por el tabaquismo, que deberán adoptar las autoridades y la opinión pública para promover la salud y el desarrollo, al tiempo que llama a los fumadores a abandonar el tabaco o ayudar a reducir su consumo y fomentar los espacios 100% libres de humo de tabaco.

Vía: eldia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies.

Uso de cookies

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra política de cookies.

¿Es usted profesional sanitario?

Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿es usted profesional sanitario?