,

La mejora del diagnóstico reduce hasta el 7% la incidencia de EPOC

Prueba espirometría

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) afecta al 10,2% de la población española entre 40 y 80 años y causa cerca de 18.000 muertes anuales. Pese a la elevada prevalencia se calcula que el infradiagnóstico ronda el 70%. Es decir, seis de cada diez enfermos no saben que sufren esta patología.

Dada su importancia, la EPOC centra buena parte de la actividad del congreso de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) que celebra desde ayer su 48 edición en Gran Canaria. La jornada inaugural servía para desmenuzar los dos estudios epidemiológicos sobre esta enfermedad realizados hasta la fecha en el país y que sitúan a Burgos como la provincia con menor incidencia, al situarse en un 7%. El neumólogo José Luis Viejo Bañuelos, presente en la cita, señaló al respecto que, «sin poder aportar pruebas científicas de las causas de este dato», cabe achacarlo a la «mejora en el diagnóstico» -aspecto que en los últimos años ha centrado los esfuerzos del servicio hospitalario liderado por el propio Viejo hasta 2013- y «también al descenso del tabaquismo».

Con todo, el especialista subrayó que la prevalencia indicada -tres puntos por debajo de la media nacional- se refiere a población general, en la que entre ambos estudios epidemiológicos publicados en 2003 y 2009 se percibe un descenso superior al 2%, mientras que «en mujeres y fumadores» la incidencia es similar a la global e «igual de preocupante». «De hecho en comparación con los resultados de estudios internacionales la cifra de Burgos no es baja. Las diferencias evidencian por lo tanto la enorme variabilidad de esta patología», aclaró. Los resultados de los estudios epidemiológicos revelan que la zona de España con mayor prevalencia es Asturias, con un 17%.

En este sentido, Viejo Bañuelos recordaba que queda aún mucho por hacer y apostaba por reforzar la primera línea de acción, es decir, la respuesta en Atención Primaria. «Es fundamental contar con herramientas que nos permitan actuar cuanto antes porque está demostrado que la atención temprana favorece la evolución del paciente», explicó desde Gran Canaria.

Cabe destacar que la población femenina, colectivo en el que la enfermedad aumenta de forma constante, tiene 13 veces más probabilidades de morir por esta causa. El tabaco tiene mucho que ver: en la actualidad en España ya son más las mujeres de entre 16 y 24 años que fuman que los hombres, un 42,7% frente al 40,8%. Lo recordaba el coordinador del área de EPOC de la SEPAR, Bernardino Alcázar, que en declaraciones a la agencia Europa Press, indicó que esta patología es la quinta causa de muerte entre los varones y la séptima entre las mujeres.

Vía: elcorreodeburgos.com