FORMACION CONTINUADA EN BRONQUIECTASIAS

4.725 lecturas

FORMACION CONTINUADA EN BRONQUIECTASIAS

Un centenar de especialistas analizan en profundidad el diagnóstico y tratamiento de las bronquiectasias.

Madrid, el pasado 15 de marzo de 2012 se ha celebrado la jornada “Formación continuada en bronquiectasias”, avalada por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), y organizada por Praxis Pharmaceutical.

En la rueda de prensa/presentación de esta jornada han intervenido los doctores Javier de Gracia Roldán, Servicio de Neumología del Hospital Universitario Vall d’hebron. Barcelona. Miguel Ángel Martínez García, Servicio de Neumología, Hospital Universitario La Fe. Valencia; Luis Máiz Carro, Servicio de Neumología, Hospital Universitario Ramón y Cajal. Madrid y Montserrat Vendrell Relat, Servicio de Neumología, del Hospital Josep Trueta. Gerona.

Los objetivos de esta jornada según los especialistas han sido dar a conocer a la mayor parte de la comunidad científica las características fundamentales de esta enfermedad, la frecuencia e importancia crecientes de la misma, la necesidad de un diagnóstico precoz y, sobre todo, su manejo; actualizar año tras año la novedades aparecidas sobre la enfermedad en la literatura científica y establecer un marco práctico para asentar los conocimientos adquiridos en las charlas teóricas mediante casos prácticos interactivos y talleres.

El Dr. MIGUEL ÁNGEL MARTÍNEZ ha destacado su ponencia sobre el Score, “hemos valorado casi 900 pacientes, y con el score hemos intentado ver las bronquiectasias desde diferentes puntos de vista y de una forma conjunta, nos solo por la gravedad de la función de los pulmones, sino también por la extensión, por la edad del paciente, la infección bronquial. Con todo esto hemos dado un valor a estas variables, de forma que al sumarlas nos den una aproximación para medir la gravedad de esta enfermedad”

¿QUÉ SON?

Las bronquiectasias son el daño bronquial irreversible y habitualmente progresivo que puede ser producido por más de 150 enfermedades conocidas.

Las formas más frecuentes son las que se producen tras una infección pulmonar, habitualmente una o varias neumonías o una tuberculosis. Hoy en día, y a pesar de todos los esfuerzos por conocer la etiología de las bronquiectasias, en un 30-50% de los pacientes no se consigue encontrar la misma. Es probable que estas formas aún hoy desconocidas sean debidas a infecciones pasadas no recordadas por el paciente, a alteraciones del sistema inmune no descubiertas o al padecimiento concomitante de una EPOC.

Según el DR. MIGUEL ÁNGEL MARTÍNEZ GARCÍA, las normativas vigentes de bronquiectasias corroboran la importancia de hacer todos los esfuerzos posibles por conocer la etiología de las mismas, dado que algunas de las enfermedades que las generan tienen un tratamiento que podría mejorar la evolución de las bronquiectasias.

SÍNTOMAS

Habitualmente la sospecha de bronquiectasias aparece en individuos que son enviados a consulta por un exceso de expectoración, que suele ser de aspecto purulento, sin ninguna causa aguda que lo justifique. En otras ocasiones, los pacientes tienen síntomas más llamativos, como un exceso de agudizaciones en un paciente con EPOC, la aparición, en un análisis de esputo, de microorganismos habituales en las bronquiectasias, como Pseudomonas aeruginosa, o las hemoptisis de repetición.

Los síntomas más frecuentes de un paciente con bronquiectasias son la tos y la expectoración, en ocasiones purulenta o hemoptoica, con múltiples agudizaciones de perfil infeccioso, en las que esta expectoración es aún mayor. A ello se añade –comenta el DR. MARTÍNEZ–, con el paso del tiempo, en especial en las formas no tratadas, un aumento en el tamaño de las bronquiectasias, obstrucción del flujo aéreo con hiperreactividad bronquial, obstrucción de las vías aéreas por moco, la colonización crónica de la mucosa bronquial por microorganismos patógenos que empeora el pronóstico de estos pacientes y, en fases más avanzadas, incluso disnea e insuficiencia respiratoria. Como consecuencia, se va deteriorando de forma progresiva la calidad de vida del individuo que padece las bronquiectasias.

ENFERMEDAD PULMONAR OBSTRUCTIVA CRÓNICA Y BRONQUIECTASIAS

Estudios recientes, alguno de ellos realizados en nuestro país, han observado que hasta el 50% de los pacientes con formas graves de EPOC tienen bronquiectasias. “Lo realmente importante de este hallazgo es que parece que este subgrupo especial de pacientes con EPOC y bronquiectasias tiene unas características especiales, dado que presenta una mayor gravedad clínica y una peor progresión de la enfermedad, y se genera un mayor gasto sanitario como consecuencia de presentar un mayor número de agudizaciones”.

Además, la aproximación terapéutica en este subgrupo de pacientes con EPOC y bronquiectasias es diferente a la de la EPOC sin bronquiectasias, dado que habría que tratar ambas enfermedades. Todo ello hace, en opinión del DR. MARTÍNEZ, que sea recomendable en algunos pacientes con EPOC –en especial en las formas graves de la enfermedad– la identificación precoz de las bronquiectasias mediante la realización de una tomografía computarizada (TC) de alta resolución.

PREVALENCIA

No existe ningún estudio epidemiológico que analice la prevalencia real de bronquiectasias en España; sin embargo, se pueden extrapolar datos de estudios recientes realizados al respecto. Por un lado, recientemente se ha publicado que en EE. UU. la prevalencia de bronquiectasias en individuos mayores de 65 años está por encima de las 1.100 personas por cada 100.000 individuos, 4 veces más que la última estimación realizada en los años 90 del pasado siglo. A estos pacientes habría que añadir aquéllos con bronquiectasias y menos de 65 años, y las bronquiectasias que se han relacionado con la EPOC.

Diferentes autores defienden que hasta el 50% de las formas graves de EPOC presentan bronquiectasias. Un estudio epidemiológico español concluye que aproximadamente el 10% de la población padece EPOC. De ellos, un tercio puede tener formas graves. Con un sencillo cálculo se estima, por tanto, que en España la cifra de bronquiectásicos puede sobrepasar el millón de personas, la gran mayoría de ellas aún no diagnosticadas.

La Dra. Vendrell apunta que la prevalencia es considerable y supone unos costes sanitarios que pueden ser superiores a los generados por la EPOC y los más graves consumen muchos recursos sanitarios por lo que hay que intentar controlar esta enfermedad y tratar de conseguir un diagnóstico precoz.

 DIAGNÓSTICO

Actualmente el diagnóstico de elección para las bronquiectasias es la TC de alta resolución de tórax. No son válidos como diagnóstico los algoritmos de TC que no sean de alta resolución ni la radiografía de tórax. En los últimos años se está observando que se pueden utilizar también para el diagnóstico de las bronquiectasias las TC de baja radiación, que emplea menos radiación ionizante, con las obvias ventajas que esto supone para el paciente.

TRATAMIENTO

Durante el curso, los especialistas presentan los diferentes tratamientos que se encuentran disponibles en España y sobre todo destacan que el tratamiento ha de ser multidisciplinar e integral, dado que las bronquiectasias son una enfermedad multidimensional, es decir, un paciente bronquiectásico precisará, probablemente en algún momento de su evolución, de un tratamiento nutricional, de rehabilitación muscular, de fisioterapia respiratoria, de tratamiento broncodilatador, mucolítico o antiinflamatorio, de tratamiento de sus complicaciones o agudizaciones, o en ocasiones de tratamiento quirúrgico.

Dicho esto, uno de los tratamientos fundamentales a lo largo de la historia natural de esta enfermedad en la mayoría de los pacientes es el tratamiento antibiótico, bien a corto plazo (agudizaciones) o bien a más largo plazo (colonización y, sobre todo, infección bronquial crónica por microorganismos patógenos). El buen manejo de este tratamiento es imprescindible para poder controlar al paciente de la mejor forma posible.

“Hoy en día ya existen en el mercado incluso formulaciones de antibióticos para ser inhaladas que están demostrando una buena efectividad en estos pacientes”, señala el DR. MARTÍNEZ.

Abundando en este tema, el DR. LUIS MÁIZ, que interviene en la mesa redonda sobre tratamiento, explica que el tratamiento de los pacientes con bronquiectasias tiene como objetivo mejorar la clínica y detener la progresión, y se basa en el tratamiento de la etiología, de la infección aguda y crónica, y de la inflamación, en el drenaje de secreciones y en el tratamiento de las complicaciones.

“La base del tratamiento de la infección broncopulmonar de estos pacientes es la terapia inhalada con antibióticos. La principal ventaja de este tipo de terapia es que el aerosol se deposita directamente en el tracto respiratorio, por lo que se pueden alcanzar altas concentraciones de la sustancia aerosolizada en el árbol bronquial y en el lecho pulmonar, con mínimos efectos secundarios”, añade.

Además, el DR. LUIS MÁIZ explica los tres tipos de sistemas de nebulización que existen: nebulizadores ultrasónicos, jet y de malla (también denominados electrónicos). En los nebulizadores de malla el aerosol se genera al pasar el líquido a nebulizar por los agujeros de una malla. Algunos también tienen la posibilidad de incorporar un sistema de grabación del cumplimiento de las sesiones del tratamiento y un sistema para facilitar la enseñanza de la técnica de nebulización. La eficacia de los nebulizadores de malla es superior a la de los jet, con un mayor depósito pulmonar. Son menos voluminosos, más silenciosos y más rápidos que los jet, lo que se traduce en un mejor cumplimiento por parte del paciente.

CALIDAD DE VIDA

Las personas aquejadas de bronquiectasias deben seguir un régimen de vida semejante al que cumplen otros individuos con una enfermedad crónica pulmonar, es decir, pueden llevar una vida esencialmente normal dentro de sus posibilidades siempre que presten especial atención a algunos aspectos clave. Uno de esos aspectos es prevenir en lo posible las agudizaciones, lo que incluye evitar el contacto la exposición prolongada a enfermedades infectocontagiosas de origen respiratorio; no olvidar la vacunación anual antigripal ni, a ser posible, la antineumocócica; acudir con rapidez a su médico en caso de agudización; y llevar unas medidas higiénico-dietéticas adecuadas.

 Vía: acceso

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Última actualización del Web: 2/05/2017 Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies.

Uso de cookies

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra política de cookies.

¿Es usted profesional sanitario?

Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿es usted profesional sanitario?