El tratamiento individualizado en EPOC “no necesita un gran coste ni una gran tecnología”

3.090 lecturas

El tratamiento individualizado en EPOC “no necesita un gran coste ni una gran tecnología”

Más de 350 neumólogos de ámbito nacional e internacional se han dado cita en Valencia en la segunda edición del foro ‘Aire para Vivir’ Los especialistas han abogado por la necesidad de actualizar las estrategias de prevención, tratamiento y seguimiento de la enfermedad para mejorar el abordaje de las necesidades individuales de los pacientes.

En palabras del coordinador del acto, Marc Miravitlles, neumólogo e Investigador del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (Idibaps) del Hospital Clínic de Barcelona, “el objetivo fundamental del encuentro es consensuar entre los profesionales que trabajan en el campo de la EPOC cuál va a ser la estrategia de tratamiento para los próximos años de una enfermedad de tan elevada frecuencia”. Bajo el título ‘Un aire nuevo en EPOC con los últimos avances’, el foro ha abordado diferentes temáticas como: la caracterización de los pacientes, las estrategias de prevención, tratamiento y seguimiento de la enfermedad, el abordaje individualizado del paciente, así como las posibilidades de la telemedicina en las patologías respiratorias crónicas.

Se prevé que en el año 2030 la EPOC sea la tercera causa de muerte en todo el mundo. En España afecta al 10,2 por ciento de la población adulta comprendida entre los 40 y los 80 años y causa 18.000 muertes al año. Además, los datos de prevalencia de la EPOC se ven afectados por un elevado infradiagnóstico. De este modo, se estima que un 70 por ciento de los pacientes desconocen que padecen esta enfermedad. En este sentido, Julio Ancochea, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid, ha destacado que “más de 1.595.000 españoles aún no saben que padecen la enfermedad y, por tanto, no reciben ningún tipo de tratamiento”.

La EPOC se manifiesta generalmente a partir de los 40 años y aumenta con la edad. “Actualmente asistimos a un envejecimiento poblacional progresivo. Por ello, incluso pensando que la prevalencia de la enfermedad pudiera disminuir como consecuencia del control de los factores de riesgo, previsiblemente el número absoluto de pacientes continuará incrementándose en los próximos años”, ha señalado Pilar de Lucas, presidenta electa de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) y jefa de Sección de Neumología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Tratamiento personalizado

Entre los pacientes con EPOC existen características diferenciales asociadas tanto a la progresión de la enfermedad y sus síntomas como a factores socioeconómicos y culturales. En este sentido, el foro ha servido para poner de manifiesto la necesidad de caracterizar a estos pacientes y proporcionar un nuevo enfoque en el tratamiento, adaptado a las necesidades individuales.

Tal y como ha señalado Juan José Soler, presidente de la Sociedad Valenciana de Neumología, director del Plan de Salud en EPOC de la Comunidad Valenciana y Médico adjunto en la Unidad de Neumología del Servicio de Medicina Interna del Hospital General de Requena de Valencia, “la EPOC es ciertamente heterogénea y algunos autores incluso han descrito que existen múltiples pequeñas EPOC. Los pacientes que tienen repetidas agudizaciones (fenotipo agudizador) muestran características diferenciales de aquellos que apenas tienen descompensaciones”.

En este sentido, Soler ha defendido la relevancia clínica de este grupo específico de pacientes que “tienen una peor calidad de vida relacionada con la salud, un mayor impacto en las actividades de la vida diaria, consumen más recursos sanitarios y, además, manifiestan una mayor progresión de la enfermedad y en algunos casos una mayor mortalidad.”

Por su parte, Marc Miravitlles, ha destacado la necesidad de abordar al paciente con EPOC desde la generalidad de las normativas hasta la particularidad, de acuerdo con sus características clínicas y su realidad socioeconómica y cultural. “Podemos acercarnos a cada paciente de manera mucho más personalizada e individual sin necesidad de un gran coste ni una gran tecnología. Se trata de avanzar en las pautas del tratamiento identificando diferentes tipos de pacientes según sus características. El tratamiento personalizado parte de los grandes ensayos clínicos y adapta los resultados a cada paciente de acuerdo con las características individuales y su entorno”.

Telemedicina y tabaquismo

Se estima que entre el 70 y el 80 por ciento del gasto sanitario se destina al tratamiento de las enfermedades crónicas, entre las cuales se encuentra la EPOC. Ante esta realidad, el encuentro ha planteado las posibilidades de la telemedicina en la mejora de la eficacia del sistema sanitario. En el caso concreto de las enfermedades respiratorias crónicas, se ha planteado como retos de futuro el avance en tecnologías de la información, la prestación domiciliaria y el control del cumplimiento de las terapias por parte del paciente. Según Ancochea, “términos como telediagnóstico, teleconsulta, telemonitorización, teleconferencia, e-learning o formación on-line son aplicaciones de la telemedicina que ya forman parte del ejercicio profesional y deben ser aplicadas en el tratamiento integral de la EPOC”.

Por otro lado, se ha recordado que la EPOC es una enfermedad prevenible y tratable. De hecho, es la primera causa de muerte evitable y el tabaco es su principal causante: el 95 por ciento de los pacientes con EPOC son fumadores. El perfil del paciente se sitúa en los varones fumadores por encima de los 50 años. Tal y como ha especificado De Lucas, “en varones mayores de 70 años la prevalencia es superior al 40 por ciento, y sólo en los que han fumado más de una cajetilla diaria alcanza el 50 por ciento. Sin duda estas cifras dan una idea del impacto de la enfermedad en la calidad de vida, en costes económicos y, por supuesto, en la esperanza de vida de la población”.

De acuerdo con el estudio Episcan, la prevalencia de EPOC en hombres se sitúa en el 15 por ciento y en el caso de las mujeres en el 5,6 por ciento, aunque en los últimos años, las cifras muestran un incremento entre las féminas debido principalmente al aumento del hábito de fumar entre ellas. “Las cifras siguen siendo inferiores en la población femenina y, si se mantiene la tendencia actual en la prevalencia de consumo de tabaco en la mujer, es posible que la prevalencia de EPOC entre las mujeres vaya acercándose a la de los hombres” ha señalado la neumóloga. “Creemos que es necesario implementar políticas asistenciales para la atención del fumador porque, desde luego, si el hábito tabáquico decrece, la EPOC también lo hará”.

Vía: publicacionmedica

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Última actualización del Web: 2/05/2017 Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies.

Uso de cookies

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra política de cookies.

¿Es usted profesional sanitario?

Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿es usted profesional sanitario?