“El tabaco de liar no es más sano”

4.573 lecturas

“El tabaco de liar no es más sano”

«En ocasiones el humo que llega al fumador pasivo es más tóxico»

De los catorce profesionales que forman el equipo de Neumología del Hospital Universitario Donostia, ninguno fuma. Quizás porque constantemente ven los estragos que causa el tabaco. Su jefe, Javier Laparra, responsable durante años de la Unidad de Tabaquismo, hace balance del primer año de la Ley Antitabaco. Hemos pasado, dice, del disparate de que se fumase en sitios cerrados como el Velódromo a asumir que se puede ver pelota sin fumarse un puro.

Cada vez veo a más gente liando cigarrillos…

Según las estadísticas, ese tabaco ha aumentado un 200% desde 2007. Es más barato y la gente tiene la falsa sensación de seguridad de que está fumando algo más ‘sano’, porque en algunas cajetillas pone que no tiene aditivos… Pero no es así. La gente confunde lo natural con lo sano, que no son sinónimos. No hay nada más natural que una amanita phaloide. La hoja de tabaco, por su propia composición, tiene una serie de sustancias cancerígenas. Otra cosa es consumirla como lo hacían los indios. Es verdad que estimula, que te deja más espabilado, pero si te fumas 20 cigarrillos al día lo que tienes es adicción y mono.Y luego, con el tabaco de liar las caladas son más profundas, lo que puede generar monóxido de carbono en cifras más altas.

– Según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), el porcentaje de fumadores pasivos ha descendido del 38% al 21% en cuatro años. Un dato positivo para todos los que se ‘fumaban’ los cigarrillos del vecino.

Así como no hay alcoholismo pasivo, el estar al lado de alguien que fuma es un factor de riesgo fundamental para tener prácticamente todas las enfermedades que provoca el consumo activo. Está estudiado que a veces el humo de la corriente secundaria puede llegar a ser más tóxica porque se quema a diferente temperatura que la que se inhala y los carcinógenos en el ambiente son distintos. De ahí la importancia de proteger la salud, sobre todo la de los menores, que no pueden decidir si quieren estar en determinados ambientes o no.

La Separ dice que más del 50% de los menores de 13 años está sometido al humo en su propia casa.

Hasta hace poco el tabaquismo pasivo en el hogar era más nocivo, porque ahora muchos padres dicen ‘fumamos en el balcón’. Es una forma de asumir que tú eres fumador pero no te gustaría que tus hijos lo fuesen. Luego hay cuestiones como tener un hijo asmático, que es una motivación para dejar el tabaco. Hay cantidad de chiquillos asmáticos que ingresan más porque los padres son fumadores. En la medida en que el tabaco sale de casa, mejoran. Porque aunque se fume en el balcón, vas a medir las concentraciones de monóxido de carbono en esas casas y suelen ser más altas que en las de no fumadores. En invierno hace frío, la puerta está medio abierta…

¿Qué balance hace del primer año de la ley antitabaco? ¿Se ha quedado corta?

La ley es positiva teniendo en cuenta de dónde partíamos, aunque creo que no se han atrevido a meter mano en cuestiones como las sociedades gastronómicas. Son privadas, pero de uso público, porque un socio puede meter a diez amigos que fuman. Se comportan un poco como los hoteles, bares…

El Nou Camp, libre de humos.

Separ ha felicitado al Barça. Yo recuerdo, por ejemplo, en un espacio cerrado como el Velódromo a la gente fumando en las ‘Seis horas de Euskadi’, mientras abajo la gente hacía deporte. Eso era un disparate. Y ahora hemos asumido con total naturalidad que no se puede fumar en el frontón, con la asociación que había entre la pelota y el puro. Antes se fumaba en los autobuses, los maestros en la escuela… Ahora los chavales saben cuál de sus profesores fuma porque huele a tabaco, pero que vean que es una cosa que no se puede hacer en clase, un poco marginal, está bien.

¿Fumar ha dejado de ser algo atractivo?

Ha dejado de ser tan atractivo, pero la industria sigue gastando mucho dinero en unir imágenes, el sex-appeal de fumar, tomar copas, la noche, las vacaciones, el relax, el peso de las mujeres… La industria es un poder fáctico.

Si tan malo es, ¿por qué no lo prohiben?, se preguntan algunos.

Porque no se puede prohibir una cosa que hace el 30% de la población. Sería como la ley seca. Sólo hay un país, que yo sepa, donde por ley no se puede fumar: Bután. La industria tabaquera hace un producto legal con muchos impuestos.

Los fumadores dicen que dejan mucho dinero a las arcas públicas.

Por ley, un mínimo del 70% de precio del tabaco que se vende en Europa son impuestos. ¿Qué hacen las marcas? Rebajar sus propios costes para que el producto final sea muy barato, porque por cada 10% que aumenta el precio, el consumo baja el 4%. Y si bajas el precio, el consumo sube. El fumador lo que ve es que de los 4,20 euros que paga por un paquete 3,50 va al Estado. Eso es así. Imagínate lo barato que es el tabaco. Calculo que el coste del producto será inferior a los 10 céntimos. En 2010, España recaudó 9.500 millones de euros por impuestos de tabaco. Pero solo lo que cuestan seis enfermedades relacionadas con el tabaco, de las más de 25 que hay, se llevan el 80%. Por lo tanto, si eres Hacienda, tienes que pasar lo recaudado a Sanidad para atender a los fumadores.

Mejor dejarlo antes de enfermar. ¿Qué beneficios se perciben?

Si se deja de fumar, uno empieza a saber cómo huelen las cosas. A menos que haya una obstrucción muy severa, la función pulmonar se recupera en relativamente poco tiempo. A partir de un año se equipara el riesgo de cardiopatía isquémica y, partir de los diez, el de cáncer de pulmón… Todo ello sin olvidar que está mal visto y que se asume un riesgo personal. En los Estados Unidos, por ejemplo, en una entrevista de trabajo como sepan que eres fumador es probable que no te cojan. Suelen hacer un test de monóxido de carbono y prefieren a los no fumadores, porque el seguro de vida del fumador es más caro. Además, teóricamente, el no fumador va a dar menos problemas: menos bajas, catarros, posibilidades de hospitalización… Y dentro de poco llegará la medicina del genoma. En Estados Unidos, enviando una muestra de tu saliva por correo, y por 10.000 dólares, te hacen tu genoma. Es la medicina personalizada, preventiva del futuro.

¿Y qué se ve en el genoma?

Las posibilidades que tienes de tener el gen de determinadas enfermedades que hoy por hoy están identificadas. Se sabe que el tabaco activa procesos genéticos que sin fumar no se activarían. Aquí vemos casos. Si eres portador de una anomalía genética lo más probable es que no te pase nada, pero si tienes la anomalía y fumas, es probable que con 50 años tengas un enfisema severísimo, como si tuvieras 75. Hay factores externos, como el tabaco, que contribuyen al deteriorio genético. ¿Por qué hace 20 años no éramos tan pesados con el tabaco? Porque no teníamos el conocimiento de ahora. El tabaco no tiene el ‘margen de seguridad’ del alcohol. El alcohol, con el consumo que hace el 96% de la gente, no provoca adicción. Con el tabaco, solo el 3% de los fumadores son ocasionales. Son la envidia del resto.

Dejar de fumar, ¿por dónde empezar?

Ahora hay más facilidades. Cualquiera tiene un médico de cabecera, una enfermera… en el centro de salud que le puede dar el empujoncito. La sanidad tiene una red tejida para echar una mano. Luego habrá quien diga que los fármacos para dejar de fumar cuestan un dinero, y es cierto, pero también los cigarrillos cuestan.

Autora: ANE URDANGARIN

Via: diariovasco

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Última actualización del Web: 12/03/2017 Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies.

Uso de cookies

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra política de cookies.

Descárgate la Nueva Guía

Cómo publicar Artículos en Revistas Biomédicas de impacto.

Una Guía fácil y práctica para evitar los rechazos.

Adaptado para especialistas de Aparato Respiratorio

Dra. Marta Pulido

imatge petita

¿Es usted profesional sanitario?

Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿es usted profesional sanitario?