Deporte y tabaco, esa extraña pareja

616 lecturas

Deporte y tabaco, esa extraña pareja

Una deportista española de primer nivel afronta una competición importante con máximas opciones de victoria. Se dispone a calentar pero, antes de entrar en el pabellón, para relajarse, enciende un cigarrillo y se lo fuma con naturalidad a la vista de sus compañeros. Otro campeón ya retirado, también de brillante historial internacional y ahora en cargos de gestión, abandona una reunión para salir un rato a fumar a la calle. Lo hace varias veces a lo largo de la jornada.

Villa Olímpica de Río de Janeiro. Varios compañeros de una delegación se esconden en una escalera para echar un cigarro. Luego comparten un paquete de chicles para disimular el olor a tabaco en el aliento. Por esa escalera pasan al menos miembros de sus equipos de baloncesto, balonmano, hípica, tiro, rugby y natación, hace memoria un testigo. Son escenas reales, solo un puñado de ejemplos de los muchos que conoce cualquier persona cercana a los deportistas. Casos que muestran una realidad sorprendente: son muchos los deportistas ya retirados que se convierten en fumadores habituales, pero no son pocos los que tienen ese hábito aún estando en activo.

Menos raro es que, por una cuestión de imagen que incluso podría perjudicarles en sus contratos de patrocinio, ninguno de los fumadores deportistas quiera hablar abiertamente de ello. “Sí, fumaba. Pero eso era antes. Ahora soy ya exfumador”. “No quiero comentarlo. Mi mujer cree que lo he dejado”. “Los entrenadores lo saben, pero miran para otro lado”. Son algunas de las excusas que argumentan los fumadores para mantener su secreto.

Pero, preguntados por si conocen a deportistas de élite que fumen, los propios atletas o sus técnicos siempre responden con la misma palabra: “muchísimos”. El 4 de febrero, Día Mundial del Cáncer,se ha sabido que la incidencia de esta enfermedad en España ha sobrepasado ya las estimaciones hechas para 2020. El tabaco es, como se conoce, uno de los principales factores de riesgo. Regina Dalmau, miembro de la Fundación Española del Corazón y presidenta del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, señala que los deportistas no pueden llamarse a engaño: el tabaco no les hace menos daño por el hecho de que se entrenen todos los días o sigan supuestamente otros hábitos saludables en su vida cotidiana.

“El tabaco es pernicioso para cualquier persona y llama la atención que un deportista, que en general está muy preocupado por su salud, decida ponerse a fumar. Para tener un alto rendimiento físico o deportivo es necesario un buen sistema cardiopulmonar y el tabaco es muy mal amigo”, dice Dalmau. “Durante años el tabaco puede no darte a sensación de que te esté causando algún perjuicio, pero el daño se va acumulando aunque sea silente”, añade la doctora, quien recuerda que “es tóxico a muchos niveles y eso es extrapolable a todos, a los deportistas también”.”La nicotina es muy adictiva. Es pura química, te va convirtiendo en un adicto”, dice. Regina Dalmau opina que no hay unos deportes que ‘toleren’ mejor el tabaco que otros. “Es malo en cualquier deporte. Todas las modalidades necesitan un alto rendimiento cardiopulmonar, por mucho que haya unas en las que se consuma más oxígeno”, subraya.

Sobre el hecho de que ninguno de los fumadores quiera hablar en público de su hábito, Dalmau ve en ello un síntoma positivo: “Al menos hemos conseguido que algo que antes era socialmente aceptado ahora se vea como un estigma. Si la gente joven lo ve así, avanzamos”.

La especialista recuerda que el tabaco “tiene un importante efecto trombogénico, acelera los procesos de arterioesclerosis, merma la capacidad respiratoria y aumenta el riesgo de EPOC, añadido a toda la tipología tumoral“.”Es un espectro muy grande de problemas que pueden condicionar la carrera de un deportista e influir en la competición”, agrega. “muchos deportistas de élite tienen asma por esfuerzo y si, además, fuman, esto favorecerá que tengan ataques agudos de esta enfermedad”.

La atleta Loles Vives, de 59 años y con 47 de carrera deportiva, experta en temas de salud relacionados con la dietética y la nutrición, considera que la figura del deportista fumador es “ocasional”. Pero advierte de que puede hacer un gran daño. “Lo que veo peor es la imagen que da un deportista fumador, el mensaje que da a la gente joven. Es horrible. Fumar es de las peores cosas que hay para la salud. Ver a un deportista fumar puede incitar a hacerlo a los jóvenes que le tienen como ídolo”, apunta la plusmarquista mundial de 60 m. en la categoría W-55.

“En mi época quizá se fumaba más. Lo veíamos con más normalidad. No se tenía la información del daño que causa”, dice Vives, que en 1979 fue la primera española en bajar de los 12 segundos en los 100 metros. “Está claro que, si eres deportista, fumar no va contigo. Entiendo que si es un día, no pasa nada. Pero que no es bueno, eso es seguro. Aunque sean solo uno o dos cigarrillos al día, seguro que te van haciendo un daño”, comenta Vives, también entrenadora personal.

Autora del libro ‘Pacta con el diablo’ -sobre las posibilidades que ofrecen el ejercicio y la vida sana para detener el envejecimiento biológico-, señala que “en deportes de fondo, la capacidad respiratoria y el volumen de oxígeno es esencial, más que en disciplinas como saltos o lanzamientos”. “Pero aquí depende del tipo de entrenamientos, porque en invierno también se trabaja mucho la resistencia. Aunque no es la base del entrenamiento, sí es algo puntual en pretemporada”, indica.

“En cualquier caso, el tabaco es un tóxico y no solo afecta el sistema cardiorrespiratorio, sino a todo el organismo: arterias, piel, huesos, órganos sexuales… sin distinguir si es de un deportista o no. Los daños son los mismos para todos”, incide Vives.

Autora: Natalia Arriaga

Vía: lavanguardia

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Última actualización del Web: 12/03/2017 Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies.

Uso de cookies

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra política de cookies.

Descárgate la Nueva Guía

Cómo publicar Artículos en Revistas Biomédicas de impacto.

Una Guía fácil y práctica para evitar los rechazos.

Adaptado para especialistas de Aparato Respiratorio

Dra. Marta Pulido

imatge petita

¿Es usted profesional sanitario?

Esta información está dirigida exclusivamente a los profesionales sanitarios facultados para prescribir o dispensar medicamentos y que, por lo tanto, es necesaria una formación especializada para su correcta interpretación.
¿es usted profesional sanitario?